15 de octubre de 2010

PROCAPITALISTAS DISFRAZADOS DE NACIONALISTAS


Síntesis de los principios básicos del movimiento «nazi» por lo que se refería a la política interior de Alemania que incluye Salvador Borrego en su obra "Derrota Mundial". Estos puntos podéis leerlos en su totalidad en la página web administrada por Lovecraft, de nombre Disidencia Hostil, que es el espacio del cual yo recojo los siguientes puntos:

(…)
7. El obrero de Alemania debe ser incorporado al seno del pueblo alemán. La misión de nuestro movimiento en este orden consiste en arrancar al obrero alemán de la utopía del internacionalismo, libertarle de su miseria social y redimirle del triste medio cultural en que vive.

El sistema nacionalsocialista practica el socialismo como un instrumento de justicia social, pero no como un instrumento de influencia judía. Al privarlo de esta venenosa característica, automáticamente se convierte en enemigo del falso socialismo internacional.

8. La exaltación de un grupo social no se logra por el descenso del nivel de los superiores, sino por el ascenso de los inferiores. El obrero atenta contra la patria al hacer demandas exageradas; del mismo modo, no atenta menos contra la comunidad el patrón que por medios inhumanos y de explotación egoísta abusa de las fuerzas nacionales de trabajo, llenándose de millones a costa del sudor del obrero.

(…)
17. El Partido permitirá al niño más pobre la pretensión de elevarse a las más altas funciones si tiene talento para ello. Nadie debe tener automáticamente derecho a un ascenso. Nadie debe poder decir: «ahora me toca a mí». Precedencia al talento. No hay otra regla.

(…)
20. Quien ama a su patria prueba ese amor sólo mediante el sacrificio que por ella está dispuesto a hacer. Un patriotismo que no aspira sino al beneficio personal, no es patriotismo. Los hurras nada prueban. Solamente puede uno sentirse orgulloso de su pueblo cuando ya no tenga que avergonzarse de ninguna de las clases sociales que lo forman. Pero cuando una mitad de él vive en condiciones miserables e incluso se ha depravado, el cuadro es tan triste que no hay razón para sentir orgullo. Las fuerzas que crean o que sostienen un Estado son el espíritu y la voluntad de sacrificio del individuo en pro de la colectividad. Que estas virtudes nada tienen de común con la economía, fluye de la sencilla consideración de que el hombre jamás va hasta el sacrificio por esta última, es decir, que no se muere por negocio, pero sí por ideales.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Una vez presentado todo esto, podemos empezar. Sé que el texto es muy largo, pero ese es mi estilo, ese es el estilo de El Mundo de Daorino. No es un blog para cualquiera, y no quiero decir con esto que cualquiera no pueda venir, pues todos pueden presentarse y todos pueden comentar en él. Decir que no es para cualquiera es asumir que no todo el mundo está al nivel. Y una vez dicho esto…

Parece que he encontrado a un hombre… ¿de mi altura? Lo dejo para la libre interpretación. Lo primero que un hombre debe hacer es respetar a su rival, en este caso al calumniador, reconociendo sus virtudes a pesar de haber perdido la cabeza, pues se ha inventado mucho y deducido cosas que no tenía que haber deducido con su famoso sentido común sobre Alan y yo. Lo que yo traigo aquí son argumentos, mientras que Qbit, en su artículo Comunistas Disfrazados de Nacionalistas lo único que aporta son ocurrencias, ocurrencias más o menos ingeniosas, más o menos ordenadas, más o menos verosímiles, pero poco o nada verídicas y en absoluto fundamentadas. Y ese es Qbit respecto a mí, un divertido ocurrente. Si acaso se ha destapado él, él como una persona incapaz de llevar una relación basada en el respeto mutuo, defendiendo una idea demasiado casposa, defendiendo una jerarquía de valores material, que se aleja del sentir de un verdadero nacionalista, de un verdadero patriota. Qbit es un tonto útil del capital, un reformista si queréis, y podemos encuadrarlo en la estela de otros que viven cual parásitos para ponzoñar el espíritu y carácter nacionalistas de los que con orgullo pensamos en un socialismo nacional, en el nacionalsocialismo, sin perder de vista el librepensamiento, actitud que define el espíritu indómito del europeo respecto a los demás pueblos del desierto, que encadenan al hombre, que encadenan al hombre en la contemplación y en el martirio en este mundo para ganarse un más allá; yo me honro en haber heredado ese espíritu que dice que lo sagrado es el mundo y que mi mundo es este, sólo este. Por ello, para mí lo sagrado es la tierra, la sangre, eso sí que es inalienable, eso sí que es algo irrenunciable. Sin embargo, la propiedad privada no es sagrada, la propiedad privada no emana de lo sagrado, de lo natural.

Me sorprende mucho que mi artículo La Lucha Obrera haya causado tanto revuelo. Pensaba que los que venían a El Mundo de Daorino lo hacían para discutir libremente, a construir, no a descalificar y a actuar luego en su blog con algún artículo lleno de falsedades y calumnias.

Se me acusa de que quiero casa y comida gratis, menuda superchería. Este personaje defiende la propiedad privada como un derecho natural, así que seguramente este tío lo que quiere es que no tengamos ni sanidad ni enseñanza públicas, que la enseñanza y la sanidad sean sólo accesibles a los ricos. Sí, va a resultar que este personaje va a ser un auténtico procapitalista disfrazado de nacionalista, uno de esos que anhelan que llegue el día que se privaticen las pensiones porque es posible que sea lamentable que haya gente que viva sin trabajar e improductiva. Igual en su casa tiene pósters de aseguradoras médicas y del automóvil, siglas de bancos y de sus grandes ídolos capitalistas, que mira cada día con el deseo de que en el futuro esos embajadores del dinero puedan ser libres del yugo estatal; todo esto es una conjetura, pero, tras lo leído en su blog, me es lícito sacar conclusiones de este tipo. Yo quiero bienestar para la gente, que nuestros mayores disfruten del ocaso y los jóvenes y no tan jóvenes crezcan como hombres con la dignificación del trabajo, pero Qbit parece que sólo quiere que trabajemos. Es justo decir eso, justo porque por defender la propiedad pública y delimitar la propiedad privada me ha acusado comunista. Sí, ¡viva!, ¡viva la propiedad privada, es el derecho natural y si no la defiendes eres comunista! ¡Viva la privatización de pensiones, de la sanidad y de todo lo demás! Sí, lo dice el mismo que quiere una sociedad laser, el mismo que llama a la unidad, ¿pero a una unidad dispersa? Eso es un contrasentido. ¿Se referirá a tener a todas las multinacionales apretujadas, cada cual defendiendo su trocito en lugar de defender lo de todos? Defender la propiedad privada como algo sagrado atenta con lo que debe ser una sociedad laser y con lo que debe ser un auténtico nacionalista: o se piensa en uno mismo exclusivamente, en el estado, o en la nación, es decir, o eres liberal o eres comunista (formas del capital y del materialismo), o lo que sería mejor, eres nacionalista: pensar en uno mismo por el bien de los demás y pensar en el bien de los demás por uno mismo, actuar todos unidos, todos como un bloque y, en consecuencia, como una auténtica nación patriota y racial. Una sociedad donde cada cual trabaje para sí mismo, donde cada cual pueda ser dueño de su propio esfuerzo, de su propio trabajo en beneficio de la nación, sin perjudicar a la nación, eso es lo que yo quiero y, paradójicamente, Qbit también -o eso dice. Como dije al final de Sobre la Propiedad y Otros Asuntos: "Hay que garantizar la cohesión social, pero también la vida privada y el desarrollo individual. Yo quiero un pueblo unido que a la vez esté repleto de excepcionales individualidades".

