20 de noviembre de 2014

CONTRA EL UNIVERSALISMO Y LA HISPANIDAD Y OTROS DESPRECIOS

El nacionalsocialismo debe ser superado, porque si no seremos la sombra de un cadáver que flota en el tiempo pasado.



El falangismo basado en la hispanidad surge de parámetros igualitaristas y universales: todos unidos bajo una misma visión del mundo. Católicos en lo universal con habla hispana, eso es la hispanidad, además de sentir a España como la madre patria y centro del mundo. Franco nació, vivió y murió bajo esta visión, él nunca fue racista tal como la gente lo entiende, si acaso fue antirracista… y como la gente lo entiende hoy. Fue un dictador, pero lo fue con la biblia en la mano y con la iglesia en la oreja: la moral de aquellos que llamamos “progres” no es que sea muy distinta, se asemejan en la universalidad y en su ética piadosa y paternalista. Un identitario no puede ver sino con repudio tal visión; todo igualitarismo, todo universalismo, debe ser visto como una amenaza a toda la diversidad, a todas las realidades diferenciadas, a toda la riqueza de nuestro planeta.




El martirio de Jesús no justifica todo lo que se ha matado por Dios.


La única idea genocida que conozco, la única idea que ha matado a millones de personas, es la libertad. La libertad no deja de ser una idea y por ello la libertad como se desea es imposible, porque se trata de una formulación, de una conducta, de seguir unas normas, de una forma de pensar...


Me llaman ignorante por una única y simple razón: no entienden o no digieren lo que les digo. Y no es porque no me sepa explicar. 


He estado pensando que abrir las fronteras de par en par en España podría suponer:
1. O el suicidio total de España como nación, siendo una de las puertas por las que Europa se vaya a la basura definitivamente. Una Europa sin europeos no puede ser Europa más allá de una toponimia en un atlas geográfico.
2. O el golpe de realidad que necesitan los atontados europeos para despertar de una vez para luchar por lo suyo y lo que son.


Honrar a los dioses es honrarnos a nosotros mismos. El orgullo, el amor propio en su justa medida (poco se ama aquel que se sobrevalora o se infravalora), está muy mal visto por las religiones abrahámicas y sus formas profanas, pues serás acusado de vanidad.




Los morenazis son al nacionalsocialismo lo mismo que un europeo al indigenismo sudamericano; sintiéndose éste un indígena de los pueblos “originarios” de América.




Si algo envidio de los marxistas culturales es que han sabido domar las conciencias de las mentes que conforman la masa y hacerlas más ignorantes todavía de lo que eran. Pero además las han convertido en mentes cómodas con su propia ignorancia, dándoles seguridad al convencerlas que pensando de tal manera siguen el hilo de progreso, la modernidad, el signo de los tiempos y sobre todo el bien; además de ser unas personas de lo más libres y cultas. Hay mucha perversidad en todo esto.


(Lábaro – “estandarte que usaban los emperadores romanos cuando el Imperio sucumbió ante el cristianismo”; simbólicamente es la muerte de Roma, y diría que, espiritualmente, de Europa, estando a merced de una fe extranjera).
Desde que Roma se postró ante la cruz, acelerando su agonía hasta su muerte, todo lo que ha devenido ha olido incienso. Cada vez que hablo con un ateo, con un falangista, hasta con un identitario o uno que se dice nacionalsocialista o fascista, con un anarquista, con un libertario, con un… veo en él un halo judaizado, un halo abrahámico, veo su espíritu malherido por el flagelo y, sobre todo, me viene esa peste a incienso. Desde Constantino a Marx, a Franco… a Pablo Iglesias y su Monedero, todo apesta a incienso. ¿Qué diferencia hay entre un misionero católico y un moralista comunista? ¿Qué diferencia hay entre el internacionalismo de la creencia comunista y la tendencia ecuménica del islam o del cristianismo o hasta con la prédica de bondad del materialismo liberal? Son todo matices, ¡no hay más! Todo el mundo entiende por lo bueno y por lo malo lo mismo, todo el mundo entiende por lo débil y lo fuerte lo mismo… Si en el fondo la moral es la misma, también en el fondo todo es igual desde hace ya demasiados siglos.

