20 de junio de 2014

EL GRAN HERMANO Y EL CHIVO


Dicen tantas cosas de uno por ahí que al final uno no es quien es realmente, sino sólo "lo contado" o “lo inventado”, y lo contado o inventado de cualquier forma: pues cuando alguien habla de nosotros nos interpreta o nos inventa, con lo cual sólo se ofrece un punto de vista o un ser completamente distinto; y cuando te das cuenta tu vida no te pertenece. Esto debería hacernos entender lo distorsionada que nos llega la realidad sobre todos los asuntos y lo equivocados que podemos estar en tantos contenidos, ya sean referidos a las personas de nuestro entorno, a los personajes históricos o a los acontecimientos acumulados a lo largo del tiempo. Una dosis de incredulidad es una buena forma para defenderse de la desinformación.


Soy “el punto de vista” de mucha gente. Y también el punto de vista de mucha gente visto desde otros puntos de vista. Al final nos reproducen como clones, o, mejor dicho, como copias malas una de la otra. Es complicado llegar a esa intimidad del ser con otra persona donde realmente nos pueden ver en toda la desnudez. Es complicado porque para eso, para que te vean, debes dejar entrar, y quien entra no siempre lleva buenas intenciones. Y más complicado aún es hacer tal nudismo a una escala mayor. En cierto modo nuestro obrar puede dar lugar a muchas malinterpretaciones.


Desconfiar. Desconfiar mucho. La confianza se debe ganar. Una vez ganada hay que mantenerla y demostrar que eres merecedor de ella a cada instante. Perderla supone haber traicionado o haber sido traicionado. Siempre es así.



Que te echen las culpas de algo que no has cometido es sin duda una de las mayores injusticias que pueda haber en el mundo. Saber que hay gente trabajando para ello produce un estado de ánimo de terror.


Contar tu vida en las redes sociales me parece una irresponsabilidad. Pueden enterrarte fácilmente con las huellas que suponen tu pasado. Hay gente muy interesada y muy malvada en el mundo. Hoy no somos más libres, y si lo somos lo es únicamente en el sentido de que podemos expresarnos irresponsablemente y porque somos muchas veces inconscientes de la propia realidad. Quizá vayan muchos diciendo y mostrando lo que les da la gana con una impunidad del 99%, pero no por eso el sistema es más bondadoso: dejar que el perro ladre, así sabemos dónde está en todo momento. Eso no es ser libre, eso es ser idiota y hacerle el juego al sistema. Libertad es ante todo responsabilidad. Con toda esa libertad que piensas que te dan simplemente consiguen controlarte mejor. Luego pensar que se vive en impunidad es una ingenuidad: es todo sensación de impunidad si cabe, sobre todo en asuntos de opinión.

Es que todos sabemos que el hecho de que controlen nuestra vida es algo propio de sistemas dictatoriales o totalitarios. Pero el sistema democrático, así se llama, se las ha ingeniado para parecer precisamente democrático y conseguir tu colaboración para que le des toda la información que necesita sobre ti y tu entorno.


Las redes sociales se han llenado de policías, de chivatos de la policía, de gente del CNI, de polemizadores que quieren destruir grupos, de personas que dividen, de trolles, etc.: que sepan que todos tienen una IP y que son rastreables por mucha encriptación que puedan poner. Conviven camuflados en pseudónimos, incluso con perfiles de personas que son reales, mostrándose como intelectuales, como políticos, como... Están en todas partes. Mi recomendación: llevar una vida lo más recta posible. El mayor arma que podrán usar contra ti es tu propia vida. Asúmelo, no eres libre, pero puedes vivir de forma que no te pillen por ningún lado, es decir, de forma que no te obliguen a tener que ocultar cosas. Nuestra mejor arma será la transparencia y sobre todo el contar de nosotros lo que sólo queramos que sepan, de forma controlada. Si quieren saber más que se lo curren.

El Gran Hermano nos asiste.