He buscado en todo el artículo La Lucha Obrera dónde he podido decir que quiero las cosas gratis y he encontrado esto, que quizá haya inducido a error: "¿No son el trabajo y la vivienda derechos constitucionales? ¿Por qué me priva el sistema de mis derechos? ¿Por qué tengo que ir a mendigar al banco?". Vaya, parece que querer una vivienda digna y un trabajo es pedir que quiero las cosas gratis, parece que reclamar mi derecho a la propiedad de algo va a ser querer algo gratis: ¿el derecho natural se gana pagando? ¿Acaso he dicho que no quiera pagar mi casa? Seguramente este personaje esté feliz viendo cómo las personas se gastan 1/3 del sueldo o más (he tirado por lo bajo) en su piso, o viendo cómo el español de a pie se sumerge en el paro sin poder encontrar un trabajo y de esta forma no poder acceder a la vivienda, mientras los inmigrantes y los desechos del mundo consiguen todo sin esfuerzo gracias a la estupidez piadosa de los derechos humanos y nuestro gobierno títere. Zanjo pues el asunto, no reclamo nada gratis, sino mi derecho a una vivienda que no me lleve toda la vida pagarla, reclamo mi derecho a la propiedad, ¿no era eso algo natural?

Ser anticapitalista supone combatir el liberalismo económico y el marxismo económico a partes iguales, por ello aclamé de esta forma: "(…) donde la propiedad privada sea abolida –o al menos controlada, pues ésta debería tener una orientación social y nacional… ¡el capital tendrá patria!-; pero eso sí, los bienes serán dirigidos por los ciudadanos en usufructo, por los individuos, no por el estado, ¡no al capitalismo de estado!, ¡no al marxismo! ¡Fuera la usura! ¡La propiedad privada no es sagrada! Los recursos son de todos los individuos de la nación". Para este señor no debe ser la nación la que trabaje su tierra, sino la nación la que trabaje para los liberales que él defiende, para los señoritos, como se decía en los campos andaluces. Preconiza que mi idea es esclavitud y piensa que trabajar para otro no lo es. Yo quiero que mis compatriotas puedan trabajar para sí mismos y su país, por su pueblo, sin que nadie les mangonee ni saque de ellos plusvalías enormes. Hay más dignidad en trabajar por tu país que por una empresa privada. Una empresa puede irse a otro sitio, tu nación siempre estará ahí. He de reconocer que dije "abolir la propiedad privada" sin matizar nada. No pensaba en quitarle nada a nadie. Por ello me vi en la obligación de escribir Sobre la Propiedad y Otros Asuntos, para corregir mi error de no matizar, habiéndome dejado llevar por un exceso de hibris. En el texto dije lo siguiente:

"El objetivo de abolir la propiedad privada es eliminar el interés particular y egoísta y educar en “trabajar por el interés de la nación” y en el fomento de grandes valores de naturaleza aristocrática, así como dirigir el rumbo de la economía de un país: NO A LA LIBERTAD DE COMERCIO. Por supuesto, no me molesta el pequeño comercio –que cuidado con éste– y la propiedad de una vivienda, pero sí controlaría los precios y la venta inmobiliaria, prohibiendo la segunda vivienda, por ejemplo. Pensar que la propiedad privada es "libertad" es participar de la mentalidad capitalista. La propiedad privada debe circunscribirse a un mínimo que garantice un comercio sano que potencie una sociedad CON mercado y donde la figura del trabajador de su propio negocio juegue un papel vital en el país, proveyendo a la sociedad de todo lo que necesita: principalmente alimento, pero también libros, una copa... Cuando hablé de abolir la propiedad privada lo hice pensando en nacionalizar la banca y recursos estratégicos, destruir los grandes imperios empresariales, destruir el capital financiero, prescindir del patrón oro (en sustitución por el patrón trabajo, como hizo la NSDAP, medida anticapitalista por excelencia), etc. Mi "abolición de la propiedad privada" está, como veis, repleta de matices, por lo cual no es una literal abolición; es como cuando se dice que "estás en contra del aborto" y sin embargo consentirías un aborto si el embarazo supusiera un peligro para la vida de la madre o fuera por un bien eugenésico."

Como podéis observar, mi labor como nacionalista y anticapitalista feroz es hundir las dos formas de capitalismo perverso que nos acechan, el liberalismo y el marxismo, y crear una sociedad libre de la tiranía del mercado y del marxismo en su opresiva voluntad de reducir a todos a lo mismo y circunscribir el capital, los recursos de la nación, al exclusivo dominio del estado. El país será soberano si lo conduce la nación, si los recursos pertenecen a la nación, alejándose del egoísmo y construyendo juntos (sociedad láser) el futuro, lo cual debe garantizar un verdadero estado nacionalsocialista.

Qbit dice, refiriéndose al comunismo: "Una ideología para gente mezquina y ruin, que quiere aprovecharse del trabajo de los demás, pues en eso consiste el querer que el Estado les dé comida y alojamiento gratis". Y yo le digo a Qbit que tiene razón, pero: "una ideología para gente mezquina y ruin, que quiere aprovecharse del trabajo de los demás, pues en eso consiste el liberalismo económico, en esperar que lo privado te dé de todo, además de alojamiento pagándole al banco 1/3 de tu sueldo durante cuarenta años y no pudiéndote permitir tener una familia". ¿Y qué le ocurre a don polifacético, acaso su sentido común no le hace ver que el liberalismo económico SI quiere aprovecharse de los demás tal como hace el comunismo? Si atacas una forma de capital inevitablemente atacas a la otra, una porque es la base, la otra porque es la reacción, pero las dos son formas materialistas. Qbit quiere que trabajemos para el capital, quiere que la casa se la dé el capital; y luego dice de vivir del trabajo de uno mismo cuando el trabajo de uno mismo no es suyo, sino de aquel para quien trabaja en esta sociedad marchita llena de pro-capitalistas como Qbit, defensores de la propiedad privada como algo natural (y por lo tanto sagrada) y desechando por completo la posibilidad de la propiedad pública y los grandes beneficios que ésta pudiera dar a la nación si los recursos fueran bien gestionados. Pero ya dejé bien claro que en mi caso no quiero nada gratis, yo me lo quiero ganar todo, yo quiero sudar y ganarme las cosas con mi esfuerzo, ni siquiera quiero que trabajen para mí si no es indirectamente por la nación. Se trata de trabajar para uno mismo y por la nación, no para uno mismo y propiedades particulares, o para Florentino Pérez o Emilio Botín. ¿Por quién preferís trabajar, por vosotros mismos y por la nación o por el supra-capitalista Botín, a quien le da igual este país, sólo le importa su beneficio y que se paguen las hipotecas? Es posible que Qbit quiera que trabajéis para él, exprimiendo vuestra fuerza de trabajo y luego os despida por cuatro duros y una palmadita en la espalda.

La propiedad privada no es un derecho natural. En la naturaleza no existe la propiedad, sólo es una idea. La propiedad privada es la ambición que el hombre tiene por dominar a la naturaleza, por dominar las cosas y hacerlas suyas. Eso puede ser natural en el sentido de que el hombre se inclina a ello, pero no es un derecho: es el hombre que pretende justificar su dominio sobre las cosas y sobre las personas con el derecho o con la ley. Criticar la propiedad privada no es criticar a alguien que tiene una casa o un piso, sino a aquel que no trabaja su propiedad y la explota y se lucra con el trabajo de otros. ¿Ese derecho natural lo tienen solamente unos elegidos? Si es natural será un derecho que todo el mundo debe tener, y como es natural será un derecho para todos por igual… Igual que respirar es algo que hacemos de forma natural todos los hombres (y por igual), ¿es por ello respirar un derecho? No creo que la propiedad sea por tanto natural porque ningún derecho lo es. Si fuera natural sería porque la naturaleza te da ese derecho y la naturaleza no te da derecho a, sino capacidad de. Es el hombre con su voluntad el que se ha forjado un derecho para ganarse el derecho; el derecho para convertir la sociedad en la ley del más avieso, en la ley del más avaricioso, en la ley del menos ingenuo y menos noble, derecho a proclamar que la naturaleza humana es egoísta y malvada como si el hombre no pudiera ser otra cosa mejor. En definitiva, derecho a la propiedad, sí, pero a costa del trabajo de uno mismo y sobre uno mismo, no a costa del egoísmo generalizado, no a costa de nuestra cultura por beneficios particulares, no por un mundo sin valores.