21 comentarios:

  1. Digiero estas reflexiones con mis tres estómagos de rumiante metapolítico jjj (Quiero decir, que ciertamente requieren su tiempo)

    Un saludo, Daniel.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Daniel por estos articulos tan interesantes.

    El tema del cristianismo siempre es delicado. La religion que uno ha mamado se lleva muy dentro. Aunque conduzca a la nada, pues "la semilla ha de morir para dar fruto".

    La caida de Roma (y de toda la Civilizacion Clasica) se debe muy probablemente y en buena parte a su cristianizacion. Ya lo veia Celso cuando decia, refiriendose a los cristianos: “Hay una raza nueva de hombres nacidos ayer, sin patria ni tradiciones”. Los cristianos -tan "honestos" siempre- achacan la caida de Roma a que "comian lenguas de colibri", es decir a una degeneracion moral importada de oriente.

    Lo cierto es que el cristiano "esta de paso por este mundo", y lo unico que importa es ganar el cielo despues de la muerte. Ese desprecio por el mundo es decadente y suicida. En cambio, el pagano clasico busca la gloria en este mundo. Por eso es activo, orgulloso, conquistador y civilizador; virtudes propias de su raza. El pagano, como hombre libre que es, crea arte y cultura. Se superhumaniza de este modo. Esto el abranismo lo ve como una abominacion ("sereis como dioses"). Y es que el abranismo consiste en tener prohibido ser hombre en plenitud, por eso prohibe comer del arbol de la ciencia. Es decir, ser Hombre libre, buscador del conocimiento y ser por tanto creador, es enfrentarse a Dios. Es afirmar que Dios te concede unos dones pero te prohibe usarlos. Por eso, para el judeicristiano, la vida consiste en negarse para ganar el paraiso; siendo el paraiso el estado de prehominizacion, el estar desnudo, el ser un mono. Y es que el pecado original es ser Hombre. Para el abrahamico, la Historia Humana es solo un estado intermedio que devolvera al hombre a su verdadero ser (prehominido). Por eso el abrahamico no tiene patria, sino que pretende alcanzar en el futuro la "tierra prometida"

    El cristianismo sobrevive en la Edad Media europea porque se paganiza. Para mi, el monje guerrero, es mitad pagano y mitad cristiano. El codigo de caballeria, el amor cortes, los juglares, son creaciones principalmente paganas. Ya no queda casi nada de eso porque el judeocristianismo va ganando la partida. Y para mi, la logica cristiana es llegar al ateismo (los monos no creen en Dios, no les hace falta). Si se desacraliza (y desmitifica) el mundo, se es victima de esta desacralizacion. Incluso, a partir del postconcilio, han empezado a desacralizar sus propios ritos. Desde que la misa es cara al pueblo y no cara a Dios, y es en lengua vernacula, ha perdido buena parte de su misterio sagrado.

    El universalismo es la negacion de las razas, patrias, civilizaciones etc, es la homogeneizacion por lo bajo, el igualitarismo mezquino y ruin, el reino de la masa amorfa y decadente; en suma es la negacion del hombre libre, activo, orgulloso, creador; pagano y paganizante porque es autentico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Excelentísimo comentario. Nada que añadir al respecto.

      Eliminar
    2. El amor cortés sigue quedando en la psique de la población gracias a su propagación a través del cine. El amor cortés pertenecería a la fase de decadencia de la caballería medieval. De éste sólo ha quedado un "pagafantismo" y un "salva-doncellismo". Al progre o relativista le iría el primero y al moderno cruzado el segundo.

