18 de febrero de 2011

Ciclo Carl Schmitt y El Concepto de lo Político (III)

LA MORAL POLÍTICA

La desaparición de la división derecha-izquierda no quiere, en efecto, decir que todas las distinciones políticas vayan a desaparecer, sino únicamente que esta distinción, tal y como la hemos conocido hasta un tiempo reciente, ha perdido lo esencial de su significado. Reflejo de una época que concluye, su tiempo pasó.
(Alain de Benoist, Más allá de la derecha y de la izquierda)


Me río de aquellos que dicen que la Falange es la extrema derecha o un partido capitalista

¿Qué es la moral política? Cierto es que me he tirado meses pensando en este concepto y a decir verdad lo tenía muy claro hasta que leí a Carl Schmitt. Bien definí anteriormente el concepto como una política sacerdotal en el que las variantes bien y mal o bueno y malo mutaban en forma de derecha y de izquierda. La derecha dice que la izquierda es mala y se cree con la superioridad de imponernos todo aquello que les parece bueno, la izquierda hace lo mismo, y en eso consiste la política (de haberla) en este país. Esta significación parece valida, pero si nos adentramos en la lógica de Schmitt podemos apreciar que pierde todo su significado, pues como bien he intentado demostrar en los anteriores artículos de esta serie inspirada en el el jurista prusiano, ni siquiera existe lo político en nuestro país, ni confrontaciones reales, sólo cortinas de humo; me explico: esas discusiones no entran dentro de lo político porque no dan soluciones políticas. Esas peleas sobre que la derecha es buena o mala o que la izquierda es buena o mala sirven para charlas de sobremesa en Intereconomía o en la barra de un bar, pero eso no es estrictamente lo político, como he dicho antes. Son peleas absurdas entre hombres autodenominados de izquierda o de derecha que al final actúan de la misma forma a favor del sistema y que piensan más en el pasado que en el presente: si en algo se caracterizan los moralistas de la izquierda y de la derecha es en que se creen herederos de las pugnas habidas en el pasado histórico de nuestro país. No es más que parte del espectáculo mediático en que se ha convertido el escenario teatral de lo supuestamente político. Hoy el PP no parece menos de izquierdas que el PSOE ni el PSOE menos de derechas que el PP, por ejemplo. Además, ambos partidos se han incrustado en una misma línea moral y si bien pueden divergir en lo económico, sólo discuten en las formas sobre cómo llevar un mismo caballo, pero no discuten sobre cambiar de caballo.

Que no te digan por dónde tirar, al final acabarás en el mismo punto
Bien es cierto que esta significación pueda tener alguna importancia en una mente actual y distraída que realmente vea una antítesis clara entre ciertos partidos del sistema porque aprecia en ellos una línea de derechas y en otros una de izquierdas. Pero si por algo me planteé el concepto de “moral política” es porque un partido político realmente revolucionario debería despojarse de la idea de la izquierda y de la derecha (y he de reconocer que Benoist me ha ayudado mucho en esta cuestión) y simplemente amoralizarse políticamente, despojarse de la bidireccionalidad derecha e izquierda para tener toda libertad de maniobrabilidad política: estar por encima de la derecha y de la izquierda. Ahora bien, el que yo diga que el PP o el PSOE u otros partidos del sistema ya no son ni la derecha ni la izquierda no quiere decir nada, simplemente que esos partidos han convergido y avanzan ahora juntos a la espera de que surja una nueva unidad que les haga frente y vuelva a constituirse un escenario político español según amigos y enemigos.

Si bien la derecha ha consistido en cierto conservadurismo moral y políticas económico-liberales más o menos rígidas (posiciones conservadoras, capitalistas, religiosas, burguesas o simplemente opuestas a la izquierda política), si la izquierda se ha caracterizado por políticas sociales ya sea bajo un prisma económico-liberal (Social Liberal), económico-socialista (desde una óptica marxista y progresista, obrerista y proletaria o para con los necesitados) o socialdemócrata, en qué lugar situamos fenómenos como los fascismos o el nazismo, mal encasillados en el extremo de la derecha política. Los fascismos y el nazismo demostraron no ser de extrema derecha pese a muchos, pero ojo, tampoco demostraron estar por encima de la derecha y de la izquierda o ser exclusivamente de izquierdas, sino más bien situarse en la izquierda y en la derecha desde un extremo al otro, recorriendo todo el espectro político en una amalgama de ideas muy interesantes (en esto profundizaré en un futuro ciclo sobre los hermanos Strasser). El propio partido NAZI sería considerado de izquierdas en su época a pesar de su fuerte calado conservador: patriotismo, raza... El propio Erik Norling, en su obra “Los Hermanos Strasser y el Frente Negro” publicada por Ediciones Nueva República, diría lo siguiente:

«Con respecto al nacionalsocialismo, una realidad sobresalía: el NSDAP había sido –fundamentalmente entre 1925 a 1930- un partido de izquierdas; nacionalista sí, pero ante todo socialista» (Pág. 20)

«Insistimos: es erróneo seguir con la vulgata que el NSDAP era un partido de extrema derecha. Para sus contemporáneos, se trataba de un partido nacionalista de izquierdas. Los calificativos “socialista” y “obrero” no fueron nunca un señuelo con el que engañar a incautos. Y, por supuesto, si Hitler era la izquierda, los disidentes del nacionalsocialismo hay que situarlos en la extrema izquierda» (Pág. 22)

El Frente Negro
«Un aspecto sobre el que han insistido –no pocas veces de manera morbosa – los historiadores de la Escuela marxista de la segunda mitad del siglo XX es su rechazo de que el fascismo pueda haber sido un movimiento de izquierdas o, al menos, procedente o con raíces ideológicas en la izquierda. En el caso del nacionalsocialismo –y de buena parte de los fascismos europeos de la primera mitad del siglo XX–, esto fue realmente así. Uno de los afluentes que convergen en el nacionalsocialismo procede de la izquierda y es inequívocamente socialista. Se trata de un socialismo nacionalista –no internacionalista, no marxista–, pero ese socialismo no es, en modo alguno y como se ha repetido hasta la saciedad, un burdo señuelo con el que engañar a obtusos incautos». (Pág. 232)

Así qué ¿cómo calificar al nazismo, al fascismo o al sindicalismo como movimientos de extrema derecha si precisamente su componente nacionalista los convertían en anticapitalistas por un lado y antimarxistas por otro, al renunciar al carácter internacionalista de ambas, y demostraron hacer por su pueblo mucho más que cualquier movimiento socializante marxista o atomizante liberal? Conocer más a fondo la naturaleza de los fascismos, del nazismo y del sindicalismo fue lo que me motivó a replantearme los conceptos de derecha y de izquierda desde un extremo al otro. Como dice Benoist “las ideas no valen por la etiqueta que les pongamos encima. Más que las ideas de derecha o de izquierda, lo único que cuenta es defender las ideas justas”.

