16 de septiembre de 2011

EL FEMINISMO, ESA IDEOLOGÍA MARXISTA CULTURAL (I)

Marxistas culturales, ¿queréis batalla cultural?... ¡Adelante!

Llevo muchos días un tanto obsesionado con el feminismo y empeñado en defender a las mujeres de todo lo que las quiere destruir. Es un tema que me apasiona. Que me obsesione no quiere decir que se haya apoderado de mí, sino que en él veo un sendero fascinante que explorar, uno de los pilares fundamentales de nuestro mundo globalizado, un punto a profundizar en serio para conocer al enemigo, ese enemigo feminista, ya sea hombre o mujer, porque va en contra de la mujer y de lo femenino. Y por supuesto, cómo no, también va en contra de los hombres.

Gracias a mi novia me ha llegado un libro de formación de CC.OO. llamado “La igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres”. Aquí os lo dejo en pdf, y aunque la edición que manejo es distinta los contenidos son idénticos: PROPAGANDA DE CC.OO. Se trata de un libreto que aspira a ser “de formación”, pero que no deja de ser propaganda marxista cultural, un panfleto, un medio de adoctrinamiento para con la mujer y el hombre.

La base de dicho panfleto es la igualdad. La igualdad supone que tanto hombres como mujeres no tienen ningún punto diferencial, que ambos sexos constituyen un idéntico respecto el otro y que por lo tanto sus rolles sociales deben ser los mismos -(esta frase no está bien dicha bajo la lógica marxista cultura, pero ya desarrollaré en un segundo artículo la diferencia sexo/género para estos ideólogos). Así que hombres y mujeres son iguales, dicta el dogma feminista. Si lo son, ¿por qué tanto empeño en estas campañas de apología de la igualdad?, ¿por qué tanta discriminación positiva? Lo que es es sin necesidad de esfuerzo. Y es que la realidad se impone pavorosa a vista de todos y los inversores de valores, los patrocinadores de la destrucción de nuestro pueblo, lo saben, y por ello se empecinan en confundirnos mediante la razón con supercherías y palabras bonitas, a sabiendas de que calarán fácilmente en un pueblo que no ha salido de su estupidez supina, que se sabe que traga con todo mientras tenga el estómago lleno y el desván repleto de cosas inútiles; vivimos en una sociedad no hecha para la crítica, inmadura, que asiente y avanza como un burro.

Si por algo destaca el feminismo es por su actitud poco democrática. No admite discusión, todos sus dictados son verdades absolutas. Cuando una feminista habla el dogma lo somete todo, la feminista o el feminista está dominado completamente por el dogma; pero si sale alguien no conforme con el pensamiento que nos imponen los ingenieros sociales del marxismo cultural se vuelven, en el mejor de los casos, relativistas y dialécticas/os, aparentemente democráticas/os y demostrando cierto respeto fingido; y en el peor de los casos, son censuradores/as, difamadores/as... Algunos ejemplos de dogmas incuestionables del feminismo:

- La mujer ha estado sometida al hombre desde siempre.
- La mujer antes no podía trabajar.
- Todos los hombres eran unos borrachos y pegaban a sus mujeres.
- Los hombres son primarios, guarros y unos salidos.
- Los hombres son unos hipócritas.
- Todos los hombres son machistas.
- La mujer es igual que el hombre, pero luego dicen:
- La mujer es mejor que el hombre, o:
- La mujer es igual que el hombre pero diferente.
- El matrimonio es una institución machista.
- El aborto da libertad a la mujer.
- La iglesia católica (y sólo la iglesia católica) es machista.

Sin embargo, si aplicamos esos dogmas a la inversa, todo son “peros”. Cualquier mujer podrá aseverar cualquiera de esas sentencias que no recibirá crítica, excepto si Daorino está presente, jajaja… Es curioso también que si tomas una actitud crítica, las mujeres y algunos hombres, poco dados/as al debate, saldrán al paso con ciertas frases de este tipo:

- ¿Por qué te calientas tanto la cabeza?
- ¿Pero a ti qué más te da?
- ¿No es malo estar siempre discutiendo?
- Te pones como un energúmeno.
- Eres un machista.
- Eres un antiguo.
- ¡En qué mundo vives!
- Actualízate.
- No te gusta nada.
- Siempre estás en contra de todo.
- Eres un quejica.