Pero lo más rastrero que ha escrito Qbit es aludir a una situación personal que para mí supone toda una tragedia y un gran dolor, y esto no es victimismo, sino mi realidad, una realidad a la que me enfrento sin vergüenza cada día. Me refiero a ser un parado, a no poder hacer uso de mi derecho a trabajar, un derecho que yo me doy y que además es una obligación, ya que es con el trabajo con lo que se construye el futuro. Esta realidad también atosiga a mi amigo Alan, a quien también, infundadamente, ha acusado de comunista. Qbit dice, en relación a Alan y a mí: "Ante una crisis económica, los materialistas se vuelven comunistas bien deprisita. Parece que basta con quedarse sin trabajo para salir reclamando abolir la propiedad privada y que papá Estado les dé comida y piso gratis. Eso sí, sin abandonar el discurso nacionalista para seguir quedando bien." Y yo le respondo que parece que tener un trabajo es suficiente como para no estar en desacuerdo con el sistema capitalista liberal mientras el jefe te pague bien. Mientras tanto también seguirá con un discurso nacionalista para engañar a todo el mundo. Un nacionalista no usa la desgracia de un compatriota para denigrarlo. ¿Es este el tipo de camaradas que queremos? ¿Es este el tipo de camaradas que hipócritamente van demandando grandes valores?

Luego dice, aludiendo a mi concepto de libertad, una serie de incongruencias. La libertad es un problema filosófico, como la nada. La libertad no es algo que uno tenga, es algo que uno se da, pues no es un impulso, sino un acto de voluntad, algo que requiere responsabilidad y control. Sin embargo, Qbit dice: "Desde luego, en quien menos confiaría yo y de quien más me esperaría una traición, es de este tipo de gente tan deseosa de vender libertad por una supuesta seguridad, y en cambio, me fiaría de alguien que fuera lo contrario, de alguien que ha demostrado fortaleza, de alguien con los “huevos pelaos” (y mira que no me gusta esa expresión tan vulgar, pero no me ha quedado más remedio que usarla)". Pongo lo que está entre paréntesis para que no penséis que Qbit es una persona pedestre. Qbit demuestra que no ha entendido nada de mi concepto de libertad, y que es un ser con poca profundidad o empaque intelectual en un terreno que requiere algo más que sentido común. Por ello pondré una parrafada donde explico perfectamente qué significa la libertad para mí. En el artículo El Colmo del Igualitarismo, dije:

"Lo que no saben los legisladores y “utópicos” políticos que nos gobiernan es que la discriminación se manifiesta en el simple hecho de elegir, que la libertad misma es un acto de discriminación; y es algo tan natural que se da hasta en la propia naturaleza. Discriminar es renunciar a lo discriminado a cambio de lo mejor, lo mismo que elegir es libertad en cuanto se opta por algo por voluntad propia, pero a la vez se renuncia a la libertad pues no se podrá optar a lo renunciado, no se podrá dar marchar atrás: somos esclavos de nuestros actos, el tiempo hace imposible la libertad, la libertad hace imposible la propia libertad".

Así que no niego el concepto de libertad, en ningún momento lo he hecho, simplemente reformulo la libertad, la redefino, la contemplo como una contradicción en sí misma. Hablar de libertad es como hablar de la nada. ¿Existe la nada por hablar de ella? Nada es nada, y te lo dice uno que cree que la nada es la esencia de las cosas: detrás de la cosa hay nada, sólo más de la cosa (creo que esto es fenomenología). No está y sin embargo la definimos, nos planteamos el problema de la nada, le damos un lugar. Para mí la libertad es algo parecido, un problema filosófico.

La gente suele estar tirada en el sofá, viendo la tele o bebiendo en el bar, son actividades que no exigen ningún esfuerzo; con ese tipo de actividades la voluntad se relaja. ¿Es eso la libertad? Un acto de voluntad es coger tu bicicleta e irte a la cuesta más pronunciada y obligarte a subirla. Eso es un acto de voluntad y un acto, bajo mi propia concepción (que no es tanto mía, sino de Nietzsche, cuando dice, en Más Allá del Bien y del Mal: Toda volición consiste sencillamente en mandar y obedecer) de libertad: debemos ser esclavos de nosotros mismos, no debemos dejar que la pesada carga del cuerpo y de las comodidades nos supere. No creo en la libertad sin el sacrificio, no creo en una libertad que no sea una renuncia, lo demás es ser esclavo. Cuando alguien se deja llevar no es libre, sino esclavo, cuando alguien se manda y obedece su voluntad, es libre. ¿Queréis una libertad de esclavos o de señores? Así que no niego la libertad, la reformulo, le doy un sentido que creo es más real.

Y mucho pensarán que todo esto puede entrar en contradicción con la idea de librepensador, y mi concepto de dicha idea no entra en contradicción, sino que adquiere un sentido mucho mayor, pues yo definí librepensador como: “Ser librepensador es pensar sin miedo con toda la libertad que sólo uno es capaz de darse.” La libertad que “sólo uno” puede darse, es decir, la libertad que uno a voluntad sea capaz de darse, y ya he dicho lo que es la libertad, un mandar(se) y obedecer(se), es decir, voluntad.

Así que en quien menos confiaría yo sería en alguien que ve la libertad como algo tan pueril que no requiere de ninguna reflexión profunda, de gente que se vendería por un poco de libertad, renunciando al sacrificio y al compromiso con su nación por un goce personal. Al contrario, me aliaría con alguien que supiera que la libertad es su voluntad, lo que él se mande y se obedezca -es más, a lo que él se obligue, pues no debemos ser buenos con nosotros mismos, ya que si no se cae en la desidia-, aquel que es señor y no esclavo y no piensa en redentores que le manden (el empresario) para obedecer (el empleado). Un nacionalista ya sabe cuál es su mandar: defender la nación. Y un nacionalista de verdad, obedece, pues su compromiso está por encima de la libertad: su compromiso es la libertad. Y eso no es trabajar gratis, sino luchar por algo noble. No hay que esperar beneficio económico de todo, pues el beneficio y la rentabilidad también pueden "medirse" con otro tipo de valoraciones no materialistas. Parece ser que Qbit quiere que le paguen por todo, hasta por respirar. ¿Si no consigo un beneficio económico no defiendo la nación? Se ve claro quién quiere y quién no quiere lucrarse abanderándose de ideales nobles para no parecer un aprovechado. Qbit es como los comunistas, que justifican todo con la libertad, pero él lo hace con el nacionalismo, y con la libertad también.

Y sí, Qbit, el nacionalismo es una cosa muy seria. Es para gente que no sólo debe tener un mínimo de seriedad y de madurez y de bla bla bla, también es para gente que valora el respeto, el honor, la nobleza… Porque se puede ser muy inteligente, pero primero se es persona. Y tú sólo eres, en todo caso, inteligente, además de un liberal disfrazado de nacionalista.■

26 comentarios:

  1. Si a nosotros nos honra a ellos les envilece.

    ¡Arriba España!

    ResponderEliminar
  2. Yo siempre he estado en contra de la educación pública, ya que ese es un derecho fundamental en el ser humano, toda sociedad civilizada debe de tener un sistema educativo que asegure que sus miembros van a ser individuos de provecho, y la educación privada solo consigue que algunos sean mejor educados que otros por el mero hecho de tener dinero, y no diría yo si son mejor educados realmente, ya que se "rumorea" mucho acerca de los "métodos" para aprobar que tienen algunas de esas instituciones.
    Yo tampoco quiero que me den nada gratis, sino que exijo oportunidades para conseguir un buen trabajo que me permita vivir dignamente, cosa que con el liberalismo es dificil, ya que pasas media vida dedicado a pagar todo lo que has ido comprando...¿y para qué?. Para que tus hijos sean tan desagradecidos que te manden a una residencia unicamente por no cargar contigo. Otro caso del materialismo de nuestra sociedad.

    ResponderEliminar
  3. Alan, ¡AE!, claro que sí.

