18 de agosto de 2014

EL ODIO

Dedicado a Raúl Ascaso Badenas,
Autor de “Heterodóxodo

-----




No hay nada más "fascista" y "nacionalsocialista" que amar a la naturaleza y a lo que ésta contiene; y para hacerlo es indispensable respetar el orden natural.

Cuando hablan de extrema derecha y de fascismo como si éstos fueran una misma cosa sólo puedo entender el abismo de comprensión sobre la política que existe entre aquellos que piensan en derechas, izquierdas y extremos de y "los menos" y yo mismo.

El fascismo de verdad es algo antagónico respecto de eso que llaman la derecha, pero también lo es de eso que llaman la izquierda. El fascismo es otra cosa. Y no digamos ya si hablamos del nacionalsocialismo o de un falangismo puramente revolucionario que no apeste a incienso.

El no comprender esto, es decir y mejor expresado, el mantener en la ignorancia a la masa sobre este tema, es uno de los instrumentos del régimen o del establishment hoy dominante para mantenerse en el poder o dominar en los flujos de opinión. Una mala comprensión del fascismo, teniéndolo como régimen de terror, supone tener un buen chivo expiatorio para que la hez, es decir, la masa, diga sí a todos los atropellos que este "régimen de libertades" comete contra ellos.

Para muchos, parece que el fascismo y el nacionalsocialismo son culpables de todo, a pesar de tantas décadas después de los Juicios de Núremberg. Hoy vemos que el odio y el ensañamiento de los vencedores no tiene límites.



El fascismo no es el odio, es todo lo contrario: la revolución de la alegría. Para ser fascista hay que ser alegre, tener siempre una sonrisa en la boca y reventar a carcajadas incluso si te dan un puñetazo aunque empieces a sangrar como un puñetero cerdo. Eso es ser fascista, y eso le jode a los que odian de verdad. En el mundo de hoy sólo hay un odio, y es el que se siente por los alegres fascistas, existan o no.



Todos somos influenciables, claro. Pero unos son manejados por la idea y otros manejan la idea. La idea influye al manejado y al manejador pero uno es un borrego y el otro un soberano.


Aunque no sientas odio ciertas actitudes llevan consigo tal calificativo. De la misma forma que nos quieren enseñar una forma de ser libres, nos quieren enseñar a identificar allí donde hay odio. Nos intentan amaestrar. La disidencia resiste.


El respeto a lo diferente muchas mujeres lo entienden como que deben acostarse con negros. De la misma forma muchos hombres entienden que deben hacer lo propio. Me sé de muchos que lo han hecho para demostrar lo antirracistas que son y porque no tienen lo que hay que tener para amarrar bien a la indómita y ardiente española. No obstante, yo llamo odio racial a esas prácticas que llaman antirracistas como el mestizaje.

---

Mensaje del régimen disfrazado de “rebelde” y presentado como antisistema y “en contra del racismo” cuando en realidad practican el racismo, fomentando un genocidio a escala global sin parangón en la historia humana. Estos guarros de Ska-P están a favor de todas las políticas capitalistas que fomentan la eliminación de la diversidad racial y cultural, de las políticas de inmigración masiva y por ende todas las prácticas del régimen capitalista en pos de la globalización y a la reducción de todos los hombres a lo mismo.




Si queréis observar a un pueblo que odia de verdad, que lo siente de forma visceral, que encima le alimenta como a un mosquito le puede alimentar tu sangre, es ese, sí, El Elegido, el pueblo que odia por excelencia. Ese pueblo de aborrecibles subterfugios, resentidos y abusones, ahítos de oro, dinero, medios de comunicación y con mucha sed de dominio; amén de las excepciones de su propia masa, que las hay.


GAZA BOMBARDEADA POR EL BONDADOSO EJÉRCITO ISRAELÍ


El pensamiento disidente es objeto de odio aunque por lo general se le acuse de delitos de odio, paradójicamente. Disentir del pensamiento dominante es practicar el odio, según La Ley. El sistema se las ingenia bien para hacerte participe del imaginario del terror –del mito de la maldad más absoluta, forjada por los vencedores del 45–.