Pensar que vivimos en la época menos libre de la historia humana, en la época más controlada, en la época donde mejor se intervienen y crean los flujos de opinión, donde hay mayores medios de distracción masiva (TV, cine, teatros, fútbol, programas de sobremesa sobre cotilleo, porno…) y de manipulación mental; pensar que vivimos en la época donde la mentira adquiere mayor dimensión de realidad, en la que te pueden joder la vida con un escándalo prefabricado y hundir tu refutación y tu vida entera… Un mundo complemente distópico, donde nos tienen alimentados con comida basura, con bebidas que son veneno, con toneladas de azúcar y de conservantes… y hay gente que se creen rebeldes que aún están preocupados por los cuarenta años que gobernó Franco; y también hay gente que son evidentemente prosistema que sólo hablan de los millones de muertos del comunismo o de Corea del Norte, ¡cómo si ese país fuera un problema para nosotros los españoles o para alguien en el mundo! Y yo me pregunto, ¿pero alguien vive en este mundo que nos ha tocado vivir?

Pretenden justificarnos con el pasado la época de la historia humana más totalitaria.


Mediante el halago se controla bien a las personas. Es lo que hace Pablo Iglesias con su discurso, haciendo sentir a todo el pueblo importante, mostrándose comprensivo y hasta dolido con los problemas de la gente, cual misionero. Ante todo su pueblo, que es todo el mundo, pues como dice este personaje de la historia en gerundio: caben todos. Eso que hace Pablo Iglesias se llama demagogia. No ha inventado nada, pero sigue funcionando a la perfección.



No hay justicia entendida como la aplicación de lo que es justo, sino ley. La ley es como la voluntad del poder establecido en un momento dado, mientras que la justicia, lo justo, es casi un hecho fortuito.


Vivimos toda nuestra vida sentados en el banquillo de los acusados. Es que constantemente nos juzgan, pretendiendo convertirnos en “animales de carga”. No podía ser de otra manera en un mundo de moral tan judeocristiana.


La mejor forma de ocultarse es introduciéndose en una multitud. ¿Cuál es la mejor forma de ocultar entonces la verdad? Entre una multitud de mentiras.

12 comentarios:

  1. Guau... me quedo con el último concepto... Eres certero y profundo.

    ResponderEliminar
  2. Creo que le haría bien leer esto:

    http://moimunanblog.wordpress.com/2013/04/14/era-cristo-judio-decididamente-no/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los que niegan que Jesucristo fuera judío lo hacen porque no soportan que Jesucristo fuera judío. Porque se horrorizan en la idea de hacer pleitesía a un judío: porque son antijudíos; es algo así como el homosexual que va de machote y va por ahí de homófobo.

      Lo de que Jesucristo no es judío es una de esas cosas que se inventan dentro de cierta retórica identitario-cristiana, así como el cristianismo positivo, jaja... Los cristianos "identitarios" y nacionalistas pueden hacer todos los esfuerzos que quieran en intentar hacer creer que no veneran a un judío y por lo tanto una religión judaizante como el cristianismo. El cristianismo es judaísmo para gentiles.

      Que fuera jjudío no implica que fuera judío racialmente. No sé si Jesús de Nazaret sería o no judío de raza, porque yo digo que eso de raza judía es un cuento, pero bueno.

      http://librepensamientorevolucionario.blogspot.com.es/2014/04/los-complejos-de-superioridad-e.html

      Eliminar
    2. Para mí "el Jesusito" es un personaje mitológico. De la Mitología Cristiana, en este caso (convertir los mitos en historias reales, para mí, son técnicas de propaganda religiosa), aunque está "repetido" (su periplo mitológico está en otras mitologías más antiguas, paganas y, evidentemente, no hebreas).
      De cualquier forma, entiendo que la idea de "apropiarse del origen de diversos personajes (mitológicos, históricos y supongo que también fantásticos)" sí que es 100% hebrea. Y da igual que sea o no favorable al mundo hebreo, el objetivo es estar en "prime time". O sea: que hablen de ti, independientemente de que sea bueno o malo, garantiza tu presencia. El mejor ejemplo es el de Hitler, que no son pocas las veces que, en los últimos años, vengo escuchando aquello de que "Hitler era judío"... En fin, si a poco más medio siglo de su muerte ya hay gente que piensa eso mismo: que Hitler era judío, ni comentar lo que podría pensar gente 20 siglos después... Sobre todo si estamos de acuerdo con la idea de que el mundo hebreo domina los diversos paradigmas culturales.
      Así que, bueno, aunque no tengo pruebas (me van a perdonar los positivistas radicales), suelo pensar que el origen judío de ese personaje mitológico debería ser algo muy, muy, muy cuestionable...