La moral política, es decir, la calificación de derechas y de izquierdas, tuvo su auge en su momento, durante el siglo XIX y parte del XX, pero hoy dicha distinción es absurda. Antes si existía una configuración entre amigos y enemigos basado en la burguesía contra el proletariado, en movimientos liberales contros otros socializantes… hasta la llegada de los fascismos. La historia política debería replantarse introducir en la lucha de aquellos años veinte, treinta y cuarenta la variante fascista, sindicalista o nazi como un fenómeno distinto a la derecha y a la izquierda que gozaba de cierta transversalidad, pues bien mezclaban ideas conservadoras con políticas socializantes que se distinguían plenamente por su antiliberalismo y defensa a ultranza de su identidad. ¿Es posible calificarlos como de derechas o de izquierdas? No, hacerlo sería una imprecisión, como mínimo una ambigüedad. Y hoy, en perspectiva, vemos que no tiene ningún sentido.

Durante la Segunda Guerra Mundial hubo una confrontación entre dos formas de internacionalismo aliados (liberalismo y marxismo) contra el fenómeno nacionalista (fascismos, nazismo...). Actualmente esos dos viejos aliados internacionalistas parecen volver a converger, pero carecen de la necesaria oposición que les haga frente: y el terrorismo internacional no es un sujeto político, me niego a darle ese estatus a un “enemigo” casi virtual que hace más por el sistema (pues lo justifica) que contra él. Incidiremos más en estas ideas aun a riesgo de redundarme.

Así que si durante varias décadas la lucha política se configuró según amigos y enemigos en un binomio burguesía contra proletariado y posteriormente en una lucha a escala casi mundial entre internacionalismos y nacionalismos para a posterior triunfo del internacionalismo volver al binomio capitalismo contra marxismo (Guerra Fría), hoy observamos cómo el capitalismo liberal ha triunfado en lo económico y el marxismo en lo cultural, convergiendo: ¡el liberalismo ha ganado el combate económico y el marxismo el cultural! Eso ha conseguido que la derecha y la izquierda pierdan significado, que se desvaloricen, que no tengan un sentido para la actualidad, por mucho que se empeñen en reivindicar dichos conceptos. Son conceptos que deberían estar en desuso, lo mismo que están hoy en día en desuso las palabras “jacobino” y “girondino” o “bolchevique” y “menchevique”.

Pero bien, la lectura de Schmitt me ha ayudado a entender que no existe en la actualidad un ejercicio de moral política en realidad, es decir, una configuración según amigos y enemigos desde lo moral. Hoy, sin duda, se sigue una línea moral específica, que es la marxista cultural. Quien no sigue esa línea queda condenado al ostracismo. Triunfa la neutralidad y el colaboracionismo y toda queja es sólo una apariencia (Ej. Las manifestaciones convocadas por los sindicatos el año pasado). Digamos que la política se ha hecho imposible. Pero los nacionalistas, si nos constituyéramos en un sólido bloque, olvidando las diferencias, podríamos desde lo ético y lo cultural constituir una gran fuerza y devolver a este país su estatus político. Nosotros debemos constituir el enemigo real del sistema y no un chivo expiatorio, nosotros debemos ser esa fuerza de choque revolucionaria que despierte las mientes de nuestros compatriotas. Tenemos que explicarles a nuestros compatriotas quiénes son nuestros enemigos, quieran o no; hemos, por ejemplo, decirles que Mohamed no es nuestro amigo, que el senegalés que vende bolsos tampoco es nuestro amigo,  que el chino que vende bonito y barato no es nuestro amigo, que los independentistas no son gente con la que negociar, sino enemigos de la patria que deberían estar en la cárcel y sus correspondientes partidos ilegalizados, que las feministas y sacerdotes de la "tolerancia" son también unos traidores, bufones subversivos, máximos exponentes de la degradación de nuestra cultura; hemos de afirmar que la chica blanca que se va con un ser extraño a su herencia genética es una traidora y una cualquiera, que quien se casa con un extranjero no eurodescendeiente es una mujer devaluada y que aquella que no dé hijos blancos a Europa es una mujer fracasada; hemos de ser firmes y mostrarnos con dureza y convicción, hemos de concienciarnos de que estamos ante una lucha aun por hacer. La confrontación del futuro hemos de llevarla a cabo nosotros los disidentes contra el sistema, hemos de encumbrar a la disidencia a nuevo modelo de sistema atacando desde lo ético, desde lo cultural y desde lo económico (generando de esta forma lo político, encumbrándonos a lo político como nueva fuerza que es capaz de declarar una lucha, unas intenciones y la guerra a su enemigo). Disidencia contra Sistema es la nueva configuración posible según amigos y enemigos, y en ella no juega papel alguno la derecha y la izquierda. Es de nuevo el nacionalismo contra el internacionalismo, el anticapitalismo contra el capitalismo, es la proposición de banca pública contra la banca internacional, es la invitación de un estado corporativista y nacional contra un modelo mundialista que crece a costa de la soberanía de las naciones, es una guerra a favor de la identidad contra la destrucción de las identidades, es la defensa de la raza contra el mestizaje, es la metapolítica contra la politiquería… Y quien quiera definir eso en conceptos de derecha y de izquierda que lo haga, pero a mi modo de ver caerá en un gran error: no existen los conceptos eternos.■

29 comentarios:

  1. Un buen análisis y una no menos buena proclama final.

    Es hora de que la gente comprenda que la opción popular, la que le permite una existencia digna y una posibilidad real de rehacer el vínculo social, está en el bando anti-globalización, identitario, nacionalista, anti-capitalista, corporativista, etc...

