5 de noviembre de 2017

DAORINO ES UN PUTO NAZI


¿Cuántas veces se dirá nazi al día? ¿Habrá alguien que no piense en nazis? Es decir, ¿habrá alguien libre de nazis? Los ames o los odies los nazis históricos y/o Made in Hollywood han robado la mente y el corazón de todo el mundo. Los nazis son la gran obsesión. Nazis por todas partes. Hasta el cantar de los pájaros es nazi. No hay escapatoria. De alguna forma los nazis han vencido. Algo se derrota de verdad cuando ya no piensas en ello: cuando se ha pasado página.


Todo nacionalismo es tildado de nazi porque amarse a sí mismo está muy mal visto, de la misma forma que están mal vistos los nazis. En realidad la modernidad te dice que tú no debes pertenecer a ti mismo, sino que debes regalarte sin más a todo el mundo; porque tu origen importa poco y tu destino lo va a dirigir la deriva universal de la humanidad.


La individualidad dirigida es la sensación de libertad que el sistema te da para que pienses que compras lo que realmente necesitas cuando anima a tus deseos a ser tu nuevo amo. El deseo es un nazi, un tirano, y el sistema pone a trabajarlo para que no pienses en algo bueno para ti.


Si los nacionalsocialistas hubiesen ganado la guerra imagino que se verían comunistas por todas partes. ¿O no? No, no creo, los nacionalsocialistas no eran de derechas, o no los de verdad. No obstante, posiblemente verían judíos por todas partes o rusos por todas partes, quién sabe. Los que ven comunistas todo el tiempo son los liberales, y como decirles comunistas en esta época no suena despectivo, pues también les llaman nazis.


Hay tantos nazis por ahí. No entiendo por qué ser nazi no se ha vuelto algo normal, pues todos somos nazis. Puigdemont es nazi, Rajoy es nazi, Trump es nazi, el Papa es nazi, hasta los judíos son nazis... mi abuela en paz descanse era nazi, mi novia es nazi… y el perro y la perra de mi vecina también lo son. Así que no entiendo porque no se normaliza algo tan extendido como ser nazi.


La exclusividad del nacionalsocialismo no reside sólo en que es un producto surgido de la idiosincrasia alemana, sino que es exclusivamente una reacción nacional contra el poder judío. Y eso el judío nunca lo va a perdonar.


Decir que Hitler no era nazi… bien, no quiero insultar vuestra inteligencia, pero joder, los nazis de ahora no son ni la sombra de lo que fue este hombre tan maldecido. ¡Qué clase! ¡Qué oratoria! ¡Qué bien pintaba a pesar de las mentiras al respecto!¡Y qué bien vestía! Vamos, que los nazis de ahora, que somos todos, somos una mierda. No sé, lo dejo caer, igual podríamos aprender algo de Adolfo.


La carrera espacial norteamericana y rusa pertenece a los nazis. Y ni insinuar que los nazis hicieron algo bueno. Tabú.




Texto de interés: CULPABLES PARA SIEMPRE