      Un Saludo!

      Eliminar
    3. El problema de las interpretaciones sobre el origen de Jesucristo se hacen en gran mayoría desde la búsqueda del Cristo Histórico. Mirado de esta manera vemos que su padre José no intercedió para que pudiese nacer como hombre, quiere decirse que como padre putativo no tuvo ninguna relevancia en su concepción. Por otro lado San Joaquín y Santa Ana eran de origen egipcio, es decir que no eran judíos. Todas estas interpretaciones sobre el Cristo Histórico, de siempre han sido la clave para manipular y crear confusión sobre la divinidad de Cristo, aquellos que han manipulado la historia y los textos sagrados y son maestros en esas artes, utilizan muy bien el concepto histórico para crear confusión. Otra cosa es adentrarse y profundizar en el Cristo Mítico y en el Cristo Místico. En estas dos opciones es cuando entramos en lo que aquellos que pretender manipular la historia, aquí no tienen posibilidad de hacerlo, pues entramos en los Misterios que son incomprensibles para ellos y su concepción del mundo. -El corazón tiene razones que la razón ignora- muchos de aquellos que son racionalistas, materialistas e iconoclastas rechazan tanto el cristianismo como el judaísmo y en ocasiones abrazan filosofías como las de Nietzscheie o Heidegger, ignorando que estas filosofías están más cerca que lejos del universo talmúdico, de hecho los mayores seguidores y admiradores de estos dos filósofos, son, y han sido judíos.

      Eliminar
    4. Yo no puedo garantizar que Jesús fuera judío o no. Como cuestiono la existencia propia de una raza judía puedo afirmar, aunque sea sólo lógicamente que ICONO de la cristiandad Jesús no es judío.

      No obstante, señalaba ese esfuerzo de mucho de desjudaizar a Jesús, cuando eso es imposible. Aunque no sea judío, Abraham siempre será el padre del cristianismo y por siempre una religión judaizante espiritualmente.

      Eliminar
  3. Yo creo que el trabajo de Pablo Iglesias está siendo encomiable. Está mirando por todo su pueblo. Está más que sobradamente preparado en conocimientos políticos, y vapulea a la mayoría de la casta hoy predominante. No sé que hay de malo, en querer la felicidad, la justicia, la vida digna y ser garante de los DDHH a todo el pueblo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que no tiene nada de malo y por supuesto que se le ve preparado. Pero Pablo Iglesias, como todo el mundo, puede ser sometido a crítica, como él mismo somete a crítica a los demás.

      Eliminar
    2. ¿Y la critica es llamarlo demagogo?

      Eliminar
    3. Obviamente no, aunque el anónimo así lo entendió al ponerse a la defensiva, o eso creo. En sí mismo es algo descriptivo, no de Pablo Iglesias, sino de cualquier político. El PSOE hace lo mismo y el PP con el tema de que los mileuristas no van a pagar impuestos, pues oye, eso es también demagogia: agasajar, apelar a las emociones, a la necesidad, a la esperanza...

      Eliminar
  4. Pablo Iglesias es una persona muy hábil utilizando el lenguaje, como parece inteligente, suele decir lo que él sabe de sobra que la gente quiere escuchar, sobre todo en estos tiempos en que hay colectivos que viven situaciones desesperadas, parados, desahuciados, etc. etc. Él sabe muy bien que sus propuestas son inviables, y a la larga generarán más problemas y pobreza de la que hay ahora. También sabe que es un peón de la disidencia controlada y se deja llevar, y como chico bueno ya tiene la aprobación de los intelectuales sionistas más importantes del mundo. Es el clásico "logrero" de toda la vida pero con coleta, sabe como vender ilusión que es lo que más necesita la gente en estos tiempos de engaño general: me conozco la película, he visto todas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es como Felipe González en sus inicios. Hay que venderse bien, luego el producto será otra cosa.

      Por cierto, PODEMOS ha obligado a remodelar a toda la izquierda española, desde el PSOE hasta IU parece que va a haber un cambio generacional.

      En el PSOE: http://www.20minutos.tv/video/fjnFQWX0-las-diferencias-entre-los-candidatos/0/ (no creo que salga Tapias)

      En IU: http://www.infolibre.es/noticias/politica/2014/06/27/alberto_garzon_hace_con_una_cartera_clave_iu_18884_1012.html

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.