16 de marzo de 2012

CONTRA EL SEXISMO: UNA VISIÓN NACIONAL REVOLUCIONARIA



Ser nacional revolucionario significa ser ni de izquierdas ni de derechas. Es seguir la tercera vía, una tercera vía que se rebela contra las dos fuerzas del capital: el liberalismo y el marxismo, aunadas en ese plan internacionalista que es el mundialismo. Para mí ser NR consiste también en defender tu nación desde una perspectiva combativa e inconformista, desde el orden natural y mirando hacia toda la comunidad que defiende, una comunidad con una identidad claramente diferenciada. Pero últimamente miro, no sin desagrado, cómo la línea nacional revolucionaria se adhiere a movimientos nada nacional revolucionarios que a buena gana nos encerrarían entre rejas o nos meterían una paliza; incluso observo cómo adopta algunos de sus principios, como el feminismo, ¡nadie sabe por qué!, vomitando innumerables barbaridades y falsedades demagógicamente.

El feminismo es el sexismo que hoy domina. No es la igualdad con los hombres lo que persigue, pues si así fuera protestarían contra todas esas ayudas que reciben los empresarios por contratar mujeres en lugar de machacarnos con el victimismo y con el que "antes las...", como si las mujeres de antes estuvieran esclavizadas por los hombres o no fueran libres, no tanto como los hombres, como si los hombres no amaran a las mujeres, disfrutando de tenerlas amarradas en la cama (a mi abuela le da miedo salir a día de hoy a la calle, y antes, me decía, caminaba a sus anchas, con total seguridad, sin miedo). Las mujeres son hoy un sector de la sociedad que beneficia al y se ve beneficiada por el capital. Aliarse con el feminismo no significa otra cosa entonces que aliarse con el sistema y servir al capital, no es otra cosa sino la instrumentalización de la mujer, la ideología que más que nunca ordena y somete a la mujer diciéndole constantemente contra quien debe rebelarse y lo que tiene que hacer: liberarse de toda obligación personal (familia) y librar su batalla contra el "opresor", el hombre. El feminismo le ha dicho a la mujer que las mujeres antes no eran libres porque no eran dueñas de su cuerpo, porque no trabajaban (¿cómo?), porque iban tapadas con prendas parecidas al burka (¡pero qué dicen!), etc. Pues óiganme, feministas, hay mujeres bien constituidas, no envenenadas, que libremente asumen su verdadero papel como madres y protectoras del hogar, como educadoras, depositarias y transmisoras de los auténticos valores que hacen de una sociedad un lugar sano y saludable. Y no, no son un mero vientre, no son simples paridoras. Ni el hombre es un simple polinizador, ni un monstruo que deba ser hoy reeducado por unas cuantas que se creen... ¿qué se creen?, unas cuantas que a la mínima te llaman machista o cualquier otra lindeza.

Hoy ser feminista es bueno, defender los derechos de las mujeres es bueno. ¿Por qué ese derecho no puede recaer también sobre los hombres? ¿Por qué los hombres no tienen derecho a defenderse? ¿Por qué los hombres no pueden ser machistas y defender sus derechos? Claro, ser machista significa tener una mentalidad supremacista respecto a la mujer y no perseguir la igualdad de derechos respecto a la mujer, mientras que el feminismo sería, según el diccionario, un "movimiento que exige para las mujeres iguales derechos que para los hombres". El diccionario dice muchas cosas. Pero feminismo es "tendencia hacia lo femenino", no es otra cosa que esa, lo mismo que racismo es "tendencia hacia la raza" y para nada odio racial. ¡Malditos estos tiempos de neolengua donde las ideas no pueden campar a sus anchas con un significado verdadero!