    ResponderEliminar
  2. Los dos partidos mayoritarios españoles no son ni de izquierdas ni de derechas ideológicamente hablando, sino liberales (lo que pasa es que uno aglutina por su nombre a masas con tendencia izquierdista, o al menos eso se creen ellos, y el otro aglutina al resto, a los que se consideran ideológicamente liberales y a los conservadores).
    Personalmente, creo que el único partido mayoritario realmente de izquierdas en España es Izquierda Unida, y como ejemplo de partido conservador de derechas, pondría a Alternativa Española.
    Ya que a algunos les gusta tanto acusarnos de "anticuados", hemos de reafirmar siempre que podamos que no somos ni de izquierdas ni de derechas, sino transversales, defensores de lo nacional y lo social. Aunque algunos no se lo crean, en el terreno de la política existe vida al margen de la izquierda y la derecha.

    ResponderEliminar
  3. Las milenarias, las arcaicas, las insondablemente antiguas raices-naciones indoeuropeas vivieron durante incontables eones en plena armonia con el Cielo y la Tierra sin mas intermediarios que los panteones de Dioses que imaginaron... o que intuyeron, eran unos organismos genetico-culturales virtuosamente autosuficientes...
    Nadie pronunciaria en aquellos tiempos feas y apolilladas palabras tales como "izquierda" y "derecha", a esa venerable gente la unica "clasificación" del mundo que se le debia pasar por la cabeza seria "nosotros" y "los otros".Ellos, "nuestros abuelos" sabian bién lo que eran, a nadie se le hubiera ocurrido siquiera divagar, dudar, teorizar sobre ello. En realidad nadie pronunció las palabras "izquierda" y "derecha" hasta bién entrada la reciente Edad Moderna, eso son poco mas de 200 años, cuando arrancó el parlamentarismo, la ilustracíon y el primer liberalismo.
    ¿Pero cuando empezó realmente esa "obsesión" por dividirnos y cuestionarnos entre nosotros? Mi conclusión es fulminante; El "Corazón Partido" occidental comenzó con la intrusión en Europa de una ideologia-fé absolutamente ajena a ella, si exacto, esa es el Cristianismo.
    "Cristianismo vs Politeismo Tradicional"... Casi seguro la primera forma de "izquierda", contra la primera forma de "conservadurismo"... Desde entonces nos cuestionamos a nosotros mismos cruelmente, siempre hay un algo "externo" a nosotros mismos por lo que luchar, siempre hay una noción de novedad o progreso y su contraria de antigüedad y "retrogreidad". Una aniquilado el ethnos primigenio se sucedierón sectas y excisiones Cristianas a porrillo confrontadas todas entre si en sucesivas épocas, Islam, Judaismo, Humanismo, Liberalismo, Marxismo, Multiculturalismo, ideologias todas ellas con fuertes cargas de "hombrenuesvismo".De ahi al universalismo de la Edad Moderna pocos siglos distaban, cuando dejas de creer en "ti mismo" es que crees en algo externo a ti y por tanto si es bueno para ti será bueno para todos. LLevamos cerca de dos milenios desconectandonos progresivamente de ese ethnos propio; Llevamos dos siglos sumergiendonos en universalismo y llevamos algo mas de dos decenios en un proceso de autonegación total, en catársis mortal. Después de hacer este sencillo repaso a nuestra historia pensar en conceptos como izquierda o derecha me resultan extremadamente risibles y estoy un poco mas en contacto con los origenes no-divididos.
    Y es que ¿Quién ha visto a un chino, un japonés,o un hindu decirse a si mismos "izquierdistas o derechistas", salvo quizas por muy muy reciente influencia Occidental? Por mucho que tales pueblos hayan tenido sus "flujos internos" y divisiones a lo largo de la historia, eran eso flujos internos intrinsecos a ellos. Hasta que nosotros hijos de las 1000 Tribus de Europa no digamos confiada, espontanea y felizmente: "Yo soy hijo de Europa" de las misma manera que un Japonés diria sin asomo de duda ni verguenza "Yo soy hijo del País del Sol Naciente", no podremos decir que estamos en buén camino, y se que comprendereís que cuando digo esa "cursileria" de Los hijos de Europa voy mucho mas alla de un infantil y tonturrón chauvinismo nacionalista y me estoy arrodillando respetuoso ante las raices de un roble moribundo que nunca debimos dejar perecer.

    ResponderEliminar
  4. Ya puestos, echemos también la culpa al cristianismo de la existencia de enfermedades, del hambre en el mundo y de la explosión de Chernobil, ¿no?.
    El liberalismo, el marxismo, el islam y el judaismo SIEMPRE han sido enemigos del cristianismo. SIEMPRE.
    Que el cristianismo defienda la salvación para todos los seres humanos no quiere decir que niegue la existencia de razas y naciones diferentes.

    ResponderEliminar
  5. Buenos comentarios. Y buena retahíla de Atridas en especial.

    Soldado, yo no quiero herir la sensibilidad cristiana de muchos de mis lectores, especialmente la tuya o la de Sigfrido, por ejemplo, a quienes tengo en gran estima. Pero lo cierto es que aunque muchos de vosotros queráis des-semitizar y des-abrahamizar el cristianismo, barnizándolo con blanquitud y pureza aria –tanto física como espiritual-, el cristianismo no ha dejado de ser lo que es: una doctrina para esclavos, una doctrina extranjera. Todos bien sabéis por donde tiro, quién soy y cómo soy en parte, así que supongo que a nadie sorprenderá esto que digo.

    Que “El liberalismo, el marxismo, el islam y el judaísmo SIEMPRE han sido enemigos del cristianismo. SIEMPRE.” a mí no me dice nada, sólo que existen enemigos comunes.

    Como dice Atridas, el europeo ha vivido durante milenios en plena armonía con la naturaleza hasta la llegada del humanismo cristiano y los artificios conceptuales que esta ha aportado.

    Aún así, el cristianismo europeo es de lejos lo mejor que hay. Yo, como neo pagano sin pretenderlo (uno a veces no tiene que ser algo, sino darse cuenta de lo que es), me cautivo ante la imagen de una deidad en una Iglesia o ante la devoción de una mujer con sus rodillas postradas en la madera si es sentido y con pasión. Las imágenes, las ofrendas florales, las velas… todo ello tiene un componente místico, espiritual y casi ritual, de la cual un pagano puede disfrutar, porque ha sido gracias a paganismo, paradójicamente, que el cristianismo católico es como es. Y me sentiría incómodo ante un protestante, o en una mezquita, repletas de personas de voz que no veneran nada, sino algo invisible, intangible, etc. El católico, por ahora, necesita de su imagen y hacerle culto, y eso es PAGANISMO.

    Así que, en definitiva, por mucho barniz que se le quiera poner al cristianismo, este no deja de ser lo que es. El cristianismo ha sido decadencia para Europa, advenedizo del ateísmo más rastrero y de las formas marxianas más subversivas.

