30 de abril de 2010

MI LUCHA


NOTA: El autor de este blog, de ser cierto, condena el Holocausto, además de todo tipo de genocidio; pero defiende, en la misma proporción que condena lo anterior (y son proporciones inabarcables), el derecho a todas las razas y pueblos a existir y a defenderse ante las agresiones externas. Por otro lado, condeno la censura que imprimen siempre los vencedores en la historia y la falsificación que de ella hacen, así como la moralización de ésta y la pérdida de toda objetividad y rigurosidad.

Λ Λ Λ Λ Λ Λ Λ Λ Λ


Por fin me he leído el Mein Kampf, escrito por Adolf Hitler Pöltz. Sin duda me he leído una edición mediocre, con faltas de ortografía y errores de expresión incluso, no sé si por incompetencia de los editores o de forma premeditada. He aquí los datos de la edición.
Adolf Hitler, MI LUCHA (Mein Kampf: discurso desde el delirio). Colección «Ave Fénix Histórica» nº16, Barcelona, año 2003. Traducción de Sandra Schenker.
Me he tenido que conformar con lo que hay al haberme sido imposible hacerme con una edición como mínimo correcta. Pero a pesar de ser una edición mediocre me ha hecho pasar buenos ratos y ver la visión del demonizado fuhrer alemán: chivo expiatorio por excelencia de (casi) todo. No obstante, sería una ingenuidad pensar que la traducción está hecha con buena conciencia y no con la intencionalidad de falsificar párrafos, cambiar alguna palabra por otra o sesgar la obra.

Como bien es sabido Mi Lucha fue escrito en la prisión de Landsberg tras haber sido encarcelado por una intentona de golpe, inmortalizado en la historia como putsch de Bürgerbräu. En la prisión escribió el libro del que voy a hablar, espero que con la máxima imparcialidad y profundidad. Así que sigamos desmontando la edición y a Sandra Schenker, mujer a la que no he podido poner una cara, traductora de la edición que tengo entre manos y autora, igualmente, de la pequeña introducción; o así creo, pues no viene firmada.

Para empezar, Mi Lucha viene subtitulada de la siguiente forma: "Mein Kampf: discurso desde el delirio". Una vez acabada la lectura, para no precipitarme en juicios, me dije a mí mismo que discursos delirantes hay muchos pero no precisamente el del líder nacionalsocialista. Al contrario, veo un discurso sensato, acorde a su época -donde el antisemitismo no era propiedad de las NSDAP, sino de multitud de personajes y fuerzas políticas de diversa ideología (muchos de esos personajes y fuerzas políticas han sido exonerados y salvados en el presente, ya sea por omisión o mediante buena propaganda)-, además de colmado de amor y sinceridad hacia su pueblo, cultura y raza, es decir, hacia su grupo étnico.

En la introducción se dice lo que sigue en uno de sus apartados (Págs. 7, 8). 

-Entre líneas aportaré reflexiones propias-

DE LA OMISIÓN DE LA HISTORIA A LA CORRIENTE REVISIONISTA
Algunos libros como Mi Lucha han sido prohibidos o no recomendados con la intención de dejar constancia patente del rechazo a las tesis defendidas en ellos. Pero esconder datos sobre la historia no hace más que crear mitos, falsos mitos.
- Estoy deacuerdo. Una de las pocas cosas sensatas dichas. En cuanto a tesis rechazadas se referirá en concreto al racismo exacerbado, cosa cierta en el nazismo; racismo no menos cierto, aunque bajo otros presupuestos, que en el progresismo o en el cristianismo o... ideologías o doctrinas que rechazan igualmente lo diferente para reducirlo a un "igual", a una inmensa masa de individuos indiferenciables a escala global.
Y en este ambiente mítico ha surgido la corriente revisionista.
La corriente revisionista pretende que el holocausto nazi no existió o por lo menos que no alcanzó tan desorbitadas dimensiones. Pretende que «la fantasía del holocausto» no fue más que una trama de los judíos para lograr establecer el Estado de Israel.
- La corriente revisionista ha aportado datos objetivos que ponen en duda la realidad que nos venden los vencedores de la guerra. Si tan convencidos están de los crímenes del nazismo ¿por qué no dejan que se estudie libremente?, ¿por qué hay tanto interés por parte de los propios judíos en ser víctimas de todo? Si escribís "negacionismo" o "revisionismo" en cualquier buscador podréis encontrar muchas lecturas y videos para leer y ver siempre de forma crítica.
Esta corriente: reduce el número de víctimas de seis millones a medio millón; niega la existencia de los campos de exterminio y, así, afirma que Auschwitz no fue más que un campo de trabajo y que los hornos crematorios, que todavía hoy se pueden visitar, fueron construidos después del fin de la Segunda Guerra Mundial para desprestigiar a los nazis…
- Se niega precisamente por el oscurantismo que se mueve en torno a todo el asunto. Hoy se estima que hay entre 12 y 15 millones de judíos en todo el mundo. En 1933, según datos del enlace que podréis leer a continuación, la población judía en Europa era poco mayor de 9 millones.
De ahí que yo vea, como muchos, exagerada la cifra de 6 millones de judíos muertos a manos de los nazis en sus campos. O es exagerada o los nazis fueron muy pero que muy eficaces. En todo caso da igual que murieran seis millones o dos judíos, el matar por motivos de raza o cultura es despreciable y lo condenaré siempre. Aún así, en muchas informaciones se duda de los hornos crematorios y cámaras de gas… y por eso te meten en la cárcel. Los afirmacionistas deben tener algo escondido para querer evitar a toda costa que se investigue El Holocausto.
La prohibición directa o indirecta de ir a las fuentes del nazismo impide comprender su tono, impide enfrentarse a la corriente revisionista con el conocimiento necesario para la crítica.
- Este párrafo es muy ingenioso. Precisamente son los que no niegan el holocausto, los que hacen caso de todo lo que se dice, quienes son víctimas de los reproches de los revisionistas y negacionistas. No hay ningún investigador afirmacionista que haya estado en la cárcel o sufrido persecución mediática y difamación. De hecho, está tipificado como delito negar el holocausto en diversos tribunales de todo el mundo. Ejemplo:
Condenan a cinco años de prisión a negacionista austríaco detenido en España

Una vez más la libertad de opinión queda desacreditada. ¿Cómo es posible que pase esto en un Occidente que se vanagloria de sus logros en el terreno de la libertad? Está claro que te dejan departir hasta que no eres incómodo. A mi parecer, si querían castigar o desacreditar a los negacionistas, no lo hacen precisamente mandándoles a la cárcel o multándoles, eso, si acaso, da alas a los negacionistas y hace sospechar que la verdad no es como nos la detallan.
Las pruebas de la gravedad del holocausto pueden manipularse, pero no el exaltado tono de los discursos del nacionalsocialismo.
- El mismo tono exaltado de Hitler y sus discursos era algo tan común en la época en tantos otros líderes que no lo veo como argumento contra los nazis.
Ahora parece que incluso Hitler era políticamente correcto. Ahí van dos de sus frases que demuestran su racismo y su obsesión por el mejoramiento de la raza:
«El Estado declarará impropio para la reproducción a todo aquel que se halle evidentemente enfermo o padezca de incapacidad hereditaria, respaldando su actitud con la acción». (Hitler, Mi lucha, «El Estado»)
«Considérese cuán funestas son las consecuencias que a diario trae consigo la bastardización judaica de nuestro pueblo y reflexiónese también que este envenenamiento de nuestra sangre, sólo al cabo de los siglos -o tal vez jamás- podrá ser eliminado del organismo nacional. Millares de nuestros conciudadanos pasan como ciegos ante el hecho del emponzoñamiento de nuestra raza, sistemáticamente practicado por el judío». (Hitler, Mi lucha, «La farsa del federalismo»)
- ¿Qué Hitler parece ahora políticamente correcto? Ya vemos quién desvaría y a qué se refería lo de "discurso desde el delirio", a casi toda la introducción.

El enfoque de Hitler en su libro es claramente racista y xenófobo. Para Hitler, la raza y la nación van unidas, odia tanto al no ario como al extranjero de cualquier nacionalidad que no sea la alemana o de la órbita germana; con ese enfoque "racio-nacionalista" no solamente adquiere la raza un componente nacional sino que la propia nacionalidad encierra en sí lo que es la raza (se habla de raza alemana, raza checa, raza rutena…). Pero eso se destila en el discurso, un discurso para exaltar a las masas y favorecer un espíritu de orgullo nacional y de amor a la patria, algo de lo que carecen hoy desgraciadamente los españoles. En la práctica bien sabemos que Hitler no escatimó esfuerzos en crear alianzas tanto en el mundo musulmán como en Oriente. Pero ante todo era antisemita, y a pesar de ello en el libro no se desprende ninguna muestra o prueba que dé verosimilitud a La Solución Final. En la contraportada se dice: "El argumento más efectivo contra las corrientes revisionistas que niegan el holocausto es el mismo Mein Kampf". Pues no, este libro no me parece un argumento válido para los vencedores de la guerra. En Mi Lucha solamente leo la voz de un hombre embargado por el amor a su patria y a la historia que le antecede, un hombre concienciado en la importancia de la sangre, del pueblo y del trabajo. Por otro lado, se pueden entrever los deseos de venganza de muchos alemanes tras la derrota en la Primera Guerra Mundial y el mal llamado Tratado de Paz de Versalles, tratado abusivo e injusto con el que los vencedores se cebaron contra Alemania.
«Estaba convencido de que el Estado se había impuesto la misión de contener y obstruir la acción de todo alemán realmente grande, apoyando, por el contrario, todo aquello que fuese antialemán. Yo detestaba la mezcla de razas que se exhibía en la capital (se refiere a Viena), odiaba aquella abigarrada colección de checos, polacos, húngaros, rutenos, serbios, croatas, etc., y, por encima de todo odiaba a los judíos, ese fangoso producto presente en todas partes: judíos y siempre judíos». (Pág. 51)
Cuando digo que el libro está escrito sensatamente tengo mis motivos: Hitler argumenta sus postulados, no parecen dictados precisamente por un lunático o un enfermo mental. Incluso justifica su antisemitismo y explica cómo llego a tal extremo. Llegó a tal extremo al darse cuenta de que los judíos no eran alemanes, sino extranjeros que mediante el sionismo pretendían un Estado propio. Los judíos, pues, no lucharían por Alemania y ningún estado que no fuera el propio, sino por el interés de su raza, de su cultura y nada más: o Israel o el dominio mundial (hoy sabemos que las dos cosas). Los judíos son el pueblo más resistente sobre la faz de la tierra, de eso no cabe duda y hasta el propio Hitler lo destaca. Cabe enfatizar en que casi existen tantos judíos en Estados Unidos como en Israel… y bien es conocida la orientación política internacional que tiene el gobierno norteamericano. Por otro lado, en aquella Alemania pre-nacionalsocialista (anterior al triunfo de las elecciones de 1933) era más que evidente el control que los judíos tenían sobre la economía y los medios de comunicación, lo que contribuía a la desconfianza de los gentiles: ¿por qué una raza extranjera quiere hacerse con todo el control de las finanzas y de los medios de comunicación? Además, el bolchevismo estaba a la vuelta de la esquina y bien es sabida las connotaciones judías que tiene dicha ideología, a pesar del antisemitismo de muchos de sus dirigentes. Si el cristianismo es la religión judía para los gentiles (es decir, para no judíos), el marxismo es ideología judía para los dichosos gentiles. Una relación muy imprecisa pero que puede servir para ilustrar toda la influencia judía tanto en lo ideológico como en lo religioso ya actúe o no la raza judía directamente.
«(…) Las oficinas estaban llenas de judíos. Casi todos los empleados eran judíos y casi todos los judíos eran empleados. Sorprendíame aquella muchedumbre de combatientes de la raza escogida y no podía menos que comparar su elevado número con la escasez con que esta raza estaba representada en los campos de batalla.
En el mundo de los negocios era todavía peor. La nacionalidad judía se había tornado allí verdaderamente "indispensable"». (Pág. 75)
En nuestro país, sin conciencia de Estado ni siquiera en nuestros gobernantes (que parecen más administradores de una ONG), donde la nacionalidad se le da a cualquiera, se está dando un grave caso de "bastardización", tal como lo consideraría Hitler. El Universalismo, que está aglutinando y destruyendo todas las identidades culturales y raciales, contribuye a que cualquier persona pueda ser de donde sea sin importar quién es él y de dónde viene. La humanidad no es una nacionalidad, sino un concepto zoológico y antropológico que define la diversidad cultural y racial del planeta. El Universalismo es el etnocentrismo globalizado: una cultura y una raza para todos. Y Hitler se planteaba, ¿quién puede ser alemán?:
«Apenas si es posible figurarse que exista alguien capaz de suponer que un negro o un chino, por ejemplo, puedan convertirse en alemanes porque hayan aprendido esta lengua y estén dispuestos a hablarla por el resto de sus días y a votar por algún partido político alemán. Semejante proceso equivaldría a un principio de bastardización de nuestra raza y no sería en este caso germanización, sino por el contrario la destrucción del elemento alemán.
Desde el momento en que la nacionalidad, o mejor dicho la raza, no es una cuestión de idioma sino de sangre, sólo sería posible hablar de germanización si el proceso pudiese alterar la naturaleza de la sangre de la persona a él sometida. Esto no obstante, es imposible. Por consiguiente, para que tuviese lugar la germanización, sería indispensable la mezcla de la sangre, la cual equivaldría a rebajar el nivel de la raza superior». (Pág. 134)
Para Hitler era de especial interés educar a su pueblo en el deporte. El deporte despierta el espíritu de lucha y de sacrificio. En la actualidad observamos cómo mediante los entretenimientos, la comida basura y el adocenamiento de la sociedad, componentes nefastos de la vida sedentaria moderna, la ciudadanía se inmola. Hitler demostró que la inculcación de grandes valores hacía a un pueblo fuerte, que despertaba de él una voluntad capaz de todo. Hoy en día, lo único capaz de levantar esa voluntad es el dinero, y no por su patria, sino por sí mismo y los plutócratas: todos los días pensamos en lo dinerario, más que en sexo incluso, lo que es lamentable y rúbrica de una vida ruinosa y decadente. En la época del nacionalsocialismo tengo entendido que sólo el 7% del salario era lo que todo alemán invertía en una vivienda. Hoy supone una barbaridad que me da vergüenza poner. Volviendo a lo primero, cabe destacar como curiosidad cómo Hitler gustaba del pugilismo como deporte:
«En las escuelas de un Estado nacional habrá de dedicarse más tiempo al ejercicio corporal. No deberá transcurrir un solo día sin que un muchacho no consagre al menos una hora al adiestramiento físico, así de mañana como de tarde, en forma de juegos y de gimnasia. Hay un deporte en particular que no se ha de excluir de ninguna manera: el boxeo. Apenas si es posible creer lo falsas que son las ideas imperantes sobre éste entre las personas «educadas». Suponen tales personas que es natural y honroso para un joven aprender esgrima y batirse en duelo, pero mirar como una grosería el boxeo. ¿Por qué? No existe deporte alguno que estimule tanto como éste el espíritu de ataque; requiere una decisión rápida como el relámpago y templa y agiliza el cuerpo. Y el hecho de que dos jóvenes resuelvan sus disputas trenzándose a puñetazos, no es en modo alguno más grosero que sí lo hicieran empleando al efecto una pulida hoja de acero». (Pág. 142)