Y bien, "tendencia hacia lo femenino" no connota ninguna reivindicación de igualdad respecto hacia los hombres, sino una clara adhesión, escrupulosa y radical adhesión, hacia todo lo que tiene que ver con lo femenino. Por supuesto, me sumo a esas mujeres que defienden su propia identidad como tales, que defienden lo eterno femenino: mal hace aquella que quiere igualarse a los hombres. No obstante, esto en el terreno de la identidad sexual. En cuanto al terreno de los derechos éstos deben permanecer en igualdad para todos los hombres y mujeres de una misma comunidad, ya que no son menos uno respecto al otro y su peso es el mismo, aunque sus proyecciones distintas. Así que no hay que defender derechos para las mujeres, sino para la comunidad. Los derechos son para todos. Y si en el pasado ha habido abusos no es culpa de nuestra generación, no tenemos la generación actual que pagar ninguna deuda del pasado, porque eso sí que es una tara marxista, una tara a su vez adoptada del judeocristianismo, ese ansia de unos de querer hacer culpables a los presentes de un pasado que no vivieron, como si los presentes fueran herederos de las faltas del pasado cual pecado original. Y esos abusos no fueron sólo contra la mujer, sino contra toda la clase trabajadora, ni todo lo que le pasa o haya pasado a la mujer es culpa de los demás. Si somos nacional revolucionarios, ¡si somos revolucionarios!, es porque queremos ¡empezar! algo nuevo, construir y forjar nuestro propio destino sin ningún tipo de resentimientos. Nuestra revolución debería y deberá suponer una ruptura con todas las épocas: la rueda ha dado ya un giro y el nuevo giro debe empezar con el empuje de nuestra impetuosa fuerza en un camino ascendente.

Y ataquemos a la paridad, que no debe ser por una simple razón: un número igual de hombres y de mujeres es un freno para el ascenso de los mejores. A un puesto de trabajo deben acceder... una revolución la hacen... ¡la hacen los mejores, los más capacitados, al margen del sexo! Y que no vengan hablando de paridad las feministas, feministas que hacen una revolución para mujeres, y sólo para mujeres, a quienes se adhieren algunos hombrecillos.

Y yo digo que cualquier feminismo es malo, provenga de donde provenga, se tiña con lo que se tiña, diga quien lo diga. El feminismo significa ruptura, lo mismo que lucha de clases concurre a ruptura. ¡Contra el feminismo y el machismo unidad, contra el mundialismo soberanía nacional, contra la lucha de clases comunidad nacional! Seguir la senda del feminismo es adentrarse en la lógica marxista y de lo políticamente correcto, es generar una confrontación absurda, aumentar la desigualdad entre hombres y mujeres en favor de la mujer porque esa igualdad feminista se consigue... ¿cómo se consigue? Dando facilidades a la mujer en forma de ayudas al empresario en cuanto a inserción laboral, fomentando el aborto, descuidando la familia, magnificando la violencia de género, protagonizada en gran medida por inmigrantes, y dando una imagen de la mujer como no agresora potencial y si de pobre víctima (Enlace 1) (Enlace 2) (Enlace 3), etc. ¡Qué no os engañen! Aquí hay una clara voluntad de supremacismo femenino mediante una estrategia que ya conocemos de sobra y que utilizan multitud de colectivos. Asimismo, que decir sino afirmar que esa mentalidad de la mujer oprimida es algo moderno

En definitiva, el machismo es una lacra, cierto, pero el feminismo no es mejor. Un nacional revolucionario, de la misma forma que se desmarca de toda orientación desfasada por inexistente y ficticia de izquierda y derecha, lo mismo debe hacer con el sexismo, provenga de donde provenga, pues si no es así de nada se van a diferenciar los partidos nacional revolucionarios de otros pertenecientes a lo que podríamos llamar izquierda tradicional.

Mal orientadas están las mujeres si van adhiriéndose al feminismo, que será muy moderno, pero nada conveniente. Igualmente, decirles que son unas desagradecidas, cual inmigrantes a quienes todo se les da y encima se quejan. Los hombres han defendido el hogar incluso con la vida, han perecido en guerras por grandes ideales y por la familia, han hecho y siguen haciendo los trabajos más duros y arriesgados y os han protegido a vosotras, pandilla de gritonas, bolleras y ridículas mujeres (PRUEBA DE LO DICHO). Si de justicia histórica se trata...¡Los hombres del mundo reclamamos una muestra o gesto que repare tales daños hacia los hombres, que tanto han sufrido durante siglos al servicio de la protección de la mujer, de la familia y de la patria! Por supuesto, reconocemos el servicio de la mujer, como elemento protector del hogar y dadora de vida, habiendo sido la garantía, como sigue siéndolo, del futuro de nuestro pueblo, un futuro en juego por la irresponsabilidad tanto de hombres como de mujeres.