    El cristianismo lleva el sello de la universalidad en sí mismo. El cristianismo es una religión proselitista y no-racista (en el sentido identitario) y racista (en el sentido progre). Fijaros en mestizoamerica: los españoles colonizaron mucho y mal. Colonizaron mucho gracias al espíritu fáustico del hombre europeo y blanco (fijaros en la pureza racial de los conquistadores y de las figuras españolas de hace 1000, 500, 300 … años, eran una élite racial y espiritual), pero la sangre… fijaros lo que son países como Venezuela, Bolivia o Guatemala, sanguíneamente colonizaron no demasiado bien gracias a su “racismo progre” (ese concepto no existía anteriormente pero lo aplico aquí para que se entienda. Era un racismo cristiano y un no-racismo identitario) . En todo caso, en mestizo-américa hay muchos blancos, y ya veremos por dónde sale la cosa.

    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  6. El cristianismo es universal porque todos somos seres humanos. Ahora bien, eso no quiere decir que todos los seres humanos tengamos que ser física, genética o moralmente iguales, sino que todos somos hijos de Dios y ninguno nos libraremos de rendir cuentas al Altísimo cuando nos llegue la hora, independientemente de nuestra raza o nación.
    En ningún momento negaré la influencia del paganismo en la religión católica. Pero no se debe condenar al cristianismo como el motivo principal de la decadencia de Europa, cuando en España, por citar un ejemplo, fueron expulsados los musulmanes y los judíos gracias a los fervores católicos de la Iglesia, los Reyes Católicos y la Inquisición.
    ¿Podríais explicarme a que os referis con humanismo?. Por que si lo decís en referencia al Renacimiento, hay que recordar que aquella etapa ha sido culturalmente la más prolífica de Europa (o al menos de Italia).
    Obviamente, en la opinión sobre Sudamérica no estamos de acuerdo, yo personalmente valoro que España llevara allí su lengua y su religión (lo que no quiere decir que esté a favor de que ahora nos lleguen sudamericanos por todos sitios).
    Terminaré diciendo que en la España de aquellos siglos se trajeron negros y mestizos, pero únicamente para trabajar en las casas de los nobles, y de allí no salían.

    ResponderEliminar
  7. ¡Qué buen artículo, Daorino!

    En mis desarrollos sobre "lo gregario" (los hombres reunidos entorno a ideas y dominados por ellas) establezco una serie de "leyes" que me parece reconocer en las "mecánicas gregarias". Estas "leyes" realmente establecen "cauces de pensamiento" (determinados por la idea que posee sus mentes, claro está). Sólo los Héroes, por su Voluntad Superior, POSEEN a las Ideas, el resto de los hombres es POSEÍDO por las Ideas, por eso son gregarios.

    Un par de estas "leyes" son la Exclusividad y la Polarización. Ello establece que "lo que no es de la Idea (la que los posee) es Malo y lo que es de de la Idea es Bueno". De modo que establece un "caude de pensamiento" esencialmente binario, de dos únicas opciones: "o conmigo o contra mí" ("ceguera binaria"). Así que pocos hombres podrán "percibir" una tercera, cuarta o quinta opción...


    El único apunte que haría a tu magnífico desarrollo es que, según pienso yo, no podemos "tratar como traidores" a personas que no tienen la conciencia de las cosas que algunos de nosotros tenemos. La idea es: "¿si estas personas tuvieran esa conciencia de las cosas, habrían actuado de ese modo?".

    Yo no puedo condenar a mi Pueblo por ignorante, no puedo desear la destrucción de parte de mi Pueblo porque este no tenga conciencia de las cosas. Lo que en todo caso me vería impulsado a hacer es "ofrecer elementos que les hicieran conscientes" de esos elementos que Fragmentan a mi Pueblo. Pero si adopto una actitud de "destruir a todo aquello que no vea mi Idea", entonces ¿hasta qué punto no estaría actuando de forma gregaria? ¿hasta qué punto no estarían enfilándome a un actuar religioso que pide una "guerra contra los inflieles"?

    Pienso que aquél que POSEE a las Ideas, tiene una Capacidad Superior que, entre otras cosas, le permite Mostrarlas Claramente (o hasta que otros se contagien de su Capacidad Superior frente a las Ideas)... Prefiero pensar que mi Pueblo (o parte de él) está enfermo y que debería buscarle una cura, antes que pensar que mi Pueblo (o parte de él) es un traidor y desear su destrucción...

    Los Héroes son Líderes Naturales, los Aristócratas Naturales (como lo hace ver Jung en una cita que puse en otro post). Y quizá hasta representen a una "política natural".

    Y bueno, aclarar que no estoy diciendo que ese sea tu pensamiento el de "la destrucción ciega", sólo acerco las cosas a "los extremos" para vislumbrar la línea y que se vea clara.


    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  8. No era mi intención centrarme en una crítica al cristianismo, sino señalar que, desde que enrraizo en Europa ya no somos los mismos. Bajó el paraguas de monoteismo proselitista semita empezamos a perder autoconsciencia y se sentaron las bases para que tiempo después triunfara el universalismo sobre el ethnos.
    Las posteriores reacciones a la cristiandad eran previsibles, pues a todo totalitarismo universalista, le corresponde su réplica y su "remplazo" tarde o temprano. Sostengo ademas que todos esos totalitarismos universalistas parten de una misma base conceptual y espiritual semítica, desde el cristianismo y el islam, hasta el liberalismo y el marxismo. Ademas en tales ideologias universalistas (Salvo el judaismo que es hermético y etnico y reservado a "la raza"), parecemos observar aspectos diferentes de la mentalidad y psicologia "extraña" del judio: El judaismo, la creencia original representa a el orgullo patriótico y supremacista del semita. El cristianismo representa genuinamente a la moral de esclavo resentido del semita vencido y deslumbrado por Egipto o Roma; En el islam vemos la faceta de guerrero reprimido del cabrero semita, que para "fortalecerse" se vuelve sanguinario y ultramisogeno; En el protestantismo y el liberalismo que estan estrechamente ligados vemos clarisimamente a la componente materialista y usurera del pueblo elegido; El marxismo y el multicultu por ultimo, cierran el ciclo y retornan a la moral de esclavo quejumbroso.
    Mi crítica, pues, es contra las ideologias universalistas (y semíticas) en general y no sólo la típica crítica al cristianismo, pues todas esas cosmovisiones traen consigo el germen de la debilidad, la disolución, la conversión y el pensamiento único y no del orgullo, la superación y el poder.