      Yo veo una jud*ización secular por parte de la población española. Según tengo entendido nuestros antepasados anteponían lo trascendence/espiritual a lo material (tradición occidental). Hoy ya no es así, lo primero lo material (visión jud*a) y a continuación lo hedonístico. Las palabras esfuerzo y sacrificio provocan alergia a una buena parte de la población y cualquier cosa que apunte hacia lo alto, mofa. La TV, Hollywood (Hollywood an empire on their own) y la publicidad han sido los agentes principales de esta nueva evangelización. La jerarquía eclesiástica que debería haber sido en teoría la que hubiera echo mayor oposición a éste, se aggiornó, abrazó el modernismo, el decadente mundo moderno y con ello la desacralización y la ruptura con el pasado heroico del cristianismo medieval ( Pablo VI devolviendo los pendones de Lepanto como ejemplo, además de la cultura del desarme) o cristianismo-paganizado como dicen, con el cual me identifico. Fue sólo cuestión de tiempo. Ya me dijo usted Daorino en aquella discusión sobre el origen de Jesús que si nos equivocamos los “cristianos positivos”como usted nos llama a los que resistimos.
      http://www.youtube.com/watch?v=_VGeS8popC8
      El alma de los que hoy habitan los países europeos no es la misma que la de sus antepasados. Si, se han convertido en una masa de bastardos que sólo conservan los rasgos físicos de su raza como mucho (excepciones aparte). A los que no transigen con esto sólo nos queda el desarraigo en nuestra propia tierra Ex-Paña y seguir hacía adelante en este mundo en ruinas con estoicismo.
      Precisamente la poblaciones se han superhumanizado (no en el sentido del triunfo de la voluntad en plan nietzschiano) sino en plan dionisiaco (“seréis como dioses, o mejor dicho, viviréis como dioses” embruteciéndose). Han puesto en el centro de sus vidas no a Dios, sino a sí mismos. No a la empresa colectiva, nación o etnia sino al individualismo más debilitador frente a aquellos que si son conscientes de la pertenencia a un grupo/etnia.
      No estoy de acuerdo en lo de que el desprecio por el mundo sea decadente. Decadentes son aquellos que lo interpretan como una forma de escapismo o huida del mundo real en lugar de una forma de mantenerse firme frente a tentaciones y sobornos. Un hombre de la tradición se caracteriza por la acción y no por la huida de los retos o problemas, ya sea utilizando la TV, el ocio, la fantasía, la literatura new-age o la religión misma, que debiera ser alimento para salir fortalecido a encarar la lucha. Aquellos que se aferran a la vida (el tener) la acaban perdiendo pues viven con miedo a perderla y hoy sabemos que la vida es nuestro piso, coche, diplomas, dinero, etc. Mientras que aquellos que conciben la vida (el ser) para pulirse en la virtud y vivir con espíritu de servicio la acaban ganando.

      Eliminar
    3. corregir lo de echo con hecho, por favor, que despiste más vegonzoso.

      Eliminar
    4. Anarco-ind, excelentes palabras. Has dicho una cosa que me ha gustado especialmente:

      Un hombre de la tradición se caracteriza por la acción y no por la huida de los retos o problemas, ya sea utilizando la TV, el ocio, la fantasía, la literatura new-age o la religión misma, que debiera ser alimento para salir fortalecido a encarar la lucha.

      Todos esos medios de ocio que tenemos a nuestro alcance sirven sólo para desviar las energías, para no usarlas contra el poder.

      Por lo demás, como dices, vivimos en un mundo donde radica el menor esfuerzo y sacar el mayor beneficio, cuando el mayor beneficio que uno puede sacar es esforzándose. El ideal material ha mercantilizado el espíritu. Nietzsche ya no se siente, es sólo un libro para adornar la pared, así como los clásicos. La montaña no es un templo, en él no hay espíritu, es una moda donde los callejeros van a correr a ver qué tal -por decirlo de alguna forma. ¡Oh, qué bonito!, pero poco más. Como esto, tantas cosas…

      El mundo europeo ha sido despojado de su ser, y ese es otro de los elementos achacables a los estamentos religiosos: sirvieron al poder y se sirvieron del poder, no cultivaron el espíritu para darle valor a los hombres.

      Eliminar
  3. Considerando tu inteligencia y alto nivel de información, me parece de muy mal gusto haber puesto palabras en boca de esos ecuatorianos. A duras penas esa pobre gente de aspecto amazónico (cuasi analfabeta) debe conocer la realidad de su propio país, ¿y les has atribuido todo un cometido político?
    SABES MUY BIEN que tus enemigos son los de tu propia casa (rubiecitos y de ojos azules), y no los "del desierto" ni "los resentidos" de antiguas ocupaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejeje... No sé si entender tu comentario irónicamente os simplemente de forma literal.

      Eliminar
    2. Por lo demás es cierto que el enemigo está en casa...