Así que un nacional revolucionario no debería tener en cuenta el sexo para defender unos derechos u otros, porque un nacional revolucionario debe defender los derechos para toda su comunidad. Porque es lo más justo, porque es lo verdaderamente revolucionario, porque en tal mentalidad sí que no hay discriminación, porque en dicha visión el sexismo brilla por su ausencia y porque en dicho ánimo si se respira UNIDAD.■


NOTA: Este texto es una respuesta a un artículo de título "En defensa del feminismo" publicado en TdE.

20 comentarios:

  1. El tema del "feminismo" (o más bien de cómo actuar contra él) resulta complejo, sobre todo por lo jodido que resulta hacer frente a la tiranía de las pseudobolleras resentidas sin caer en el machismo.

    Por mi parte, no puedo concebir un ente nacional sin hombres o sin mujeres, igual que tampoco puedo imaginarme un mundo en el que no se tenga conciencia de hombre o de mujer.

    Hay quien considera (y sus razones tendrá, aunque no mantengamos la misma perspectiva) que el feminismo es necesario porque siguen existiendo injusticias. Bien, considero que eso sería como admitir que el marxismo y el anarquismo deberán seguir existiendo mientras haya capitalismo.

    Si queremos romper radicalmente con lo pasado, se ha de concebir al hombre, a la Historia y al mundo como nunca antes se ha hecho o, al menos, tratando de salvar lo básico e importante que todavía quede.

    ResponderEliminar
  2. Buen artículo, Daorino.

    El tema del complejo de culpabilidad inculcado como arma de dominio es esencial. Es así que se lava el cerebro a los hombres. Y hay que notar que el mismo método se utiliza por quienes odian la cultura europea para inculcarnos un complejo de culpabilidad por ser nosotros mismos. Por no hablar del complejo de culpabilidad inculcado a los alemanes desde la infancia.

    Este fomento sistemático de la culpabilidad como arma de dominio revela una matriz única detrás de todos estos fenómenos.


    Para Soldado Vikingo:

    Si te opones a la tiranía feminista te van a llamar machista de todas maneras. Así que en mi opinión, uno debe cortar este nudo gordiano cuanto antes y comenzar a negar de raíz cualquier sentido a la palabra "machista", que hoy ya no significa nada y no es más que un arma utilizada para hacer callar a los hombres.

    Ninguno de nosotros quiere tratar mal a las mujeres ni encerrarlas en casa como los musulmanes ni nada por el estilo. En mi blog por ejemplo, por cuanto pueda ser áspero y agresivo contra el feminismo, nunca he defendido tales posiciones.

    De manera que cuando las estúpidas comienzan a llamarte "machista" por llevarles la contraria a ellas y a sus vulgaridades, lo propio es reventar el discurso feminista exigiendo explicaciones sobre el significado de "machista", y mostrando que las políticas feministas son "hembrismo" en el peor sentido de la palabra, esto es lo que ellas en su mente entienden como "machismo", pero al revés.

    ResponderEliminar
  3. Vaya lección que has debido de dar a más de uno con este artículo. No sabía que era en respuesta a ese otro artículo de naturaleza marxista y publicado en Tribuna de Europa que comentas (aunque podría haberse publicado en cualquier panfleto de Izquierda Unida), y del que se habló algo en los comentarios al último artículo de la página de Oso Solitario.

