30 de junio de 2013

CUANDO AMAR ES GENOCIDIO

Enamorados de lo ajeno



Enamorarse es una enfermedad adolescente, y algunos/as parece que nunca van abandonar la pubescencia. ¿Quién no ha sentido alguna vez los síntomas de tal enfermedad, que afecta sobre todo al juicio? Esa tendencia de querer sufrir por otra persona, te corresponda o no, y que te hace sentir tan dichoso como desdichado: es un flagelo emocional, una huida de lo real. Lo bonito de enamorarse es sentir el amor mismo embargándote, su encantamiento dominándote, ese engaño a los sentidos, que se pierden y trastocan en un fanatismo hacia algo que bien ha llevado al hombre a la estupidez y el ridículo. Enamorarse es hacer de otra persona el objeto de un ser idealizado que creamos por nosotros mismos: el amado es una creación del enamorado; simplemente, el amado es un recipiente donde se vierten todos los sueños, esperanzas e idealizaciones. En definitiva, dicho interior se necesita materializar en alguien y estar enamorado es ante todo estar enamorado del amor.

El racismo antiblanco tiene total impunidad, se trata de un racismo legal
Dos personas enamoradas son dos personas engañadas por sus delirios y sus carencias: realmente no se ven a sí mismas, no se quieren por lo que son, por lo que el enamoramiento es producto de un amor carente de autenticidad. Más que enamorarse, hay que amar sin enamorarse, querer a la otra persona como lo que es, ni más ni menos.

En definitiva, el enamoramiento es un encantamiento que nubla la razón, como dije anteriormente. En muchas ocasiones, denoto en personas con síntomas de enamoramiento un desprecio a sí mismas, una especie de implantación interior de la pena, una auto-victimización, cristalizándose como objeto de sus propios reproches. Esta persona en ocasiones se siente no merecedora de lo que ama. Enamorarse te empuja a la estupidez y a veces al suicidio por lo amado enamoradamente.

Las sociedades europeas, que enamorados de lo ajeno se desprecian a sí mismas, ven en lo que no son ellos una superación de lo que son. Su desprecio a sí mismos, su auto odio, su autoculpa, les hace pensar que la historia debe seguir sin ellos: el hombre blanco debe sentirse mal por todo crimen que haya cometido un blanco a lo largo de la historia en busca del perdón. Sólo eso explica por qué una sociedad de mujeres y hombres blancos se autodestruye mancillando su sangre y su propia cultura. El europeo ya no quiere ser europeo, muchos de ellos prefieren ser un caciquillo en una isla caribeña rodeado de mulatas, aunque sea durante una semanita mediante una agencia de viajes, o muy cristiano, un hombre falto de cariño deseoso de dar papeles a alguna amerindia para hacer la buena acción del día y de su vida, y mediante tal aberración dar hijos bastardos a Europa. Pero ves la televisión y claro, cada vez más multiculturalidad, cada vez más mestizaje, cada vez... Amar lo ajeno es lo obligatorio, o eso o eres un fascista o eres una persona inculta, retrasada y anacrónica, una persona que ni lee ni viaja.

Los progres se pasan todo el día diciendo que el patriotismo, el nacionalismo, el identitarismo, todo eso que defiende lo propio, se cura viajando y leyendo. Y yo me pregunto, ¿cómo se cura lo que ellos sienten, ese desprecio por lo propio, ese amor desmesurado por lo universal, ese afán por querer destruir mediante la mezcla toda diversidad, tanto cultural como racial? Supongo que una vez que los interesados en tal genocidio consigan sus planes y no haya en el mundo ninguna persona blanca primero, ni ningún negro, u oriental, o árabe... después, se dirán, ¡oh, qué hemos hecho! Todos los hombres serán iguales, no habrá razas, o si acaso una, ¡si, ya sí!, la humana, pues no habiendo razas que diferenciar sólo perdurará la especie... Y todo esto sucederá por enamoramiento, por amor a lo ajeno, que se ha impuesto como elemento de progreso, de avance, de superación de toda la especie humana y como un mandamiento universal en pos de la humanidad. Hablamos de un amor que es todo entregarse, que es todo someterse al extranjero y al nuevo orden. No obstante, puede que al final sólo queden los judíos y los demás, quién sabe.