Para el tercer Reich era muy importante la propaganda. En el propio libro, en la introducción, se le echa en cara al movimiento nacionalsocialista el hecho de que toma a la ciudadanía, es decir, a la masa popular, como a un conjunto manipulable y estúpido. ¿Acaso no es así? Pero es que esa perspectiva existe en cualquier ideología realista, y más en aquella época, cuando no habían tantos cortapisas a la hora de expresarse: antes había mayor claridad en los mensajes. Hoy en día es más que latente el borreguismo, y ese borreguismo es una demostración objetiva de esa estupidez y maleabilidad de la masa. Por otro lado, construir una propaganda que llegue al menos inteligente de los individuos es una muestra del talante popular y proletario del movimiento nacionalsocialista y que éste no excluía a ningún alemán fuera cuáles fueran sus capacidades.

Se habla de demagogia, de manipulación… La manipulación existe allí donde no se reflexiona sobre la información recibida o cuando uno se deja llevar por las emociones. En todo caso, no entiendo por qué se condena el ejercicio de la demagogia cuando es algo inherente en la política actual y de siempre. No hay política sin demagogia. La política discursiva que ha conocido el hombre siempre ha consistido en desparramar halagos, en la esperanza… todo político es un demagogo. Pero hay dos tipo de demagogia (en el plano emocional), una que miente y otra que dice la verdad, una que lucha por los verdaderos sentimientos que transmite y habla con el corazón y otra que lo hace de forma ladina, engañando y aprovechándose de la masa estúpida que conforma la sociedad. Nadie podrá negar que el tercer Reich no fue una época de prosperidad para Alemania y sus ciudadanos, lo mismo que el fascismo para Italia. ¡Oh, pobres borregos! Es verdad que Hitler utilizó a su pueblo pero todo pueblo elige a su gobernante para ser utilizado por el bien de sus propios intereses, ¿acaso no ocurre eso en nuestra democracia? Una política no demagógica, es decir, una política basada en argumentaciones, en la crítica constructiva y en lo intelectual donde se cultivara la razón (de la sensata, de la que está en el mundo, no la de "ideas universales" -los universalistas son platónicos modernos), una forma de ser político que en definitiva abogara a la inteligencia en lugar de a las emociones, sólo sería posible en sociedades donde la masa social fuera lo suficientemente educada y responsable, además de comprensiva, inteligente e intuitiva. Sin embargo, la sociedad que existe en la realidad es muy diferente de lo que muchos fantaseadores idealistas creen, la sociedad es maleable e ingenua, además de muy estúpida (no es un insulto, sino una palabra descriptiva de la sociedad). Queda mucho para que se alcance la mayoría de edad.
«Toda propaganda debe ser popular, adoptando su nivel intelectual a la capacidad respectiva del menos inteligente de los individuos a quienes se desee que vaya dirigida. De esta suerte, es menester que la elevación mental sea tanto menor cuanto más grande sea la masa que deba conquistar. Si se tratara, como acontece con la propaganda destinada a llevar adelante una guerra, de reunir a toda una nación en torno a determinado círculo de influencia, jamás se podría poner suficiente cuidado en evitar un nivel excesivamente alto de intelectualidad.
La capacidad receptiva de las multitudes es sumamente limitada y su comprensión escasa; por otra parte, tienen una gran facilidad para el olvido. De modo que toda propaganda, para que sea eficaz, se debe limitar a muy pocos puntos, presentándolos en forma de gritos de combate repetidos hasta que el último hombre haya interpretado el significado de cada uno. Si se sacrificara este principio al deseo de presentar la propaganda bajo múltiples aspectos, ésta perdería su efecto, ya que la muchedumbre resulta impotente para dirigir y asumir el material que se le ofrece; además se debilitaría, acabaría perdiendo su eficacia». (Pág. 70)
Para concluir, decir que evidentemente el movimiento nacionalsocialista no era democrático, por lo que rechazaba el parlamentarismo, el sufragio universal y la pluralidad política, siendo éstos los pilares fundamentales para comprender el componente totalitario del nacionalsocialismo. El parlamentarismo y la vida democrática suponen un derroche de recursos y de dinero público demasiado elevado, además de que no beneficia en absoluto a la premura de decisiones y a la efectividad que un Estado requiere. Por el contrario, se defiende la figura del líder, quien no debe estar supeditado a opiniones o mandatos ajenos. Y cómo no, el NS fue un movimiento que ofrecía una nueva visión del mundo con una idiosincrasia anticapitalista, poniendo en jaque la actividad preferida por la judería: la usura.

«8. El joven movimiento es en esencia y organización antiparlamentario; rechaza, tanto en su principio como en su composición, cualquier teoría basada en el sufragio de las mayorías, que implique el hecho de que el jefe se vea rebajado a no tener otra misión que la de poner en práctica órdenes y opiniones ajenas. El movimiento sustenta, así en las cuestiones pequeñas como en las grandes, el principio de la autoridad incuestionable del jefe, combinada con su más absoluta responsabilidad. Uno de los deberes principales del movimiento consiste en lograr que este principio rija, no sólo en lo que respecta a sus propias filas, sino también, y en forma decisiva, para toda la nación». (Pág. 122)



Fragmentos de Mi Lucha que me han llamado la atención:

«(…) El 27 de marzo de 1919, muy de madrugada, se intentó detenerme, pero cuando mostré mi fusil a los tres jóvenes que venían a arrestarme, éstos perdieron los bríos y se marcharon por donde habían venido. (…)» (Pág. 81) 

«(…) Nadie tiene derecho a pecar a expensas de la posteridad, es decir, de la raza». (Pág. 98) 

«Cuando los nacionalistas celebramos una asamblea, éramos nosotros mismos y no otros los soberanos. Más de una vez ocurrió que un puñado de nuestros camaradas se impuso heroicamente sobre una masa furiosa de elementos rojos. Seguramente que a la postre habría podido ser dominado aquel puñado de quince o veinte hombres, pero bien sabían los otros que antes se les hundiría el cráneo al doble o al triple número de ellos. Y a esto no querían exponerse. (…) Como un enjambre de avispas caían sobre los perturbadores de nuestras asambleas, fuese cual fuere la proporción numérica de éstos, sin temor a ser heridos, dispuestos a todo sacrificio y plenos siempre de la gran idea de abrir paso a la sagrada misión de nuestro movimiento». (Pág. 177) 

«(…) ¡No se libertan los pueblos por la inacción, sino mediante sacrificios!». (Pág. 263)

Otros textos del Mein Kampf:

Otros textos relacionados escritos en este blog:

Otros enlaces de interés:

59 comentarios:

  1. por que tanto bombo con el holocausto nazi, cuando el primer campo de concentracion que creo que hubo en toda Europa estubo aqui en España? si, fue una de las islas que pertenecen a las islas Baleares, alli se llevaron al ejercito de Napoleon cuando perdio en la guerra de la independecia aqui en España, de eso El ilustre pintor Goya izo unos grabados de todas las penumbras por las que pasaron esa gente cuyo delito fue jurar lealtad a Napoleon y cumplir sus ordenes, no recibian comida, se comian entre ellos, escudriñaban entre los cadaberes putrefactos para tener algo que llevarse a la baca con tal de sobrivivir en una isla desierta, sin comida. Mi pregunta ¿quien fue peor hitler o nosotros? En todos los gobiernos hay una mancha negra la cual deberiamos estudiarla para no cometer los mismos errores. El delito de servir a tu pais, y el castigo de los vencedores.

    ResponderEliminar
  2. Emilio se refiere al Cautiverio de Cabrera, donde franceses hechos prisioneros en La Batalla de Bailén tuvieron una existencia atroz; yo lo habría bautizado como El Infierno de Cabrera. En google podéis encontrar información al respecto. Por ejemplo este enlace de judeopedia:

    http://es.wikipedia.org/wiki/Isla_de_Cabrera#El_cautiverio_de_cabrera

    ResponderEliminar
  3. ESTAS ANALIZANDO A UN MONSTRUO COMO SI SE TRATARA DE UNA PERSONA INOCENTE
    NO COMETAS EL ERROR DE CAER EN LA APOLOGIA DEL NAZISMO

    saludos desde
    Israel

    ResponderEliminar
  4. Hola Bajurtov, muchas gracias por la lectura de mi texto. Eres bienvenido, todos lo son, sean de Israel, Irán… judíos, musulmanes o cristianos ortodoxos. Mi blog es una puerta abierta a la discusión libre, quien no sepa hacer uso de la palabra que busque otro blog.