Como veis, la mujer feminista, o el hombre feminista, a sabiendas o no, es huidizo/a respecto al debate, siempre y cuando no sea un verdadero marxista, es decir, de los teóricos, de los críticos... Por supuesto, no todas las mujeres son así, ni todos los hombres. Así que qué pena que no me encuentre ante verdaderos marxistas, esos sí que aman la discusión, con esas personas sí que puede uno pasarlo bien si de confrontar ideas se trata. Pero si en algo reside el éxito del marxismo cultural es en haber inoculado en el mundo ideas como auténticos dogmas de fe, es decir, que no den lugar a discusión, tal y como se deduce de todo lo anterior. El mundo entero ha dicho sí a esos dogmas. Yo, como librepensador, me resisto a todo dogma.

Yo no puedo defender un concepto de igualdad entre hombre y mujer sin tener en cuenta el elemento biológico, un elemento insoslayable. Partiendo de que hombre y mujer son diferentes toda igualdad se hace imposible, incluso desde una perspectiva moral o cultural. Pero hoy la igualdad supone una forma, en este asunto, de minusvalorar a la mujer: la mujer es la mejor siendo mujer, y no puede aspirar a otra cosa que ha desarrollarse como mujer. Estos libros de adoctrinamiento echan la culpa al hombre de que la mujer no se haya podido desarrollar más en ciertas facetas, cuando a lo mejor la mujer no ha querido desarrollarlas, prefiriendo ocuparse de otras cosas, de lo que a ella le hace mujer. ¿Por qué ahora esto? ¿A qué viene esta nueva moral? Esta inversión en la mentalidad femenina es un fenómeno prácticamente nuevo, al menos a nivel masivo, pues en la historia existen ejemplos aislados. De la misma forma nos echan la culpa, a los europeos o a occidente en general, del subdesarrollo de los países africanos de piel negra, cuando estos países siempre han vivido en el subdesarrollo. ¿Qué culpa tenemos nosotros de la miseria de otros? La inoculación de la culpa, un elemento de la que es deudor todo marxismo cultural de su ascendencia abrahámica. MORAL DE ESCLAVOS, MORAL DE ESCLAVIZAR, ESE ES EL ÁNIMO QUE MUEVE A TODO MARXISMO, A TODO ABRAHAMISMO, A TODO HOMBRE INFERIOR Y DÉBIL.

Las feministas y toda su ascendencia y prole ideológica sienten un odio visceral hacia lo tradicional. Todo lo que antaño dignificaba a la mujer hoy es algo antimoderno e infame. Estas mujeres echan la culpa al catolicismo y al franquismo de todo (y pasarán décadas y seguirán con lo mismo), viven enamoradas de la libertad sin saber lo que es... Y desde que Europa perdió la guerra en 1945 los ingenieros sociales se han empeñado en ir en contra de la mujer, esa mujer antaño equilibrada, que prefería su papel tradicional a su nuevo papel de concubinas del régimen democrático: el orden natural de las cosas parece que se ha roto.

No olvidemos que durante la Segunda República la derecha ganó unas elecciones gracias al voto femenino. Hoy los republicanos de izquierdas y sus amigos nos engatusan con sus consignas de mujer víctima, de que la mujer nunca ha gozado de libertad excepto en la Segunda República, a pesar de haber preferido ésta su papel tradicional excepto en los tiempos modernos. Yo digo que la mujer nunca ha dejado de trabajar, yo digo que la mujer ha sido la más conservadora y que ha sido la garante de que las tradiciones y los valores se mantengan vivos. Es a la mujer a quien el sistema ataca hoy, pues bien sabe que emputeciéndola, que poniéndola al servicio del capital masivamente, que confrontándola contra el hombre, dinamitarán toda la base sobre la cual se sostiene toda sociedad saludable, toda cultura sana: la mujer, la que siempre ha sido protectora, nido de amor y seguridad hogareña. Los hombres siempre se han empeñado, si acaso, excepto algunos con intenciones siniestras, en salvaguardar tesoro tan valioso. Hoy, todo lo que la mujer consigue, lo consigue gracias a la discriminación positiva. Su único mérito es haber nacido mujer, “porque ella lo vale”. ¿Vais a permitir esto, mujeres? Yo sé que sois capaces de conseguir las cosas por vosotras mismas, yo sé que podéis ser mujeres y cada vez mejores, dejar de pensar en ser como los hombres, pues no somos ni debemos ser ninguna cima para vosotras, excepto si se trata de amarnos.