    ResponderEliminar
  9. Por humanismo me referia a esa mentalidad subayacente en los llamados "Derechos Humanos Universales" (Cosa en la que yo no creo), en la "solidaridad" y la "responsabilidad" o incluso la "culpa" internacional que nos conmuta a todos a poner cara de cordero degollao cuando un huracán acaba con una risa-nación como Haiti, como si fuera culpa o responsabilidad nuestra el atraso intelectual y material de esa gente de Dios,o una obligación moral el resolverles sus propios problemas (jeje tirad dolares alli, tiradlos)...Tambien en el mismo concepto de "La Humanidad" de la que habla todo el mundo habla hoy en dia, como si acaso fuera toda ella una unidad y no una amorfa masa de elementos distantes entre si, yo si acaso hablo de las humanidades o las razas, pero nunca de una humanidad única que no existe y solo existirá si se cumple el negro deseo del Poder de la repulsiva aldea única mestiza.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Muy buenos apuntes los que hacéis Soldado, Manué y Atridas.

    A Soldado Vikingo:

    Pero no se debe condenar al cristianismo como el motivo principal de la decadencia de Europa, cuando en España, por citar un ejemplo, fueron expulsados los musulmanes y los judíos gracias a los fervores católicos de la Iglesia, los Reyes Católicos y la Inquisición.

    Fueron expulsados todos aquellos musulmanes y judíos que NO se quisieron convertir al cristianismo, no lo olvidemos. Es que el matiz es grande. De eso a decir que fueron “completamente” expulsados… España está y ha estado llena de marranos y de moriscos.

    ResponderEliminar
  11. A Manué:

    Muchas gracias, Manué por tu buena valoración sobre el artículo. A esto:

    En mis desarrollos sobre "lo gregario" (los hombres reunidos entorno a ideas y dominados por ellas) establezco una serie de "leyes" que me parece reconocer en las "mecánicas gregarias". Estas "leyes" realmente establecen "cauces de pensamiento" (determinados por la idea que posee sus mentes, claro está). Sólo los Héroes, por su Voluntad Superior, POSEEN a las Ideas, el resto de los hombres es POSEÍDO por las Ideas, por eso son gregarios.

    Estas ideas las he desarrollado mucho en este blog de la mano de Stirner, por ejemplo. Cuanto más la escucho más atractiva me parece. Hombres poseídos, jaja… y hombres soberanos.

    El único apunte que haría a tu magnífico desarrollo es que, según pienso yo, no podemos "tratar como traidores" a personas que no tienen la conciencia de las cosas que algunos de nosotros tenemos. La idea es: "¿si estas personas tuvieran esa conciencia de las cosas, habrían actuado de ese modo?".

    No hay que ser condescendientes con ellos, Manué, un traidor es un traidor y me parece un poco ingenuo (en el buen sentido) pensar que todo aquel que no piensa como nosotros no es consciente. Eres demasiado buena persona, Manué, y creo que no hay que llegar a la piedad.

    Yo no puedo condenar a mi Pueblo por ignorante, no puedo desear la destrucción de parte de mi Pueblo porque este no tenga conciencia de las cosas. Lo que en todo caso me vería impulsado a hacer es "ofrecer elementos que les hicieran conscientes" de esos elementos que Fragmentan a mi Pueblo. Pero si adopto una actitud de "destruir a todo aquello que no vea mi Idea", entonces ¿hasta qué punto no estaría actuando de forma gregaria? ¿hasta qué punto no estarían enfilándome a un actuar religioso que pide una "guerra contra los infieles"?

    No condeno a todo mi pueblo, creo que el pueblo, a la hora de la verdad, reaccionaría. Necesita a un líder adecuado, nada más. El pueblo necesita ser dirigido. Pero claro, dentro de esa masa no faltarán los traidores, y con ellos no hay que ser piadoso. No los trato como infieles, simplemente como enemigos.

    Pienso que aquél que POSEE a las Ideas, tiene una Capacidad Superior que, entre otras cosas, le permite Mostrarlas Claramente (o hasta que otros se contagien de su Capacidad Superior frente a las Ideas)... Prefiero pensar que mi Pueblo (o parte de él) está enfermo y que debería buscarle una cura, antes que pensar que mi Pueblo (o parte de él) es un traidor y desear su destrucción...

    Buena exposición. Pero es que yo no deseo la destrucción de mi propio pueblo. Por ejemplo, conozco a españolas que están con moros y han tenido 4 hijos. ¿Qué hacemos con semejante zorrón? Y lo peor: ¿qué hacemos con sus mestizos? Billete a Marruecos y adiós.

    Los Héroes son Líderes Naturales, los Aristócratas Naturales (como lo hace ver Jung en una cita que puse en otro post). Y quizá hasta representen a una "política natural".

    Excelente. Al respecto haré un artículo en el futuro.

    Y bueno, aclarar que no estoy diciendo que ese sea tu pensamiento el de "la destrucción ciega", sólo acerco las cosas a "los extremos" para vislumbrar la línea y que se vea clara.

    Lo sé. NADA DE DESTRUCCIÓN CIEGA, por supuesto, aquí no somos ni integristas ni nada parecido, sino librepensadores.

    ResponderEliminar
  12. ¡Qué buen debate!

    Daorino, no estoy negando la existencia de traidores: los hay, los veo. Lo que no veo es que "cualquiera" lo sea. Tampoco digo que afirmes eso, pero sí digo que es un asunto "delicado".

    Por ejemplo, pienso que "no debemos olvidar nuestros recorridos". No sé si os pasará lo mismo, pero yo no siempre he pensado como pienso ahora, no siempre he sabido lo que sé ahora y, en ocasiones, si miro atrás, a cosas que pensaba en el pasado, suelo plantearme: "menudo subnormal que estaba hecho...".

    La pregunta sería entonces: ¿El "Manué-actual" consideraría como "traidor" al "Manué-del-pasado"? Si lo hiciera, ¿estaría tirando por tierra la "Potencialidad" del "Manué-del-pasado"?, ¿hasta qué punto sería eso "estratégico"? Yo, por ahora, pienso que si yo soy de un Pueblo, entonces todo mi Pueblo tiene la "Potencialidad" que yo manifiesto como "Actualidad".