    En mi blog no se hace apología de nada, y menos del nazismo, si acaso de la libertad de expresión, de la libertad para decir las cosas, de la libertad para investigar las cosas sin sentimentalismos y revanchismo. Desde luego, que no haga apología a eso no quiere decir que me ciña a los rivales ideológicos del nazismo. Soy lo suficiente objetivo como para ver los pros y contras de todos, y nadie se salva, ni siquiera los judíos, que no sois un pueblo inocente por mucho que hayais sufrido. Yo no quiero hacer justicia histórica, yo sólo quiero que los hechos del pasado formen nuestra construcción histórica de forma veraz y rigurosa sin partidismos ni orientación ideológica, es decir, de la forma más científica posible.

    Analizo todo entonces, o esa es mi intención -a veces es imposible, uno peca a menudo de muchas cosas-, con imparcialidad y sin que intervenga sobre mí ninguna inclinación.

    Quizá si hiciera apología del sionismo usted me habría felicitado y dicho otras palabras. Es evidente que a usted no le gusta demasiado que se hable de ciertas cosas con según qué tonos.

    En definitiva, mi blog no es un espacio de apología ni de adoctrinamiento.

    Hasta pronto, espero verle más a menudo por aquí, se me hace necesaria la diversidad de opiniones, si es posible argumentadas sin necesidad de llegar a lamentar nada.

    ResponderEliminar
  5. Tambien usted y sus lectores quedan invitados a entrar a debatir con total libertad en nuestro blog cuando lo deseen.
    Solo puedo prometerles que seran tratados con el debido respeto.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias Bajurtov, no me cabe duda de que así será.

    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  7. Para valorar un texto con justicia hay que ponerlo en su contexto.

    El pueblo alemán de 1925 era un pueblo asediado. Le habían dado por perdedor de una guerra y le habían impuesto unas reparaciones de guerra absolutamente injustas. Millones de alemanes estaban dispersos por diversos territorios fuera del estado alemán.

    El final de la Segunda Guerra Mundial dio lugar a uno de los mayores genocidios, éste de verdad, de la historia. El judío Eisenhauer, que pasaría a la historia como general Eisenhower es responsable del genocidio de cientos de miles de prisioneros de guerra alemanes ya tras el fin de la guerra.

    La crueldad y el racismo anti-alemán de este asesino es antológica y para llevar a cabo su plan de exterminio masivo de alemanes no duda en sortear la Convención de Ginebra:

    "En marzo de 1945, un mensaje al Staff Combinado de Jefes e iniciado por Eisenhower recomendaba la creación de un nuevo tipo de prisioneros –Fuerzas Enemigas Desarmadas, o DEF –quienes a diferencia de los prisioneros de Guerra, definidos por la Convención de Ginebra, no serían alimentados por el ejército después de la rendición de Alemania".

    "Eisenhower lamentaba la inútil defensa alemana del Reich en los últimos meses de la guerra por la pérdida de vidas. Pero por lo menos 10 veces más alemanes, sin duda 800.000, quizás más ciertamente 900.000 y bastante probable, más de un millón de alemanes – murieron en los Campos norteamericanos y Franceses, más que aquellos que fueron muertos en todos los combates en el Frente Occidental al norponiente de Europa desde que EEUU entró en la guerra en 1941 hasta abril de 1945".

    Mucho más aquí: http://radiocristiandad.wordpress.com/2009/08/24/nuevo-orden-mundial-un-ejemplo-del-humanitarismo-yanqui/

    ¿Ha condenado la Fundación Simon Wiesenthal o alguna de sus comparsas este genocidio dirigido por uno judío? ¿Lo ha hecho la entidad sionista?

    ResponderEliminar
  8. Me ha resultado sorprendente el comentario de León Riente sobre las acciones del general Eisenhower durante el final de la 2ª Guerra Mundial. Verdaderamente se nos ha ocultado muchísimas acciones canallescas llevadas a cabo por los "salvadores de Europa y la democracia". El asunto de la DEF me deja impresionado. ¿Podría el autor del comentario ampliarlo algo más independientemente de la referencia que indica?.

    ResponderEliminar
  9. Darian, a mí también me sorprendió en su momento. Hice lo mismo que tú, desconfiar al principio, indagar después. Todos hemos sido adoctrinados en lo contrario: los alemanes eran los malos y los estadounidenses llegaron a liberar Europa de estos malvados.

    La historia real no tiene nada que ver con eso. Pero tiene mucha más fuerza una película de Hollywood, por ejemplo cualquiera de las rodadas por el judío Spielberg, que documentación existente y libros eruditos de difícil digestión por la gente. La ficción masónica ha triunfado y la verdad ha quedado oculta. Y sigue ahí, esto sólo llega a minorías.

    Te doy una referencia que no tiene nada que ver con la anterior, en francés. Es una obra seria y abundantemente documentada. El libro se llama “Morts pour raisons diverses” y el autor es James Bacque. Ahí lo tienes: http://www.scribd.com/doc/2781941/Morts-pour-raisons-diverses-J-Bacque

    Adjunto este fragmento:

    El 10 de marzo de 1945 (antes de la rendición incondicional alemana) Eisenhower crea el Estaturo de Fuerzas Enemigas Desarmadas, por el cual se sustrae a los prisioneros alemanes a la protección de la Convención de Ginegra. Los ingleses (tal vez celosos del respeto de sus tradiciones militares) se negaron a aplicar ese estatus a sus prisioneros.

    El 8 de mayo, día de la capitulación de Alemania, los EE.UU, violando la Convención de Ginebra, le retiran a Suiza el papel de potencia protectora de los intereses de los prisioneros alemanes. Inmediatamente reduccen drásticamente las raciones a los prisioneros y anuncian que piensan reducirlas aún más. En ese momento 4 millones de prisioneros alemanes están cautivos en inmensos campos de detención. Se prohibe a la población civil aportar alimentos a los prisioneros. Son rechazados varios trenes enviados por la Cruz Roja Internacional con víveres.

    En julio de ese año varios cientos de miles de prisioneros son transferidos bajo la autoridad del Ejército francés. Un general francés se espanta del estado en que le son entregados los prisioneros y los compara a los liberados del campo de Buchenwald. El general americano encargado de la intendencia en esta cuestión declara que 1.500.000 de prioneros no reciben nada. Aún así redacta un informe en el que sugiere que el excedente de alimentos de los depósitos del Ejército sea enviado a los EE.UU.

    La mayoría de los expedientes relativos a los campos de detención fueron destruidos. 1.700.000 soldados alemanes vivos en el momento de la capitulación nunca volvieron a sus casas. Las potencias aliadas siempre han negado saber nada acerca de su destino.

    Asunto cerrado. Mientras tanto, empezaba a surgir la historia del llamado Holocausto.

    ____

    Sobre el hecho de que el general Eisenhower (Eisenhauer) era judío no cabe duda. Mira, fíjate lo que dice un comentarista:

    “Icke” fue el tercero de los siete hijos del matrimonio formado por Jacob David Eisenhower e Ida Elizabeth Stover, ambos judíos.

    En el anuario de West Point “West Point Yearbook of 1915″ aparece el padre de Icke y se le señala como “Swedish Jew” judío sueco.

    Aunque el presidente Eisenhower aparentó convertirse en Testigo de Jehová, casi los mismo que judío, se casó con Mamie Doud (David), también descendiente de la “casta dorada”.

    ResponderEliminar
  10. Agradezco tu información, León Riente. Trataré de conseguir el libro que me recomiendas. Es realmente vergonzosa la ocultación sobre acontecimientos históricos de nuestro pasado siglo, mantenidos en silencio por el sionismo y sus lacayos. Aunque nunca tuve buena opinión de Ike, no creí que fuese un sujeto de esa ralea. Me parece muy positivo poder desenmascararlo.

    Gracias de nuevo y un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Gracias León por toda esa información, te animo a que hagas un artículo al respecto donde nos detalles muchas más cosas.

    ResponderEliminar
  12. Darian, no hay de qué. En la dirección que aporto lo puedes ir descargando. También existe en inglés con el título Other losses. En judeopedia hay un artículo, también en inglés, dedicado a desautorizar al autor. Se ve que ha molestado, ya sabes.
    ____

    Gracias Dani. Hay mucho por ahí y disperso, pero es tanto y tan árido... Quizás algún día.

    ResponderEliminar
  13. Joaquín Bochaca tiene dos libros sobre el asunto:

    "Los crímenes de los buenos".

    "La historia de los vencidos".

    El segundo accesible gracias a Wayback Machine en una web que ya no existe.

    ResponderEliminar
  14. Gracias Qbit, esa información no caerá en saco roto.

    ResponderEliminar
  15. Profesor Poopsnagle11 de mayo de 2010, 14:28

    ¡Joder, macho! ¿dónde perdiste la vergüenza?

    Por la misma locura: ¿Hubo guerra de Irak? ¿Y el 11M?

    Hay que ver los libros de "historia" que leen esta gente para darse cuenta de donde viene la comedura de coco.

    ResponderEliminar
  16. Afortunadamente Profesor, leo esos libros de Hitoria que dices y los de los tuyos. Y no sabría decir cuál de los dos tipos de libros come más el coco.

    ResponderEliminar
  17. Profesor Poopsnagle11 de mayo de 2010, 16:25

    Si todavía dudas de que hubiera campos de concentración donde se practicó el exterminió de judíos y gitanos entre otros, ya no es que no hayas leído libros de historia medianamente serios, tu problema es que ni siquiera has visto una foto o un vídeo, pruebas palpables, además de los cientos de miles de testimonios orales ¡todavía vivos!, de que lo que allí sucedió no tiene más vuelta de hoja.

    El problema de los "truthers" es que utilizan la historia para fundamentar sus prejuicios... mañana hablaremos de si el hombre estuvo en la luna.

    ResponderEliminar
  18. Hola Profesor, gracias por comentar en mi blog, eres bienvenido. Mis disculpas si no he sido demasiado buen anfitrión desde el principio.

    Mira, que yo no he afirmado en ningún momento que los nazis fueran personas que no mataran ni a judíos ni a gitanos. No soy un negacionista o un revisionista en sentido estricto, pero es de lógica plantearse ¿por qué no se puede investigar el Holocausto? y ¿por qué hemos de seguir tratando a los judíos y a Israel con tanto tacto en la actualidad? ¿Cuándo nos van a perdonar y dejar de echar en cara el Holocausto con las películas, la literatura…? Cuando uno cuenta la historia se reconstruye en cierto modo, ser revisionista no es malo en sí, tener dudas no es malo en sí, lo malo es que te censuren, que te metan en la cárcel, que te criminalicen... Sinceramente, estoy harto de tanto victimismo y de tanta auto-culpa y de echar la culpa.

    En mi blog se condena el genocidio y el racismo ya sea de blancos al resto o del resto a los blancos -de eso hay testimonio en mi blog y en otros muchos-, pero también se condena la falta de libertad de expresión y la falta de libertad de pensar, que son cosas diferentes (existe mucha autocensura). Por lo tanto, al igual que condeno la persecución a judíos y gitanos de igual manera condeno la censura en torno al tema del Holocausto además de otorgarme el derecho de pensar que quizá eso que llaman Holocausto fue de otra forma: pero ya fuera Holocausto o no condeno la pérdida de vidas humanas. También condeno lo desproporcional de muchísimos ataques por parte de Israel a los palestinos, aunque evidentemente no condeno el derecho a defenderse de Israel, pero las cosas se hacen de forma equilibrada. Igualmente disfruto con las películas de Woody Allen o la literatura de Kafka, Isaac Asimov, Paul Auster, etc. Así que como ves, no soy un nazi (como muchos me califican) paleto que sólo lee de una parte y se la cree, que desconoce las cosas, por el contrario soy muy CRÍTICO, UN CRITICÓN, y ya está.