Esta mujer, activista, es de origen judío, y su resentimiento no tiene límites
Cada vez hay más bodas interraciales, cada vez hay mayores conversiones al Islam en Europa, cada vez hay más violaciones de mujeres blancas por extranjeros... No confundirme con un islamófobo, mi sentimiento es laico al respecto en una forma de estado ordenada, simplemente soy consciente de que el florecimiento del Islam en Europa es gracias a la política de inmigración masiva. A mayor inmigración mayor incremento del islam. Es por ello que Europa perecerá, perecerá cultural y genéticamente. Y cuando todo el plan culmine Europa habrá muerto.

Y la muerte sucederá por amor, por ese amor a lo que no es propio. Pero sólo se puede amar realmente lo que te hace ser tú mismo. Alguien que quiere a sus padres, alguien que ama a su tierra y su cultura no la traiciona adoptando otras costumbres o mancillando su sangre con la de otras razas. Esta nueva actitud de defensa de la mezcla es racismo, es una falta de respeto a la diversidad, es el nuevo amor, el amor de los modernos. Pero yo sólo veo maltrato y odio por lo propio: amar enamoradamente es despreciarse en la medida que uno considera que lo que ama es mejor que uno mismo (uno hace objeto de otra persona toda su idealización, le da tintes de deidad), y el objeto de todo eso se plasma en lo distinto, en una falsa comprensión de la tolerancia y el respeto a lo diferente, mientras que amar de verdad es estar orgulloso de sí mismo y amar todo aquello que ha hecho de ti lo que eres, siendo capaz de amar aquello que pueda dar continuidad a lo que te representa.

Más amor a lo ajeno, más multiculturalidad, más diversidad en las sociedades mayoritariamente blancas, sólo significa una cosa: menos gente blanca en el mundo. Si el odio racial es absurdo, no lo es menos amar lo ajeno por desprecio a lo propio. ¿Acaso no se dan cuenta? Me temo que no, o sí, quién sabe.

Progres, modernos, racistas mezcladores, multiculturales, antiblancos... os digo una cosa: leer y viajar os sirve de muy poco. Rezar para que no haya una reacción, o mejor, prepárense, quizá el hombre blanco no haya dicho su última palabra aún.■


Información de interés:
- Racismo progre (xenofilia) y racismo identitario. Consciencia racial e inconsciencia racial 
- Soy multicultural. Multiculturalismo identitario: una visión antirracista 
- Sudafrica: El genocidio que el mundo silencia-Racismo Negro 
- Egípto: Una nueva periodista blanca y britanica violada en la la plaza Tahrir, cuando cubría una nota sobre la democracia islámica 
- El 71% de violadores en Madrid en 2007 eran extranjeros 
- Otro crimen racista en Estados Unidos: Dos adolescentes negros estrangulan hasta la muerte a una niña de 12 años y arrojan su cuerpo a un contenedor de basura 
- ESTADOS UNIDOS: CRÍMENES ENFERMOS DE SAÑA Y ODIO CONTRA HOMBRES, MUJERES Y NIÑOS BLANCOS

18 comentarios:

  1. Se nota que no has estado enamorado en tu vida. Cuando lo estés seguro que no dices esas cosas, te lo aseguro.

    Ese "bonito" video que has puesto dice que "nadie está inundando Africa con millones de no africanos y forzando la asimilación". Claro, los blanquitos dominaron Africa durate más de un siglo y se la repartieron vilmente sin contar con la población autóctona y subyugando paises. Esquilmaron sus recursos aprovechandose en su provecho, pero claro, eso no es racismo...¿verdad bwana?.

    Eso si, en Europa que no se le ocurra entrar a nadie porque Europa es de los europeos ¿verdad? Pues fijate por donde va a ser que no. Vais a tener que aprender a convivir con aquellas personas que puteasteis durante decadas y que tienen todo el derecho a vivir y trabajar beneficiandose aunque sea un poquito del nivel de vida que obtuvieron eran pujantes naciones aprovechandose del dominio y la explotación colonial. La vida es así, Daniel, que le vamos a hacer. Y cuanto antes os deis cuenta de que las cosas han cambiado, dejareis de sufrir extreñimiento crónico.

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  2. Los antiracistas (racistas antiblancos) me han censurado el texto en Taringa. Cuanto honor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que por una vez, Daniel, experimentes lo que fastidia que te borren comentarios por el mero capricho de una persona. ¿Ves? Esto que tu demandas es lo que se llama Libertad de Expresión, y de la que se acuerdan algunos solo cuando les censuran sus textos, no cuando ellos censuran a los demás.

      Bienvenido al maravilloso mundo de la censura por capricho.
      Un saludo cordial.