      Eliminar
    3. Si, el agente destructor está plantado gracias al agente subversor.
      El enemigo está en casa, en nuestra Alma/Espíritu (no confundir con alma/mente) y el campo de batalla somos nosotros mismos. No somos ajenos al mundo que nos ha construido desde fuera. Si, probablemente los aquí presentes hemos hecho el esfuerzo de hacer retrospectiva y hemos ido desmontando cada idea preconcebida sobre el mundo así como su decálogo moral. Es lo que se conoce como metanoia (concepto que por casualidad conocí después de haber realizado dicho proceso). Yo mismo tengo que luchar contra mi mediocridad aprendida y ganada a pulso. Pero si uno concibe la vida como lucha entonces bienvenida sea ella y el sufrimiento que conlleva.
      Supongo que los habrás leído:
      https://castillaresiste.wordpress.com/2014/03/01/paganos-y-talibanes/
      https://castillaresiste.wordpress.com/2013/12/18/sobre-el-paganismo/
      https://castillaresiste.wordpress.com/2013/10/18/el-ocaso-del-catolicismo/
      “La muerte del Catolicismo arrastrará al abismo al resto de cristianos y a toda Europa.”
      “Una civilización es destruida, una vez que sus dioses son destruidos.”

      Eliminar
    4. Industria del entretenimiento la llaman. Más bien del adoctrinamiento

      Entretener según la RAE: tr. Distraer a alguien impidiéndole hacer algo

      Hacer algo. ¿El qué? Construirnos, elevarnos y endurecernos. Ser protagonistas de nuestra propia vida. Arquetipos no nos faltan en la memoria de nuestros antepasados.

      Eliminar
  4. ¡Buenas, Daniel!

    ¿Sabes? Me parece que "quieres comunicar" (cosas muy interesantes, por cierto) y, además, "quieres provocar". Y bueno, tal como Yo lo veo, una pena que tu "impulso provocativo" se mayor que tu "impulso comunicativo". Al final, al provocar haces que tu mensaje sea "menos atendido"... Y sobre todo, que tu mensaje tenga un público muy reducido, aquellos a los que tu provocación no supone "algo provocativo". Así, finalmente, tu mensaje queda en una especie de "charla entre amigos", que quizá, no lo sé, es tu verdadero objetivo.

    Quiero decir, es como si una piba macizona, pechugona, muy escotada y muy maqueada (o sea: que llama enormemente la atención) dijera que quiere ser valorada por lo que piensa y lo que hace y no por su apariencia.

    Y sobre el Cristianismo y el Judeocristianismo... en fin, soy de la idea de que el Origen del Cristianismo es Pagano y que luego se fue judaizando, exactamente como el Islam. En el fondo lo que hay es un Mitología Griálica (hasta en la propia mitología supuestamente hebrea, que en realidad no es hebrea, sino robada de otros pueblos). ¿Y cuál es el fundamento de lo Griálico? Que ALGUNOS hombres conservan Sangre Divina y que, de entre ellos, los de mayor Voluntad, pueden vivificar ese lado divino, acceder a la auténtica visión del mundo y reclamar, por méritos, su derecho a gobernar al resto de hombres animalizados. O sea: una historia iniciática y no las paparruchas para encauzar las tendencias místicas de los rebaños (también llamadas religiones). Ese es el verdadero "pecado" que los hebreos quieren hacer pagar a Europa y los Europeos: que son un Linaje de Origen Divino.

    En fin... historias para no dormir que la modernidad ha convertido en "cuentos de locos"...

    ¡Un Saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola estimado Manué, salve.

      Desconozco el alcance real de mi mensaje. La provocación no es algo distinto a comunicar, la provocación es comunicación en una de sus múltiples formas.

      También desconozco cómo me valorará los que me leen. Pero tampoco es algo que me obsesione.

      Yo no sé si es origen del cristianismo es pagano o no, pero sin duda el cristianismo se tuvo que paganizar para calar en el espíritu europeo. Pero fue como meter al diablo en la persona, Europa necesita un exorcismo.

      Hasta pronto.

      Eliminar
    2. Manué, el origen del Cristianismo es el que es y se puede leer en los Evangelios, que son los principales textos sagrados de cualquier tipo de doctrina cristiana. En esas páginas se explica dónde se generó y que tradición considera como su antecedente (creo que huelga poner citas). Ahí se encuentra el meollo del Cristianismo, por mucho que tenga algunos aditamentos paganos.