    Soldado, ¿al principio has querido decir “Yo siempre he estado en contra de la educación pública,” o que “Yo siempre he estado en contra de la educación privada” o “Yo siempre he estado a favor de la educación pública”? Es que no me ha parecido entender bien lo que has querido decir, hay algo que no llego a encajar bien en tus palabras.

    ResponderEliminar
  4. Perdón, quise decir que siempre he estado en contra de la educación privada.
    A veces se me va la cabeza y en lugar de escribir la palabra que quiero escribo otra que estoy pensando.
    Por cierto, a mí Qbit también me ha acusado de "comunista" en el blog de Alan. ¡Lo que hay que ver!.

    ResponderEliminar
  5. Por cierto, a mí Qbit también me ha acusado de "comunista" en el blog de Alan. ¡Lo que hay que ver!

    Bueno, Soldado Vikingo, eso resolvería el enigma de por qué el Partido Comunista tiene tan pocos afiliados y a sus actos van cuatro y el del tambor. Todos los comunistas estáis, a lo que parece, disfrazados de nacionalistas. Cuando se abra este armario va a ser tremendo.

    ResponderEliminar
  6. Hay personas que no conocen el Nacional Socialismo. Parece que el Nacional Socialismo es sólo Hitler. En el futuro prepararé artículos que demuestran el anticapitalismo del nacionalsocialismo y las tendencias proletarias de éste, así como la estrecha colaboración de la NSDAP con el KPD. Hay una foto de Goebbels en un mitin conjunto entre la KPD y la NSDAP en el año 1931, dos años antes de la victoria.

    ResponderEliminar
  7. Creo que Hitler fue lo suficientemente anticapitalista como para tenerlo como referente social. No hace falta ahondar demasiado en el KPD porque así le damos razón al enemigo cuando nos llama comunistas. Pero es cierto que muchos elementos de la militancia NS eran de extracción marxista. Ya dijo Hitler que los militantes provenientes de allí eran más combativos que los burgueses y los nacionalistas de salón. También dijo Hitler en "Consideraciones finales" o "Testamento político" que se arrepentía de haber ayudado a Franco ya que veía en los republicanos mejores aspirantes a NS que en toda la caterva de sacerdotes y plutocratas que él mismo rescató con su aviación de guerra. No me parece que sea tan así pero es verdad que hay muchos zurdos que valen más que diez nazis juntos.
    Goebbels era muy ambivalente. No hay que olvidar cuál era su función. En su novela "Michael" decía el narrador que sus libros favoritos eran la Biblia, el Fausto de Goethe y Así habló Zaratustra. ¿Un poquito contradictorio, no?
    Creo que hay que finiquitar esta cuestión porque meterse en otras cuevas es entregarse a los lobos y a los rojos. Basta con decir que hay que ser antimaterialista y antibolchevique y ya.
    Estas cosas las digo porque hay muchos que de verdad son comunistas disfrazados de nacionalistas y tú sabes, querido Dani, que siempre están al acecho para meter su bocadillo. Izquierda Nacional de España me ha mandado mensajes a mi blog y me parece demasiado teniendo en cuenta mis ideas y mi ubicación geográfica.
    Hay que dar un palo a cada uno: Un día un articulo antimarxista y, al día siguiente, una bomba contra los liberales. Así todos los días (es un decir ya que no podemos estar siempre ecribiendo y más sobre el mismo tema). Ya es tiempo de ignorar estas cuestiones.
    No podemos enredarnos en el juego de ocurrencias de otros. Si nos dicen comunistas ellos se envilecen porque somos nacionalistas a ultranza; y si nos dicen neoliberales, ellos se envilecen más todavía porque somos socialistas pero no marxistas.
    Nacionalsocialismo es estado pura...
    Si a nosotros nos honra, a ellos les envilece.
    ¡Arriba España!

    ResponderEliminar
  8. No te falta razón Dios de los Dioses, pero lo quiero hacer por mera formación, para que no ocurra en el futuro. Por ello quiero ahondar en las conexiones que hubo entre KPD y NSDAP, y no porque me parezca bien, sino porque es necesario conocer la historia de la NSDAP en profundidad y no negar parte de su historia y acontecimientos que ahora nos parecen contradictorios. Y ya sé que NSDAP ilegalizó todos los partidos políticas, incluido el KPD, pero el KPD hubiera hecho lo mismo. EN LAS ESTRATEGIAS PARA LLEGAR AL PODER LA NSDAP HIZO EXTRAÑOS AMIGOS. Pero eso dejémoslo para otros debates. Y esto no le da razón al enemigo, sino a nosotros en nuestra labor de librepensadores, sin miedo a pensar y a decir las cosas. Nosotros sabemos bien lo que somos, pues ya está, que nos llamen comunistas y lo que quieran pues se lo inventan.

    ResponderEliminar
  9. Y todo ello teniendo en cuenta algo fundamental, que Dani sabe bien: ni el III Reich, ni el nacionalsocialismo, ni el fascismo, ni ningún otro régimen político que haya exitido tienen estatuto alguno de infalibilidad. Lo cual es extensible a todo personaje histórico.

    Lo importante es conocer bien la historia. Te animo, Dani, a que utilices tu página para hacer ese ejercicio de pedagogia tan necesario para todos, si bien para unos más necesario que para otros.

    ResponderEliminar
  10. Gracias León, así se hará. Intentaré, llegado el momento, hacerlo lo mejor posible.

    Por otro lado decir que no hay que caer en el error de identificarse excesivamente con las ideas, las ideas no pueden apoderarse de nosotros, la idea nos sirve a nosotros y no somos nosotros quienes servimos a la idea. El pensamiento debe ser nuestro, un arma que nosotros utilizamos a voluntad, no debe ser algo que nos ciegue y nos impida toda evolución y perfeccionamiento.

    Sabido esto será más fácil poder entendernos con las personas, sean de la ideología o raza o religión que sea. Que los demás sean unos obcecados no quita que nosotros no podamos ser libres defendiendo nuestras ideas. Sólo eso, que no existe una idea inmutable. Lo sagrado forma parte de otros asuntos, como la vida, que es algo que es, que no es idea. Lo que es es idea siempre que nosotros le pongamos un concepto. Nuestro lenguaje es un montón de ideas que le ponen nombre a cosas que no son ideas. Las ideas son algo pensando y una piedra que esta ahí y ves no es algo pensado. En fin, da igual… estoy divagando, jajajaja…. seguro que cuando me relea a Stirner hablo de estas cosas: del mundo real y del mundo pensado. O eso espero, pinta interesante.

    Y bien, aprovecho para agradecer a todos el apoyo mostrado a mi persona y a este blog. Que los dioses sean generosos con vosotros.

    ResponderEliminar
  11. Es cierto: Somos librepensadores y ninguna ideología se mostró infalible. Es más; la idea más fuerte del mundo, y la perfecta si se puede decir, es la judía. De ser unos tres locos en el desierto, hoy son lo que son. No quiero ser existista pero hay doctrinas que mueven por su capacidad de persuasión. El Sistema es la unión de todos los ismos al servicio de Sión...
    El NS falló en su momento al ponerse en contra de los eslavos. Hubieron rusos en las SS pero fueron los menos. Por ideologías erradas como las de Rosenberg se echó a perder la libertad de Europa. La superioridad racial nórdica fue la tumba de Hitler por más que él no creía en esas idioteces y se reía de Himmler.
    El NS más pulido del mundo es el de Degrelle. George Lincoln Rockwell también tuvo una doctrina genial. Lo mismo David Lane que es el pensador racial más completo. Hitler mismo fue muy inteligente pero estuvo rodeado de gentuza traidora y saboteadora.
    Dicho todo esto, doy la razón a León Riente: Todo es susceptible de ser perfeccionado. Lo mismo ocurre con la economía.
    ¡Menuda idiotez hacer un dogma de la propiedad!

    ResponderEliminar
  12. Dios de los Dioses, esto que has dicho me ha encantado: "El Sistema es la unión de todos los ismos al servicio de Sión...". Es una verdad como un templo, si bien no una verdad absoluta, pero viene a expresar de forma excelente que Sión y sus secuaces se introducen en todas parte, se inmiscuyen en todas partes, como parásitos que son.