    He escuchado muchos de esos testimonios orales y visto miles de fotos y videos de los que hablas. Las imágenes son realmente repugnantes y condenables. Yo creo que si se pudiera investigar libremente el Holocausto y se llevara a la calle un debate libre siempre que sea bajo la argumentación y el respeto haría mucho bien a todos, habría un PRINCIPIO DE RECONCILIACIÓN. ¿No te parece, profesor?

    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  19. Profesor Poopsnagle11 de mayo de 2010, 18:56

    Yo no he mencionado que negaras el exterminio de judíos, sino que tras la lecturas de variados libros, todavía tuvieras dudas de que aquello existió.

    Por otro lado, no sé por qué tienes culpa de algo en lo que no participaste ni tuviste parte. Sí me creería que tuvieras algún tipo de remordimiento al negar un suceso luctuoso (completamente cierto) que ha traumatizado para siempre a la humanidad.

    Por último, no tiene nombre que enarboles constantemente la bandera de la libertad de expresión mientras decoras el post con una foto repugnante de uno de los mayores censuradores que se recuerdan. ¿Te suena de algo, por ventura, la quema de libros en la Bebelplatz?

    Con respecto a la censura: No veo que en España te coharten esa libertad. Esta página y otras muchas es símbolo de ello. Otro asunto es que los países que sufrieron los desmanes de los nazis, tanto en el cuerpo de los judíos como en los de aquellos que consideraban propiamente nacionales, tengan tipificaciones específicas que condenen la menor intención de defender algo que supuso la destrucción completa de su país. En lo que a mí respecta, estoy en contra de esa censura, al igual que Noam Chomsky, pues al fin y al cabo, todos deben poder decir lo que quieran, lo cual no es óbice para que la gente responda contundentemente cuanto más grande sea la parida que se diga, máxime si va aliñada con mentiras y ganas de hacer daño.

    ResponderEliminar
  20. Ciertamente no mencionas literalmente que yo negara el exterminio de judíos, pero si me pareció que lo dieras a entender. Te habré malentendido, no fue mi intención. En todo caso simplemente creo que el Holocausto quizá no fuera como nos lo cuentan. Los vencedores siempre escriben la historia a su conveniencia.

    Dices: "Por otro lado, no sé por qué tienes culpa de algo en lo que no participaste ni tuviste parte. Sí me creería que tuvieras algún tipo de remordimiento al negar un suceso luctuoso (completamente cierto) que ha traumatizado para siempre a la humanidad". Claramente no me siento culpable de nada, ni nadie debería sentirse culpable de algo que no ha cometido. Tampoco tengo remordimientos, sería absurdo. Pero que eso que he dicho existe no cabe duda, puedes leerlo por ejemplo en el último libro de Paul Auster, Invisible.

    «(…) No me gusta que me atienda el servicio doméstico. Me ofende en cierto modo, sobre todo en una situación como ésta, con tres personas trabajando sólo para otras dos, tres personas negras sirviendo a otras dos blancas. Una vez más: ecos desagradables del pasado colonial. ¿Cómo liberarme de ese sentimiento de vergüenza? (…)»
    Paul Auster, INVISIBLE. Editorial Anagrama S.A., Barcelona, diciembre de 2009. Pág. 263. Traducción de Benito Gómez Ibáñez.

    El libro está repleto de retazos por el estilo, y no se refiere al caso de la Alemania nazi pero es muy ejemplificador de la mentalidad actual al respecto: existe un sentimiento de culpabilidad por el pasado, por la propia historia, que actúa de forma muy fuerte en el hombre occidental y en especial cuando ese hombre occidental en blanco. En el siguiente enlace puedes leer lo que escribí al respecto.

    http://www.mundodaorino.es/2010/02/ejemplo-de-literatura-progre-un-paseo.html

    Conozco la quema de libros en la Bebelplatz, un suceso lamentable que alguien como yo condena, pues fue uno de los grandes ataques a la tolerancia y a la libertad de expresión. Para mi es inadmisible que cosas así sucedan o hayan sucedido. Lo de la foto del post es cierto que es polémica. La foto... es que mira, me gustó mucho, se ve a un Adolfo sonriente y muy humano. No pude encontrar la misma foto sin el subtítulo laudatorio; si la encuentras por favor pásamela. Sabía que la foto molestaría a ciertas personas y aún así la puse.

    Por otro lado me alegra saber que estemos deacuerdo en estar en contra de la censura.

    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  21. Profesor Poopsnagle11 de mayo de 2010, 20:42

    Pues tienes que tener el don de la omnisciencia para saber que el sentimiento de culpa que padece Paul Auster es generalizable a la mayoría de europeos.

    Por cierto, es más fácil encontrar la foto sin letras en "google imágenes" que con ellas.

    ResponderEliminar
  22. Gracias Profesor, he encontrado la imagen sin las letras, ya la he cambiado. La foto laudatoria provenía de facebook.

    Ojalá fuera omnisciente, jejeje... Sé que ese sentimiento no es generalizable a todos los europeos, pero generalizo cuando veo que un sentimiento está bastante extendido, muy extendido, excesivamente extendido.

    ResponderEliminar
  23. Pues le digo algo, Profesor Poopsnagle, Daorino no debe de ser el único en ver ese sentimiento de culpa en los europeos. De hecho, este sentimiento de culpa en los europeos es un tema de debate muy conocido desde hace algún tiempo. He aquí un buen ejemplo de ensayo al respecto:

    La tiranía de la penitencia. Ensayo sobre el masoquismo occidental

    Pascal Bruckner


    http://www.ariel.es/libro/la-tirania-de-la-penitencia-978843445376

    Esto que sigue es una reseña de la edición original del libro en francés traducida por Arjun:

    El sentimiento de culpa y de penitencia que caracteriza hoy en día a Occidente tiene su origen en el concepto cristiano del pecado original. Es verdad que para la religión cristiana el hombre es culpable desde su nacimiento y sólo puede ser salvado por la redención. Las ideologías laicas han heredado este concepto, pero han ido más allá y han sobrepujado sobre ese mensaje. La condena y el arrepentimiento han invadido los espíritus y Occidente ha llegado a querer en sí y para sí el arrepentimiento y su corolario la penitencia.

    De hecho este arrepentimiento y esta penitencia impiden juzgar al otro. Occidente ha pecado demasiado como para permitirse el juzgar a otros. E incluso, si a pesar de todas las excusas y explicaciones dadas el otro es reconocido como malo, la culpa no puede incumbir más que a Occidente que lo habría corrompido; el odio a Occidente está pues justificado. Occidente es intrínsecamente malo y criminal. Así habla el catecismo progresista actual.

    Además, este antioccidentalismo instila el relativismo y la duda destructiva. El autodenigramiento de Occidente ha llegado a ser tan fuerte que toda colaboracion con sus enemigos es considerada como justa. La condición de la felicidad universal residiría en la muerte de Occidente. Toda resistencia a las agresiones se ve de esta manera aniquilada. De ello resulta que esta “felicidad” de desequilibrado resulta más del odio a sí mismo que del amor a los otros. Nosotros los occidentales seríamos a priori unos “cabrones”, este axioma es incontestable, es el postulado de toda supuesta sana reflexión sobre el mundo y sobre nosotros mismos. Necesitamos la cruz, queremos llevar una cruz, y como no somos para nada modestos, queremos llevar la cruz del mundo, la “madre de todas las cruces”, la de la humanidad entera.

    Occidente y más particularmente Europa quieren ser pacíficos. En Europa, desde 1945 la violencia se ha vuelto tabú. El culto del anti-héroe se ha convertido en norma. La crítica se ha vuelto permanente. No una crítica que nos libere del prejuicio, pero sí una crítica que se transforma en prejuicio. La responsabilidad de las ideologías de izquierda es manifiesta. Es el dogma de la ideología marxistra-leninista que no ha dejado de atacar a Occidente, y podemos preguntarnos si la razón de ser de esa ideología no es más el odio de Occidente que la “liberación de los pueblos oprimidos”. Sin embargo las consecuencias ideológicas y filosóficas de esa autocrítica van más lejos. De hecho Occidente hace contínuamente su autocrítica y organiza su proceso (¿estalinista?) todas las mañanas. Esto llega muy lejos, ya que la crítica y condena de Occidente ataca a su ser y hace el proceso de su historia, que no podía en su lógica llevarlo más que a los crímenes contra la humanidad y otros genocidios que jalonan su pasado.

    ResponderEliminar
  24. Oiga profesorete, los blogs de Blogger como este y de Wordpress están en EE.UU. Si estuvieran en la reprimida, censurada y dominada Europa, estarían cerrados. ¿Se entera?.

    ¿Y qué le parece que los judíos al final de la PRIMERA Guerra Mundial, no de la Segunda, no, sino de la PRIMERA, ya estuvieran diciendo que habían muerto 6 millones de judíos? ¿No le parece raro, no le hace desconfiar?

    Los 3 holocaustos judíos

    ¿O es usted de esa gente que como tiene la tripa llena y una buena posición social prefiere no preguntarse ciertas cosas y aceptar sin rechistar la ideología del régimen? ¿Le parece bien que a Monseñor Williamson, Pedro Varela y otros les castiguen por ejercer la libertad de expresión con este asunto?

    ResponderEliminar
  25. Joder Qbit, he leído el artículo de tu blog, el de los tres holocaustos, y no tenía ni idea, jajajaja… ¡Gracias! Pero como siempre los medios lo negarán, dirán que son mitos, que estamos locos, que somos paranoicos, antisemitas, nacistoides, etc.

    ResponderEliminar
  26. Profesor Poopsnagle12 de mayo de 2010, 13:18

    Qbit, agradecería que te dirigieras a mí con respeto y sin suficiencia. No porque te coarte tu libertad de expresión, sino porque de otra forma no tengo necesidad de contestarte.

    Entrnado en materia, dices unas cosas totalmente incoherentes, a saber: ¿No es de EEUU de donde emana el principal poder judaico mundial? ¿Cómo es posible que su blog radique allí y no se lo hayan censurado? Además, aunque su blog radique allí o en España ¿no escribe usted las majaderías que estime oportunas? ¿no están acaso publicadas y pueden ser leídas tanto en España como en EEUU? ¡Vamos!, dejándome que se me pegue la tontería, ¿a qué viene tanto victimismo?

    "¿Y qué le parece que los judíos al final de la PRIMERA Guerra (...) ya estuvieran diciendo que habían muerto 6 millones de judíos?"

    Pues no es eso lo que dice su escrito, ni los documentos que aportas. En ningún momento dicen que habían muerto, sino que reclamaban ayuda y corrían el serio riesgo de morir ("En este amenazante holocausto de vida humana..."). Algo que, por otra parte, no es privativo del s.XX.

    En cuanto a la cifra de 6 millones. No me cabe duda de que era una estimación aproximativa, la cual, según mis datos, no coincide con las cifras que se manejan para lo que tú llamas tercer holocausto (5'7 millones). En cualquier caso, cifras más o menos aproximativas, no es eso de lo que se venía discutiendo aquí, sino de que existieran dudas acerca de los campos de exterminio.

    En este sentido, qué quieres que te diga de Williamson: ¡Ahí va un loco! No comparto que se le expulse de ningún país, ni que se le prohiba hablar, entre otras cosas, porque él mismo se desacredita. Otra cosa son los que inciten a la violencia...

    León: Mezclas dos cosas a mi modo de ver: la sempiterna culpa cristiana nacida del pecado original con el lógico sentimiento de triteza (no de culpa; ¿tú estuviste allí?)y de reparación que provoca la diáspora judía. En cualquier caso, te digo lo mismo que a Daorino; ¿cómo sabes que la mayoría de europeos sienten ese pesar o sentimiento de culpa cristiano o judío? Más bien creo que muchos no te sabrán ni contestar qué es el pecado original, y otros muchos emitirán balbuceos acerca del Holocausto. Menos aún sentirán culpa por ello. ¿Quién nos dice que los europeos no estén pensando más en el mundial que en sentirse culpables de tantas cosas?

    Daorino: Agradezco que hayas cambiado la foto.