En las páginas dedicadas a la “Historia por la lucha de la libertad” de dicho panfleto, se dice algo muy interesante que me ha sorprendido leer:

«Republicanos de izquierda, radical-socialistas y radicales fueron los grupos políticos que más se opusieron a la concesión de sufragio femenino, ya que pensaban que este estaba destinado a la derecha conservadora. No obstante, también se utilizaron argumentos más absurdos: el voto femenino podía constituir una fuente de discordia dentro de los matrimonios; la mujer no estaba capacitada para votar ya que en ella predominaba la emoción y no la reflexión; la mujer carecía de inteligencia y voluntad, etc.

Para paliar estas “insuficiencias” algunos diputados propusieron limitar el derecho al voto a las mujeres mayores de 45 años, no muchas teniendo en cuenta la esperanza de vida de la época, o incluso se planteó conceder el voto a la mujer de forma provisional; si se comprobaba que el voto femenino iba a los partidos conservadores, se suprimía de nuevo el sufragio.»

Esto lo dice un panfleto de CC.OO.; hagámosles caso, aunque sea por esta vez, por tal arrebato de lucidez y de objetividad.■

Artículos de interés:
- EL LOGRO FEMINISTA (I)
- EL LOGRO FEMINISTA (II)

7 comentarios:

  1. El feminismo, es un fenomeno de nuestros tiémpos hedonistas. Siempre insistire, quienes son los que estan detrás de todo esto:
    "PLAN GLOBAL 2000" Que fue diseñado por el sionismo, este plan prevé entre los principales puntos, nombro únicamente el primero.
    1) Disminución de la población mundial antes del año 2000 en más de dos mil millones de habitantes, mediante el fomento de guerras, hambrunas, utilización masiva de anticonceptivos, el aborto, la disolución de la familia, leyes reguladoras de la cantidad de hijos por matrimonio, el fomento del homosexualismo y el lesvianismo para aumentar el número de individuos no procreativos etcétera.

    Y el feminismo, no es más que parte de esta campaña que empesó en el 2000, y que seguirá. Todavia somos víctimas de este siniestro plan, tanto hombres, como mujeres "todos" victimas del sionismo.
    Ya Federico hengels en, "El Origen de la Familia, la Propiedad Privada, y el Estado" sostiene que la monogamia desaparecerá, como buen judio, como buen marxista cultural, es feminista, otro tanto Feuerbach, y Marx.
    No es más que otro medio de sionizasión.
    Ellos fueron quienes traficaron con los esclavos negros del Africa, a el Norte, centro y Sur de America, ellos fueron quienes apoyaron los grandes mestizajes en America del Sur, ellos furon y son proxenetas, ellos, los prestamistas internacionales son quienes crean las burbujas econmómicas, la husura, el prestamo con taza de interes, la deuda externa, ellos han comercializado con el hambre y el trabajo de los pueblos, ellos entregaron metodos anticonceptivos, fomentaron el aborto, y el homosexualismo, y el lesvianismo, ellos con el comunismo intentaron, e inten tarán dominar al mundo.
    Pablo.

    ResponderEliminar
  2. Un elemento importantísimo que tocas es éste:

    Así que hombres y mujeres son iguales, dicta el dogma feminista. Si lo son, ¿por qué tanto empeño en estas campañas de apología de la igualdad?, ¿por qué tanta discriminación positiva? Lo que es es sin necesidad de esfuerzo. Y es que la realidad se impone pavorosa a vista de todos y los inversores de valores, los patrocinadores de la destrucción de nuestro pueblo, lo saben, y por ello se empecinan en confundirnos mediante la razón con supercherías y palabras bonitas

    Y es que la propaganda feminista es masiva. El feminismo lucha contra la realidad y además no tiene otra vía de transmisión que la propaganda y sus adeptos son plenamente conscientes de ello. Esas son las razones de que su propaganda sea machacona.

    ResponderEliminar
  3. Yo no creo en la igualdad entre hombres y mujeres de la misma manera que tampoco creo en la igualdad entre hombres. Cada persona es un mundo pero está unida a su comunidad humana por las circunstancias vitales que se le presentan al nacer.

    Mucho daño hace a las mujeres la famosa "discriminación positiva", algo que un meritocrático como yo jamás podría aceptar. El que aspire a algo, que se esfuerce y se lo gane, pero no que se lo concedan por el víctimismo de un colectivo.