    ResponderEliminar
  13. Como esta entrada va un poco sobre Qbit hablaré de todo lo que concierne a todo esto siempre que surjan reacciones al respecto sea donde sea y siempre que me apetezca.

    He leído la última ilación de frases de Qbit y he de decir que como a Mourinho a Ozil, no quería menospreciarle, pero sí indicarle que no se puede ir acusando así porque sí de ciertas cosas, ni menos chulearme y decirme qué es y qué no es un nacionalista. Interesante que me acuse de calumniador y de insultar cuando lo que he hecho es defenderme, todo lo empezó él a traición. Lo mío ha sido legítima defensa, sólo eso. Califica a los demás de niños pero él reacciona puerilmente, como un auténtico crío, ante el desafío de un artículo bien argumentado, bien razonado, terreno en el que se pierde. Gracias, por cierto, por quitarme más de 7 años, Don Polifacético.

    De muy joven estuve muy poco tiempo en el PCE y me fui por propia voluntad… y de eso hace ya la tira de años. Me afilié por el tema de la Guerra de Irak y la seductora respuesta de IU a ese problema dantesco, que siendo tan joven me pareció convincente: el PCE fue un acto de ingenuidad y de idealismo de la LOGSE (¿quién puede culparme de eso?). En cuanto maduré un poco desperté y me empecé a dar cuenta de las cosas, de que estaba en el lugar equivocado. Por ejemplo, Mussolini estuvo en su juventud afiliado al Partido Socialista, único partido italiano marxista de la época y nadie piensa que el gran Mussolini no fuera un gran líder fascista.

    CUANDO ESTABA EN EL PARTIDO COMUNISTA ERA TAN ANTICAPITALISTA COMO LO PUDIERA HABER SIDO GOEBBELS EN UNA REUNIÓN CON EL KPD -Y ESO CHOCABA EN LAS ASAMBLEAS DE IU, ASÍ COMO MIS MENCIONES SOBRE EL SOCIALISMO DE LAS NSDAP, DEBATE MUY INCÓMODO EN LA SEDE DE LOS PROGRES-, Y AHORA RESULTA QUE QBIT DEFIENDE LOS BENEFICIOS DE LA EMPRESA PÚBLICA Y EL MANEJO DEL ESTADO DE ESAS EMPRESAS PARA CONTRARRESTAR AL SECTOR PRIVADO. ¿NO ERA UN DERECHO NATURAL LA PROPIEDA PRIVADA? ¿PROPIEDAD PÚBLICA PARA CONTRARRESTAR A LA PRIVADA? ¿QBIT FRENANDO LA PROPEIDAD PRIVADA? EL CACAO MENTAL LO TIENE QBIT O SI NO CÓMO EXPLICAMOS ESTO.

    "A ver niñato, cuando tú estabas con tu mentalidad materialista afiliado al Partido Comunista de España, yo ya estaba defendiendo y discutiendo con toda clase de gente que de las cosas buenas que hizo Franco fue tener un buen sector empresarial público que contrarrestaba al sector privado, o las Cajas de Ahorro, instituciones públicas."

    Cuando llegan argumentos fuertes, razones, hechos documentados, bibliografía, este tío, Qbit, se viene abajo. Se ve que lo suyo es meramente la cháchara tabernaria y lo mío son muchos años enfrentándome con gente de nivel en mesas de debate donde han concurrido marxistas, feministas, independistas andaluces, eurabianos y todo lo habido por haber, soportando que te califiquen de -para no debatir, porque se creen con superioridad moral- de fascista, lo cual para mí no es un insulto pero si una calumnia viniendo de según quien -evidentemente, había gente que se presentaba con poco nivel argumentativo.

    Qbit parece que presume de formación y de universidad, pero carece por completo de capacidad de análisis para enfrentarse a las razones y a los documentos que yo muestro, alguien que no ha ido a la universidad y que seguramente no tendrá tantos estudios como Qbit, y de ahí su reacción.

    No obstante, yo no acuso a nadie de nada que no haya dicho, simplemente, "tras lo leído en su blog, me es lícito sacar conclusiones de este tipo", pues él no se ha inventado menos sobre mí, y él no ha dicho que se las inventa, yo sí; él piensa que es verdad todo lo que se ha inventado.

    Y lo peor de esto es que ¿a qué venía todo esto, Qbit? Tú lo has empezado.

    ResponderEliminar
  14. Sería interesante un reportaje sobre la relación NSDAP-KDP.
    En lo que dice Daorino de "extraños amigos", hay que recordar las teorías de Maquiavelo en el terreno político: todo medio para obtener el poder y mantenerlo es válido. Obviamente, para una formación que quiere cambios es mejor buscar militantes en formaciones enemigas pero revolucionarias que en las que quieren que las cosas sigan igual.
    En cuanto a las críticas por el pasado de cada uno, he de decir que yo en su día fuí liberal aficionado a leer sobre la Revolución Francesa y me parecía maravilloso todo aquello de la soberanía nacional y la Constitución de 1812. Además, fuí pro-abortista (aunque jamás simpaticé abiertamente con el PSOE ni jamás me consideré de izquierdas). Una vez cambié mi forma de pensar y ví lo que era el liberalismo y la soberanía nacional (sufragio censitario donde solo votaban los ricos) me dí cuenta de lo equivocado que había estado.
    Yo siempre me sentí orgulloso de ser español sin saber por qué, y pienso que de no haber sido por los prejuicios y la mala información del Sistema yo sería nacionalsindicalista desde los 15 años en lugar que desde los 17.

    ResponderEliminar
  15. winston

    aunque en temas puntuales pueda estar de acuerdo con comunistas como el señor Angita.

    http://www.youtube.com/watch?v=8dXRaQPsS70

    Hay un abismo ideológico insalvable que le separa de mí, y creo que hay que tener cuidado porque para huir de los excesos del liberalismo se puede caer en los cantos de sirena del marxismo.

    El señor Anguita es marxista y no coincido con él ni siquiera en el terreno económico; hay ciertos puntos como el que ha tratado en este vídeo, la macroeconomía, en que puedo estar en un 90 ó 99% de acuerdo con él. Como bien es sabido, otras opciones políticas como el Fascismo o el Nacionalsocialismo también lo estuvieron, podemos recordar cómo en la Alemania de entreguerras el gobierno de Adolf Hitler fue el primero en aprobar leyes antimonopolio y se mostró abiertamente intervencionista en lo que se refiere a las grandes finanzas y a los grandes poderes industriales.

    Y aquí termina toda mi coincidencia económica con el señor Anguita, que no estaría de más recordar que es comunista. En primer lugar él sigue creyendo en los movimientos de clase, y yo, al igual que los regeneracionistas (considerados muchas veces como los precursores del fascismo en España) no creo luchar por una clase social sino por el conjunto de la nación, al igual que en la Alemania de Hitler el Nacionalsocialismo luchaba por el conjunto del pueblo alemán, eliminando de esta forma la lucha de clases, pues creía que todos y cada uno de los hombres alemanes eran importantes en sus funciones para el bien del pueblo.

    El comunismo rechaza la propiedad privada, mientras que el Nacionalsocialismo siempre la preservó y de hecho no solo protegía los derechos de los trabajadores sino de las clases medias y los emprendedores. Tampoco estaría de más recordar que muchos grandes grupos industriales siguieron funcionando a pleno rendimiento aunque el Estado interviniera mucho más directamente tanto en su actividad como en el bienestar de sus trabajadores.

    Mientras que el comunismo expropiaba las viviendas, el Nacionalsocialismo las construía a precios módicos financiándolas a bajísimo interés para que fueran accesibles a los trabajadores (en propiedad). Mientras en los regímenes comunistas se expropiaban los vehículos privados, en la Alemania Nacionalsocialista se construía la fábrica más grande que jamás se hubiera construido, no ya de coches, sino de cualquier otra cosa, para que cada familia alemana tuviera acceso a un vehículo, "el coche del pueblo" más conocido como Volkswagen Escarabajo.

