10 de junio de 2011

SOBRE AQUELLO QUE ES MÁS QUE EL AMOR

 «¡Mira, justo ahora se ha vuelto perfecto el mundo!» - así piensa toda mujer cuando
obedece desde la plenitud del amor.
Y la mujer tiene que obedecer y tiene que encontrar una profundidad para su superficie.
Superficie es el ánimo de la mujer, una móvil piel tempestuosa sobre aguas poco profundas.
Pero el ánimo del varón es profundo, su corriente ruge en cavernas subterráneas: la mujer presiente su fuerza, mas no la comprende.
Entonces me replicó la viejecilla: «Muchas gentilezas acaba de decir Zaratustra, y sobre
todo para quienes son bastante jóvenes para ellas.
¡Es extraño, Zaratustra conoce poco a las mujeres, y, sin embargo, tiene razón sobre
ellas! ¿Ocurre esto acaso porque para la mujer nada es imposible?
¡Y ahora toma, en agradecimiento, una pequeña verdad! ¡Yo soy bastante vieja para
ella!
Envuélvela bien y tápale la boca: de lo contrario grita a voz en cuello esta pequeña verdad»
«¡Dame, mujer, tu pequeña verdad!», dije yo. Y así habló la viejecilla:
«¿Vas con mujeres? ¡No olvides el látigo!»

Así habló Zaratustra, Friedrich Nietzsche

Hoy matrimonio es cualquier unidad para aquellos que no tienen un orden racional de las cosas y que tampoco obedecen el orden natural de las cosas, un orden no humano, un orden que procede de lo alto. Pero el matrimonio es la institución que da legitimación y vía libre al amor desorbitado que un hombre una mujer se tienen para dar de sí lo mejor para ellos mismos y para el mundo: descendencia. No es otra cosa que esa el matrimonio, unión entre un hombre y una mujer y nada más, órgano que da un centro a la mujer, un lugar común con su opuesto masculino para realizarse plenamente en su función femenina. No es la unión entre hombres, ni entre mujeres, es la conjunción de dos opuestos, el hombre y la mujer, que encuentran en el jardín del matrimonio un sentido pleno a lo que ellos son. Que el amor es el elemento que empuja volitivamente al matrimonio, por supuesto, pero como desarrollaré a continuación, es el amor una palabra que dice poco, que minusvalora a aquello que trasciende de lo propiamente físico y que realmente no es amor, sino algo más, algo indescifrable, oculto y dantescamente irracional.

En un mundo donde el amor carece de valor, donde la propia palabra amor llama amor a algo que mis sentidos perciben como inadmisible, he ahí que hemos de encontrar un significado nuevo al amor. El amor, palabra pequeña, demasiado poco para expresar una realidad que trasciende de los hombres -por incomprensible, por irracional-, algo que con palabras se empequeñece, esa sensación que supera al propio ego y lo funde con su contrario femenino o masculino creando algo superior de lo que ellos son por sí mismos. ¿Puede la palabra amor definir algo tan elevado, algo que no necesita motivo y que no obedece a nuestra voluntad? ¿Y es que no es eso indescifrable, sin nombre, en cuanto que no nos hace libres, que nos somete a su tiranía, por lo que la deseamos, pues a pesar de ello nos embarga de felicidad? ¿Acaso no es aquel que lucha por amor el que muestra una voluntad de sacrificio mayor? ¡Y en contra de su libertad! Es el amor el que nos enseña a obedecer, es el amor lo que nos dice que no es la libertad lo mejor.

La mujer, hecha para amar de verdad, para amar hasta lo indecible, es decir, para rendirse a las virtudes del varón - varón que es superior a la mujer en los dones propios del varón, lo mismo que la mujer es superior al hombre en los dones que le son propios a la mujer-, sabiduría impuesta por los sabios dioses -hoy desobedecida y corrompida-, que se manifiesta desde siempre en nuestra naturaleza... la mujer, descarriada, ansiosa por parecerse al hombre, hace que peligre el amor, ese amor superior, ese amor de verdad, ese amor que la mujer debe sembrar en el siempre belicoso varón -y si no no es varón- para equilibrarlo; un hombre que debe amar y saber amar en cuanto lo aprende de la sabia y peligrosa mujer, ¿pero dónde están esas sabias y peligrosas mujeres, esas mujeres capaces de derribar todas las resistencias que ofrece todo hombre bien constituido ante sus seducciones, esas mujeres que se hacían respetar de verdad? ¡Dónde!, ¡dónde están esas mujeres! ¡Sólo veo concubinas de mancebía, liberadas de tres al cuarto y victimistas! El eco me replica, ¡es desesperante! Los pocos guerreros de hoy anhelamos a las mujeres que amaban a los hombres, que se rendían ante su fuerza y curaban sus heridas, anhelamos las virtudes femeninas, anhelamos el consuelo que sólo ellas saben dar, anhelamos ese campo sembrado de placer donde los hombres, al llegar a casa, podían refrescarse, hacer suyo, conquistar, dejarse llevar por los goces que únicamente ellas sabían darnos en ese noble arte -hoy olvidado, o casi olvidado- de amar de verdad, de amar sin límites; donde la mujer obedece y se rinde a él; placeres sagrados que no son necesariamente vicio, sino expresión volitiva del amor si este se conforma con la mente centrada en la unidad que deben conformar un hombre y una mujer, cada uno en su sitio, cada uno en su lugar, pero ambos conducidos por su función, obedeciendo siempre el orden natural de las cosas, una ley no humana, una ley que procede de lo alto y que unió el destino del hombre y de la mujer para ser ellos algo más, para dar el gran fruto, la hermosa obra: el hijo -expresión humana que debe surgir desde el amor que sólo la mujer puede ofrecer. ¡Y es que de la mujer quiero una amante y una madre para mis hijos, también una guía y una educadora, pues tales son sus dones, entre otros muchos! ¡Yo a ella le ofreceré los míos!

Ver a una mujer estremecida por todo aquello que sólo puede ofrecer el varón, verla arder de placer ante el gran goce que le supone sentir la poderosísima fuerza masculina, que hace de ella su capricho, su tesoro, todo aquello por lo que merece morir y vivir al mismo tiempo, todo aquello que ha de amarse como lo más sagrado, pues la mujer no es sólo una mujer, es la fuente de la vida, es el flujo del que manarán nuestros hijos, futuros guerreros defensores... ¡reconquistadores del orden natural, del orden de lo eterno! Las mujeres, desorientadas, se han dejado arrastrar por el emputecimiento de la modernidad; el hombre no ha ido con mejor rumbo. Ella elige y se cree libre, piensa que poseer los dones que son propios del varón le dará mayor soberanía; lo mismo que el hombre, afeminándose, piensa que tendrá más éxito entre las mujeres, que su pacifismo le hará más superior moralmente... ¡mentira! La responsabilidad no es de unas ni de otros, sino de ambos. Y no hay nada más puro ni más hermoso que un hombre blandiendo la espada, un hombre siendo guardián de su familia, protector indomable y aguerrido, conquistador de la siempre traviesa mujer, que se desvía fácilmente. Ni hay nada más bello que observar a una mujer ofreciendo su generoso pecho a su hijo, ni nada más bello, en definitiva, que ver a la mujer entregada a eso de lo que más sabe, en su plenitud, es decir, mostrando ese amor tan elevado que toda palabra empequeñece y ante lo que todo guerrero no tiene más remedio que rendirse, ¡pues gloriosa es esta derrota! Quizá el hombre debe aprender a amar de la mujer, pero la mujer necesita del hombre para encontrar el amor, algo que aquí llamaremos amor, pero que no son amores de escaparate, sino algo tan elevado y a la vez tan profundo, que atraviesa y supera cualquier lenguaje.■

Artículo recomendado:

55 comentarios:

  1. Para nuestra desgracia, el matrimonio de hoy se considera tan solo un mero contrato que encima ni es vinculante. Y lo peor es que hasta los que se casan por la Iglesia (no todos, pero muchos) tienen la misma opinión.

    Esta es otra de las razones por las que desprecio a la sociedad actual: no tiene sitio para los sentimientos nobles.
    El amor no es estarse besando en una terraza de verano. Ni ir de la mano por la calle.
    El auténtico amor es aquel del que se sabe que forjará un poderoso pilar para el devenir de nuestro pueblo. Es el espíritu indómito del hombre con la tranquilidad y la dulzura de la mujer.

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno el articulo, de verdad. Al respecto estoy leyendo el libro de Julius Évola Metafísica del sexo, recomendadísimo, la perspectiva tradicional del amor (influenciado por el eros platónico) ademas de critica a la aberración actual, que es puro vicio hueco, masturbación mutua sin nada mas allá, algo mas sagrado y superior que si se podía encontrar en un amor de verdad, uno surgido de una polaridad intensa donde la mujer es muy femenina y el hombre muy viril, tan opuestos que se atraen aun mas intensamente, bendito eros. Esto no se encuentra en putas de discoteca.