    No es sólo una lección política, sino de moral y ética la que impartes a los necesitados de aprendizaje de nociones políticas básicas. Un nacional-revolucionario debe combatir al marxismo allá donde se encuentre, como haces tú. Un carné o un cargo en una organización supuestamente nacional-revolucionaria no garantiza nada y la prueba la tenemos en ese artículo marxista al que respondes. El feminismo es un tipo de marxismo que lleva la lucha de clases al interior de la familia, para destruirla. ¿Cómo podría un nacional-revolucionario defender algo así? Tu línea es la correcta, la que está más en consonancia con los nacional-revolucionarios históricos y que deben servir de referencia a los nacional-revolucionarios actuales. ¿Fueron feministas los hermanos Strasser, Goebbels en su etapa nacional-revolucionaria o Röhm? No, rotundamente no.

    El feminismo es mierda, mierda marxista. Y sus defensores, mierda igual.

    ResponderEliminar
  4. Gracias a todos por vuestro apoyo y comentarios, en especial a León Riente. Vuestro apoyo es cuerdo y consecuente. Vuestro apoyo y comentarios nada tienen que ver con el baboseo y lenguaje barriobajero que se esgrime en otros lares.

    El enemigo hay que combatirlo allí donde esté. Y espero que muchos que están "dentro" se den cuenta de ello, pues el enemigo está dentro, dentro de las filas nacionalistas, identitarias y patriotas. NO OS CALLÉIS, NO HAY INTOCABLES, NO SIGÁIS AL ENEMIGO.

    El feminismo no es una forma de defensa para con la mujer. Es todo lo contrario. Los problemas de la mujer son problemas también para el hombre. Los problemas de la comunidad son de todos los de la misma comunidad. El sexismo es una lacra, el marxismo es una lacra, y todo el que lo defienda es una lacra. A LA MUJER NO SE LA DEFIENDE DESDE EL FEMINISMO.

    Señores, ¡UNIDAD!

    Mantengo la cabeza alta y continúo con mi lucha disidente.

    HASTA PRONTO. ¡MUCHAS GRACIAS!

    ResponderEliminar
  5. Como ya he dicho en tde en un comentario que, por cierto, me han censurado, el feminismo es una de las puntas de lanza del régimen mundialista, al igual que el homosexualismo. Ambos "ismos" son completamente indefendibles desde un punto de vista ajeno al marxismo cultural, pues son meros mecanismos de control y dominio de la población. Una cosa es "defender a la mujer" y otra, muy distinta, defender el "feminismo", el error estriba en confundir estos términos. Por lo demás, excelente artículo. Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Como ya he dicho en tde en un comentario que, por cierto, me han censurado

    ¿O sea que se dedican en Tribuna de Europa a censurar los comentarios no favorables a los artículos del momento, incluso viniendo de gente con ideas, en principio, similares?

    Hace tiempo que no comento por allí. Ya dije que me parecía que la página había ido cogiendo un aire progre en determinados asuntos que no me gustaba nada. Bien, esto no presagiaba nada bueno. Por lo que se deduce de los comentarios al artículo que Daorino cita, la autora de ese infame y simple artículo marxista, cargado de lugares comunes feministas, además de resentimiento contra los hombres, es la propia administradora de la página Tribuna de Europa, y debe hacer y deshacer allí a su personal antojo, por lo que se ve, evitando entrar en confrontación dialéctica con disidentes y dando vía libre tan sólo a palmeros.

    Así no se va a ningún lado por parte de partidos supuestamente nacionalistas o socialpatriotas. Como dije en la página de Oso Solitario, sé de tres personas que iban a votar al MSR y que, tras el artículo "En defensa del feminismo", han decidido no hacerlo. Dicen que para eso votan a IU, cosa que parece que tampoco harán, engrosando la abstención.

    ResponderEliminar
  7. Excelente, excelente y excelente.

    Comparto cien por cien esa idea del feminismo, que por otra parte es la auténtica. Es solo un brazo de acción de un nexo común con el machismo: el SEXISMO, la ideología de género.