El odio te destruye porque es como prenderse fuego a lo bonzo. Toda lucha que no lleve el sello de la alegría no merece la pena. Luchar por odio a o hacia es la primera forma de olvidarnos de nosotros mismos, porque de tanto odiar al final uno es lo contrario del enemigo por pura inercia, dejando de ser uno mismo. Hay que luchar por amor, sólo por amor. Sólo por amor a nosotros y a lo que nos hace ser más nosotros; debemos amar nuestra lucha y amar la lucha, ser amantes de nuestra causa y decir sí a todas cosas vengan como vengan: somos como la incansable playa que soporta el azote constante de las olas. Esta es la única forma de que impere un reino de la alegría, un reino para aquellos que pasen por encima de los últimos hombres sin piedad, con la cabeza bien alta, orgullosos de sí mismos.

4 comentarios:

  1. No me meteré en el tema principal del artículo, pues tiene pinta de que el texto obedece a un debate privado entre ese tal Raúl Ascaso y el autor de este blog. No conozco los detalles de esa discusión, así que lo más prudente es no pronunciarme.

    Pero puntualizaré que considero que las teorías en torno a ideologías "que odían" ya están superadas. Hay todo un abanico de doctrinas que claman por conceptos que suenan muy bien a priori (justicia social, universalismo, prosperidad, paz perpetua, etc), pero que sus seguidores no se han detenido cuando ha habido que masacrar a docenas de millones de personas para realizarlas. Se suelen justificar con una suerte de maquiavelismo político en el que fin justifica los medios, en nombre de un mundo utópico que no se ha concretado en ninguna parte.

    Pero no me extenderé más, pues ya he dicho que ésta es un debate en el que no quiero entrar debido a que tiene un claro carácter privado.

    Pero sí me gustaría puntualizar algo sobre el grupo musical Ska-P, y es muchos dudan de las buenas intenciones de esos chicos (bueno, ya no tan chicos, que algunos ya son cincuentones) . Es muy recomendable leer estos artículos redactados sobre ellos en medios de extrema izquierda

    http://completainmadura.blogspot.com.es/2010/08/notota-este-articulo-fue-censurado-por.html

    http://demokraziazero.wordpress.com/2013/10/21/respuesta-a-ska-p-y-el-fetichismo-de-la-derrota/

    ResponderEliminar
  2. "muchas mujeres lo entienden como que deben acostarse con negros"

    Ni modo, la historia es cíclica. En el desprecio de las amerindias había un matiz de revancha contra sus hombres, prefiriendo a los españoles tanto como a los negros, por ser más varoniles. Ahora son las blancas quienes devuelven la moneda a los suyos.

    Usted, que es entendedor del orden natural, ¿cómo explica que las actuales mujeres blancas prefieran hombres de otras razas?

    Pero, sobre todo, ¿las culpa?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fácil. Años y años de propaganda en el mayor medio propagandístico que ha existido, la televisión, ha hecho mella en las nuevas generaciones. Canales con oscuros intereses como puede ser la Mtv, por poner un ejemplo, bombardeando a la juventud con ídolos de masas afroamericanos y mestizos, dando como mensaje subliminal que ellos son el canon de belleza varonil y de superhombre. A la par de empeñarse en todas las series y shows en incluir personas de otras razas, por muy minoritarias que sean en el país de emisión. Todo ello, sumando otros mensajes subliminales como la feminización del género masculino y viceversa, cumplen una misma misión. Quién no vea en esto un oscuro objetivo es porque no quiere verlo.

      Eliminar
  3. Siempre he pensado que un nazi es fracasado moral y muchas veces económico que no encaja en la sociedad,un acomplejado que tarde o temprano acabará tomando medicamentos porque no acepta la realidad

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.