    ResponderEliminar
  3. Así es, valores y principios que se han esfumado al run run de la progrería dominante y analfabeta. Aquellos principios inquebrantables de UNIÓN, en los que cada cual tenía su función y, además, se complementaban en el respeto mutuo, son vientos que ya no volverán. Hoy no es posible ni siquiera compararlos, porque lo de ayer ya no existe, y lo de hoy, una invención de lo superficial, sin consistencia, apelando a la mal entendida libertad para que hasta lo más supuestamente sagrado, se haya convertido en un auténtico embrollo.

    Todo ha sido sustituido por la ley de violencia de género, que por cierto, ¿qué estupidez es ésa?. ¿Desde cuándo las personas tenemos género como si fuéramos nombres o adjetivos?. Yo, que sepa y como hombre, no tengo género, tengo sexo. Al menos eso es lo que me enseñó mi padre que sin ninguna duda sabía de lo que hablaba ,el hombre. Olga, la vecina de enfrente y la loca con la que comparto medianera tampoco tienen género; Dino, mi perro, con ser sólo un perro, y Moisés, mi gato, con ser sólo un gato al que salvé de las aguas, tienen sexo y no género. Aclarémoselo a los políticos: lo que tiene GÉNERO es la PALABRA “perro”, “gato”, “hombre”, “mujer”. ¿Correcto?. Perdón, era sólo un inciso.

    Como iba diciendo, nos han dado para entretenernos la ley de violencia de género. ¡Vaya vulgaridad o mediocridad!, como queráis, pero lo cierto es que las hembristas han terminado por capar, definitivamente, a eso que hoy llaman “hombre”. La palabra MACHISTA, ha sido usada por las HEMBRISTAS (mal llamadas feministas) como arma letal. Después han ido aumentando vocabulario: “violencia de UN género” (no del otro), que es lo mismo que decir “Violencia machista”, pero no existe la violencia “hembrista”. Es más, la palabra "hembrista" ni se menciona, está desterrada. A cualquier hombre, sin conocer todos los hechos ni darle garantías procesales ya se le condena de antemano y debe ir al paredón, por el único hecho de ser HOMBRE y violentar a una mujer. Si la violencia la ejercen ellas, siempre lo hacen “en defensa propia”. Los hombres ya somos culpables por ser hombres, y por serlo siempre seremos malos y sospechosos y tenemos que probar nuestra inocencia. En cambio, no hay mujeres malas, todas son buenas y se les presume siempre la inocencia. Disculpen por el rollo, pero era sólo comentar lo que nos ha quedado después de soñar con la poesía de Daorino. Ahora las Venus se han convertido en erinias con serpientes por cabellos. La magia, amigo Daorino, se ha desvanecido. ¿Pero por qué no seguir aspiraando a ella?. De los hombres mejor no hablar, sólo peleles derrotados y serviles.

    ResponderEliminar
  4. Hola que tal, honestamente no he leído el artículo, pero, tengo mi propio criterio sobre el matrimonio, y aquí va mi osado comentario:

    Aristóteles sostiene en su pensamiento eudemonológico, que existe lo que comunmente suele llamarse, "vicio por exeso" y "vicio por defecto" entre estos dos polos opuestos,esta la virtud eudaemonológica, o bien la recta acción, veámoslo con el matrimonio sucede asi, segun creo yo:

    "vicio por exeso: cobardía"; esto es irse con otra mujer y dejar a los hijos por pasión, como ,los que hoy día se casan por poder, "por poder cojer" o sea por pación.

    Vicio por exeso "temeridad," aunque tiene que ver con lo mismo, porque, es un acto de temeridad dejar a una mujer sola y a sus hijitos, el temerario es el que va a la guerra, el que juega con el fuego, y hay algo de relación entre esto de "jugar con el fuego y la pación"o sea la temeridad, tanto más si tenemos en cuenta las enfermedades.

    Bién ahora "la virtud o la recta acción" ¿cuál seria entre estos dos polos opuestos? Es la "valentía"; Porque valiente es el hombre, o la mujer que se hace cargo de las personas que lo/la rodean, asi es muy valiente una madre que se hace cargo de sus hijitos, como lo es un padre, porque es un acto de valor tener buenos sentimientos.

    "EL HOMBRE QUE ES HOMBRE, ES AQUEL QUE SE JUEGA EL PELLEJO, NO POR POLLERAS, NI ESTUPIDECES, SINO POR ALGO QUE VALGA LA PENA, COMO EL MATRIMONIO, Y EL MACHÍSMO NUNCA VA A SUPERAR A LA HOMBRÍA"

    PABLO OSCAR GÓMEZ

    ResponderEliminar
  5. A proposito ¿quieren que les lea lo que propone el siniestro plan global 2000? pués hay va:
    "PLAN GLOBAL 2000, diseñado por los principales tecnócratas de Estados Unidos e Inglaterra hace seis años, (se refiere al año 1994),con principio de aplicación durante los gobiernos de Carter, Reagan y la Tatcher. Este plán prevé entre sus principales puntos:
    --Disminución de la población mundial antes del año 2000 en más de dos mil millones de habitantes, mediante el fomento de guerras, hambrunas, utilización masiva de anticonceptivos, el aborto, la disolución de la familia, leyes reguladoras de la cantidad de hijos por matrimonio, el fomento del homosexualismo y el lesbianismo para aumentar el número de individuos no procreativos" (op cit. Patricio jose Maguire, Informaciónes Sobre Masonería y Otras Sociedades Secretas, número 25 página 43.)
    ¿Que tal, que les parece? ¿que no tiene nada que ver?
    Pablo O. Gómez

    ResponderEliminar
  6. PUÉS CLARO QUE TIENE QUE VER, TODO ESTO Y MUCHO MÁS, ES LO QUE HOY ESTÁMOS VIVIENDO.

    ¿Por que creen que se legalizó el matrimonio homosexual?
    Bien, veamos algo que parece que la gente no tiene en cuenta:

    Macho, unidad psicosomática con 80% de naturaleza "masculina" y 20% de naturaleza "femenina"

    Hembra, unidad psicosomática con 80% de naturaleza "femenina" y 20% de naturaleza "masculina"

    Entonces, ¿ que es un homosexual?
    Es una unidad psicosomática en la que se ha volcado su parte "femenina" en un 80%, quedándole replegada en un 20%, su naturaleza "masculina"

    Esto, ¿es malo? o ¿es bueno? Esto no es ni malo ni bueno, forma parte de una manifestación de la naturaleza humana, y con la lesbiana viceverza, a la naturaleza se la domina obedeciéndola, ¡¡¡perfecto!!!

    Ahora, si yo acabo de estar de acuerdo con esto, ¿por que se legaliza el matrimonio homosexual por la televisión, y los medios?

    Supongan que yo prohivo el matrimonio heterosexual, la dama heterosexual, acaso ¿no buscará a una pareja si quiere estar acompañada? ¿el heterosexual, no buscará una dama que le sea de compañera? claro que si, y entonces ¿para que lo prohiven? o ¿para que lo prohivirían?

    Es imposible ¿no?
    Pues bién esto es lo que ocurre con el matrimonio homosexual hoy en día porque, si estuviese prohivido, ¿que van a buscar los homosexuales sino una pareja igual a ellos? ¿que van a buscar las lesvianas sino mujeres que sientan como los hombres?

    Entonces ¿para que prohivirlo o legalizarlo?

    Vemos que somos parte del siniestro poder maquiavelico mundial, que nos quiere enseñar lo que es y no es malo, y lo que es y no es bueno.
    Se trata de crear un estereotipo que encaje con lo que ellos quieren que sepamos y discutamos según su filosofía marxista, de lo políticamente correcto, es asi amigos...
    Insisto en que debemos generar autonomía psiquica, es decir "YO COMPRO LA CULTURA A MI NO ME LA VENDEN LOS MEDIOS"

    PD:
    No dije ni digo que debemos despreciar a los homosexuales, ni los bi, ni las lesvianas, simplemente digo, o al menos imbito a reflexionar sobre algo que tiene peso en nosotros porque, "debemos respetar toda forma de vida por pequeña que sea." Pero, no tolerar tampoco que estos homosexuales aparezcan todo el tiempo por la tv, la tv basura que es un medio de alienación contra la familia heterosexual, tenganlo en cuenta, y desde ya muchas gracias...

    Pablo Gómez, de Argentina.
    ¡¡¡SALUDOS A ESPAÑA!!!

    ResponderEliminar
  7. Buen trabajo.

    Los nacionalistas tenemos que denunciar lo malo, lo negativo, lo podrido de esta sociedad hiper-mercantil, donde todo parece comprarse y venderse, pero no podemos estancarnos en la crítica negativa, en la pura negatividad.

    Nosotros hemos de apropiarnos, inventar, reinventar, desarrollar ideas y programas de actuación (personales y colectivos) de naturaleza positiva.