    Machismo y feminismo. Dos caras de una misma moneda. Sí, es cierto que son distintas ideas, de distintos periodos y de distinto modo de actuar. Pero se ha tergiversado AL MÁXIMO llegando a confundir feminismo con igualdad.
    Y es más: tanto los comportamientos feministas como los machistas se FOMENTAN y se COMPLEMENTAN MÚTUAMENTE.
    No es raro ver por la calle la parejita "españolita feminista" que se somete al "amerindio machista" con su gula sexual. Y pongo este ejemplo porque, "CASUALMENTE", es el que he visto más a menudo: la tiarrona que va de feminista y se somete a su rol de objeto ante su amo y señor. Lamentable.

    Quizás el feminismo, como el socialismo o el marxismo, fueron respuestas lógicas ante la época. Pero hoy día no tiene más fin que aportar su granito de arena al Mundialismo.

    Ni feminismo ni machismo.
    ¡NO al SEXISMO!

    ResponderEliminar
  8. Se me olvidaba. Leí el artículo al que os referís el otro día.

    TdE nunca me había llamado mucho la atención aunque estuve un tiempo comentando. De vez en cuando hay artículos muy interesantes pero no soporto esa tendencia progre de algunos (y por utilizar la palabra "progre" que se te lancen al cuello llamándote retrógado o facha). Ver para creer.

    PD. Sin ánimos de menospreciar la página en cuestión. De hecho la tengo enlazada.

    ResponderEliminar
  9. quizás una forma de reconciliar los argumentos de los dos artículos es convenir en llamar "hembrismo" a lo contrario a "machismo" y llamar masculinismo y feminismo a las respectivas tendencias hacia lo masculino y lo femenino. Inadmisible me parece llamar "feminazis" a las mujeres que odian a los hombres.
    Por supuesto que el objetivo que persiguen los mandamases de la globalización y de la mestización es la destrucción de la familia en Occidente y con ello la raíz básica de la Raza. La "izquierda" "progre" está totalmente desenmascarada en sus fines de promoción de la cultura de la muerte pues mientras defienden eutanasia, suicidio, aborto y homosexualidad como medios genocidas y antinatalistas, persisten en abominar contra lña pena de muerte de monstruosos criminales y asesinos, cuya eliminación no se eliminación seria mera profilaxis...
    Es evidente que se está demonizando a TODOS LOS HOMBRES cuando se condena el maltrato a mujeres... y resulta que el maltrato a las mujeres es totalmente opuesto a la ética y a la idiosincasia del hombre europeo, sobre todo en la medida de que éste sea realmente europeo.

    ResponderEliminar
  10. No tengo nada que objetaros, ni nada que rebatiros. Sólo agradecimientos por vuestros comentarios. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  11. Marx y Freud (ambos judíos y marxistas). B) la Escuela de Frankfurt (Marcuse, Habermas, From, etc.), judía y marxista. C) Wilhelm Reich (degenerado, judío y marxista). C) Charles Alfred Kinsey, entomólogo metido a psiquiatra, degenerado y homosexual. 2) Todas las grandes iconos del Género, desde Simone de Beauvoir y su "amor existencial", Sartre, pasando por Germaine Greer, siguiendo por Kate Millet y terminando (por no seguir) por Shulamith Firestone, son marxistas, comunistas y anarquistas.


    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. La lista anterior es una lista de inspiradores, ideólogos y precursores del feminismo, es obvia la relación entre feminismo y marxismo, tanto actual como histórico.

    ResponderEliminar
  13. Pues sí León, ahora mismo acabo de comprobar como me han censurado otro comentario en un artículo en el que apoyan la huelga de mañana. Y eso que solo he apuntado lo obvio: desde un punto de vista nr se podrán convocar todas las huelgas que se quieran, pero hacerlo el mismo dia 29, como si no existieran otras fechas posibles en el calendario, coincidiendo con el mismo dia en que la convocan los mariscadores, es otra postura errónea. Por cierto, muy buena tu última entrada, a ver si saco tiempo y la comento.

    ResponderEliminar
  14. Vamos a tener que hacer un blog para poner todos los comentarios censurados por los administradores de TdE, jejeje...