      Eliminar
    2. Me olvidaba, amigo mío muy querido: Taringa es manejado por el gobierno argentino. Te lo he dicho ya. Yo tuve cuenta ahí y me eliminaron. Todo el progresismo argento está ahí, todo lo peor no solamente de la Argentina sino de la región toda. Son mala gente. Yo que vos comentaría algunas noticias internacionales en Clarín, el diario más importante de mi país. Tiene una página web quizás más visitada que diario El Mundo. Y no hay moderación de comentarios. Hay cosas que no vas a entender porque son de la realidad nuestra pero en la sección internacional se habla mucho de España y de las cosas que pasan en el mundo. Ahí está bueno comentar. Un abrazo.

      Eliminar
    3. Gracias, Alan, por la recomendación.

      Eliminar
  3. Hoy tengo muchas cosas para decir: En primer lugar, con una visión realista o cientificista, es cierto lo del enamoramiento pero viendo las cosas desde lo personal, desde lo humano, me parece algo frío y un tanto cruel. Porque, en el fondo, todos sentimos amor por alguien o alguna vez lo vivimos. En tu caso, querido Dani, creo que estos comentarios tuyos podrían traerte algunos dolores de cabeza con tu media naranja. No quiero meterme en cuestiones de tu vida privada pero son palabras propias de un hombre soltero o de un cura. Igual creo que es más un recurso retórico que otra cosa. Pienso que tu intención fue hacer una introducción para el tema en cuestión. Más allá de la diferencia queda claro mi respeto y mi amistad hacia tu muy grata persona. Pero yo soy de la escuela del Romanticismo en arte y por eso me extraño de ciertas cosas en un europeo tradicionalista. A pesar de esta observación, creo que tu prosa es mejor cada día que pasa. No coincido con el contenido pero la forma es magnífica.
    Yendo al tema principal del artículo, es obvio que lo de las mezclas de razas es algo antinatural. Por algo Dios aisló a la gente blanca y puso el Mar Mediterráneo y el Desierto del Sahara para mantener la distancia con respecto a la gente de color. Se sabe, lo he dicho muchas veces, que yo reivindico limites romanos y hasta alejandrinos para el mundo europeo. Pero eso en el contexto de la Antigüedad. Hoy en día, con la complejidad cultural y las diferencias que existen a ambos lados del Mare Nostrum, no veo como algo aconsejable las uniones entre personas de mundos muy diferentes. Esto siempre en referencia a la gente del norte de África a la cual yo considero blanca pero un tanto alejada de nosotros. El tema central, el tema más complejo es con la gente morena. Es muy nuevo esto del mestizaje masivo entre subsaharianos y blancos. Y creo que de todo lo nuevo y artificial, de todo lo que es traído de los pelos, nada nuevo puede salir. Desconfío de todo lo que venga de la Modernidad. En la Antigüedad algún negro o alguna negra habrá pisado suelo europeo. No soy ingenuo. Pero no era algo masivo sino un hecho excepcional. Y en épocas no tan lejanas hemos tenido algunas historias de este tipo que inspiraron dramas como Otelo (no creo que Shakespeare se haya inventado al hombre negro). Otro caso es el de Pushkin. Como sabrán quienes me conocen, mi posición tiene que ver más con la estirpe, con ideas de la Tradición, que con algo que tenga que ver con la ciencia ya que considero a esta última una diosa creada por la Modernidad hija del Protestantismo hijo de...
    Sigue...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He leído el texto de Dani,mi pareja,no me siento ofendida ni tampoco tengo problemas con él en este aspecto,lo conozco desde hace mucho y sé como piensa. Además, ha dicho que me quiere mucho, y de verdá.

      Eliminar
    2. Daniel es un tipazo, es muy buena gente. Y sé que usa muchos recursos retóricos. El tema es que hay mujeres que malinterpretan los pensamientos y escritos de sus maridos y/o novios. Se ve que usted no es de mal pensar. Mejor así. Es lógico que Daniel, siendo un tipo inteligente, tenga una relación con alguien que piense bien. Saludos.

      Eliminar
    3. Gracias, Alan. Mi novia te manda saludos. Por cierto, es su primer comentario en esta mi web donde me expreso, jejeje... qué gran sorpresa.

      Hasta pronto.