    Todos esos argumentos que mencionas los he escuchado miles de veces. A eso respondería con esto: "Ningún precio es demasiado alto por el privilegio de ser uno mismo" (Friedrich Nietzsche).

    Por lo demás, he de decir que ha sido un artículo estupendo y añadiría muchas veces, que el feminismo es la implantación de la peor versión promiscua del hombre en el espíritu de la mujer.

    ResponderEliminar
  4. Ellas no son concientes que son diosas , son únicas , verdaderamente únicas , no hay quien sobrepase a una mujer ella son la fuente de juventud del hombre , la estrella que brilla entre el cielo y el universo , el amor envuelto en llamas caminando por su piel , ellas son nuestra salvación , nuestras verdaderas compañeras , nuestras camaradas amigas que también son guerreras , ellas son la piedra de Venus del hombre , ellas también son el tesoro y cada vez el hombre la esta perdiendo.
    Ahora esta de moda ser bisexual e homosexual o Lesbianas, de hecho es una sociedad de mierda
    y la cultura también, ya que a la mujer solo le enseñan a reproducirse, que mal a mi me dan ganas algún DIA de acabar con estos hipócritas que controlan todo el sistema actual, algún DIA retornara el avatara… Que tanto esperamos, vendrán los dioses a desencadenar y batallar como verdaderos guerreros hacia el fin de los tiempos…
    Pablo Gómez.
    “Te amo, mujer”

    ResponderEliminar
  5. el feminismo no sólo destruye la familia, sino que lo proclama: hablan de "familia patriarcal"...
    Además esa destrucción no se limita a la familia sino que se persigue la destrucción de la sociedad o civilización occidental. Al entrar en el mercado laboral la mujer la natalidad cae y paralelamente disminuye la retribución salarial, disminución que se agrava con la inmigración masiva que además es de baja calidad laboral y conflictiva por se halógena...
    Se consigue minar a la nación destruyendo la familia y además se acosa socialmente a los varones que hasta ahora eran los únicod guerreros capaces por naturaleza de defender a la comunidad frente a los enemigos exteriores. Prueba de que hay un preograma de descredito y ataque a lo masculino y varonil es que se promueve la homosexualidad y se demoniza al varón con el difamante "machismo", palasbra de connotaciones zoológicas (y en contrapartida se dice "FEMINISMO" y no "hembrismo"). Pero los daños del llamado feminismo van más allá: destruyen la propia idenmtidad de la mujer. En España en los últimos años de "zapaterismo fenminista" se ha multiplicado el "maltrato a la mujer" (y palealelamente hay también maltrato al hombre, aunque éste último es minimizado por los medios de "comunicación").
    Aumentan los divorcios, que es el fracaso de la vida familiar, con daño a los hijos; aumentan los abortos y aumenta la corrupción sexual de hombres y de mujeres...
    Y ese malestar se manifiesta en un drama que sufre también la mujer hipotéticamente "liberada": tiene que trabajar fuera del hogar... pues ahora dos sueldos sumados equivalen en la práctica al sueldo del marido... pero es que aunque no fuera así, socialmente el bien social que aportaba la mujer cuando exclusivamente dedicaba su trabajo y energia a tener hijos, cuidarlos y educarlos...es muy superior al exiguo salario que generalmente recibe la mayoria de las mujeres (pues en su mayoria ejercen labores de baja remuneración). Para terminar, ...en conversaciones diarias con mujeres que trabajan fuera de casa he coinstatado que muchas de ellas están decepcionadas cuando no desengañada de la panacea del trabajo fuera de casa... Trabajan y son explotadas fuera de casa y además tienen que tener hijos, uno o dos como mucho...
    De la penosa situación de la mujer "trabajadora" (fuera de casa, se entiende, pues el trabajo del hogar es más honorable o al menos más rentasble y enriquecedor socialmente) dan testimonio estos datos constatables en la calle:
    Más mujeres jóvenes FUMAN y muchas, compulsivamente, hasta enfermar de los pulmones... Muchas mujeres jóvenes BEBNEN ALCOHOL...
    Muchas mujeres jóvenes... ante la imposibilidad de encontrar pareja decente con la que formar una familia... viven una sexualidad traumatizada, enntre anticonceptivos, pildoras poscoital (que de ha ocultado que produce infartos cerebrales), abortos, etc...
    Esta situación de corrupción moral de los jóvenes (y especialmente de las mujeres) es un objetivo buscsadop deliberadamente para DESTRUIR UNA NACIÓN o UNA CIVILIZACIÓN...
    En los Libros Sagrados del Hinduismo se habla de la corrupción de las mujeres como síntoma fatídico de una RUINA TOTAL...
    Es totalmente "lógico" que CCOO y todos los lacayos y serviles ignorantes del "marxismo cultural" crean que pueden cambiar las leyes de la Naturaleza... Son subversivos incluso contra la realidad...
    ...Decia un chiste de la época soviética... que si los datos estadísticos no dan la la razón al Plan Quinquenal... senmcillamente... se cambian los datos...