    Mientras los comunistas de toda Europa tachaban despectivamente de costumbres burguesas (expresión ésta que sustituye el "están verdes" de la parábola de la zorra) la realización de cruceros vacacionales que sólo la alta burguesía del resto de Europa podía permitirse, el gobierno alemán empezó a construir grandes trasatlánticos con el objetivo de que, al menos dos veces en su vida, un trabajador alemán pudiera disfrutar de estos viajes. Y mientras pasar unos días en la playa volvía a ser otra sucia costumbre burguesa para los comunistas europeos, la organización Kraft durch Freude (Fuerza por la Alegría) se convertía en el agente de viajes más importante del mundo que proporcionaba vacaciones a los obreros alemanes.

    Con todo esto quiero decir que, al menos yo, cuando afirmo creer en una "Tercera Vía" es porque creo en una tercera vía en todos los terrenos, incluyendo el económico. Podré estar de acuerdo con el peligro y la perniciosidad de los sectores financieros con un comunista, y podré estar de acuerdo con el apoyo a pequeños comerciantes y medianos empresarios de un neoliberal, pero mi opción, ni siquiera en el terreno económico, es la de unos ni la de otros.

    Es un grave peligro caer en el marxismo para huir del mercantilismo liberal.

    ResponderEliminar
  16. (1/2)

    Hola Winston, qué gran comentario. No entiendo porque el filtro blogger lo mete en spam. Estos comentarios enriquecen el debate. Eres muy equilibrado y sensato y estoy deacuerdo en un 99% contigo.

    Anguita es lo mejor que ha tenido el PCE e IU con diferencia. Creo que ha sido el único líder marxista español que ha valido la pena escuchar, aunque uno no esté deacuerdo con él en todo. Pero al menos sabe hablar y llegar a la gente, que eso ya es mucho pedir en un político. Lo que dice en el video es muy realista, y no habla de otra cosa que de la plutocracia y de la dictadura del mercado. Esa es una mentalidad anticapitalista y si tener esa mentalidad me convierte en comunista por no defender ni siquiera el liberalismo moderado, pues bien. Al igual que para muchos el socialismo no puede dejar de ser internacionalista y por ello me tachan de comunista, lo mismo digo yo del liberalismo, que no puede ser otra cosa que internacionalista, pues el capital no tiene patria. Podría decirlo pero he aprendido que hay un socialismo no marxista y una liberalismo no mundialista que pretende enriquecer a la nación. El futuro entre nacionalistas pasa por el entendimiento mutuo sobre las estrategias para una economía nacional, y entendimiento es ceder por la dos partes en lo cedible pero siempre con ánimo de entenderse y no de pelear entre nosotros. No lo digo por ti Winston ni por nadie en particular, sólo hay que mirar lo cuarteada que está el Área. Y por cierto, para mí alguien deja de ser nacionalista si deriva al eurosionismo.

    Desde luego, existe un abismo entre Anguita y yo. Me pasa como a ti, pero Winston, ¿es bueno huir de los excesos marxistas para abrazar el liberalismo? ¿No debemos estar por encima de esas tendencias materialistas y crear un sistema que no se centre en el estado o en el mercado, sino en la nación? Creo que estamos deacuerdo en eso. ¿Qué tal la idea de una empresa pública que pueda actuar con mucho margen de maniobra, lo más libre posible y que además aporte beneficios en lugar de despilfarrar?

    Yo tampoco lucho por una clase social, sino por la nación, pero la nación vive dividida por diferentes conciencias: la lucha de clases, de existir, debe ser superada. Prefiero hablar de niveles en lugar de clases. Clases es excluyente, nivel se refiere a personas de la nación que tienen un diferente rango económico. Si bien no hay una conciencia de clase proletaria por un lado y burguesa por otro, hay una mentalidad de "obrero burgués", otra de "burgués burgués" y otra de "no sé qué burgués". La mentalidad se ha aburguesado porque el único deseo popular y no popular es el bienestar material exclusivamente. Y bien, no digo que no se pueda tener acceso a los goces materiales, pero es denigrante que sea eso lo único importante para los miembros de la nación. Gracias a esa mentalidad alimentamos un sistema de mercado pernicioso, enfermizo, que dirige nuestros hábitos y nuestra voluntad y no nos deja ver más allá de algo no tangible.

    ResponderEliminar
  17. (2/2)

    Yo estoy en contra del comunismo y por lo tanto de la expropiación a los ciudadanos de su vivienda o vehículo. Lo de los cruceros y el Escarabajo fueron dos grandes logros de la Revolución NS que nunca deberíamos olvidar: eso honra a un NS anticapitalista y popular. Está bien dar acceso a toda la nación a todos los privilegios de una y para una vida digna donde el lujo no sea exclusivo de y para una clase social o de un nivel social: no quiero una sociedad de cosas inútiles, me gustaría ir al mercado y encontrar todo utilizable. No sé si fue Diógenes quien dijo que estaba rodeado de cosas inútiles cuando pasaba por un mercado: ¿Qué se puede pensar de una sociedad que tiene la necesidad de cosas inútiles?

    Yo tacho despectivamente una mentalidad burguesa, tanto como una mentalidad obrera. Nuestra mentalidad debe ser nacional o estamos perdidos, y esto no es negociable. No hay que mirar por una clase, ni siquiera por uno mismo en exclusiva, sino por la nación por el bien de uno mismo. Hay que bajar de las cumbres el egoísmo que propugna el mercado y la abnegación que propugna el marxismo por un compromiso por la nación que dé lo mejor para la nación y para el individuo. No vamos a ser tan idiotas como para trabajar para alguien particular o para trabajar por nada.

    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  18. (1/3)

    He aquí daorino el niñato que va a responder a Don Polifacético sobre su última retahíla de insultos y calumnias. Empezaré por el final de su comentario hasta llegar al principio.

    http://qbitacora.wordpress.com/2010/10/11/comunistas-disfrazados-de-nacionalistas/#comment-7478

    Siendo irónico, Qbit, ya veo que lo tuyo es hacer adhesiones. Te veo más dispuesto a la escisión, al ataque gratuito y a la calumnia que crear un sólido núcleo identitario.

    Qbit dice que el problema de que haya gente que no acceda a la primera vivienda es por culpa de no se qué convergencia hacia el comunismo. El comunismo es más capital y lo denunciaré siempre. Gracias al sistema de hoy la riqueza también está acumulada por cierto grupo de ricachones, gracias a lo de hoy hay gente con segunda vivienda. Qbit, cada día te revelas más como un auténtico procapitalista. Tú estás más próximo que yo al comunismo, el comunista vas a ser tú al final, pues tu apoyas en prácticas del capital. Y si no has leído mis artículo pues cállate, cállate, y léetelo para aprender de los jóvenes niñatos. Jóvenes niñatos como yo hicieron que la NSDAP triunfara, gente como yo, socialista, anticapitalista y nacionalista. La NSDAP no fue una revolución hecha por nazis de salón. Elige un nuevo champú para quitarte la caspa, hombre.

    Tú sí que eres contraproducente para el patriotismo español. Y yo tampoco iré a tu blog a mantener la discusión allí. Vente a mi terreno, intenta ser convincente aquí en mundodaorino. Dices que no quieres ni me das la importancia que me merezco pero es cierto que me has dado mucha importancia, más de la que se la has dado nunca nadie en tu blog. Qbit, eres un gran rival, y eso me honra, lo mismo que me honra que me nombres en tu artículo y me acuses de comunista, porque creo que, aun no siendo comunista, estás dolido por la posibilidad de que lo sea, los mismo que me duele que te comportas de esta forma y me ataques cuando pensaba que cualquier discrepancia podríamos haberla discutido en privado, limando asperezas: yo estoy dispuesto a entenderme con todos por el bien de la nación, yo no soy un cerrado que de repente te acusa en su blog. ESTO LO HAS SEMPEZADO TÚ, QBIT, TÚ SOLITO, ASÍ QUE NO ESPERERS QUE ME QUEDE CALLADO. TU HAS EMPEZADO ESTO Y TÚ DEBES TERMINARLO. CUANDO LO TERMINES YO PARARÉ TAMBIÉN. Que te disculparas estaría bien, pero eso no pasará nunca, al contrario que a ti, a mi el orgullo me hace ser mucho más modesto, a ti te ciega por completo. Sería bueno que diéramos una muestra de patriotismo tendiéndonos la mano y llegando a un entendimiento. Pero gestos así quizá te queden grandes, aunque no lo sé.