      Eliminar
  4. Coincido en la idea principal: Hay que terminar con la inmigración masiva. Europa nunca fue lugar receptor de inmigrantes. Siempre fue una región que expulsó gente. No es recomendable la inmigración al Viejo Continente. Es cierto que el bienestar europeo y yanqui está basado en la explotación de los lugares más pobres del mundo pero el ciudadano medio de Europa o USA no tiene la culpa de ello. En todo caso el problema viene de arriba y se deberían crear condiciones dignas de vida en todas partes para evitar los grandes flujos migratorios con todo lo que ellos conlleva (baja de los salarios, aumento de los "ejércitos de reserva" de desocupados que hacen a la mano de obra más barata todavía, guetos, mala calidad en el transporte y en los servicios públicos, hacinamiento, discriminación de cualquier tipo, violencia, crimen organizado, narcotráfico, contracultura, terrorismo, promiscuidad, prostitución). De la inmigración masiva nada bueno puede salir. Quizás algunas regiones del mundo necesiten inmigrantes pero que sean lo mejor de lo mejor: Gente sana, estudiosa, sin antecedentes, profesional, con afinidad cultural, etc. En mi caso, siendo argentino, como mi país está compuesto por distintas etnias, no me molesta el inmigrante amerindio si hay muchos argentinos que son de algún pueblo aborigen: Me molesta que venga gente sin profesión ni estudios. A esos los deportaría masivamente. La inmigración tiene que ser limitada, selectiva y en base al mérito. Tampoco me molesta que un negro o un chino vengan al país siempre y cuando traigan algo bueno y no una valija con baratijas. En el caso de Europa ustedes tendrán una opinión diferente dado que vuestra historia es distinta y poco tiene que ver con la acogida de foráneos. No me parece mal, al contrario. Parte de la identidad de Europa es que jamás se recibió a nadie. Si nunca nadie fue a Europa, ¿por qué tendría que ir ahora? No tiene sentido. En el caso de otros países de ultramar los criterios son diferentes. Además hay que tener en cuenta la situación demográfica de cada nación y su cantidad de habitantes. La Argentina necesita urgente inmigración pero distribuida a lo largo y ancho de su extenso territorio. Pero necesita gente calificada y capaz, gente sana, con estudios y con una cultura afín a la nuestra.
    Ahora tengo una recomendación: Creo que eso del "mantra" es aburrido y de nenes bobos. Repetir una y otra vez la misma frase hace que proliferen los niñatos idiotas que se cuelgan de catorce palabritas locas y son incapaces de pensar por sí mismos y hacer discursos originales. Razón tienen como para pensar como piensan. El tema es la estrategia discursiva. Me ha pasado ver en redes sociales y foros a ciertos comentaristas que se llevan todas las estrellas y laureles y pulgares solo por repetir una y otra vez la misma frasecita. Es muy típico de los progres repetir una y otra vez las mismas palabras. Esa es la otra observación que yo tenía para hacer. Todo lo demás está muy bien. Un abrazo. Alan.

    ResponderEliminar
  5. Oh, Alan, rico en palabras, gracias por tus comentarios.

    En tu caso, querido Dani, creo que estos comentarios tuyos podrían traerte algunos dolores de cabeza con tu media naranja. No quiero meterme en cuestiones de tu vida privada pero son palabras propias de un hombre soltero o de un cura.

    Quizá lo que hablo del amor merece una aclaración. En el texto hago una distinción entre el anamoramiento (amar enamoradamente) y el amor verdadero (amar de verdad). Describo el enamoramiento como una forma de amar bajo un hechizo, donde lo amado se ve como la plasmación de todos nuestros idilios y ensoñaciones. En el amado, por decirlo de alguna forma, sólo se ve lo que el enamorado quiere ver, no se ve a la persona real; entonces, ¿de verdad se quiere a esa persona amada? Yo amo a mi novia, pero la amo de verdad, sin enamoramientos que me impidan verla en su esencial, como ella es. Yo la quiero por lo que ella es por sí misma, la quiero de verdad.

    En relación al tema tratado, digamos que hay una especie de mago o demiurgo que ha "encantado" a casi todo el mundo, y por ello todo el mundo vive "enamorado" de una idea sobre algo que simplemente les han dicho que eso es eso. Enamorados de la diversidad porque les han dicho que enriquece, enamorados del mestizaje porque les han dicho que eso mejora la raza, jajaja... y así.

    Hasta pronto, amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O sea, que según tu, el único que está realmente enamorado eres tu y todos los demás estamos hechizados y somos estupidos soñadores. Si señor, eso es lo que yo llamo amor propio y sobre todo modestia absoluta, es decir, que no tienes abuela, jajajajajaja.