    Me miro ahora y pienso que me he ido construyendo una "especie de máquina filtradora", que he crecido en mi "capacidad crítica y analítica", que la he hecho más profunda, más propia, etc. No me malinterpretéis, no lo digo para "pintarme bien", sino que pienso en si fuera posible contagiar al Pueblo de esa Actividad, que descubra que el gran error es la opción pasiva. Si pudiera ser que un Pueblo CRECIERA o RECUPERASE su Capacidad Volitiva, su Alerta, su Coraje, su Propio Criterio, su Audacia, su Lealtad, etc... Quizá fuera "distinto" y no ocurrirían cosas como la que me comentas de las españolas con hijos moros...

    Si el Pueblo se hizo gregario, que los Héroes sean entonces como "Ideas Vivas" que reúnan al Pueblo entorno a sí mismos y entorno a su conquista de una Condición Superior a partir de una Voluntad Superior. Quizá ello produzca a muchos más Héroes...


    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  13. Desde luego que es un buen debate. Qué menos viendo el nivel de los contertulios. Y no es autobombo, Soldado ha demostrado de sobre su valía y tú, Manué, tanto como Atridas y otros como León Riente, Sigfrido y un etc bien nutrido, también lo han demostrado.

    Daorino, no estoy negando la existencia de traidores: los hay, los veo. Lo que no veo es que "cualquiera" lo sea. Tampoco digo que afirmes eso, pero sí digo que es un asunto "delicado".

    Delicado es poco. En este blog hemos denunciado siempre la enajenación. A una persona que cree las cosas porque sí, tal como se lo cuentan, no debe ser un traidor por necesidad. Es decir, una persona que tiene el cerebro comido es más bien una víctima que un traidor. Pero hay elementos insalvables. El ejemplo de la española con 4 hijos mestizos, si se hiciera consciente de repente de su atropello racista en sentido progre… yo al menso no querría que matara a sus hijos. Simplemente para esta mujer habrá un sitio en la comunidad que ha querido adoptar, que no es la nuestra.

    Luego están los arquitectos, los verdaderos forjadores de todas las atrocidades que vemos. Esos lo hacen con convicción de causa. Esos son traidores integrales. Evidentemente, hay algunos que se han dado cuenta de sus errores y han rectificado.

    Pero aún así habrá muchos que actúen como traidores sin saberlo. EL TRAIDOR DE VERDAD SERÍA ENTONCES AQUEL QUE A SABIENDAS DE QUE LO QUE HACE VA EN CONTRA DE SUS CONVICCIONES Y DE LOS INTERESES REALES DEL PUEBLO, DE LA RAZA, ETC. ACTÚA CONTRA TODO ELLO A FAVOR DEL ENEMIGO.

    Por ejemplo, pienso que "no debemos olvidar nuestros recorridos". No sé si os pasará lo mismo, pero yo no siempre he pensado como pienso ahora, no siempre he sabido lo que sé ahora y, en ocasiones, si miro atrás, a cosas que pensaba en el pasado, suelo plantearme: "menudo subnormal que estaba hecho...".

    A mí me pasa lo mismo, de hecho me lo digo: “Menudo subnormal fuiste”. Pero de ello hay que aprender.

    LA GENTE LO QUE NECESITA ES ENCONTRASE A SÍ MISMA, RECONCER SU IDENTIDAD. LA GENTE NO SABE CUÁL ES SU IDENTIDAD, NI SIQUIERA SE PLANTEA LA POSIBILIDAD DE UNA IDENTIDAD. EN EL MUNDO EN EL QUE TODO EL MUNDO HABLA DE SER “ÉL MISMO” NADIE CONOCE SU IDENTIDAD REAL, JAJAJA…

    Si el Pueblo se hizo gregario, que los Héroes sean entonces como "Ideas Vivas" que reúnan al Pueblo entorno a sí mismos y entorno a su conquista de una Condición Superior a partir de una Voluntad Superior. Quizá ello produzca a muchos más Héroes...

    Estoy muy deacuerdo. Me encantan tus frases cuando te pones solemne, jejeje…


    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  14. Daorino, completamente de acuerdo con todo lo que has dicho.

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  15. La experiencia política pasada no tiene nada de malo si se recuerda como punto sobre el que mejorar.
    Yo en su día fuí liberal y apasionado con todo lo relacionado con la Revolución Francesa...y ahora estoy aquí debatiendo con vosotros.


    Vivimos en una sociedad donde lo que prima es el individuo como tal, negandosele el derecho a tener su identidad propia.
    La identidad cultural, nacional y racial es una parte más de nosotros mismos, algo tan natural como el tener cinco dedos en cada mano.

    ResponderEliminar
  16. Es absurdo cogerse berrinches con el pueblo. El pueblo es como es, el hombre es como es y, por eso mismo, el hombre es algo que debe ser superado.

    Todos los grandes frutos de una civilización grande son consecuencias de individualidades o de grupos relativamente reducidos de hombres organizados. La masa en sí misma es masa. Es más duradera aquella civilización que practica una constante regeneración de sus élites, incorporando los elementos más valiosos y notables del pueblo que van constatemente apareciendo, y FUNDAMENTAL, expulsando y enviando a la gran masa a aquellos elementos nacidos en la élite pero degenerados. Cuando una élite se convierte en casta y no se renueva con los aportes continuos del pueblo, decae. Es una ley histórica.

    El problema de hoy es que los pueblos de Europa carecen de líderes naturales. Desde que el dinero domina, situación única en la historia, conviene no olvidarlo, el poder recae en aquellos que tienen como "mérito" el poseer dinero (lo cual también es único en la historia). Dar el poder a un individuo cuyo único mérito es tener habilidad para acumular dinero (un gran empresario, por ejemplo) es garantizarse la mediocridad y la venta de la nación (española en nuestro caso) al mejor postor. Y ahí estamos.

    ResponderEliminar
  17. Nada que añadir a tu exposición.

    ¡EL HOMBRE DEBE SER SUPERADO!

    ¡QUÉ GRAN VERDAD!

    ResponderEliminar
  18. León Riente, para mí, ni es buen padre el que no ama a su Familia, ni es buen líder el que no ama a su Pueblo.

    Conocer al Pueblo, como conocer a la Familia, es, tal como yo lo veo, NECESARIO.