    ResponderEliminar
  27. No hay de qué, profesor, la imagen la he cambiado porque lo que dije de que no la había encontrado sin el subtítulo laudatorio era verdad.

    Muy buenas argumentaciones profesor. Espero que los aludidos respondan. No te ofendas por lo que ha dicho Qbit ni por la forma de expresarlo, abogo por tu sentido del humor.

    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  28. Profesor Poogsnagle, es usted el que confunde las cosas. O las enreda, que sería peor.

    ¿Cuándo he dicho yo que la culpa europea actual tenga como único origen próximo el relato del Holocausto?

    La culpa del europeo actual no surge exclusivamente del relato del Holocausto. Tiene más orígenes próximos y éste relato es sólo uno de ellos, si bien importante.

    ¿Ha oido usted hablar del marxismo cultural? ¿Le suena de algo Gramsci?, ¿y Lucáks?, ¿la Escuela de Francfurt?, ¿el indigenismo y otros intentos de intelectualización del resentimiento?

    Debe de haber, según usted, todo un plantel de filósofos y pensadores sociales disertando sobre algo que no existe. No digo que sea imposible, sólo que es un poco extraño porque han llegado a conclusiones bastante ciertas. ¡Que esto no son las extravagancias de tres! España está rezagada, cierto es, pero examine el debate que hay en Francia al respecto. Vaya a la página de Polémia, por ejemplo.

    Le he puesto antes un ejemplo y no voy a poner ni uno más. Si le interesa el tema se documenta, que hay material a espuertas. Esto no es un colegio y no me interesa el Megavapor.

    ResponderEliminar
  29. Profesor Poopsnagle13 de mayo de 2010, 11:06

    Estimado León, no por adoptar una postura más suficiente alcanzas a tener más razón. Aús así, queda pendiente la respuesta a la pregunta de cómo sabe usted que los europeos sienten esa pena, esa culpa y esos remordimientos por todo el daño que hicieron sus abuelos, bisabuelos, tatarabuelos... Más bien observo en una parte de los europeos (los que conozco, eh) un sentimiento humano de querer ayudar, no a los que son "buenos" (chicanos, negros, judíos,etc), sino a los que en algún momento puedan ser tratados indignamente como corresponde a los juicios de valor nacidos del Constitucionalismo y del Liberalismo, al fin y al cabo, las doctrinas que establecen nuestros derechos y nuestras libertades (no el marxismo cultural, y mucho menos de forma exclusiva como intenta endilgar). Todo esto que a usted, lector de intelectuales en en su torre de marfil, le molesta es simple y llanamente humanidad, el nacimiento de una conciencia que se pretende universal más allá de las dicotomías raciales y territoriales de los animales primitivos. Un sentimiento, por cierto, que la mayor parte de las veces cae en el mero ilusionismo.

    ResponderEliminar
  30. (1/2) Hola profesor.

    Esa pena se ve en muchas ocasiones, por ejemplo cuando fui a ver la película de Roman Polansky, El Pianista, en la cara de muchos espectadores, algunos incluso me comentaron sus impresiones y no era de amor a sí mismos: ¿de verdad crees que los nazis eran de esa manera que nos cuenta Hollywood? Películas así sustituyen a las de vaqueros e indios donde siempre hay buenos y malos. Gran película la de Polansky por cierto, de mis favoritas a pesar de todo. O cuando fui a ver la Roberto Benigni, La Vida es Bella, otra maravillosa película que me hizo llorar como un niño. O cuando se pudo ver la del pijamita de rayas, ni te imaginas las cosas que escuche de eso que llamamos el pueblo. Por supuesto esa pena no se puede generalizar, pero lo de generalizar es un recurso que yo al menos utilizo cuando observo algo que está muy extendido y que puede funcionar según que señuelo de forma más o menos efectiva. Ese sentimiento se cultiva o se lanza como un arma lanza una bala porque sabemos que la memoria es muy volátil, por eso tantas películas poniendo de mártires y pobrecitos a los judíos: la fuerza del débil es el victimismo y no escatimarán en gastos en convencernos de quiénes son las víctimas de este planeta. Además de que esto funciona para dar buena prensa a Israel y a los judíos para que estos sigan cometiendo los atropellos que cometen con los palestinos y un largo etcétera. Léete libros de Irving, por ser denostado no es menos válido, él tiene una postura científica de la historia que me gusta, pues se basa en datos objetivos, en documentos originales. Es uno de los personajes más honestos del panorama.

    Y sí, lloré con ciertas películas porque no puedo ser ajeno al sufrimiento humano (de un judío, o de un negro, o de un moro, o de un blanco, no de cualquier animal…), pero eso no me debe enturbiar la razón ni ver cosas donde no las hay: asumo el devenir trágico de la vida y me estremezo tanto como me asombro por su belleza y heroísmo en el hecho propio de vivir y afrontar lo que es el vivir. Yo puedo hablar personalmente del efecto que produjo en mí esas películas y la propaganda de Hollywood, además de la propaganda que se da en los colegios en la asignatura de Historia, y por supuesto puedo hablar del adoctrinamiento al que te someten muchos profesores en los colegios, institutos y… de universidades no puedo hablar mucho; por supuesto no todos los profesores son del sistema, es decir, trabajadores ideológicos además de docentes, muchos se limitan a hacer su trabajo que es enseñar y ya está. Esas películas las vi en temprana edad: sentí asco de la historia que me precedía, de mi raza (lo que me llevó a sostener ideas como “no existen razas” o “la única raza es la humanidad” o “¡ojalá no fuera blanco!”, absurdo, ¿verdad?, pero cierto… y eso mismo lo he visto en mucha gente, lo veo en muchos jóvenes ahora). Afortunadamente me he curado de tanta propaganda judía, llevo muchos años rehabilitado. Eso mismo lo he visto en mucha gente. Una clara señal de ese sentimiento es que el tema judío es incómodo y muy poca gente quiere hablar sobre ello. Evidentemente la del pijamita no lo pude ver a temprana edad, es muy reciente. Y he de decir que no vi la película, pero sí me leí el libro. Acá mi reflexión al respecto:

    http://www.mundodaorino.es/2008/11/el-nio-con-el-pijama-de-rallas-el.html

    ResponderEliminar
  31. (2/2) Volviendo a lo de generalizar, al igual que tú no ves ese sentimiento de culpa (aun siendo un debate que se cuece en el mundo académico), ocurre algo parecido pero de forma que si es asumido: todo el mundo ve nazis y racismo por todas partes. Todo aquello que se salga de la norma y de lo políticamente correcto es calificado de nacistoide y de racista. Creo que los judíos ven antisemitas por todas partes, que los negros ven racistas por todas partes, etc.; eso es un fenómeno de la inculturalización, fanatismo y control mental modernos (me da lo mismo que me llamen paranoico). Hoy la libertad de expresión corre peligro ante esta visión, pues se cree en la existencia de un amigo imaginario que por no existir realmente se le ve en todas partes. HOY VIVIMOS UNA CAZA DE BRUJAS, QUE ES LA MEJOR DEFINICIÓN PARA LO QUE OCURRE HOY EN DÍA CON LOS REVISIONISTAS Y MUCHOS DISIDENTES. Todo sistema necesita un MAL ABSOLUTO para justificarse, y ese mal absoluto lo han encontrado en el nazismo.

    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  32. Profesor Poopsnagle, lo de achacar suficiencia debe ser una constante en usted. Lo hizo con Qbit y lo vuelve a hacer ahora.

    Lo que tenía que decir al respecto ya lo dije. Y eso es así aquí, en Bucarest o en La Ventilla.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  33. "Qbit, agradecería que te dirigieras a mí con respeto y sin suficiencia"

    Profesorete, para exigir algo primero hay que comportarse como tal. Usted ha aparecido en casa ajena como un energúmeno y a mí me acaba de decir que digo majaderías, así que yo me dirigiré a usted como se me antoje.

    De EE.UU. emana el poder judaico mundial, pero también en EE.UU. hay muchísima tradición con la libertad de expresión, que a pesar de los intentos por censurarla, siguen estando mucho mejor que en Europa. Y mientras la censura en Europa es política y judicial, en EE.UU. es económica, y así, si uno tiene dinero puede mantener lo mismo una organización como Stormfront que lo contrario, la ADL.

    Sobre los 3 holocaustos judíos, el asunto está bien claro. Al final de la Primera Guerra Mundial ya estaban usando el número cabalístico de los 6 millones, incluso antes, estaban practicando el victimismo, hablando de guerra por la democracia, y hablando de crucificación de judíos. En ese escrito hablan de ríos de sangre de judíos muertos en Proskunoff. En ese escrito denuncian matanzas contra judíos, que curiosamente luego todo fue olvidado... porque era mentira, falsedades, como el número cabalístico de los 6 millones, repetido hasta la náusea no sólo con este asunto, sino con otros, como demuestro en otro artículo en mi blog, sobre la numerología de los números 6, 216, 666 y 6 millones. En ese escrito mienten y manipulan, y lo mejor de todo es que es un anticipo de lo que luego harían ya, con todo el poder, al acabar la 2ª Guerra Mundial. Si usted quiere seguir ciego a la realidad, usted sabrá qué oscuros, mezquinos e inconfesables motivos tiene, o a qué tribu pertenece. Pero confío que sirva para abrir los ojos a la mayoría de la gente.

    ResponderEliminar
  34. Profesor Poopsnagle13 de mayo de 2010, 21:53

    Qbit, tienes un lenguaje bastante pendenciero para mi gusto, si no te importa, no te correspondo en el mismo tono.

    Sí me deja en un ay que me trates de energúmeno. Según el DRAE:

    1. Persona poseída del demonio. (¿tú crees en esas cosas?)

    2. Persona furiosa, alborotada. (en el caso de que te refieras a esto: cuándo he estado yo furioso y/o alborotado).

    Entrando en materia. No termina de convencerme la argumentación que ofreces acerca de la censura en Europa, más en estos tiempos virtuales, donde cualquiera se hace con un blog gratuito y puede escribir lo que le plazca.

    En cuanto a las cifras que mencionas en tu artículo, no deben ser consideradas de forma rigurosa. Son estimaciones hechas en el fragor del socorro exigido ante el antisemitismo imperante en Europa a principios del siglo XX. Son conocidos los continuos y esporádicos pogromos en Rusia, antes y durante la Revolución Rusa, en Polonia, Ucrania, Rumanía, etc. ¿Por qué crees que hay tantos judíos en EEUU?

    No obstante, dejando aparte la numerología y, aunque diéramos por cierto que dichos pogromos fueron pura invención del poder judío mundial (lo cual no es cierto), eso no desmiente en ningún momento el Holocausto. Que no fueron 6 millones, sino 5 o 7... En el caso de la 2ª Guerra Mundial, así como en otros conflictos, es difícil establecer cifras exactas. Hablamos siempre de estimaciones. Sin embargo, sí resulta mezquino trasladar el debate acerca de la cantidad de judíos asesinados hacia la existencia o no del Holocausto, de las cámaras de gas y de los campos de exterminio. Por el simple hecho de que no es ningún misterio. Es irrefutable. Lo vieron todos (judíos, soviéticos, polacos, alemanes, americanos, británicos, etc.) y tenemos sus testimonios en forma de fotos, vídeos y testimonios orales. Me parece absurdo debatir sobre esto.

    ResponderEliminar
  35. Profesor Poopsnagle13 de mayo de 2010, 22:01

    Estimado León... y qué quiere si los dos me habláis con suficiencia. Usted me trata como un alumno de primaria al que le estoy restando un tiempo precioso, ya que tiene que contestar cosas que preguntan en los colegios.