    Y eso haces aquí, reivindicando el matrimonio y la descendencia. Sin europeos no hay Europa, y sin matrimonios ni descendencias no hay Europa. La crisis demográfica de las razas europeas es el problema mayor al que nos enfrentamos, y tenemos la obligación de romper el muro de silencio que regímenes antieuropeos levantan ante el mismo. O denunciar las "soluciones" que estos mismos poderes proponen, la inmigración masiva, por ejemplo, que no son sino parte del problema general de la decadencia europea, y una parte cada vez más importante.

    Sólo de europeos nacen europeos. Esta obviedad hay que repetirla incansablemente en un tiempo extrañísimo en el que las mayores evidencias son negadas y sus portadores castigados.

    ResponderEliminar
  8. El matrimonio tal como tradicionalmente es concebido es un freno a la natalidad. Solamente una sociedad que no ponga trabas "legales" a la libre elección de un par reproductivo podrá asegurar su supervivencia.

    ResponderEliminar
  9. No he entendido eso que ud explica, como es "matrimonio es un freno a la natalidad" por favor expliquemelo. Gracias.
    Pablo

    ResponderEliminar
  10. Se lo explicaré:

    El amor es algo natural del que surge normalmente la descendencia, pero dicho sentimiento tiene un periodo de caducidad (no muy largo, por cierto). Luego o bien desaparece o bien se transforma en una mera amistad en el mejor de los casos y en tolerancia en el resto.

    El ser humano busca instintivamente aparearse con la mayor variedad posible de congéneres con fin de garantizar la supervivencia de la prole y su mejoramiento genético, es la sabio instinto de "invertir en diferentes cestas".

    Seguir un concepto judeo-cristiano de matrimonio indisoluble y vitalicio, además de "sagrado" es lo más contrario a la naturaleza que pueda existir.

    ResponderEliminar
  11. Se están diciendo cosas muy interesantes. Responderé en cuanto pueda.

    ResponderEliminar
  12. (1/3)

    Muchas gracias a todos por vuestros comentarios, se están diciendo cosas muy interesantes. Intentaré ser claro en mi exposición, pues sé que en estas lides a veces soy bastante farragoso.

    No es el amor la base del matrimonio, el matrimonio sirve para hacer las cosas como tienen que hacerse, para poner un orden, para vertebrar un grupo humano, una sociedad... En el artículo se dice que es la mujer la que sirve para amar, es decir, para rendirse, para vivir sumida al hombre, jejeje... para darlo todo por y para él. El hombre también debe darlo todo por y para ella, debe protegerla aun a riesgo de su vida. Quien lo quiera ver que lo vea, quien no quiera o no pueda verlo que no lo vea, jajaja...

    El hombre es para la mujer el terreno en el que descubrir el amor y su capacidad de amar, el hombre debe aprender de ella pero ante todo el hombre hace lo que tiene que hacer. En todo caso, nuestro amar no es judeocristiano, no se basa en principios espirituales nada más, hay un impulso biológico que no es menos profundo por no ser espiritual, es porque no es espiritual por lo que es más profundo (quizá) y por ello, sagrado, sagrado porque su violabilidad conlleva sacrilegio. ¿Y tipos de sacrilegio? El mestizaje, por ejemplo. Elementos sagrados: nuestra sangre, nuestra belleza... No es superficial porque sea vea, porque sea físico, es superficial hoy porque el hombre ha perdido su vínculo trascendental con las cosas de este mundo.

    No he querido profundizar en ese sentido con el artículo -en lo de la raza-, no he querido entrometerme esta vez en elementos raciales, pero es que daba por sentado, y daba por sentado en todos, que en este blog sólo se habla para mi pueblo, es decir, para los hombres blancos y mujeres blancas, para los europeos y para los euro-descendientes. No cierro las puertas a otros pueblos y la lectura de mi blog es para todo el mundo, pues de seguro ellos quizá deban aprender a proteger lo que "es de ellos" también, así nos respetarán a nosotros y dejarán de tentar a nuestras mujeres blancas. Por supuesto, europeo es sólo hijo de europeo, pero no todo hijo de europeo es hijo de europeo. Hoy europeo no es sólo el europeo que somos los hombres blancos, sino muchos a los que se les ha regalado el DNI, con fenotipos ajenos a nuestro concepto de belleza. ES POR ELLO QUE EUROPEO ES AQUEL QUE TIENE SANGRE EUROPEA, Y LA SANGRE CONTIENE UN CÓDIGO...

    ResponderEliminar
  13. (2/3)

    Soldado dice: "(...) el matrimonio de hoy se considera tan solo un mero contrato que encima ni es vinculante." Qué puede esperarse de una sociedad donde todo es reversible, donde no existe la palabra ni el sacrificio, donde todo es susceptible de dejarse a medias.

    Gracias Obstacle por lo que dices, muy deacuerdo. Recomiendo las lecturas también de Julius Évola, pero con espíritu crítico. Me he leído "Imperialismo pagano" y tiene cosas muy discutibles, como la "raza del espíritu".

    Excelente comentario, Román. Esto que dices es muy bueno:

    "Todo ha sido sustituido por la ley de violencia de género, que por cierto, ¿qué estupidez es ésa?. ¿Desde cuándo las personas tenemos género como si fuéramos nombres o adjetivos?. Yo, que sepa y como hombre, no tengo género, tengo sexo. Al menos eso es lo que me enseñó mi padre que sin ninguna duda sabía de lo que hablaba ,el hombre. Olga, la vecina de enfrente y la loca con la que comparto medianera tampoco tienen género; Dino, mi perro, con ser sólo un perro, y Moisés, mi gato, con ser sólo un gato al que salvé de las aguas, tienen sexo y no género. Aclarémoselo a los políticos: lo que tiene GÉNERO es la PALABRA “perro”, “gato”, “hombre”, “mujer”. ¿Correcto?. Perdón, era sólo un inciso."

    Esto es para zampárselo a los oenegetas y demás. Es como lo de la raza humana. Lo humano no es una raza, sino nuestra especie, y no es concepto metafísico, ni ético, ni nada, es simplemente biológico. El Homo Sapiens es lo que nos caracteriza a todos, independientemente de su raza, somos HUMANIDAD, pero como veis es meramente desde un punto de visto biológico. Y bien, efectivamente sexo es lo que tenemos, y confundir "sexo" con "género" es una gran barbaridad. Pero bueno, en estos tiempos de neolengua donde a las cosas se les llama de cualquier forma...

    REINO: Animalia
    FILUM: Cordados
    SUBFILUM: Vertebrados
    CLASE: Mamíferos
    ORDEN: Primates
    FAMILIA: Homínidos
    GÉNERO: Homo
    ESPECIE: Homo sapiens (antes existieron otras humanidades, como la Neanderthal)
    RAZA: Blanca, negra...

    Pero nosotros llamamos a las cosas por su nombre.

    ResponderEliminar
  14. (3/3)


    El otro día un grupo de mujeres y un travelo me llamaron dogmático por defender lo que he escrito en mi artículo, es decir, defender el matrimonio como una institución que une al hombre y a la mujer para la misión de procrear bajo un compromiso sellado. Por supuestos, estas personas defendían el matrimonio homosexual. Yo les decía que eso no puede ser llamado matrimonio, por lo que toda persona sensata sabe.

    Pablo, como siempre, todo lo que nos traes es muy interesante. ¡Saludos a Argentina!

    Y bien, León, creo haberte respondido un poco más arriba. Un buen comentario. Dices que " Nosotros hemos de apropiarnos, inventar, reinventar, desarrollar ideas y programas de actuación (personales y colectivos) de naturaleza positiva." Pues claro que sí, estoy muy deacuerdo.

    Luego ha irrumpido un anónimo que defiende una especie de poligamia. Bueno, le diré que nosotros no somos negros. Está bien tener una mujer y luego una amante con discreción, pero es que en el matrimonio no debe intervenir siempre el amor. Las personas tienen que hacer lo que tienen que hacer, y el amor no siempre se muestra en base a sentimientos. El amor de la mujer es emocional, y es a ello a lo que debe volcarse, siempre y cuando sea positivo. Pero el hombre tiene una forma de amar muy profunda, la de arrojarse al mundo heroicamente, de ofrecer generosamente lo mejor de sí a la vida.

    ResponderEliminar
  15. "Seguir un concepto judeo-cristiano de matrimonio indisoluble y vitalicio, además de "sagrado" es lo más contrario a la naturaleza que pueda existir".


    Pues prefiero seguir ese concepto "judeocristiano" a dejar embarazadas a muchas mujeres y luego no ver a la prole nunca.
    Si algo nos diferencia de los animales es que tenemos sentimientos y uso de razón para decidir nuestra actuación en lugar de guiarnos por instintos que ya estaban programados de antemano.

    ResponderEliminar
  16. Poligamia es el matrimonio simultaneo con varias mujeres, lo que querido decir no es esto, sino que no existan límites "legales" a que, una vez que se acaba el amor, pueda una persona engendrar con otras distintas, sin desatender su deberes paternales/maternales con la totalidad de su descendencia y hasta donde llegue su capacidad tanto física como económica. Ello implica asumir la naturaleza tal cual es y no ponerle trabas, implica librarse de las cadenas del misticismo judeo-cristiano.