    ResponderEliminar
  15. Buenas a todos, yo respeto vuestra opinión, puesto que es lo hay que hacer. Pero pienso de otra forma: el feminismo no es una lacra, es un movimiento necesario para el siglo en el que vivimos!! Nosotros creemos que la mujer vive con los mismos derechos que el hombre, pero no es cierto, ni en España ni cualquier otro lugar!
    La mujer en su etapa de estudiante universitaria encabeza las buenas notas, no obstante, no son ellas las que ganan mejores sueldo o las que dirigen el personal en el trabajo! No no son ellas..
    AUN GANAN UN 22% MENOS QUE LOS HOMBRES! y no hay ninguna circunstancia que lo justifique.
    Por tanto, se necesita que tanto hombres y mujeres nos unamos para defender sus derechos, y lo más importante que los llevemos a la practica! Un saludo =)

    ResponderEliminar
  16. La precariedad laboral nos afecta a todos, no sólo a la mujer. Yo no voy a defender a la mujer desde el feminismo ni voy a defender derechos de ningún colectivo en concreto porque nadie es especial por ser una cosa u otra. Yo defiendo los derechos de todos los trabajadores, al margen de su sexo o de sus ideas o lo que sea.

    La media salarial de hombres es un 16% superior en datos más recientes, no ese 23%.

    http://www.europarl.es/view/es/Sala_de_Prensa/press-release/pr-2012/pr-2012-February/pr-2012-Feb-19.html

    El hombre no gana más, sino que de media da un cómputo mayor.

    ¿Y qué quiere decir con que las mujeres sacan mejores notas? ¿Que son mejores que los hombres? ¿Insinúa que la mujer debería ganar más? Igualdad salarial, ¿no?

    No sólo sacan mejores notas, sino que en las universidades hay más mujeres que hombres. Los hombres tienen predisposición hacia trabajos más físicos o manuales, trabajos para los cuales se necesita menos preparación.

    http://www.diariodenavarra.es/20110206/navarra/las-chicas-sacan-mejores-notas-chicos-niveles.html?not=2011020602485991&idnot=2011020602485991&dia=20110206&seccion=navarra&seccion2=sociedad&chnl=10

    Eso sólo demuestra que las mujeres se aplican más en los estudios, pero no por ello que estén más preparados o menos preparados o que por ello ya deban copar todos los puestos directivos y demás.

    Y todo sea dicho, ¡tampoco hay tanta diferencia en esas notas!

    Hasta pronto, Bella true.

    ResponderEliminar
  17. Daniel.

    Me ha gustado mucho tu reflexión, es muy interesante y no has dejado ningún cabo suelto. Pienso que estás en lo cierto y estoy de acuerdo contigo. Hace años que me interesa este asunto, el del sexo o género, y por ello ya me he tenido que enfrentar a las feministas en mi camino; precisamente por no callarme y no alinear con sus ideales supremacistas sobre los hombres.


    Un saludo,

    Clara Figueroa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Clara.

      Es toda una alegría saber que existen mujeres como tu que luchan en la misma trinchera que un servidor.

      Saludos. Hasta pronto.

      Eliminar
    2. Espero que se entendiera ese sobre los hombres como encima de los hombres; contra ellos.

      Aprovechando esta aclaración me gustaría compartir una de las contradicciones que estas mujeres tienen y que un sector de las cuales utiliza como argumento para justificar su supuesta superioridad: la maternidad. El hecho de poder concebir a un ser humano. Desde ahí luego ponen o quitan al hombre como si fuera una ficha. Muchas de ellas son bastante enemigas de ese don que les ha sido dado,la maternidad sería como un lastre, pero la idea de ese "poder" "las sustenta. Muchas más además no tienen reparos éticos o religiosos en relación al aborto, cuando no lo promueven. En fin, todo de lo más desnaturalizado y deshumanizado.

      Clara Figueroa.

      Eliminar
    3. Lo mismo, Daniel. Una alegría.
      Saludos y hasta pronto!

      Clara

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.