    Luego está el otro... con lo de profesorete le basta ¿no? Dejémoslo como una muestra de humor, como dice Daorino.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  36. Profesro Poopsnagle13 de mayo de 2010, 22:39

    Tú lo has dicho Daorino, la culpa forma parte del debate intelectual y filosófico. De eso se debate en las torres de marfil. En el Vaticano y en los sacerdotes, por ejemplo, está muy presente el sentimiento de ser culpables por el pecado original. Y dentro de ellos hay grados. Dependiendo del psiquismo de la persona, esa culpa se puede traducir en una actitud efermiza y patológica: se laceran las carnes y se atan cilicios para aliviar esa culpa. El problema de ese fanatismo radica en el momento en el que el individuo en cuestión sienta despertar del engaño, pues es entonces cuando se convierte en un ser desmedido y resentido contra todo lo que fue anteriormente (esta es una característica típica de los antiguos comunistas que, por h o por b, han abrazado posturas derechistas) No obstane, que esto exista no quiere decir que esté extendido de forma general y homogénea.

    Por otro lado, he visto todas esas películas que mencionas y leído sus libros. El pianista, de hecho, me lo leí en 4/5 horas y de madrugada, tal fue el enganche que me cogí. Yo me creo todos esos testimonios personales que relatan, entre otras cosas, porque se aluden episodios que están documentados. Sin embargo, no por ello me he cogido un sentimiento de culpa, como una necesidad enfermiza de consentir todo lo que hagan los israelíes con los palestinos y cosas por el estilo. Son dos extremos: Negar el Holocausto (siendo algo que es completamente innegable) o culpabilizarse por ser blanco, europeo o alemán. Hay un punto medio. Exisitirán personas que habrán experimentado esa culpa, pero no creo que sea la norma general. Pregúntate, además, qué consideración tiene la gente que conoces acerca de las respuestas desproporcionadas con las que Israel ataca a los palestinos. La mayoría, tengo la sensación, están muy en contra a pesar de que commprendan que el pueblo judío ha tenido una existencia tan sufrida.

    ResponderEliminar
  37. (1/2) No te ofendas con Qbit, profesor, él tiene una forma particular de decir las cosas y no hay que sentirse agraviado. Si no te respetara no se tomaría las molestias de responderte, lo mismo que tú a él y a todos nosotros. Considero pues que el respeto es mutuo. A mí me han insultado en foros, y lo que me jode no es que me insulten o me echen sino que no me argumenten nada ni me saquen de dudas.

    Holocausto viene de holos, que significa todo, y kaustos, que significa quemado. Sin embargo shoá significa catástrofe. Buscando información para demostrar esto he encontrado esta página:

    http://etimologias.dechile.net/?holocausto

    Con lo de arriba quiero decir que la semántica no es consecuente, pues shoá y holocausto son de origen cosas distintas, aunque en el DRAE viene de otra forma.

    Hay cosas que uno puede deducir fácilmente con el tema del Holocausto considerándolo como cierto, se puede ser crítico aun aceptando la información oficial. No puedo creérmelo todo al 100% porque no se puede investigar libremente. En Europa, que ha avanzado gracias a cuestionarse sus propios dogmas, resulta que no podemos poder estudiar lo que fue el holocausto y tenemos que creernos lo que los historiadores oficiales y los cuatro interesados quieren, ¿entiendes lo que quiero decir? A mí me molesta que no exista libertad de opinión y de expresión -¿no te parece injusto lo que le está pasando a Pedro Valera al margen de su línea ideológica? No podemos predicar libertad de todo, y luego sacar el mazo, porque al final, libertad para qué, como dijo Lenin.

    Que murieron judíos a manos de los nazis, no lo voy a dudar, éstos no fueron unos santos, ¿quién lo es en una guerra? Pero en la historia no hay ni buenos ni malos, solo hechos, ¡¡basta de moralizar!! En la segunda guerra mundial murieron muchos más rusos (27.000.000) y chinos (11.324.000) que judíos, según datos de wikipedia, entre militares y civiles, siendo los civiles los más perjudicados. Nadie habla de eso, sólo de los judíos. También murieron más alemanes que judíos, más de 7 millones… (Ver también wikipedia) A continuación el enlace:

    http://es.wikipedia.org/wiki/Segunda_Guerra_Mundial

    ResponderEliminar
  38. (2/2) Murieron más de 18 millones de civiles rusos y unos 10 millones de civiles chinos… ¿dónde está el holocausto? Aún así, esto me parece un tanto poco ético, no se puede especular con vidas humanas, me da un poco de asco la estadística en este sentido, pero si vamos a analizar y ser objetivos, hagámoslo lo menos humanamente posible, con frialdad y objetividad.

    En cuanto al sentimiento de culpa, mira, cada cual tiene una sensibilidad distinta. ¿Tú crees que la población ha dejado de ser religiosa aunque se abrace el ateísmo? El ateísmo es más creyente que el propio creyente. Negar algo no hace que eso no exista, lo reafirma. Dios está más vivo que nunca gracias al ateísmo. El cristianismo ha mutado en formas profanas como el ateísmo citado o el progresismo marxista. El pecado original está inserto en la historia desde que se cuenta moralmente y no de forma analítica y objetiva: el hombre, responsable de sus actos, lleva en sí el sello de la culpabilidad. –para el progre o santurrón ateo el pecado reside en la libertad- Se tiende a hacer culpables a muchas cosas en la historia. Yo estuve en el PCE, y no me da vergüenza decirlo, lo dejé porque me di cuenta de que era algo totalmente incompatible conmigo: errores de juventud, errores que son los que sirven para el futuro y madurar; el comunismo no es de por sí positivo aunque tenga buenas intenciones en un principio, ¡cuidado con las buenas intenciones! No me he pasado de la izquierda a la derecha, tampoco estoy en medio, digamos que estoy por encima, soy un criticón y punto. Pero para holocaustos, de todas formas, los del comunismo, que se cobraron más víctimas que el nazismo multiplicado por 4 si nos atenemos a las cifras que nos dan los estudios dogmatizados. Con esto digo que por qué tanto tacto con los judíos, ¿por qué les hemos elevado a santurrones y mártires de la humanidad?, ¿por qué no se puede hablar de ellos sin miedo a descalificaciones? Porque el que te dejen hablar para que te insulten no es democrático, aunque te dejen hablar. “Es como cuando mi novia me dice: cuidado con lo que haces, puedes irte con otra… pero entonces no vuelvas” (jajajaja) Cuánta sabiduría concentrada en esa advertencia.

    La sociedad civil europea tiene NO por lo general una mala imagen de Israel por los ataques desproporcionados a Palestina, pero he ahí que Israel y el judío necesita sentirse odiado para seguir cultivando su victimismo; me he dado cuenta que al sionista a la mínima que se le dice algo que no le gusta o utilizas palabras no convenientes como raza ya te echan una bulla acojonante. Hay una ambivalencia que se traduce en ambigüedad: por un lado se mezcla la pena hacia los judíos y por otro existe la contradicción emocional que supone el ver cómo éstos atacan desproporcionadamente a los palestinos, traduciéndose en condena: Occidente está en la la vicisitud de elegir o defender a Israel o a Palestina mientras se olvida de defenderse a sí misma. Porque si fuera como dices todos el mundo en occidente estaría todos los días saliendo a la calle a protestar contra Israel o los medios vapulearían diariamente a Israel, cosa que hacen a medias, en lugar de salir puntualmente para chulear de solidarios y guay.

    ResponderEliminar
  39. Profesor Poopsnagle15 de mayo de 2010, 1:49

    Yo creo que es innegable que la 2ª Guerra Mundial es uno de los hechos históricos que más se han estudiado. Es por esto que no entiendo que digas que se prohibe investigar el Holocausto. Los archivos públicos están abiertos para todo el mundo. Otra cuestión es que las editoriales o las productoras estén dispuestas a dar pábulo a relatos pseudohistóricos, ya que no se puede llamar de otra forma al trabajo de un historiador que, contra todas las pruebas irrefutables, intenta poner en duda la existencia de los campos de exterminio. No es serio, ni en el ámbito privado, ni en el académico. Aunque respeto el derecho a que alguien suelte esas majaderías.

    Una vez aclarado esto, por motivos diversos, entre los que no son ajenos la especial curiosidad y demanda del lector o espectador, el Holocausto ha tenido una importancia mayor en el interés de los consumidores de esta temática por encima de otros asuntos no menos importantes. Cada una de las víctimas se produjeron en circunstancias distintas, siendo la de los judíos la más llamativa, quizás, por el ensañamiento, la irracionalidad y la injusticia de su persecución, donde las doctrinas eugenésicas alcanzaron sus consecuencias más espeluznantes, y en las que no faltaron experimentos horribles, así como la expropiación y reclusión de familias enteras dentro de guetos, para luego ser conducidos hacia su exterminio de una forma fría, programada y a escala industrial. Un hostigamiento que, salvando las distancias que la magnitud de la Solución Final supone, no es patrimonio exclusivo de los alemanes, ni siquiera en aquellos momentos, ya que el antisemitismo no remitió, por ejemplo, en la ocupada Polonia. Incluso algunos judíos, dado su comportamiento dentro del organigrama represor nazi, no tenían nada que envidiar a los antisemitas.

    Cierto es que la mayor parte de las películas resultan obsenas ante la flagrante demonización del soldado alemán, un ser sin sentimientos que se exprsea como un animal salvaje (lo que no quiere decir que no existieran algunos de ese estilo). Sin embargo, los árboles no deben impedirnos ver el bosque. Hitler no procuraba exclusivamente la recuperación de la dignidad alemana, sino la dominación y esclavización de los demás europeos, incluyendo en ese proceso la aniquilación de ciertos pueblos: gitanos, judíos y, en menor medida, polacos.

    Creo que la culpa es un sentimiento humano antes que producto de cualquier doctrina o religión. Para bucear en sus orígenes es necesario analizar las personas que la sufren. La predisposición a sentirnos culpables puede haberse originado en la infancia, especialmente si teníamos el tipo de padres o profesores que nos hacían sentirnos culpables por cada falta, por pequeña que fuera. Es una cuestión demasiado compleja.

    ResponderEliminar
  40. Hola profesor. Gracias por proseguir con el debate, me está resultando muy entretenido y constructivo.

    Yo no voy a negar que los alemanes persiguieran a los judíos, ni que fueran encerrados en guetos, ni que hubiera matanzas puntuales, pero deducir de todo eso el holocausto… Me gustaría que muchos projudíos reconocieran lo que han hecho los judíos. Por supuesto, cualquier historiador puede ir a los archivos originales, pero precisamente por eso es por lo que resulta más escandaloso el tema de la falta de libertad de expresión y más escandaloso aún (por miedo) la autocensura de muchos historiadores. Hoy en día no puedes dar a conocer tus estudios del Holocausto si antes no condenas de antemano el Holocausto, ¿por qué? ¿y cuál de ellos se condena? ¿El holocausto de los rusos, el de los chinos, el de…? Como ves, muchas naciones tendrían derecho a reclamar su holocausto, lo he demostrado en comentarios anteriores. ¡Con qué gratuididad se utiliza esa palabra! Cuanto más la escribo más absurda se me hace.

    Dices lo siguiente: “Es por esto que no entiendo que digas que se prohíbe investigar el Holocausto.” Intentaré sacarte de dudas. Por otro lado respeto que te parezcan majaderías, no te voy a negar que a mí también me lo parecían, pero si lo son ¿por qué hay gente que está amenazada, pagando multas o en la cárcel por negar el holocausto CON PRUEVAS EN LA MANO? ¿Por qué, por ejemplo, David Irving no puede entrar en Alemania? ¿Por qué sus libros están semi-censurados, con lo que conseguirlos es complicadísimo? (En España sólo se pueden conseguir en la Librería Europa y uno o dos en Casa del Libro y demás librerías. LA GUERRA DE HITLER es difícil de conseguir, que es el más o uno de los más polémicos) Y bien, el holocausto se puede estudiar, claro que sí, pero sólo lo puedes estudiar si es ciñéndote al dogma, sin cuestionar nada. Recurro de nuevo a la sabiduría de mi paciente novia: “cuidado con lo que haces, puedes irte con otra… pero entonces no vuelvas”.