      Un saludo.

      Eliminar
  6. Hay que ser tonto para creer esas "gilipolleces", como dicen ustedes. Es más, la gente sensata de cualquier raza no cree en esas cosas. Por eso existió un separatismo negro en USA que fue combatido violentamente. Inclusive hubo gente como Marcus Gavey que pacíficamente quería el retorno del hombre negro a su lugar de origen. Yo sinceramente no creo en el mestizaje como algo enriquecedor. No sirve. Yo voy todavía más allá: Soy blanco pero no me casaría con una sueca. ¿Por qué? Porque quiero que mis hijos hablen español y si es la variedad dialectal rioplatense, mejor. Con suerte si estoy con una española o una italiana o francesa. No veo bien tener un hijo que escuche dos lenguas. Algunos dicen que eso está bueno pero yo quiero que mis hijos sean argentinos como yo. No lo digo en desmedro de los europeos sino en favor de mi proyecto de vida. Siempre digo lo mismo: No es igual decir "te amo" que decir "I love you" o lo mismo en otras lenguas. Creo que uno puede estar un tiempo en otro lado pero es preferible hacer la vida en la propia tierra. Los argentinos, fundamentalmente los porteños, son muy desarraigados y hacen su vida afuera como algunos miembros de mi familia. Qué sé yo. Son cosas muy personales. Pero creo que cada uno en su tierra puede ser más feliz que en otra parte.

    ResponderEliminar
  7. Este artículo contribuye grandemente a desentrañar el misterio de la xenomanía, ese anómalo estado de ánimo y afecto desmedido hacia los extranjeros (en sentido etimológico) aunque, en sentido habitual, ese afecto grotesco es dirigido especialmente hacia los extraños raciales. La otra cara de la moneda de la xenomanía, como se señala en es el artículo, es la endofobia. Y entonces tenemos que resolver una cuestión, que es la de saber qué es anterior, el amor al extraño racial o el odio a lo propio racial y, sobre todo, conocer qué relación exacta hay entre el amor por odio o el odio por amor.

    Hay que tener mucho cuidado con el amor (mestizo), pues la propaganda del amor, por su propia fenomenología, se realiza con mucha mayor impunidad y sin cortapisas y puede arrastrar a personas, en principio, no imbuidas de un odio a lo propio (endofobia) demasiado grande o explícito. Un ejemplo: en muchas películas y series producidas en ese engendro detestable llamado Hollywood y en una serie de compañías dedicadas a la producción de series, y no necesariamente hollywoodienses pero sí alimentadas por el mismo odio racial hacia los blancos (endofobia, desde el punto de vista de los espectadores a los que, en principio, va dirigido todo esto; no desde la producción, pues ya sabemos qué etnia controla Hollywood), últimamente se insiste hasta la saciedad en los beneficios que para el varón blanco estadounidense (y por extensión blanco de cualquier sitio) hay en la relación amorosa con la mestizoamericana de turno, como si esas mujeres tuvieran alguna cualidad mejor que ofrecer que las mujeres blancas de Estados Unidos. Esto también es odio racial (endofobia, contra las mujeres blancas y, por extensión, contra la familia blanca), pero aderezado con amor (xenomanía, hacia las mujeres mestizoamericanas y, por extensión, a favor de las familias mestizas). También así destruye el sistema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que hay que añadir, Don León, es que en el mestizaje pierden todos: Si un latinoamericano católico o de cultura hispánica se va con alguien de etnia anglosajona y matriz cultural protestante, de esa unión salen engendros sin identidad. Cada región tiene sus valores y sus costumbres. Hay sitios que tienen más afinidad que otros. Por ejemplo, italianos, españoles y franceses son hermanos. Pero con gente de sitios más alejados la relación cambia. Lo ideal es que cada nación conserve su estirpe, sus leyes, instituciones y tradiciones. Luego, el círculo puede ir ampliándose pero dentro de una cierta cultura. Y, como muy extenso, puede llegar a alguien del mismo tronco racial pero no mucho más. Yo no veo bien el arribo masivo de gente a España por más que sea europea. Toda esa onda cosmopolita propició la entrada de extraños. Primero empezó a llegar mucha gente del norte de Europa y luego de todas partes. Es todo un tema. Antes habían viajeros y aventureros pero eran los menos. Ahora las costas del sur de Europa están llenas de personas del norte que llegaron con ideas muy raras.
      Da para largo pero puedo decir, a modo de síntesis, que el mestizaje los jode a todos. Lo mismo que si los orientales masivamente comenzaran a mestizarse con occidentales. No saldría nada bueno de ello sino un hibrido que vendría a anular a las dos razas más influyentes del planeta. Mestizaje es suicido racial. No sirve. Es una idea de la Globalización y todas las ideas que pretendan anular la identidad del los pueblos en pos de un universal abstracto al servicio del capital, bien digo yo que todas esas ideas merecen ser ignoradas. Y lo digo viviendo en Sudamérica y siendo sudaca. No salen cosas buenas de todo lo masivo, de todo lo fomentado por ideas ajenas al mundo de la tradición. Ni siquiera la gente negra ve con buenos ojos el mestizaje. Nadie cree en la igualdad entre las personas. Todos, en el fondo, por más que digan lo contrario, quieren vivir con personas afines. Además hay cosas que tienen que ver con la cultura de cada lugar y van más allá de la sangre: Uno se entiende mejor con un argentino de Buenos Aires por más que sea hijo de turcos que con un italiano de Roma. Creo que cada lugar debería conservar sus cosas y el núcleo principal de su composición demográfica. Cuando viaja a España quiere ver españoles, no extraños que tengan un papel que dice que son españoles. Yo no creo en los papeles. Tampoco creo que un papel me pueda convertir en chino o en árabe o noruego si no lo soy. Hay que terminar con este tipo de falsedades.
      Quizás USA, Australia, Canadá, Brasil, Sudáfrica y la Argentina se deban una discusión aparte por ser países formados por inmigrantes. Eso es algo muy difícil y no se puede limitar a frases hechas de niños bobos y homosexuales. Pero en Europa la realidad es distinta ya que el Viejo Continente no le debe nada a nadie. Antes de la Conquista de América Europa era una región fuerte. Había tenido los imperios más grandes y brillantes de la historia y una religión que se extendía de Oriente a Occidente. Es mentira eso de que Europa nace con América. Por eso digo yo que vuestro continente no tiene por qué recibir a nadie. Hay que generar buenas condiciones de vida en todas partes para evitar los grandes flujos migratorios. Saludos.