    ResponderEliminar
  19. (2/3)

    Lo de la vivienda es un serio problema. En 2005 había en España más de 3 millones de pisos desocupados:
    http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=4440
    Es decir, hay un montón de personas con segunda vivienda que niegan el acceso a otras a la vivienda. LA AVARICIA DE UNAS PRIVA A OTRAS DE VIVIR DIGNAMENTE - PRIVATE TÚ, QBIT, DE TU MENTALIDAD JUDÍA O DEJA DE DAR CARNÉS DE NACIONALISTA. Tomar medidas para que el conjunto de la nación pueda acceder a la vivienda no me parece una medida comunista, sino una medida de sentido común. Igualmente hay que poner las hipotecas a un nivel bajo, a un nivel no asfixiante. Nacionalizando la banca ese esfuerzo sería mucho más fácil. ¿En nacionalizar la banca estábamos deacuerdo, verdad, Qbit? ¡Qué comunistas estamos hechos los dos, machote!, ¡jajaja! Dices que mi mentalidad es materialista por querer que la gente viva sin excesos, que viva dignamente sin impedir a los demás su vida digna. Resulta que el materialista soy yo no el que tiene dos viviendas, una de ellas desocupada. Vente a Tarifa Qbit, te voy a enseñar lo que es la segunda vivienda mientras la gente de la provincia de Cádiz no tiene donde caerse muerta. Tú sí que promueves valores materiales mientras que yo promuevo valores aristocráticos. Yo quiero que el hombre sea lo que es, no que se mida por el valor de sus cosas. Quiero que el hombre se desarrollo individualmente sobre todo en la espiritualidad, y no en una espiritualidad cristiana o de podredumbre, sino en una basada en el mundo. Los hombres no deberían aspirar a desarrollarse en lo material, pues lo material no desarrolla nada (me refiero a los objetos respecto al hombre). Los objetos no forman parte del hombre, son algo ajeno al propio hombre.

    Front tiene razón en muchas cosas, por qué negarle que tiene razón cuando la tiene muchas veces: también has estado deacuerdo conmigo muchas veces, según tú un comunista. Yo administro un blog en el que intento que la pluralidad exista y donde cualquiera pueda comentar. No voy a pelearme así por qué si con nadie, sino a intentar comprender al otro y aprender de él. Todo el mundo tiene algo que aportar, y tú no eres Dios, Qbit, lo que digas no va a misa. TE RECUERDO QUE ESTO LO HAS EMPEZADO TÚ Y PARARÁ CUANDO TU LO TERMINES, CUANDO DIGAS QUE VAS A PARAR. Lo tuyo ha sido un ataque, lo mío autodefensa.

    Abolir la propiedad privada… también dije "o al menos controlarla", y tú también la quieres controlar, tú también lo has dicho. Lo primero se ha sobredimensionado, lo segundo se ha obviado. Ese comentario lo hice por un exceso de hibris, por una respuesta radical contra el capital y el liberalismo económico… y también fue un artículo contra el marxismo, ¿es que nadie lo ha leído entero? Si hubieras leído mis artículos quizá discutirías con más argumentos. Pero claro, seguramente lo habrás leído pero te haces el loco para seguir atacándome y no reconocer que daorino no es tan radical según tu baremo, que ni siquiera es comunista.

    ResponderEliminar
  20. (3/3)

    Para ti, estos puntos de los 25 puntos de la NSDAP serían comunistas:

    (…)

    10. El primer deber de todo ciudadano es trabajar, física o intelectualmente. La actividad del individuo no debe de ser perjudicial a los intereses de la colectividad sino inscribirse en el marco de ésta y en beneficio de todos. Por eso pedimos:

    11. La supresión de la renta de los ociosos y los que tienen la vida fácil, la supresión de la esclavitud de los intereses.

    12. Considerando los enormes sacrificios de sangre y de dinero que toda guerra exige del pueblo, el enriquecimiento personal por razones de guerra debe de ser estigmatizado con un crimen contra el pueblo. Pedimos, pues, la confiscación de todos los beneficios de guerra sin excepción.

    13. Pedimos la nacionalización de todas la empresas que, hoy en día, pertenecen a los monopolios.

    14. Pedimos la participación en los beneficios de las grandes empresas.

    15. Pedimos un aumento sustancial en las pensiones de los retirados.

    16. Pedimos la creación y la protección de una clase media sana, la entrega inmediata de los grandes almacenes a la administración comunal y su alquiler, a bajo precio, a los pequeños comerciantes. Debe concederse prioridad a los pequeños comerciantes e industriales para cualquier contrata con el Estado, los Lander o los ayuntamientos.

    17. Pedimos una reforma agraria adaptada a nuestras necesidades nacionales, la promulgación de una ley que permita la expropiación, sin indemnizaciones, de la tierra, con destino a fines de utilidad pública, la supresión de la contribución territorial, y el freno de toda especulación agraria.

    18. Pedimos una lucha sin cuartel contra aquellos que, con sus actividades, perjudican el interés público. Criminales de derecho común, traficantes, usureros, etc., deben de ser castigados a la pena capital, sin consideración de su confesión o de su raza.

    (…)

    25. Para llevar todo esto a buen término, pedimos la creación de un poder central poderoso, la autoridad absoluta del Comité Político sobre el conjunto del Reich y sus organizaciones, así como la creación de Cámaras Profesionales y de oficinas municipales encargadas del cumplimiento, en los distintos Lander, de las leyes marco promulgadas por el Reich.
    - - - - - - - - - - - - - -

    Así que Qbit, deja de darme lecciones de nacionalismo, hasta yo encarno mejor los principios del partido nazi, del que nadie duda que fuera nacionalista… pero es que también era socialista y anticapitalista, que posteriormente Hitler… Dejémoslo para artículos bien trabajados. Así que vaya por los dioses, ¿es que ahora resultará que los NAZIS son comunistas?

    Voy a irme al monte no vaya a ser que me mates en otra noche de los cuchillos largos, porque eso es lo que harías tú llegado al poder, purgarme porque prefiero a la nación a los industriales.

    Qbit, tú fuiste el que empezó a hablar de mí en tu blog. Ahora va a resultar que soy yo el que empezó todo esto según tú. Si alguien ha engañado a alguien has sido tú a mí. ¿A qué cojones venía esto? Siempre te he defendido y respetado y de repente, ¡zas!

    Sin más, saludos y recapacita.

    ResponderEliminar
  21. Winston dijo:

    Es un grave peligro caer en el marxismo para huir del mercantilismo liberal

    No podría estar más de acuerdo con esto. Lo curioso es que imbuidos de la arcaica distinción izquierda/derecha creemos que marxismo y liberalismo son antitéticos, cuando participan del mismo fondo filosófico, que es puramente economicista.

    Una vez dicutía con Jaume Farrerons en su blog acerca del sentido de la denominación izquierda, que él defendía como izquierda nacional, más o menos con el argumento de que esa etiqueta podía galvanizar aún a los trabajadores. Respeto su postura, pero yo lo veo de una manera totalmente diferente. La izquierda en el poder ha supuesto, invariablemente, una forma de cleptocracia, original, distinta de la cleptocracia liberal, pero cleptocracia al fin y al cabo. Hay que evitar esas etiquetas, derecha e izquierda, en la forma pero también en el fondo.