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  19. Está muy claro que en la actualidad , la dicotomía Izquierda/Derecha en la política española , es totalmente inexistente , porque como bien apuntas ,Daorino , no hay una verdadera confrontación política . El PP usa conceptos conservadores y liberales , cuando le conviene , especialmente en el tema económico , mientras que en la cuestión cultural se mueve en un sucio y esperpéntico mejunje "carqui-progre " .
    El PSOE , hace otro tanto ;en lo socio-cultural , es el digno heredero de la Escuela de Frankfurt , mientras que en lo económico , es muy parecido al PP , aunque más ineficiente y con ramalazos más estatalista .

    Erik Norling me parece un gran autor , pero discrepo de sus posturas excesivamente "frente-negristas " .
    No se puede decir que el partido Nazi fuera de izquierdas ...sí lo eran ciertas secciones (strasseristas) y demás , pero no el partido en sí .
    El Partido nazi , a mi modo de ver , aunque toma no pocos aspectos ideológicos de la Modernidad , tiene un nucleo de pensamiento originario estrechamente ligado con la TRADICIÓN , tomada esta no en su sentido burgués , sino evoliano .
    Y no hay más que leer en detalle el Mein Kampf , o sobre todo la obra de Walter Darré o de Alfred Rosenberg , para darse cuenta de ello .
    No olvidemos que el NSDAP surge a partir de la Logia Thule , parte a su vez , de la "Germanenorden " y que su principal núcleo de apoyo , se encontraba inicialmente , en la nada izquierdista Baviera .
    El hecho de que los nazis tuvieran inquietudes sociales no los liga en absoluto con la Izquierda . Todos los ideólogos del Corporatismo , entre los que se cuenta Schmitt , tenían inquietudes sociales , que eran el resultado de su visión orgánica de la Sociedad .El mismo Bismarck , muy admirado por Hitler ,consiguió que se promulgaran leyes de alto contenido social .

    Hitler y los nazis , eran social-darwinistas , odiaban todo lo relacionado con el igualitarismo , defendían la Tradición y el sentido de la Jerarquía .Eso es la antítesis del pensamiento izquierdista .


    Saludos


    SIGFRIDO

    ResponderEliminar
  20. En cuanto a la cuestión religiosa , estoy más de acuerdo con Soldado que con Daorino , obviamente , je,je .

    No es que nosotros queramos "blanquizar " el Cristianismo . Ocurre que desde sus mismos inicios , en el Cristianismo , se observaron dos vertientes ;una de cuño telúrico-semítico -lunar , y otra de tendencias olímpicas y heroicas .

    No hay que olvidar muchas de las afirmaciones vertidas por Cristo , no sólo en los Evangeliso canónicos , sino también en los apócrifos .

    Incluso en el Antiguo Testamento , como el mismo Evola reconoce , se vislumbran rasgos ario-solares en algunas partes . No olvidemos la existencia de libros no ortodoxos como el de Enoch , de contenido claramente ario-racista

    Ya lo he dicho en otras ocasiones . Me considero cristiano , pero respeto mucho más a un no cristiano de mentalidad solar , que a un cristiano igualitarista y telúrico , y al revés .Prefiero mil veces a un cristiano solar , antes que a un pagano matriarcalizado y telurizado hasta el tuétano .


    SIGFRIDO

    ResponderEliminar
  21. Hola Sigfrido, espero que te vaya todo bien. Me alegro de verte de nuevo por aquí.

    Dices muchas cosas interesantes, como no podía ser de otra forma:

    "carqui-progre".

    Jajajaja… un concepto de lo más original. Es la calificación perfecta para el PP. Pero no sólo para el PP, sino para partidos como PxC, Via Democrática… o portales de noticias como Minuto Digital.

    Erik Norling me parece un gran autor , pero discrepo de sus posturas excesivamente "frente-negristas " .
    No se puede decir que el partido Nazi fuera de izquierdas ...sí lo eran ciertas secciones (strasseristas) y demás , pero no el partido en sí .


    Y yo dije: “Los fascismos y el nazismo demostraron no ser de extrema derecha pese a muchos, pero ojo, tampoco demostraron estar por encima de la derecha y de la izquierda o ser exclusivamente de izquierdas, sino más bien situarse en la izquierda y en la derecha desde un extremo al otro, recorriendo todo el espectro político en una amalgama de ideas muy interesantes”

    ¿Estamos entonces deacuerdo, Sigfrido?

    Hitler y los nazis , eran social-darwinistas , odiaban todo lo relacionado con el igualitarismo , defendían la Tradición y el sentido de la Jerarquía .Eso es la antítesis del pensamiento izquierdista .

    Y también fueron anticapitalistas y revolucionarios, es decir, la antítesis de todo pensamiento derechista.

    En cuanto a la cuestión religiosa , estoy más de acuerdo con Soldado que con Daorino , obviamente , je,je .

    No me pilla por sorpresa, jajaja…

    No es que nosotros queramos "blanquizar " el Cristianismo . Ocurre que desde sus mismos inicios , en el Cristianismo , se observaron dos vertientes ;una de cuño telúrico-semítico -lunar , y otra de tendencias olímpicas y heroicas .

    Esto lo hemos hablado muchas veces, jejeje… esto es una discusión eterna. Prefiero mil veces a un cristiano olímpico-solar, por supuesto, pero lo que yo digo es que EL CRISTIANISMO, AL FINAL, NO DEJA DE SER LO QUE ES. Es como un nazbol que dice defender la raza y la tradición, al final no va a dejar de ser lo que es: un amante de Stalin, de Marx y a de las hoces y de los martillos.

    Ya lo he dicho en otras ocasiones . Me considero cristiano , pero respeto mucho más a un no cristiano de mentalidad solar , que a un cristiano igualitarista y telúrico , y al revés .Prefiero mil veces a un cristiano solar , antes que a un pagano matriarcalizado y telurizado hasta el tuétano.

    Explícame lo de pagano matriarcalizado y telurizado, me interesan los matices que puedas aportar al respecto.

    Hasta pronto, amigo, como siempre, un auténtico placer.

    ResponderEliminar
  22. Hola , Daorino :

    1- Cierto , aunque en Plataforma había elementos ideológicos más similares a los defendidos por el FPÖ o por la Lega Nord , a los que yo no encuadraría en esa definición de "Carqui-progre " .

    Minuto digital , aunque de vez en cuando tiene alguna cosa interesante , es en efecto , "carqui-progre " .Alternan cierto tipo de afirmaciones facha-cutres con tías despelotadas . En fin , algo muy corriente en los ambientes facha-cutres .