    Léete esto si quieres estos fragmentos extraídos de un libro minúsculo de David Irving, es interesante:

    http://docs.google.com/View?id=dfjqmwcs_96gjsmwxpt

    También puedes leerte esto:

    http://alertacorrupcion.blogspot.com/2009/03/hechos-desconocidos-sobre-el-holocauto.html

    En Internet hay mucha información al respecto.

    En fin, esto no te servirá porque ya has calificado todo esto de majadería, pero si lo es… insisto: ¿por qué se persiguen a los majaderos? ¿Por qué hay tanto interés en que no se digan según qué cosas? A mí es precisamente eso lo que me hace dudar, el que se persiga a gente por decir cosas libremente.

    OJALÁ, PROFESOR, EN UN FUTURO PUEDA HABER UNA RECONCILIACIÓN RESPECTO A ETE DELICADO TEMA. PERO YA VES, HAN PASADO 65 AÑOS DEL FIN DE LA GUERRA Y SIGUE SIENDO DE UNA ACTUALIDAD PASMOSA, ES COMO SI LA GUERRA HUBIERA TERMINADO AYER.

    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  41. Profesor Poopsnagle15 de mayo de 2010, 23:51

    Daorino, ¿y no será que la censura no es más que la consecuencia de la ineptitud y de las intenciones de autores como Irving de elaborar una pseudohistoria acerca de este tema?; ¿no será que los historiadores académicos y las editoriales no admiten por acientíficas las conclusiones que autores como Irving hacen sobre sus "pruebas"?; ¿no será que sus conclusiones están completamente politizadas y hurga en los archivos a la búsqueda de pruebas con las que re-elaborar una historia (disparatada)donde se justifique lo injustificable?

    En países como Alemania o Austria es "normal" que exista una sensibilidad especial con este tema, y que las leyes no estén ajenas a la inmolación que supuso el nazismo para sus naciones. No se permiten ni bromas, ni apologías sobre este tema.

    Te cuento una anécdota acerca de la percepción que muchos alemanes tienen sobre el tema. Estando en una asamblea de propietarios de una comunidad alemana, éstos le recriminaron al abogado que presidía la mesa que se quitara el chicle de la boca, ya que es de mala educación hablar mientras mastica. A lo que el abogado respondió: ¡Vale, Heil Hitler! (el abogado era español). La reacción, sorprendente desde mi punto de vista, fue inequívoca. Los alemanes llamaron a la policía nacional y aquello terminó como el rosario de la aurora. Lo que te quiero decir es que los mismos alemanes, ya no judíos, reniegan profundamente de todo esto. Para ellos ha supuesto un trauma.

    Por otra parte, que se hable con profundo respeto de las víctimas judías no es óbice para despreciar las soviéticas, las chinas o las alemanas. No creo que nadie, en su sano juicio, niegue las violaciones de los japoneses en China, o las violaciones de mujeres alemanas por parte de soviéticos. Sin embargo, sí es preciso no perder de vista quiénes fueron los que iniciaron las hostilidades y con qué magnitud procuraron someter y desagraviar los efectos de la 1ª Guerra Mundial.

    Por último, te aporto una prueba documental de Ginés Vidal y Saura, embajador de España en Alemania desde 1942-45, sobre lo que estaba sucediendo en ese país con los judíos. Es una carta reservada dirigida al Ministro de Asuntos Exteriores español. No hace falta que te recuerde que se trata de una prueba del mismo bando de Hitler (aunque España mantuviera una oportunista e irreal posición "neutral"), con lo cual no existe posibilidad de manipulación judeo-masónica. Es un texto que ha visto la luz recientemente, perteneciente a los documentos "personales" de Franco. Están ya disponibles en el Centro Documental de la Memoria Histórica, en Salamanca. Ahí va:

    "Continúa la liquidación en masa de judíos, no sólo los que aún vivían de los tres millones y medio que residían en Polonia, sino los traídos de Austria, Checoslovaquia, Bélgica, Holanda, Noruega, Francia y Yugoslavia; un lugar hasta ahora ignorado llamado Tremblinka [sic], ha adquirido la lúgubre reputación de ser el elegido para estas matanzas terribles"

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  42. Profesor Poopsnagle15 de mayo de 2010, 23:56

    Erratas: "que se hable con profundo respeto de las víctimas judías no es óbice para despreciar las soviéticas, las chinas o las alemanas."

    Quise decir: que se hable con profundo respeto de las víctimas judías no quiere decir que se desprecien las soviéticas,...

    "éstos le recriminaron al abogado que presidía la mesa PARA que se quitara..."

    ResponderEliminar
  43. (1/2) Sean cuales sean las intenciones de Irving es inaceptable la censura a un investigador que se basa en los documentos originales. Dices que Irving está politizado, ¡joder!, ¿no está la historia entera politizada? Que yo sepa Irving no justifica lo injustificable, simplemente, con pruebas en la mano, dice que el holocausto es un mito. La inquisición progre y judía hoy te persigue como lo hacía antes la inquisición de verdad, la auténtica, la de la España negra, si negabas el libro sagrado te acusaban de hereje. El caso es que a la gente como Irving o Duke se le toma en serio, ¿y eso no te hace sospechar de que no se tratan de investigadores que hacen pseudohistoria, sino de investigaciones que hacen daño por no falsas? Para mi pseudohistoria es moralizar la historia y contarla como si los judíos fueran unos pobrecitos y el nacionalsocialismo el mal absoluto, cuando no es así. Ahora todo el mundo ve nazis en todas partes.

    Yo también entiendo lo de Alemania y Austria… como después de la primera guerra mundial, después de la segunda tuvieron que tragar y tragar y seguir tragando, hasta el punto de que todavía siguen pidiendo disculpas por lo que el pueblo alemán hizo, incluso algunos son casi obligados por presión social a pedir disculpas por lo que creen, es como “perdonarme por ser tan malo”. Varios ejemplos:

    http://www.clarin.com/diario/2000/02/17/i-03203d.htm

    http://www.20minutos.es/noticia/55715/0/EEUU/HUNGRIA/JUDIOS/

    http://www.rtve.es/noticias/20090130/obispo-que-niega-holocausto-pide-disculpas/226930.shtml

    http://www.webislam.com/?idn=3816

    http://informe21.com/actualidad/ex-presidente-jimmy-carter-pide-perdon-los-judios-comentarios-su-libro

    http://www.hoy.es/rc/20100404/mas-actualidad/internacional/cantalamessa-pide-perdon-judios-201004041118.html

    En fin, parece que hay que arrodillarse ante los judíos, a ellos les gusta mucho que los demás se humillen ante ellos. ¿Por qué hay que pedir perdón por algo que uno no ha cometido a pesar de formar parte del pasado histórico de tu país? ¿Ves más claro lo de la culpabilidad? En la historia está inserto el pecado original porque cada generación hereda los pecados de la anterior.

    Otros prefieren arrodillarse ante otros:

    http://historia.mforos.com/704553/8756448-el-psoe-pide-perdon-a-los-moriscos-por-su-expulsion-en-el-siglo-xvii/

    Manda manda lo del PSOE, partido empobrecedor de España, amigo de inmigrantes que hace política contra los españoles.

    ResponderEliminar
  44. (2/2) Que los alemanes tengan esas leyes que dices (leyes que ya sabía que existían) no es más que la demostración de que en Alemania hay un profundo sentimiento de CULPA. ¿Lo ves ahora claro? Porque decías que eso de la culpa… Por otro lado el antisemitismo de hoy es casi más gracias a los judíos, a quienes les interesa mucho. Yo creo que ser antisemita es hacerle el juego al judío, por ello cuando he hablado con algún judío ha querido ver en mí antisemitismo a toda costa, porque le jode no poder acusarme de ello para ponerse por encima moralmente y condenarme. Al final sacan algo para acusarte de antisemita y nazi. Ni te imaginas lo difícil que es hablar con algunos judíos. Y es una pena, porque me encanta debatir y aprender.

    Por supuesto, yo también hablaré con profundo respeto de las víctimas judías, pero me parece inaceptable el victimismo judío actual, parece que no se puede hablar de ellos, ni tocarles… LA FUERZA DEL DÉBIL ES HACERLE SENTIR AL FUERTE CULPABLE DE SU FUERZA. El judío siempre será un pueblo de esclavos, un pueblo sacerdotal, de oído como toda religión del desierto más que de vista como toda vida pagana y sacralizadora del mundo y del hombre.

    A lo de Ginés Vidal y Saura. Por mi parte yo no he negado en ningún momento el racismo inherente en el nazismo y la repulsa hacia los judíos, tampoco he negado que hubiera matanzas puntuales contra judíos, así que por lo que a mí respecta esa prueba a mí no me aporta nada. Por otro lado no es de extrañar porque Franco fue un benefactor de los judíos: http://www.generalisimofranco.com/franco/00B.htm

    Y eso de que Franco fue aliado de Alemania tiene sus peros, aunque se ha aceptado que fue un aliado escondido en la neutralidad. En eso no voy a entrar.

    Un saludo profesor.

    ResponderEliminar
  45. Profesor Poopsnagle17 de mayo de 2010, 12:07

    Siendo ciertos como son los abusos que se cometieron en el pasado contra los judíos: ¿qué problema hay en pedir disculpas?; ¿mancha en algo a las otras víctimas? Es un símbolo de confraternización, de haber alcanzado una madurez y una conciencia, de estar confiados de que esos hechos no se volverán a repetir. Por otro lado, no es de extrañar que se le dé mayor importancia a la Solución Final, dado que estamos hablando de una de las ideas y proyectos de exterminación más atroces que se recuerdan en toda la historia de la humanidad, con unas cifras que espeluznan, donde seres inocentes (incluyendo ancianos, mujeres y niños), fuera del fragor de la batalla, fueron conducidos como animales a su liquidación. Es algo terrorífico.

    Dicho esto, y por el mismo respeto que se le deben a las víctimas, no se debe utilizar este dolor como justificativo para los desmanes que Israel cometa en el presente o en el futuro. En eso estoy de acuerdo.

    No me extraña que Cantalamessa pidiera disculpas después de comparar la perscusión que sufrieron los judíos con el muy justificado "bombardeo" mediático que ha recibido la Iglesia tras descubrirse todos los casos de pederastia que habían ocultado.

    En cuanto a Williamson. También llamo diablo al anterior Papa y fue consagrado como obispo al margen de la Iglesia Católica. Pidió disculpas por conveniencia, ya que B16 lo obligó so pena de volverlo a apartar. Nunca se retractó.

    "El judío siempre será un pueblo de esclavos, un pueblo sacerdotal,"
    Si fueran tan garrulos, ¿crees que dominarían el mundo como dicen ustedes?

    Por último, no creo que la legislación austriaca y alemana estén basadas en ningún sentiemiento de culpa, sino en la firme decisión de no permitir la apología de una ideología asesina, totalitaria y exclavizadora, que atenta contra los mínimos principios del derecho, y que ataca de lleno a la dignidad de los alemanes y europeos de ayer y de hoy, muchos de los cuales se vieron inmolados en una guerra fratricida.

    Los alemanes no es que se sientan culpables, es que le echan la culpa, y no sin razón, al nazismo de todo el sufrimiento que tuvieron que soportar, por, al fin y al cabo, la megalomanía de un individuo que pretendió someter a Europa y a sus naciones. Sí, atacó a Europa y a su identidad, eso que tanto se defiende aquí.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  46. No hay problemas en pedir disculpas siempre que sea uno mismo el responsable de un acto en concreto y entienda que se ha equivocado, pero de la historia que me precede sólo puede ser como mínimo crítico, y veo una estupidez que por ser blanco tenga que pedir disculpa a los negro por la esclavitud o que por ser español tenga que pedir disculpas por el colonialismo.

    Por otro lado creo que no vamos a sacar nada en claro porque tú tienes fe ciega en los datos de la historia oficial, la cual ha falsificado documentos, incluso inventado, y yo soy el crítico y sospecho hasta del abecedario, jeje. Tengo que decirte que desconfío tanto de la historia oficial como de Irving o cualquier revisionista. Yo expongo mis dudas y nada más.