    Quien condena los instintos condena la propia sangre.

    ResponderEliminar
  17. Iba usted moderadamente bien en su clasifiación taxonómica hasta que se ha inventado lo de raza. Que usted crea que existan y/o que utilice ese concepto abstracto en su vida diaria me parece muy bien, pero la raza como categoría taxonómica del ser humano no existe.

    Por otro lado, usted afirma que el amor de la mujer es emocional, ¿cómo es un amor no emocional? ¿Existen la alegria o el odio no emocionales? Me interesa su teoría sobre las emociones no emocionales.

    Saludos

    ResponderEliminar
  18. Al anónimo de los instintos le recomendaría (desde el respeto, no pretendo dármelas de listo) que lea un poco más sobre antropología.

    Si bien es cierto que el instinto de meterla en caliente es muy fuerte, el instinto de partirle la cara al que se folla a tu mujer también es muy fuerte. Por ello, no se trata (solo) de misticismo judeo-cristiano, sino que una de las bases del matrimonio, y de la propiedad privada, es reducir conflictos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  19. Continuando con su argumentación de los instintos, el instinto tiende a que queramos transmitir nuestros genes, x lo que se contradice con su teoría. ¿No pretenderá, desde su perspectiva instintiva, que abandonemos a nuestra prole cuando nos cansemos de nuestra mujer y que cuando nos enamoremos de otra mujer pasemos a cuidar su prole?

    ResponderEliminar
  20. Hola Francisco, bienvenido. Muy interesantes sus cuestiones, como su blog.

    Me dices: "Iba usted moderadamente bien en su clasificación taxonómica hasta que se ha inventado lo de raza."

    De wikipedia (http://es.wikipedia.org/wiki/Raza): "En biología, raza se refiere a los grupos en que se subdividen algunas especies biológicas, a partir de una serie de características que se transmiten por herencia genética."

    Yo no me invento nada.

    "Que usted crea que existan y/o que utilice ese concepto abstracto en su vida diaria me parece muy bien, pero la raza como categoría taxonómica del ser humano no existe."

    Bueno, que usted no la utilice, que a usted le parezca abstracto... bien, es su problema. En todo caso respeto sus apreciaciones. Es cierto que no se utiliza en la clasificación taxonómica, al menos no aparece en ninguna de las que he visto, pero eso sólo demuestra hasta donde ha llegado la ideología hoy dominante.

    También me dice: Por otro lado, usted afirma que el amor de la mujer es emocional, ¿cómo es un amor no emocional? ¿Existen la alegria o el odio no emocionales? Me interesa su teoría sobre las emociones no emocionales.

    Aquí me va a provocar un dolor de cabeza, ¿de verdad he dicho yo eso? Se refiero a esto:

    Las personas tienen que hacer lo que tienen que hacer, y el amor no siempre se muestra en base a sentimientos. El amor de la mujer es emocional, y es a ello a lo que debe volcarse, siempre y cuando sea positivo. Pero el hombre tiene una forma de amar muy profunda, la de arrojarse al mundo heroicamente, de ofrecer generosamente lo mejor de sí a la vida.

    Quería decir que el amor es también acción, volición, es una manifestación de la voluntad, no sólo un proceso emocional sin nada más. El hecho de que una chica te diga "te quiero" puede ser una muestra de amor, pero que un hombre vaya a la guerra a defender a su pueblo, a su familia... también lo es. En ambos existe lo emocional, es cierto, pero de diferente forma. Sin duda me he equivocado en la explicación si he dado a entender "no emocionalidad".

    Saludos y hasta pronto.

    ResponderEliminar
  21. Al listo de la antropología: La verdad es que pensaba que iba a aprender algo de usted, pero me ha decepcionado. La pregunta que me hace no tiene ninguna relación con lo que he dicho.

    ResponderEliminar
  22. Muchas gracias, Daorino. respecto a las categorías taxonómicas he dicho que no se utiliza la de raza en el ser humano, no que no se utilice en otros seres vivos. Lo de abstracto no tiene sentido, ni me interesa discutirlo, pero considero que toda colectivización (raza, sociedad, nación,...) no es más que una herramienta de nuestra mente.

    Anónimo instintivo (lo de instintivo no pretende ser una gracia, sino es una forma de diferenciale de otros anónimos), en ningún momento he pretendido enseñar nada. De hecho, he planteado dos problemáticas que surgen de su postura: la violencia que se genera y la contrdicción con los propios instintos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  23. Se me olvidaba, Daorino. Ahora comprendo lo que quiere decir con emocional, creo que le otorga un carácter pasivo.

    ResponderEliminar
  24. Debe estar usted demasiado ocupado leyendo sobre antropología que ni siquiera repara en los "otros anónimos", que, dicho sea, solo hay uno, y además firma con nombre y apellidos. Pero en fin, si quiere continuar haciendo chistes, hágalo, pero le recomiendo no cambiar la antropología por el humor, solo es un consejo..
    Respecto a los problemas que usted dice ver:
    1.- El problema de la violencia. La violencia en ocasiones no es un problema sino una solución, solo los cobardes rechazan siempre la violencia. ¿Acaso pretende, señor antropólogo, retener a una mujer usando la violencia?
    2.-El otro. Sinceramente no entiendo la contradicción que usted atisba con lo de cuidar la prole del prójimo. Explíquese mejor. Pero de todas formas, allá cada uno.

    ResponderEliminar
  25. Por si hubiera algún malentendido, que conste que detesto la violencia y creo que solo es legítima para defender derechos cuando no existe otra alternativa. Nunca se puede justificar la violencia del hombre contra la mujer.

    ResponderEliminar
  26. Vamos a ver, Anónimo, ya le he dicho que no pretendía ofenderle, ni tampoco creo haberlo hecho, simplemente he cogido su anónimato y le he añadido la principal característica de su argumentación.

    En ningún momento me he opuesto a su opinión de fondo, que las parejas se unan y disuelvan con total libertad. Lo que no significa que lo favorezca o fomente, ni que pretenda adoptar ese estilo de vida. A lo que me opongo es a su base argumentativa: el insinto. Como verá por lo que digo, en ningún momento he pretendido que se retenga a la mujer contra su voluntad, simplemente que lo que usted propone genera violencia. No es una suposición mía, sino que lo que usted propone ya se ha dado en estadios organizativos menos evolucionados del ser humano, y al final se ha tendido hacia la monogamia.

    Aquí volvemos a lo mismo. Yo no tengo ningún problema con que una persona adopte o cuide de los hijos de la persona. Lo que critico es que no es instintivo, lo instintivo es cuidar de tus propios hijos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  27. Un par de correcciones:

    *su base argumentativa: el instinto

    *cuide de los hijos de otra persona

    ResponderEliminar
  28. Bien, Francisco, lo de "carácter pasivo" creo que es acertadísimo. Gracias por proporcionarme esa idea.

    Lo demás... no entro en discusión, pues nos enzarzaríamos en una batalla dialéctica infinita.

    ResponderEliminar
  29. Le entiendo perfectamente y estando de acuerdo, al parecer, en el fondo del asunto, le diré que, efectivamente, tomo como base el instinto, porque creo que lo que se basa en el instinto es lo natural y tiende a la supervivencia, mientras que negarlo, además de ser, lógicamente, antinatural, tiende a la desaparición. Solamente apuntaré lo siguiente:
    1.- No todo transcurso de tiempo puede llamarse evolución, para ello es necesario que se haya producido un mejoramiento de las condiciones de vida o al menos no retroceder hacia la inexistencia.
    2.- La violencia no puede suprimirse en las sociedades humanas, se da en muchas formas, violencia física, sicológica, económica. La selección de una pareja es lo que, en mayor medida, sigue generando episodios de violencia en el hombre (con el matrimonio monógamo e indisoluble instaurado) y quizá sea una muestra de lo que se llama la "supervivencia del más apto".
    3.- El instinto, ¿por qué no?, puede, en determinadas ocasiones, provocar que alguien cuide de, además de la propia, de la prole de otra persona. Es un fenómeno que no es nada infrecuente incluso entre los animales. No acabo de ver la contradicción..
    En definitiva, lo que se propone es una forma de organización que, más que negar la naturaleza, le de un cauce apropiado de convivencia.

    ResponderEliminar
  30. No hay que negar nada, el hombre tiene raciocinio y también impusos e instintos. Saber con la razón lo correcto (es subjetivo) y hasta dónde debemos llegar y disfrutar de los sanos instintos es lo que hace que una vida pueda ser gozada.

    Entiendo evolución como algo referido a la biología, es decir, al desarrollo y cambios que se han originado en la diversidad de formas de vida que existen, mientras que al progreso le doy un significado más bien político, o, mejor dicho (pues abarca más), ideológico (ya que lo ideológico no se circuscribe sólo a lo político) e histórico.