      Eliminar
    2. Estoy de acuerdo con casi todo lo dicho, querido Alan.
      En el mestizaje pierden todos, pero más pierden las razas portadoras de la civilización más elevada. ¿Qué gana la comunidad de los blancos estadounidenses (protestantes o católicos, a la hora de la verdad esa diferencia no es tan importante como la racial) con los matrimonios mestizos de éstos y mestizoamericanas? Nada. ¿Qué pierde? Todo. Mucho cuidado, que digo mestizoamericanas. Cosa distinta sería que habláramos de esas mujeres criollas que se encuentran en Argentina, Uruguay y en menor proporción en casi todos los países de la región. Y, aún así, en este último caso, aunque no habría pérdida racial (pues todos, blancos estadounidenses anglosajones y criollos, pertenecen al mismo tronco indoeuropeo) sí habría merma cultural, en sentido negativo para todos, pues los criollos, siendo también portadores de una civilización elevada, han generado sus peculiaridades culturales que, al igual que la cultura blanca estadounidense, tiene su valor.

      Hay que generar buenas condiciones de vida en todas partes para evitar los grandes flujos migratorios

      Esta frase resume el problema. Los interesados en generar grandes flujos migratorios son los mismos interesados en provocar malas condiciones de vida en todas partes en favor de su lucro personal y de clase.

      Eliminar
  8. Querido León: La Argentina, con todos su defectos a cuestas, ha dado un Papa y un tipo como Borges u otro como Hugo Wast. Incluso Perón fue un tipo muy interesante. Pero hay ciertos elementos de Centroamérica que es mejor perderlos que encontrarlos. Esa es una realidad. Mal o bien, con lo malo que tenemos, y que es mucho, tenemos una civilización que desciende directamente de la vuestra. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Filosofo simpatizante del fascismo y preso en carcel de Girona carga contra el oportunismo del MSR

    ""El MSR en especial representa un grave obstáculo para el desarrollo de un proyecto NR en España porque USURPA ese espacio político PARA BIEN DEL SISTEMA, operando como plataforma giratoria y terminal infectada de lo (supuestamente) NR con todo el universo de la ultraderecha (por no hablar de otras cuestiones "policiales" más graves todavía). ""

    http://nacional-revolucionario.blogspot.com.es/2013/07/por-una-condena-tajante-del-racismo-y.html?showComment=1373137910692#c2107004315549674619

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.