    Dices: “Dicho esto, y por el mismo respeto que se le deben a las víctimas, no se debe utilizar este dolor como justificativo para los desmanes que Israel cometa en el presente o en el futuro. En eso estoy de acuerdo.” Me alegro de que estemos deacuerdo.

    "El judío siempre será un pueblo de esclavos, un pueblo sacerdotal,"
    Si fueran tan garrulos, ¿crees que dominarían el mundo como dicen ustedes?”
    ¡Eh!, ¿quién ha dicho que sean garrulos! Son jodidamente listos y supieron utilizar su espada en su momento como ahora los tanques.

    Entiendo perfectamente la legislación austriaca y alemana en lo que toca respecto a este tema. No voy a ser yo quien les cuestione.

    Si los alemanes no se sienten culpables como dices que no pidan disculpas.

    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  47. Profesor Poopsnagle17 de mayo de 2010, 20:02

    El pedir disculpas es un acto político y simbólico a la misma vez, donde, evidentemente, las personas concretas que no estuvieron allí no tienen nada que perdonar, y que, por lo tanto, no se sienten culpables. Sin embargo, se acepta como un homenaje a las víctimas. No veo el problema ¿Por qué esa fijación por no dejar que se homenajeen a las víctimas judías, las cuales están más que documentadas? ¿Molestarían si fueran francesas, alemanas o españolas, como anualmente se hacen desde los homenajes castristas y políticos? ¿Molesta que se homenajee a los soldados muertos en Afganistán, por mucho que no fueran unos "santos"? Es una cuestión de pura humanidad.

    "Tengo que decirte que desconfío tanto de la historia oficial como de Irving o cualquier revisionista." Me da a mí que esto no es cierto, pues si emplearas la misma duda "patológica" para unos y otros, no creerías en ninguno de ellos. Y, sin embargo, te decantas a pesar de que el Holocausto no es ningún misterio...

    Pero claro, el primer párrafo no tendría sentido para ti si de inicio niegas que se asesinaran judíos en masa. Y para no caer en la inhumanidad por poner pegas a los homenajes que se les tributa es necesario decir antes que esas víctimas no existieron.
    ¡Y vaya que sí existieron!

    ResponderEliminar
  48. "(...) si emplearas la misma duda "patológica" para unos y otros", dices. jejeje... Me gusta mucho lo de duda patológica, te lo copio para futuras conversaciones con quien sea. Muy ingenioso.

    Yo antes no dudaba… pero luego leí a otros que sí dudan y a quienes se les castiga con la cárcel, multas, etc. Les doy el beneficio de la duda por la defensa a ultranza que hacen, sin complejos, de sus argumentos. No pienses que me creo lo que dicen los revisionistas, pero es que es muy cómodo ceñirse a lo establecido; QUE SE DEJE DE UNA VEZ ESTUDIAR LIBREMENTE EL HOLOCAUSTO Y TODO LO RELACIONADO CON LOS CAMPOS DE CONCENTRACIÓN.

    Algunos REVISIONISTAS dicen incluso que Jesucristo no era judío para justificar la fe de los gentiles y el cristianismo. No me puedo creer todo, sólo desconfiar, pero eso no quita que para mí un Irving no pueda tener el mismo crédito que cualquiera que se ciñe a la historia establecida por los vencedores.

    Me parece bien que se homenajeen a las víctimas judías, joder, estaría bueno, ¿dónde he dado yo a entender que las víctimas judías no merezcan su reconocimiento?

    Yo no he negado que se mataran a judíos en masa, he hablado de matanzas puntuales… Tendríamos que delimitar a partir de qué número es matanza en masa.

    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  49. Profesor Poopsnagle18 de mayo de 2010, 13:44

    Lo que mencionas de Jesucristo es trágico-cómico; ¿es posible que exista gente así?

    Seguiremos charlando sobre estos y otros temas.

    ResponderEliminar
  50. Por supuesto, estaré encantando de seguir debatiendo contigo, profesor. Serás bienvenido siempre.

    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  51. Reproduzco un comentario de Jaume farrerons que me parece de gran interés:

    Jaume Farrerons Dice:

    A mí no me asusta la aridez. Este tema es la clave para poner en evidencia la criminalidad de la oligarquía dominante en el mundo después de 1945. Algo demasiado importante y que tenemos el deber de estudiar intentando realizar una síntesis constante de todos los datos fidedignos disponibles en cada momento.

    Según mis cifras, el número de víctimas del plan de exterminio de los aliados (que se configura en 1941 con el libro Germany must perish, de T. N. Kaufmann (judío) y se concreta en el plan Morgenthau (Henry Morgenthau, judío), es de 17 millones de civiles y prisioneros alemanes desarmados. Es el mayor genocidio de la historia, descontando los 100 millones de víctimas del comunismo, víctimas que, en su mayor parte, fueron acusadas de “fascistas”.

    Así Alemania y los “fascistas” serían las víctimas del siglo, convertidas, por este motivo, en verdugos y en la encarnación del mal absoluto.

    James Bacque sufrió una campaña de desprestigio y se cuestionó su estatus académico y autoridad para investigar (sería un mero “periodista”). Sin embargo, recientemente, un historiador de reconocido prestigio ha publicado un libro en el que le da la razón, aunque reduciendo las cifras de las víctimas de la hambruna planificada contra los civiles alemanes, 2,5 millones según MacDonogh, 8 millones según Bacque (las cifras de víctimas de prisioneros de guerra se reducen de 1,7 millones -Bacque- a un millón -MacDonogh). El libro se titula “After the Reich. The Brutal History of the Allied Occupation”, por Gilles Macdonogh, y fue publicado en Basic Books, New York, 2007, 618 pp. El autor en todo momento intenta atenuar la responsabilidad de las autoridades de ocupación haciendo alusiones a la intrínseca maldad del nazismo.

    Enlace de procedencia:
    http://montalbo.wordpress.com/2010/05/08/comentarios-a-mi-lucha/

    ResponderEliminar
  52. al prof Poop...
    opino que es perder el tiempo polemizar con quien "hace trampas"
    usted, profesor... habla de la quema de libros en Bebelplatz...

    Es sabido hasta la nausea que los del pueblo "elegido" controlaban e intoxicaban la cultura con pornografia ideológica y todo tipo de ideas corruptoras... incluso en un film antinazi como Cabaret eso SE NOTA...
    En esas circunstancias esa quema de libros de la que tanto hablan algunos era solamente un acto Simbólico a la manera de Auto de Fe. En comparación con esa "censura" le puedo afirmar que hay mas de 45000 titulos de obras serias, de libros formativos (no de novelas) que está prohinido editar en Alemania desde 1945...
    Bastaria ojear la cartelera de espectaculos (cines, teatros, operas etc) de la época del Reich para darse cuenta de que si bien
    habia ciertas restricciones a la libertad de opinar... la situación cultural hoy en Occidente es muchísimo más restrictiva...y además con el agravante de que se permite casi todo lo que es malo e indecente... y se persigue la defensa de la verdadera moral, arte y cultura... las cuales serian
    sanadlortas para el pueblo europeo.
    Bien... no sigo...porque este tema exigiria miles de horas de debate... Sólo debemos meditar lo siguiente: hoy es casi un crimen, un delito, tratar de defender la conservación e identidad de la raza europea... Y ese tipo de
    condena no rige para cualquier tribu, raza o pueblo NO BLANCO que quiera defender su identidad...
    Saludos ... y señalo que no voy a continuar este debate que considero pérdida de tiempo pues finalmente casi todo el mundo persiste en sus ideas previas...

    ResponderEliminar
  53. Gracias por la exposición, Alex, aún siendo breve hace me hacer ver muchas cosas claras. La verdad es que de la quema tenía muy poca idea. Deacuerdo estoy entonces con todo lo que dice tu comentario.

    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  54. Usted entró alborotado, así que que le llame energúmeno es de lo más normal.

    "No termina de convencerme la argumentación que ofreces acerca de la censura en Europa, más en estos tiempos virtuales, donde cualquiera se hace con un blog gratuito y puede escribir lo que le plazca."

    Le repito que estos blogs están en Yanquilandia. En Europa estarían prohibidos. Por otro lado, que todos los medios de manipulación, (radios, prensa y TV) den el mismo mensaje a la masa de la población, (y la democracia se maneja así, con la masa, no con las minorías), es prueba suficiente de la falta de libertad de expresión.

    "En cuanto a las cifras que mencionas en tu artículo, no deben ser consideradas de forma rigurosa. Son estimaciones hechas en el fragor del socorro exigido ante el antisemitismo imperante en Europa a principios del siglo XX."

    Los números 6, 216, 666 y 6 millones son números cabalísticos judíos usados siempre que hay que inventarse algún número. En efecto, no hay que tomarlos como ciertos, sino como falsos, como la clara prueba de que están mintiendo.

    El antisemitismo surge por algo. Es una actitud defensiva ante el parasitismo. La Historia está llena de ejemplos y de citas sobre el asunto:

    http://losgeniosopinan.blogspot.com/

    "Hablamos siempre de estimaciones"

    Estimaciones basadas en humo. Debería hacerle pensar que un número cabalístico judío, el de los 6 millones, haya sido aceptado y se repite sin cesar, en clara demostración del poder judío mundial que lo impone como cifra cierta y real, y en clara demostración de la enorme cantidad de criados que tienen a su servicio.

    "sí resulta mezquino trasladar el debate acerca de la cantidad de judíos asesinados hacia la existencia o no del Holocausto, de las cámaras de gas y de los campos de exterminio"

    Lo que es mezquino es la censura y represión para imponer el asunto a la fuerza, cosa que no se hace con otros hechos históricos. Lo que es mezquino es que los genocidios de los demás no reciban películas, museos ni días de conmemoración. Lo que es mezquino es la industria del holocausto, y la extorsión indefinida contra Alemania, parasitaria, de estarles sacando el dinero de manera permanente y sin visos de caducidad.

    "Es irrefutable. Lo vieron todos (judíos, soviéticos, polacos, alemanes, americanos, británicos, etc.) y tenemos sus testimonios en forma de fotos, vídeos y testimonios orales."

    Mentira. La Cruz Roja entró en los campos de concentración y no vio nada de ningún holocausto, ni se vieron columnas de humo de nadie a quien estuvieran quemando. Los estimonios son de judíos, que reman todos en la misma dirección victimista, y las fotos son falsas, de gente desnutrida o enfermos o muertos de tifus pasadas como víctimas del holocausto. Ahora no encuentro la dirección de un hilo de un foro que tenía apuntado con muchas de esas fotos demostrando que son falsas.

    ResponderEliminar
  55. Estoy deacuerdo contigo Qbit. Por cierto, si encuentars ese hilo no dudes en popenlo aquí. Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  56. La evidencia en contra de la version oficial del holocausto es tan abrumadora e irrefutable que solo alguien que no quiera saber la verdad sigue creyendo en la mentira de los 6 millones de eternar victimas judias.

    La entrevista que el historiador judio David Cole hizo en 1992 al director del "museo" de Auschwitz es una prueba de excepcion de la mentira de la camara de gas de Auschwitz. Podeis ver el video aqui: http://www.tinyurl.com/entrevistadavidcole

    Si sabeis ingles podeis ver los videos de nivel universsitario en www.onethirdoftheholocaust.com.

    la verdad esta saliendo a la luz.

    Para un video corto pero con hechos irrefutables ver: http://www.youtube.com/watch?v=-HVpn9yCceE

    ResponderEliminar
  57. Gracis por toda esa información, anónimo, me va a ser de mucha utilidad.

    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  58. El que tenga dudas sobre la version judia del holocausto puede ver el video del historiador judio David Cole en su visita en 1992 al campo de Auschwitz donde entrevista al director del "museo" y este confiesa ante la camara algunas verdades incomodas sobre la llamada camara de gas: tinyurl.com/entrevistadavidcole

    ResponderEliminar
  59. Bajurtov, por cuanto da las nalgas tu mama?

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.