    Por supuesto, el progreso tiene toda un componente marxista. Creo que Francisco puede explicarnos algo al respecto, pues de su blog saco la conclusión de que sabe de esto mucho más que nadie de los que aquí comentamos. Pero seré atrevido. El progreso propugna una mejora de lo humano ascendente y sin límite, lo cual es, a mi parecer, imposible. Da un sentido judeocristiano a la historia: linealidad.

    Yo soy más bien de los que piensan que el hombre vive en un devenir, en un torrente de fenómenos que no podemos controlar plenamente, pues cada momento es diferente.

    La violencia, como indica el anónimo, no puede suprimirse. Se da de muchas formas, y hoy sabemos que incluso se da en los pacifistas, los proderechos humanos, etc.; son violentos como los que más. Su violencia consiste en saber hacer de su pasividad lo que ilegitimice a alguien que es superior en un contexto que les favorece política y moralmente. ¿CUÁL ES HOY LA FUERZA? LA DEBILIDAD ES LA FUERZA, ¿QUÉ CUÁL ES HOY LA FUERZA?, SÍ, LA DEBILIDAD HE DICHO.

    Volviendo al tema instinto-razón, hemos de asumir que hay un orden natural de las cosas, un orden no humano, no creado por nosotros. Es a partir de ese orden que con la razón hemos de generar un orden racional de las cosas. No es como siempre se ha hecho, generar un orden racional de las cosas que transforme la naturaleza: eso ha provocado toda una hecatombe en todos los ámbitos que haría falta horas para explicar.

    ResponderEliminar
  31. GRACIAS A TODOS UDS.
    ¿LA PRÓXIMA ES SOBRE CARL GUSTAV JUNG?
    PABLO

    ResponderEliminar
  32. A Daorino:
    ¿Bajo qué parámetros juzgas lo correcto y hasta dónde llegar? ¿bajo la moralina judeo-cristiana? Para mí lo correcto es el mandato de la sangre. Cuando el raciocinio se opone a dicho mandato deja de ser razón y se convierte en una patología autodestructiva.
    No se a qué viene lo del progresismo marxista, si precisamente hay una evolución que trunca el matrimonio en sentido tradicional, es la correcta evolución biológica hacia algo superior.
    Con lo último estoy de acuerdo, salvo que lo que llamas orden no humano es precisamente el propio del ser humano aunque no esté diseñado por él (o por lo menos hasta ahí llega la ciencia).

    ResponderEliminar
  33. A anónimo:

    ¿Bajo qué parámetros juzgas lo correcto y hasta dónde llegar? ¿Bajo la moralina judeo-cristiana? Para mí lo correcto es el mandato de la sangre.

    No he juzgado bajo ningún parámetro lo correcto, he dicho que eso es subjetivo. En mi caso, no juzgo las cosas bajo la moral cristiana, pero si lo hará un cristiano. Para mí lo correcto es también el mandato de la sangre, entre otras cosas, que derivan de ella, por ello la defensa de mi propia raza, mi rechazo al mestizaje como forma de racismo que es, etc.

    Cuando el raciocinio se opone a dicho mandato deja de ser razón y se convierte en una patología autodestructiva.

    Exacto. Entonces la razón juega con la imaginación, no con las cosas reales, con lo que es. Es por ello que tanta espiritualidad monoteísta es un juego fantasmagórico, de ideas sin sustrato, de ideas nacidas de la propia imaginación, pero no del mundo, que es lo verdaderamente sagrado (pero esto es para mí).

    No se a qué viene lo del progresismo marxista, si precisamente hay una evolución que trunca el matrimonio en sentido tradicional, es la correcta evolución biológica hacia algo superior.

    Me gustaría que me matizaras esto. ¿Cuál es para ti la evolución biológica correcta hacia algo superior?

    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  34. Efectivamente, el progreso se suele aplicar a aquello que emana del alma o espíriti humano. Aunque lo que más me disgusta de ello, como bien dice Daorino es ese carácter de mejora ascendente que se le otorga.

    Por ello he preferido el término evolución, más biológico, en el sentido de una adaptación a unas determinadas circunstancias; que cuando dichas circunstancias varían, puede que esa adaptación ya no sea válida.

    ResponderEliminar
  35. Perdón, quise decir "aquello que emana del alma/espíritu o de la mente humana

    ResponderEliminar
  36. A Daorino:

    Evolución biológica correcta hacia algo superior:

    A mí no me cabe ninguna duda de que el ser humano camina desde la noche de los tiempos hacia un futuro sin rastro de animalidad, pero será precisamente esa animalidad la que le permita despojarse de ella puesto que tiende instintivamente hacia la autodestrucción. Me explico, a través del instinto el ser humano mejora (o tiende a mejorar) constantemente su información genética y se desprende de las características primitivas (basta comparar al hombre actual con un hombre de Neanderthal). Es esa tendencia al mayor número posible de combinaciones de su ADN el que permite alcanzar el cenit evolutivo. Esta es la evolución hacia algo superior que instituciones como el matrimonio monógamo indisoluble cercernan por completo.

    A Francisco:

    Según lo que apunta, por ejemplo, progreso es el avance científico, mientras que evolución es la adaptación al medio. No puede admitirse esta separación de la causa y su consecuencia. Es la evolución biológica, precisamente, la que genera el progreso.

    ResponderEliminar
  37. La evolución tal y como la entiende Darwin, es la adaptación a un entorno, nada más. Si el hombre se ha ido haciendo más inteligente, una de las características más notables del hombre, es porque la inteligencia favorecía su supervivencia/reproducción. En el hipotético momento en que su supervivencia/reproducción sean independientes, alcanzado cierto umbral, de su inteligencia no hay motivos para que siga mejorando en inteligencia.

    El propio Darwin no descarta una "involución" si el entorno así lo propicia. Si un entorno futuro favorece la supervivencia/reproducción de los hombres de más animalidad, hacia allí irá el hombre, hacia una mayor animalidad. Pensar que toda evolución es "hacia mejor" en un sentido más allá de lo estrictamente adaptativo, es puro judeocristianismo (una vez aceptada la evolución, claro).

    ResponderEliminar
  38. Darwin tiene el mérito de haber vislumbrado el camino, hoy corresponde a la genética continuarlo. No estoy de acuerdo con que la evolución sea una mera adaptación al entorno, existe prueba (no tengo a mano un librito de L. C. Sforza muy didáctico a este respecto, cuando pueda traeré la cita) de que determinadas mutaciones han tendido, por ejemplo, a la eliminación de enfermedades..

    Por otra parte, cuando toda la evolución humana (durante varios milenios) ha sido hacia un mejoramiento biológico no tengo el porqué pensar que en el futuro será diferente, si tienes alguna prueba de involución, muéstranosla, por favor.

    A este respecto, mayor inteligencia es igual a mayor desarrollo, y mayor inteligencia es igual menor animalidad, por lo tanto es un sinsentido (inservible hasta como recurso dialéctico) prever que en un futuro sea precisamente el hombre-animalesco el que se sobreviva.

    Por último, la historia de que la evolución "hacia mejor" es un concepto judeo-cristiano, no puede ser, con todos mis respectos, más disparatada:

    1.- El judeo-cristianismo se basa, no en una evolución del hombre, sino en su "creación" y posterior involución hacia un ser "imperfecto" una vez lo han convertido en "hombre-pecador". La involución precisamente es un concepto judeo-cristiano.
    2.- Si el futuro del hombre, para el pensamiento judeo-cristiano, es "hacia mejor", no lo es como hombre superado no-animalesco, fruto de sí mismo, sino por la salvación de ese hombre-animal por seres extraterrestres (entiéndase no-terrestres, o "celestiales"). El ser humano evolutivo es un Dios en sí mismo, la salvación depende de él y de su genética.
    3.- El concepto de Nietzsche "superhombre" encaja perfectamente en este hombre superado por sí mismo, y, que yo sepa, corrígeme si me equivoco, el filósofo alemán era de todo menos representante del judeo-cristianismo.

    PD: Por cierto ¿no hay nadie que apoye mis tesis? Es que tengo la sensación de estar debatiendo contra el "Equipo A" o algo parecido jeje.

    ResponderEliminar
  39. PD2: Espero que la falta de apoyos no sea por lo patente y manifiestamente errado de mis argumentos..jajaja

    ResponderEliminar
  40. Me parece demasiado arriesgado hablar de evolución biológica continua en el ser humano y tomar referencia hoy en día, cuando lo que hemos estado viviendo desde el paleolítico superior ha sido físicamente una involución en todos los sentidos (y si aceptamos que la sangre, la salud y lo natural van de la mano con lo espiritual pues también espiritualmente), no hay nada más que ver los cuerpos de hoy en día, gordos fofos incapaces de nada, únicamente de estar en una oficina durante horas y horas. Que no te engañe las cifras de esperanza de vida que sólo se deben a que vivimos en una burbuja anti natural (cada vez estamos mas enfermos pero mejor curados) que nos salva de la cruda realidad. Un hombre del paleolítico (y aquí me refiero al cromagnon más específicamente) era físicamente todo un superhombre, corría andaba cazaba nadaba escalaba, era un todoterreno con un físico impresionante y mayor capacidad craneal (sí, también en ese terreno debido a la especialización estamos el ser humano actual perdiendo terreno), no es extraño que el paleontologo encargado de Atapuerca y premio príncipe de Asturias de la ciencia diga que visto lo visto esa fue la edad de oro del ser humano.