    2- Estamos de acuerdo , si hablamos de la dicotomía Derecha-Izquierda como producto de la revolución francesa .En efecto , el nazismo y el fascismo estarían en una tercera vía . Sin embargo , si usamos el concepto derechista en el sentido evoliano , yo diría que el Fascismo y el nazismo sí pueden ser considerados como "derechistas " .

    3- El ser anti-capitalista , per se , no indica mucho .Los movimientos derechistas que abogaban por una economía corporativa (Schmitt , Spann ,almirante Horthy , Calvo Sotelo , etc )eran anti-capitalistas y derechistas .

    ¿Eran revolucionarios los nazis ?.No estoy tan seguro ...sin duda los strasseristas sí lo eran , pero yo creo que el núcelo ideológico integrado por Hess , Rosenberg , el mismo Hitler , etc , más que por la revolución , abogaba por la RESTAURACIÓN de la mítica edad de oro germano-hiperbórea .

    4- La diferencia , es que Marx , y Stalin , eran lo que eran . Sin embargo , Cristo , no tenía nada que ver , por ejemplo , o con un Tertuliano o con un Orígenes .El problemadel Cristianismo se encuentra en separar el grano (la doctrina real ) de la paja introducida por los ya tempranos "bolchevizantes ".

    5- Con lo telúrico me refiero a lo materialista , colectivista , igualitarista , ginecocrático-matriarcal , pacifista y "magio-negrista ".

    Con olímpico , me refiero a lo opuesto .Apolíneo , patriarcal , guerrero , jerárquico , y relacionado con "lo alto " .


    Un saludo


    SIGFRIDO

    ResponderEliminar
  23. Hay cosas en las que nunca vamos a ponernos deacuerdo, pero sé que no son detalles insalvables. Si en algo hemos de congratularnos es en la diversidad de ideas.

    2- Estamos de acuerdo , si hablamos de la dicotomía Derecha-Izquierda como producto de la revolución francesa .En efecto , el nazismo y el fascismo estarían en una tercera vía . Sin embargo , si usamos el concepto derechista en el sentido evoliano , yo diría que el Fascismo y el nazismo sí pueden ser considerados como "derechistas " .

    Vale, pero sólo en sentido evoliano, jeje…

    3- El ser anti-capitalista , per se , no indica mucho .Los movimientos derechistas que abogaban por una economía corporativa (Schmitt , Spann ,almirante Horthy , Calvo Sotelo , etc )eran anti-capitalistas y derechistas .

    Derechistas en sentido evoliano, jajaja…

    ¿Eran revolucionarios los nazis ?.No estoy tan seguro ...sin duda los strasseristas sí lo eran , pero yo creo que el núcelo ideológico integrado por Hess , Rosenberg , el mismo Hitler , etc , más que por la revolución , abogaba por la RESTAURACIÓN de la mítica edad de oro germano-hiperbórea .

    Restauración, Nuevo Orden, Revolución, Transformación… todo eso es REVOLUCIÓN. Hitler, cuando obtuvo el poder absoluto, anunció el final de la revolución. Fueron revolucionarios hasta la llegada del poder, pero es que su poder en si ya era algo revolucionario. Los más strasseristas o bolcheviquizantes (que no son la misma cosa) abogaban más por la revolución constante.

    4- La diferencia , es que Marx , y Stalin , eran lo que eran . Sin embargo , Cristo , no tenía nada que ver , por ejemplo , o con un Tertuliano o con un Orígenes .El problema del Cristianismo se encuentra en separar el grano (la doctrina real ) de la paja introducida por los ya tempranos "bolchevizantes ".

    Stalin tampoco tiene mucho que ver con Marx, si nos ponemos así.

    5- Con lo telúrico me refiero a lo materialista , colectivista , igualitarista , ginecocrático-matriarcal , pacifista y "magio-negrista ".

    Con olímpico , me refiero a lo opuesto .Apolíneo , patriarcal , guerrero , jerárquico , y relacionado con "lo alto " .


    Exacto, jejeje…

    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  24. 1- Sí , digamos que hablo , en este caso , de una Derecha en sentido evoliano , e incluso si quieres , de un derechismo propio de la logia Thule .

    2- No , ojo .Un Carl Schmitt , un Donoso Cortés , o un Spann , son derechistas pero no en un sentido evoliano . Si acaso , en un sentido "burckiano" , o contra-revolucionario . Por supuesto , entre Evola y los anteriores , hay puntos en común , pero las tendencias son muy distintas .

    3 - Depende de qué sentido demos a la palabra revolución ,pero yo , para hablar del nazismo en su vertiente hitlerista , prefiuero hablar de "Restauración " .Los frente-negristas , o incluso Mussolini , tienen más rasgos revolucionarios , aunque en el caso de Mussolini , pasados los años , se le podría vincular más con una tendencia "restauracionista " .


    Así es . En ciertos puntos no estamos de acuerdo , pero siempre es bueno y enriquecedor que haya variedad de ideas .Lo importante es compartir las tesis esenciales .


    SIGFRIDO

    ResponderEliminar
  25. Nazis de mierda. Llegará pronto la Revolución Socialista. Llegará como dos gemelos, como un liberador con dos rostros: parirán Latinoamérica y el Islam a su vez, hijos de la Tierra que, asqueados durante generaciones por la explotación del hombre por el hombre, tomarán por los cuernos a la Gran Bestia Racista que es Europa, e iluminarán el camino hacia una edad de oro en la Tierra, donde nadie más muera a causa de que lo que le falta de comida en el plato, sobre en la barriga de algún cerdo burgués que ya ha repetido porción.

    ResponderEliminar
  26. PablitoCarajero, ojalá te pongan mirando mirando la pared y que posteriormente no puedas sentarte jamás.

    ResponderEliminar
  27. ¿Se ha enterado el "gracioso" de turno de que el marxismo y el islam son totalmente incompatibles?.

    ResponderEliminar
  28. Hace tiempo que no participaba en este blog pero PablitoCerrajero me toco la moral, ten cuidado porque como esa Gran Bestia Racista que es Europa caiga, el tercer mundo la acompañara agarradito de la mano, recuerda el dicho "Nunca muerdas la mano que te da de comer" quien crees que da de comer al tercer mundo, NOSOTROS = BLANCOS, si nosotros caemos vete preparando, porque la epidemias, plagas y hambrunas que asolaran al mundo seran de proporciones titanicas.

    ResponderEliminar
  29. Me gusto el tema de la entrada... la moral politica, es algo que muchos de los politicos ya se han olvidado...

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.