    ResponderEliminar
  6. Muy de acuerdo con tu excelente artículo, Daorino, y con los comentarios de los lectores. Como sabe quien lea mi blog, este tema es fundamental para mí y llevo tiempo diciendo estas cosas.

    El feminismo es un aspecto de la decadencia y el hundimiento de nuestra sociedad. Es parte de un proyecto de cancelación de nuestra cultura y tradición para sustituirlas con basura. Quieren hacer tabula rasa de todo lo que hemos heredado porque es obra de hombres. Desde la destrucción de los cuentos tradicionales para niños a la falsificación de la historia, a las políticas mundiales para devastar la educación, todo apunta en la misma dirección.

    Justamente acabo de publicar un artículo en El Blog del Oso sobre los efectos negativos y la falta de sentido, para la propia mujer, del camino que el feminismo la ha obligado a tomar.

    La lectura del vomitivo documento que adjuntas es instructiva porque es un resumen excelente de las mentiras y las aberraciones que nos pretenden imponer, convertidas en propaganda de Estado, y el lavado de cerebro que están perpetrando con todos.

    Todos deberían leerlo, aunque sea duro porque hay que ir reprimiendo las arcadas. Si pensamos que no sólo mujeres sino también millones de hombres han sido adoctrinados por esta basura, especialmente en los partidos de izquierdas, comprenderemos perfectamente porqué hemos llegado a esta situación.

    Me quedo con una frase del documento que resume la abyección, la mala fe y las mentiras del feminismo.

    "La acción positiva nunca puede ser considerada como un acto discriminatorio hacia los hombres, ya que no se trata de favorecer a las mujeres y perjudicar a los varones, sino de actuar en un plano de igualdad real, es decir, de fomentar la igualdad en el punto de llegada"

    Sobra cualquier comentario excepto este: una mujer puede estar de acuerdo con ello porque saca tajada. Un hombre puede estarlo exclusivamente si es un GILIPOLLAS INTEGRAL cuyo cerebro ha sido remojado, lavado, aclarado, centrifugado y secado.

    El feminismo puede contar, además de las cabezas pensantes de su élite de víboras y mujeres fracasadas, con millones de mujeres normales, engañadas, oportunistas o en mala fe. Pero sobre todo son un inmenso ejército de ZOMBIS sin cerebro y sin voluntad propia que han pasado por el programa completo de la lavadora.

    ResponderEliminar
  7. Muy deacuerdo Oso, como siempre muy cuerdo y muy cabal. Que sepas que mi artículo es en cierto modo deudor de tu trabajo, que sigo siempre, pues tu trabajo es de obligada lectura para tener una defensa argumentativa contra estos comecocos que nos acechan. Así que os animo a TODOS a visitar a mi amigo Oso:

    http://lonelybear69.blogspot.com/

    Es un blog antimarxismo-cultural que seguro que gustará a muchos de nuestra línea de pensamiento.

    A los demás, reseñarles que también han estado muy acertados. MUCHAS GRACIAS POR TODOS LOS COMENTARIOS.

    Como se ha indicado el feminismo dice que quiere la igualdad, pero en realidad, ¿no asume el feminismo la inferioridad de la mujer? Una inferioridad que yo no reconozco, pues hombre y mujer UNIDOS se perfeccionan, no son comparables, no son baremables el uno con el otro, sino los dos son uno, complementables. Pero el feminismo si piensa que hay que comparar a hombres con mujeres, que hay que crear confrontación.

    Es por ello que el feminismo va en contra de la mujer y de lo femenino, y también del hombre y de lo masculino.

    De seguro que la segunda parte de este artículo os gustará más. Hablará sobre el sexo y el género.

    Hasta pronto.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.