    Y no veo por que tanta critica al matrimonio monógamo, es con este matrimonio con el que se crean fuertes estructuras familiares con los que la prole mejor crecen, siendo algo más involucionado estructuras poligamas en la que todo es un cachondeo, los hijos son de todos, mas cercano a una sociedad mmatriarcal pseudo comunista que a otra patriarcal, rigurosa y jerarquica. Y me parece una estupidez tildarlo de concepto judeo-cristiano cuando el concepto de familia con matrimonio indisoluble y monogamo ya era practicado, en la misma roma republicana sin ir mas lejos. Dicha estructura no consigue tanta prole como la poligamia y el desenfreno, pero la prole que sale es mucho mas sana y perfecta ya que crece bajo una disciplina ferrea con la imagen del padre y la madre. El patriarcado valora por encima de la cantidad la calidad, ahi esta el ejemplo de Esparta, que no quería miles y miles de niños malcriados, sino unos poquitos pero perfectos. A mi parecer una visión de la vida mucho más evolucionada que una poligamia con muchos niños pero todos mediocres.

    ResponderEliminar
  41. Pues mire Ud. para mi si un gurú de la arqueología suelta una burrada del calibre de alabar la superioridad del hombre de atapuerca con respecto a nostros lo menos que hago es venir a reproducirla aquí.

    Por otra parte, el hombre del paleolítico podrá tener mayores cualidades físicas que el hombre actual, pero también las tiene el gorila y no por ello lo tomamos como referente evolutivo. El mérito del hombre ha sido precisamente ese, el conseguir "desanimalizarse".

    Mezcla Ud. muchos conceptos: sociedad matriarcal, pseudocomunista, jerárquica.. La cuestión es que se aventura a afirmar que bajo el matrimonio monógamo la prole crece mejor, pues mire, con el mismo fundamento yo le diré lo contrario, que no es sino la antinaturalidad del matrimonio lo que provoca familias infelices que derivan en episodios de violencia intrafamiliar y malos tratos al tener que convivir forzosamente las personas.. Desde luego, ese no es el ambiente que quiero para mis hijos..

    Lo de Esparta.. pues como lo de Atapuerca.. que si hoy viviéramos como entonces, entre otras muchísimas cosas, no podríamos comunicarnos Ud. y yo.. puesto que me obligaría a desplazarme a su cueva (si consiguiera llegar vivo..) y hacerle un bonito grabado rupestre en la pared, en vez de en la pantalla de mi ordenador.

    Sobre el matrimonio en la antigua Roma.. En la wikipedia sin ir más lejos podrá leer que el hombre, para divorciarse, solo tenía que reclamarle a su mujer delante de un testigo las llaves de la casa y decirle: tuas res habeto ("coge tus cosas"). Muy indisoluble no parece que era el matrimonio no..

    Para ver de donde viene el matrimonio como algo "sagrado" más allá de la voluntad de las personas (instituido por dios), y por ello indisoluble, y cuya vulneración es considerado como "pecado", solo le remito a los textos sagrados del judeo-cristianismo.

    Saludos.

    Pd: Lo de los niños "perfectos" de Esparta es un poco jolibudiense ¿no? igual luego se morían de una caries..

    ResponderEliminar
  42. A anónimo:

    Por cierto ¿no hay nadie que apoye mis tesis? Es que tengo la sensación de estar debatiendo contra el "Equipo A" o algo parecido jeje.

    Jajajaja… muy agudo. Bueno. Yo no es que esté categóricamente contra tus tesis, como muchos de los de aquí. Creo que se te responde en base a lo que no se está deacuerdo. En todo caso, te veo muy solvente, no te veo el típico que necesita apoyo o asentimiento de los demás. Y además, veo mucha razón en muchas de las cosas que dices.

    A esto: “A este respecto, mayor inteligencia es igual a mayor desarrollo, y mayor inteligencia es igual menor animalidad, por lo tanto es un sinsentido (inservible hasta como recurso dialéctico) prever que en un futuro sea precisamente el hombre-animalesco el que se sobreviva.”

    ¿Por qué negar siempre nuestra animalidad intrínseca o, si no negarla, al menos pensar que nos podemos despojar de ella? No somos más o menos animales por ser más o menos inteligentes. Somos animales con inteligencia, con una inteligencia mayor que la del resto de los animales. Nosotros hemos desarrollado más la inteligencia, lo mismo que el perro más el olfato y las patas. Cada animal se ha adaptado de una forma a su medio.

    Pero la inteligencia no lo es todo. El homo sapiens ha tenido que usar algo más que su inteligencia para llegar hasta hoy, si no no se explica cómo el Neanderthal, con mayor capacidad craneal, desapareció.

    A mí me preocupa mucho la escasa solvencia física de la mayoría de las personas que pasan por la calle, hechas para el sofá y el onanismo, más que para superarse, irse al campo y machacar el cuerpo a base de andar, escalar… Veo a la gente muy pasiva y poco dinamizada, además de muy dependiente de medicamentos y de placebos.

    Sin duda vivimos en un punto de desarrollo tecnológico indiscutiblemente superior a la habida en cualquier momento de la historia conocida, pero biológicamente creo que ha habido una involución. ¿Sobreviviríamos –yo creo que muchos sí- si sólo tuviéramos que servirnos de nuestro propio cuerpo, dejando de lado la tecnología? O no la tecnología, sino todos los servicios, es decir, si no tuviéramos que ir al supermercado para conseguir comida, si no tuviéramos un grifo donde beber agua, etc.

    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  43. Demasiada soberbia observo en algunos cuando hablan de evolución, progreso..., para justificar de alguna manera la “época dorada” a la que hemos llegado. Con respecto al progreso yo sólo reconozco el progreso técnico, el que podemos comunicarnos sin necesidad de hacernos señales de humo etc. etc. La vida se nos ha hecho más cómoda. Pero, ¿realmente, es eso progreso en todo el sentido de la palabra?. Insisto, reconozco el progreso técnico, pero las cosas que amo no tienen nada que ver con eso.

    Esparta era Esparta, con unos valores dirigidos a fortalecer la comunidad, pues era la única garantía que tenían de seguir viviendo, subsistiendo. Hoy las cosas han cambiado, y sólo miramos por nuestro propio culo. Con caries o sin caries, esa suficiencia la reconozco desde que llegamos a la luna, y desde entonces seguimos en la luna.
    Cioran no se dejaba deslumbrar, ni por focos ni mucho menos por la estupidez de ir de sobrados. Así decía:

    “Nuestras verdades no valen más que las de nuestros antepasados. Tras haber sustituido sus mitos y sus símbolos por conceptos, nos creemos más «avanzados»; pero esos mitos y esos símbolos no expresan menos que nuestros conceptos. El Árbol de la vida, la Serpiente, Eva y el Paraíso, significan tanto como: Vida, Conocimiento, Tentación, Inconsciente. Las configuraciones concretas del mal y del bien en la mitología van tan lejos como el Mal y el Bien de la ética. El Saber -en lo que tiene de profundo- no cambia nunca: sólo su decorado varía. Prosigue el amor sin Venus, la guerra sin Marte, y, si los dioses no intervienen ya en los acontecimientos, no por ello tales acontecimientos son más explicables ni menos desconcertantes: solamente, una retahíla de fórmulas reemplaza la pompa de las antiguas leyendas, sin que por ello las constantes de la vida humana se encuentren modificadas, pues la ciencia no las capta más íntimamente que los relatos poéticos”.

    También tenía claro que el hombre, como tal, ya había dado todo lo mejor de sí mismo. Algo así como que cualquier invento, cualquier “progreso”, termina por volverse contra él. ¿Que cuál fue su Edad de Oro?. ¡Qué más da!, quizás Atapuerca, el Renacimiento...; sólo algo es cierto, y es que sólo tenemos que mirar a nuestro alrededor, sin necesidad de tratados ni evoluciones, para darnos cuenta que no son tiempos para soñar, ni tiempos para soberbios.

    Saludos!!!.