    Respecto a Anguita, sí, es verdad que nos parece que sabía llegar a la gente. Pero en una entrevista reconoció que no fue capaz de llegar a los trabajadores y que, en su tiempo, la masa de votantes de Izquierda Unida estaba conformada por votantes de la clase media, por estudiantes y por profesionales liberales. Estudios independientes hechos al respecto así lo afirman y es acertado decir que el votante medio de IU tenía unos ingresos y un nivel sociocultural superior al del votante medio del PSOE que es, sin ningún género de dudas, el partido de los analfabetos funcionales, sector de población mayoritario en España: el PSOE no gana las elecciones cuando una masa lo suficientemente grande de analfabetos funcionales no va a votar. Esa es la clave principal de la alternancia en el poder político de los últimos 30 años de plutocracia democrática. Termino con Anguita diciendo que a todos los políticos, pero especialmente a los comunistas, hay que juzgarlos políticamente cuando están en el poder. En la oposición estos comunistas saben engatusar a la gente, pero cuidado cuando llegan al poder y arrecia la dictadura.

    Winston ha tocado y bien tocado, un asunto clave, el de la transversalidad, o la Tercera Vía, conceptos que no están al alcance de cualquiera y que necesitan de un pensamiento rico en matices para que sean comprendidos. Pero que es imprescindible comprender si queremos ir un poco más allá.

    ResponderEliminar
  22. (1/3)

    Vaya, Qbit ha vuelto con sus improperios.

    http://qbitacora.wordpress.com/2010/10/11/comunistas-disfrazados-de-nacionalistas/#comment-7524

    Menos mal que dice que no va a perder más el tiempo conmigo. No lo pierdas, hombre, cállate ya.

    Vamos a ver. Mis libros se pueden descargar gratuitamente desde mi blog pulsado la pestaña Mis obras:

    http://www.mundodaorino.es/p/mis-obras.html

    No son gran cosa, pero los escribí yo y a mí me gustan. Qbit se refiere a que los puse por 1euro en Bubok. Me sentí muy culpable por ese hecho así que decidí ponerlos gratis.

    Nunca he intentado equiparar los crímenes de la URSS con los de la Alemania Nazi, si acaso lo que he hecho es compararlos y desde esa óptica… ¡defender inteligentemente el nazismo en esta sociedad de lo políticamente correcto para que los políticamente correcto se callen la puta boca! En todo caso en mis artículos era imparcial y el NAZISMO NO ES IMPLACABLE, NO ES PERFECTO, ES NUESTRO EJEMPLO PERO NO EL FUTURO.

    Qbit se refiere a este artículo:

    http://www.mundodaorino.es/2009/10/reflexiones-surgidas-de-una-lectura_13.html

    Que cada cual lo juzgue a su manera. Estar en desacuerdo se sea de la ideología que se sea no es motivo para atacarme como me ataca Qbit.

    Al final va a resultar que Qbit no es un librepensador, qué decepción, porque si lo fuera no se habría puesto de esta forma conmigo. Y esto es inaudito, el tío va "de que va corrigiendo a la gente", como si tuviera la razón en todo, ¿de qué vas? Al que no le entran las ideas en la mollera es a ti. Eres tan cerrado de mente que no sé cómo diablos he podido defenderte en aquellas acusaciones que decían que no eras un librepensador. Van a tener razón los que te acusaban, Qbit.

    ResponderEliminar
  23. (2/3)

    Con lo de la familia se refiere a este artículo:

    http://www.mundodaorino.es/2010/01/deuda-umbilical-confesion-dolorosa.html

    Es básicamente una experiencia personal y no ataco a la familia, si acaso un modelo de familia que aboca a la desestructuración. En los comentarios digo lo que sigue:

    - - - - - - - - - - - -

    http://www.mundodaorino.es/2010/01/deuda-umbilical-confesion-dolorosa.html?showComment=1263679285171#c1319307042799388078

    “En texto no va en contra de la familia, ese es el malentendido que he querido meter a posta. Yo no denigro los lazos consanguíneos. La familia como la conocemos es natural solamente en el parentesco, por lo demás es todo Ley, es decir, una ley humana, una ley artificial. La familia debe existir porque es el núcleo que hace que una sociedad pueda ser fuerte, pero creo que debe cambiar esa moral que ha hecho de la familia una cuna mea culpas y de deudas y de decepciones: y critico de esta forma al modelo de familia judeocristiano como al progre; considero peor al segundo pues su moral es sórdida y con doblez, la judeocristiana es simplemente hipócrita – pero ambas no aceptan la condición humana. Solamente quería decir que no hay que dar las gracias por existir a nadie, ni siquiera a los padres. Un padre debe enseñar a su hijo a quererse y demostrar a su hijo que debe ser amado por él. Tal vez en el artículo peco de hablar desde mi propia experiencia, el artículo es casi personal.”

    - - - - - - - - - - - -

    Qbit dice: “El caso es que esa entrada contra la familia me dejó bastante extrañado porque no me cuadraban las cosas, y no me cuadraban porque claro, el tío dice de sí mismo una cosa, pero las idas que suelta de vez en cuando le traicionan diciendo lo contrario.”

    Eres tú el que se traiciona, deberías leer también los comentarios y separar lo que es una vivencia personal con lo que uno quiere de la familia.

    ResponderEliminar
  24. (3/3)

    Y no entiendo porque debo de ir diciendo por ahí que tengo un pasado de “rojo”. ¿Tú cuentas cosas de tu pasado, Qbit? Porque de ti no sabemos nada y de mí se sabe muchas cosas. Puse mi pasado comunista por la simple razón de mostrarme abierta y sinceramente a todos.

    Si piensas que has perdido el tiempo conmigo, Qbit, pues nada, qué le voy a hacer. Tú eres el que se ha enemistado conmigo, yo te he defendido siempre. Defenderte si que ha sido perder el tiempo, pensar que eras un camarada con quien se podía hablar y compartir cosas, eso sí que ha sido perder el tiempo.

    Y sobre Benoist… deberías leerlo, que te hace falta para quitarte toda la caspa. Por otro lado en mi blog no se desinforma. Por regla general yo escribo artículos donde expongo mis ideas y visión de las cosas. Se puede estar deacuerdo o no, e incluso puedo equivocarme y cuando ocurre espero que me corrijan, pero mentir, desinformar (lo que conlleva manipulación y premeditación)… eso no, eso no de forma deliberada.

    Si hay contradicciones en mis ideas expuestas en el blog –se me ocurre lo de la libertad (y por ello lo tengo ya muy claro)-, contradicciones que he ido puliendo, es porque no soy un pensador dogmático o de ideas fijas, vivo en constante evolución y perfeccionamiento, pensando en mejorar y en tener las ideas muy claras pero siempre dejando abierta la posibilidad de que las cosas pueden ser de otra forma, que se pueden explicar mejor o que estoy en un error.

    Al parecer Qbit siempre ha sido nacionalista. Me alegro por él. Yo he tenido la suerte para bien o para mal de haber sido educado en la pocilga, de haberme revolcado entre cerdos siendo un cerdo más. Un día te despiertas y te das cuenta de muchas cosas, de muchas cosas que no quería uno reconocer. Al final se quita el freno y descubre algo que es lo más parecido a la verdad y a lo natural y que no se basa en simples artificios o construcciones de la mente e idealistas. No he tenido la suerte de Qbit, y no creo que por ello sea menos nacionalista.

    A Qbit le vendría bien hacer una de las dos cosas siguientes:

    1) O bien olvidarme de una vez.
    2) O bien enterrar el hacha de guerra y llegar a un entendimiento amistoso.

    Sé que Qbit se ofrecerá más a lo primero, y si a ello se ofrece, que lo cumpla.

    Por lo demás, Qbit no me ha replicado ninguno de los argumentos que le he ofrecido. O no quiere o no puede. En todo caso no lo ha hecho y se ha dedicado a otras cosas, lo que habla no muy bien de él.

    Hasta pronto o hasta nunca.

    ResponderEliminar
  25. "lo que habla no muy bien de él."

    tal vez tiene mejores cosas que hacer que perder el tiempo discutiendo por internet.

    ResponderEliminar
  26. Y federico lamas...¡ir haciéndole las camas!

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.