    ResponderEliminar
  44. Si el matrimonio es tan antinatural no veo por que nuestros antepasados lo establecieron como una estructura necesaria e importantisima, eran idiotas ellos entonces? No sabian vivir de forma natural? Es curioso que lo diga alguien que alaba el progreso y se vanagloria de la superioridad del ser humano actual por hablar por ordenador, se le nota muy unido a la naturaleza y no como aquellos hombres que convivían y luchaban en ella las 24 horas del día, pero weno, de ahora en adelante me será muy útil saber que la naturaleza se conoce sentadito manejando windows 7 y no en la interperie luchando para sobrevivir. Quizás donde mejor se críen los hijos es en un ambiente promiscuo donde no se sabe quien es el padre ni quien es la madre, todos son hermanos y aquí paz y despues gloria, pues este esquema familiar se tradujo en sociedades matriarcales donde todo es de todos, una gran comuna muy felices y contentos ellos hasta que fueron arrasadas por una minoría patriarcal que si que daba importancia a los núcleos familiares donde primaba la calidad antes que la cantidad

    Dese cuenta además que desprecia a Esparta o a los de Atapuerca y utiliza solo como argumento que ahora utilizamos ordenador (un ordenador que no inventamos nosotros, lo único que hemos hecho es comprarlo en el pccity, todo un logro propio de una especie en cenit de su evolución), algunos no valoramos al ser humano por los objetos que tiene a su alrededor, por como ha avanzado la industria (un pensamiento materialista y capitalista) sino por como es el ser humano en si, y ahora solo veo hombres fofos, con multitud de problemas psicologicos (y es que como decian esos seres inferiores que no utilizaban ordenadores "mens sana in corpore sano") y sin destino fijo, con la única meta en su vida de consumir y consumir sin valores más altos como la patria, la FAMILIA, etc.

    El matrimonio en la antigua roma era una institución SAGRADA, de hecho una de sus características más destacables es eso, que todo el proceso matrimonial y posteriormente el día a día era en convivencia con lo sagrado y haciendo continuas referencias y ritos a él. Te recomiendo la obra La ciudad antigua de Foustel de Coulanges, la mejor obra al respecto en el que analiza la familia en el mundo clásico (y por tanto no judeo-cristiano), a destacar la definición que da él según la visión clásica: “Una familia era un grupo de personas a quienes la religión permitía invocar el mismo hogar y ofrecer la comida fúnebre a los mismos antepasados”. El fundamento de la familia era religioso y cultual.

    Por cierto, te equivocas con respecto al matrimonio romano: El matrimonio romano era sagrado e indisoluble. No eran unos pacatos estos romanos que concedían el divorcio civil con una gran facilidad... el civil, por que el matrimonio religioso no se disolvía por el equivalente al tribunal romano de la Rota, sino que se precisaba otra ceremonia sagrada: “Solo –dice Foustel- la religión podía separar lo que la religión había unido”.

    El matrimonio no es algo judeocristiano ni antinatural, es algo ligado a los indoeuropeos desde los más antiguos, y si entre esos grandes hombres surgió esa estructura sagrada no fue por un error ni algo antinatural, es que esa estructura funciona y es en si misma algo superior.

    Como dice Ernesto Milá “La institución del matrimonio sagrado debe ser tan antigua en la raza indoeuropea como la religión doméstica, pues la una va unida a la otra. Esta religión ha enseñado al hombre que la unión conyugal es algo más que una relación de sexos y un afecto pasajero, pues ha unido a dos esposos con los poderosos lazos del mismo culto y de las mismas creencias”.

    Saludos

    ResponderEliminar
  45. Oh, Román, has parecido y he visto un camino llano por el cual andar.

    La vida se nos ha hecho más cómoda. Pero, ¿realmente, es eso progreso en todo el sentido de la palabra? Insisto, reconozco el progreso técnico, pero las cosas que amo no tienen nada que ver con eso.

    Exactamente, ¿vivimos mejor hoy? Es una buena cuestión. Si se trata de ser feliz, ¿somos más felices hoy? Y de serlo, ¿cómo demonios se demuestra?

    Me alegro de que alguien cite a Cioran, uno de mis maestros. Un cantor de la podredumbre de la modernidad, que junto con Nietzsche es un norte sobre el cual corregir el rumbo cuando estoy un poco perdido. ¿En qué libro de Cioran viene recogida la cita, Román?

    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  46. Daorino, como veo que andamos por hondas parecidas, hagámosle un homenaje a Cioran y citémoslo de nuevo. Como el optimismo moderno no tiene límites para el consuelo, refutémoslo con estas sabias palabras. Yo no estoy en contra del optimismo, todo lo contrario, de lo que estoy en contra es de esa estupidez que reconforta:

    “La suficiencia moderna no tiene límites: nos creemos más ilustrados y más profundos que todos los siglos pasados, olvidando que la enseñanza de un Buda puso a millares de seres ante el problema de la nada, problema que imaginamos haber descubierto
    porque hemos cambiado sus términos e introducido un poquito de erudición. Pero, ¿qué pensador occidental podría ser comparado con un monje budista? Nos perdemos
    en textos y en terminologías: la meditación es un dato desconocido para la filosofía moderna. Si queremos conservar cierta decencia intelectual, el entusiasmo por la
    civilización debe ser barrido, lo mismo que la superstición de la Historia. Por lo que respecta a los grandes problemas, no tenemos ninguna ventaja sobre nuestros
    antepasados o sobre nuestros predecesores más recientes: siempre se ha sabido todo,al menos en lo que concierne a lo Esencial; la filosofía moderna no añade nada a la filosofía china, hindú o griega. Por otra parte, no podría haber un problema nuevo, pese a que nuestra ingenuidad o nuestra infatuación querrían persuadirnos de lo contrario. En lo tocante a juego de las ideas, ¿quién igualó jamás a un sofista chino o griego, quién llevó más lejos que él la osadía en la abstracción? Todos los extremos del pensamiento fueron alcanzados desde siempre y en todas las civilizaciones. Seducidos por el demonio de lo Inédito, olvidamos demasiado pronto que somos los epígonos del
    primer pitecántropo que se puso a reflexionar....”

    Tanto esta cita como la anterior la he sacado de su libro “Breviario de Podredumbre”.

    Pero una de sus obras más atractivas, al menos para mí, es “Historia y Utopía”, una maravilla muy bien traducida por Esther Seligson, en TUSQUETS EDITORES. Sí lo han catalogado siempre como el “poeta del pesimismo” a mí me gusta más calificarlo como “el maestro de la desesperación”, pero a pesar de todo, cuando lo releo, me motiva, me da fuerzas y ánimos. Cioran ha vivido siempre en los espíritus rebeldes y a pesar de que los académicos lo tilden de triste y negativo, siempre será un punto de referencia importante a la hora de estudiar el siglo XX. ¡Este no era un fantoche!.

    Cuando soy víctima involuntaria de un atasco en una gran ciudad, siempre me acuerdo de él: “Todo lo que hace el hombre acaba igual, se vuelve contra él. Inventamos el coche como símbolo de libertad e independencia, y así ejerció durante algún tiempo. Pero finalmente quedamos atrapados en él”. No es que sea literal, pero parecido.

    Saludos!!!.

    ResponderEliminar
  47. Roman, más abajo, entre las etiquetas, encontrarás el nombre de Emile Michel Cioran. Te pongo el enlace:

    http://www.mundodaorino.es/search/label/EMILE%20MICHEL%20CIORAN

    Espero que más pronto que tarde vuelva a leerme sistemáticamente todas sus obras. Tengo casi todos sus libros, entre ellos el Breviario. Es un autor al que siempre vuelvo, como a Nietzsche, como a Rosset, como a Herman Hesse, como a Pio Barajo, a Unamuno, al gran Camus…

    Esas nuevas palabras del maestro de la nada que nos traes, de Cioran, son elocuentes, una muestra de lucidez extraña hoy en día por escasa.

    Breviario de Podredumbre es la obra de Cioran que me ha causado más impacto. Sin dejar de ser irónica parece su obra más seria, menos humorística. Desarrolla un montón de ideas, ahonda en la metafísica con fundamento, es una obra enorme, mayúscula, me quedo corto.

    Cuando leí por primera vez a Cioran me sumió en una auténtica crisis, me afectó. Supongo que es por ello que tanto me apasiona, de alguna forma conectó conmigo. Pocos autores han profundizado en la NADA y generado un nihilismo con tanta miga. Es mi maestro de la nada y soy deudor de su filosofía cuando escribí sobre el nihilismo creativo.

    http://www.mundodaorino.es/2007/09/nihilismo-y-el-hombre-creativo-el.html

    Yo asumo en definitiva el nihilismo, el sinsentido y demás. Me considero una especie de artista y le doy el sentido a las cosas que yo quiero, por ello la convierto en mi vida. Esto no es incompatible con ser realista, seguir el orden natural. No hablo de inventarme nada, sino de ser yo mismo, de ser mi propia vida.

    Hasta pronto!! Saludos!!

    ResponderEliminar
  48. Pruebas de "involución" (no comparto plenamente el concepto y por eso lo pongo entre comillas; para Darwin era perfectamente posible la "involución" si el entorno así lo "dictaba").

    En los medios más o menos disidentes y no totalmente lastrados por el judeocristianismo y sus ideologías profanas, con su esquema lineal y progresista de la historia, según el cual cada vez seremos más listos y mas guapos, se trata mucho, aunque con desigual fortuna, del asunto de la "involución".

    Ejemplo:

    http://www.brusselsjournal.com/node/4628

    http://mpra.ub.uni-muenchen.de/6557/1/MPRA_paper_6557.pdf

    ResponderEliminar
  49. ¡¡¡FIJENSEN UDS, COMO NOS ENSEÑAN AVIVIR LOS MARXISTAS CULTURALES, COMO AYAN RAND, UNA FEMINISTA JUDIA!!!

    El cuento más corto y más bonito que has leído en tu vida

    -Había una vez un muchacho que le preguntó a su chica:

    '¿Quieres casarte conmigo?

    La muchacha dijo 'NO '.

    Y la muchacha vivió feliz para siempre ...................
    Sin lavar, Laundry

    sin cocinar, Cooking Dinner

    sin planchar para nadie, Ironing
    saliendo con sus amigas, Ladies NightBachelorette Party

    tirándose al que le daba la gana, Couple In Bed
    gastando su dinero en si misma Shopping Spree

    y sin trabajar para ninguno. Shopping 2

    FIN

    ...El problema es que de chiquitas, NO nos contaban estos cuentos...
    Y... ¡NOS JODIERON CON EL CUENTO DEL MALDITO PRINCIPE AZUL!.........


    Para todos aquellos hombres que dicen, ¿para qué comprar la vaca cuando puedo tener leche gratis? Tenemos que decirles que:
    Hoy en día, el 80% de las mujeres está en contra del matrimonio. ¿POR QUÉ? Bueno, porque las mujeres se han dado cuenta que no vale la pena comprar el chancho entero para tener una salchichita.
    ¡¡¡Ahora, envia este mensaje a todas aquellas mujeres brillantes que conozcas, así como a algún hombre comprensivo, noble y con buen sentido del humor que tengas la suerte de conocer!!

    Acabas de recibir un BESO del Bebe Bailarín. Algo bueno te sucederá entre la 1:00-4:00 p.m. mañana. Prepárate para recibir la sorpresa más grande de tu vida. Si rompes la cadena no te sucederá nada, pero no tendrás buena suerte por un año. Cualquiera puede sonreír y usar un poco de buena suerte, así que envía este mensaje a 5 personas en 15 minutos.

    ¿QUE LES PARECE? ASI ESTÁN DESTRUYENDO EL MATRIMONIO.
    PABLO GÓMEZ.

    ResponderEliminar
  50. FIJENSEN QUE EL MOVIMIENTO FEMINISTA, FUE CREADO POR SIONISTAS Y MASONES, EL CASO DE AYAN RAND "UNA MARXISTA CULTURAL," "ANA HARDENT, Y SUS ORIGENES DEL TOTALITARISMO," Y TANTOS OTROS FILOSOFOS DE IZQUIERDA, DESDE MARCUSE, HASTA LA FECHA NO HAY UNO SOLO QUE YO CONOZCA QUE SEA DE DERECHAS, EL MISMO HABERMAS ES DE IZQUIERDA.
    YA FEDERICO HENGELS, PRONOSTICABA ESTO QUE HOY ESTA PASANDO CON EL MATRIMONIO, EN SU ENSAYO; "EL ORIGEN DE LA FAMILIA, LA PROPIEDAD PRIVADA Y EL ESTADO" EN DONDE CRITICA LA MONOGAMIA Y EL GENS ENTRE LOS CELTAS Y GERMANOS, VALE LA PENA LEERLO.
    TENEMOS QUE ENTENDER QUE TODO ESTO NO ES MÁS QUE UN PLAN SIONISTA-MASÓNICO, OARA SOCAVAR NUESTRA CULTURA CATOLICA, PERO ¡¡OJO!!CUÁNDO ME REFIERO A "CULTURA CATÓLICA" NO HABBLO DE RELIGIÓN, PORQUE TODOS ESTAMOS OBLIGADOS A VIVIR EN UN MUNDO DE CULTURA,-NO RELIGIÓN,-CATÓLICA.

    HAY MUCHOS ATEOS, AGNOSTICOS, O DEISTAS QUE HAN HECHO, ME INCLUYO, APOSTASIA DEL CULTO CATOLICO, PERO VIVIMOS EN UN MUNDO DE CULTURA CATOLICA, Y ESTO ES LO QUE VAN A DESTRUIR, ESTOS VALORES.
    LA PREGUNTA ES ¿QUE TENEMOS QUE HACER?
    PABLO OSCAR GÓMEZ

    ResponderEliminar
  51. Nuestra sociedad nos impone el deber de tolerarlo todo; toda idiotez, toda locura, todo absurdo debe ser tolerado, los meritos intelectuales se ven obligados a mewndigar su perdon, o a ocultarse, son como contrabando.
    Por esto la conducta nuestra debe ser; "VER, OIR Y CALLAR"
    Esta buena sociedad, nos obliga a empequeñecernos, a acomodarnos a la diapason de los demás, a que no seamos como realmente combiene a nuestra naturaleza, y la "superioridad intelectual, sin el concurso de la voluntad, iere por su sola existencia."
    + "no esperemos una vejes, santa, genial, o heroica; tras haber pasado por una juventud, mansa equivoca y opaca, dado que la vejez, no pone flores donde habia malezas, sino que siega las exelencias con su oz niveladora..."

    ¿Que les digo con estos mensajes?
    Que es hora de pensar por nos-otros mismos, un alejarce del mundo, un tomar conciencia, un generar autonomia psiquica. No una evasión, pero si tener al menos unas horas para autoconstruirnos a nosotros mismos, una "camara de reflexiónes,"un meditar diario, o bien, un examen de conciencia.

    "Estamos llamados a hacer el bien sin mirar a quien, a ser libres y felices. Pero, los medios, no nos dejan espacio para esa lucha, entonces es ora de tomar las riendas por uno mismo..."

    Como escribió Baudelaire, en su poema, "Los Búhos":...
    "Cobijados en los aleros
    los búhos se quedan en fila.
    Meditan, roja la pupila,
    igual a dioses extranjeros.

    Inmóviles se quedaran,
    hasta aquella hora imponente,
    en que, empujándo al sol poniente,
    las tinieblas imperarán.

    Su actitud al sabio hace ver
    que en este mundo ha de temer
    el tumulto y el movimiento;

    ebrio de una sombra fugaz,
    castiga su tormento
    por no haberse quedado en paz."

    CHARLES P. BAUDELAIRE.

    Es eso amigo mio lo que yo intento hacer, he aqui mi consejo. ¡¡¡GRACIAS!!!
    Se que no desperdicio mis perlas, con perros sino que las comparto, con jente de nobles costumbres.
    GRACIAS DAORINO, Y COMO SIEMPRE ¡¡¡VIVA ESPAÑA!!! NUESTRA MADRE DE ULTRAMAR.Y ¡¡¡VIVA LA CRIOLLADA ARGENTINA!!!
    PABLO OSCAR GÓMEZ-CORSO, DE ARGENTINA.

    ResponderEliminar
  52. Soy mujer, y aunque comparto mucho de lo que aquí (me refiero a EL MUNDO DE DAORINO) suelo leer, cada vez que tocáis este tipo de asuntos, pues sinceramente, me quedo muy sorprendida. Me vais a perdonar, no me considero "feminista", pero tampoco creo que mi amor sea "emocional" simplemente, ni soy feliz con ese "sometimiento al hombre" del que habláis, - la verdad es que no he terminado de leer todas las opiniones-. En cualquier caso, creo de verdad, que por encima de los géneros, están las personas, y yo me siento ante todo eso, persona.

    ResponderEliminar
  53. Hola Ayser, un placer tenerte por aquí, muchas gracias por comentar. Para mí es importante la persona, pero la persona sin nada más no me dice nada. Lo importante no es ser persona, sino lo que hace a esa persona ser. Esa es al menos mi postura. De nada me sirve un vaso vacío.

    El amor es un sometimiento mutuo y el que manda está tan sujeto al que obedece como el que obedece al que manda.

    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  54. Ayser - Desarrollos informáticos:

    que por encima de los géneros, están las personas, y yo me siento ante todo eso, persona

    Pues no te lo tomes como algo personal, pero a lo que aquí se esta hablando no se le dice "géneros", sino "sexos".

    Si empezamos a utilizar el léxico del enemigo marxista-feminista ya estamos vencidos.

    Con la palabra "género", los marxistas pretenden devaluar la identidad sexual de la persona, que tiene base orgánica y hacerla azarosa, fruto de una convención social y de una elección ("opción sexual" en la neolengua feminista). ¡Eso es mentira! El marxismo es una ideología que tiene un cabreo bastante grande con la naturaleza, que se revela una y otra vez como muro infranqueable para sus desvaríos ideológicos. Pero nosotros no estamos enfadados con la naturaleza, ¿verdad?

    Saludos.

    ResponderEliminar
  55. "El marxismo es una ideología que tiene un cabreo bastante grande con la naturaleza".

    jajaja... Magistral!

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.