      El mito del Grial y el Ciclo artúrico tienen un carácter legendario. La Iglesia nunca lo consideró como un dogma de fe, ni siquiera en la Edad Media. Y es posterior en varios siglos al nacimiento del Cristianismo.

      La doctrina cristiana choca frontalmente con tus palabras, Manué. Para ésta, sólo hubo un hijo de Dios verdadero, que es el fundador de la religión cristiana, según la cual, Dios castigará a aquellos que se dejen llevar por su soberbia y se crean dioses (el mito de Lucifer y los ángeles caídos).

      Para comprender mejor el impacto del Cristianismo sobre la Antigüedad pagana es recomendable leer la obra de Edward Gibbon, todo un clásico al respecto.

      Un saludo a todos.

      Eliminar
    3. Completamente deacuerdo con Toño.

      Eliminar
    4. Hola Toño.

      Lo primero que os quiero comentar, quizá para vuestra tranquilidad, es que Yo no soy cristiano. Pero ello no me libra de NO CREERME las versiones oficiales, ni sobre el cristianismo ni sobre cualquier asunto que se ponga frente a mí. Las versiones oficiales suelen derrumbarse al menor análisis crítico, pero no sólo en el ámbito religioso, sino en cualquier tipo de ámbito cultural del hombre actual. Eso sí, es cuestión de cada cual investigar o no.

      En el caso de los evangelios oficiales, me parece que se establecieron "como oficiales" en Nicea, o sea: unos 320-y pico años después de los "supuestos hechos", que para mí no lo son, sino que fueron "mitos". Y fueron tomados de entre una enorme cantidad de otros evangelios. Se les denominan apócrifos. Y bueno, en Mi visión de las cosas, suele ser en esas "manos que seleccionan" y, más tarde, en la institución de una "caterva de intérpretes de escrituras" y "mediadores profesionales" (sacerdotes) donde coloco la parte de "judaísmo" del termino "judeocristianismo".

      Y bueno, creo que es tontería comentarlo, pero el argumento de "deidad que baja del cielo y tiene su periplo de búsqueda, penuría, descubrimiento y apoteosis final" no es exclusiva del cristianismo, ni mucho menos.

      Quiero comentar que creo que había dejado claro que diferenciaba entre "judeocristianismo" y "cristianismo" y que, además, señalé "origen del cristianismo", que tampoco sería lo mismo que "cristianismo", así que no entiendo que me cites la "doctrina oficial" del judeocristianismo. Yo no hablaba de ello.

      Sobre lo Griálico os recomiendo "El Misterio del Grial", de Evola. Y bueno, decir que eso de "caracter legendario" también es fruto del trabajo de los hebreos. Me parece increíble que hayan conseguido que "el planteamiento de cualquier asunto religioso se enfoque, directamente, hacia lo religioso", o sea: hacia una institución de poder que se declara, por las buenas, mediadora entre los dioses y los hombres. Para mí la espiritualidad NADA tiene que ver con esas instituciones de poder, pero bueno, respeto cualquier opinión que otros puedan tener. Al fin y al cabo no necesitamos consensos, ¿verdad?

      Sobre leer o estudiar a anglosajones... en fin, qué te voy a contar... Para mí es lo mismo que leer o estudiar a hebreos, pues son lo mismo o peor, incluso, pues la diferencia entre "hebreo y anglosajón" es la misma que hay entre "enemigo y traidor". Como que no me tira, vamos. Pero bueno, volvemos a lo señalado: no necesitamos consenso.

      ¡Un Saludo!

      Eliminar
    5. Aquí: "Me parece increíble que hayan conseguido que "el planteamiento de cualquier asunto religioso se enfoque, directamente, hacia lo religioso","

      Quería decir lo siguiente: "Me parece increíble que hayan conseguido que "el planteamiento de cualquier asunto ESPIRITUAL se enfoque, directamente, hacia lo religioso","

      Siento el error.

      ¡Un Saludo!

      Eliminar
    6. Hola, Manué. No me preocupa que seas cristiano o no, o que puedas seguir cualquier otro credo religioso.

      Sobre el tema de los Evangelios apócrifos estamos en las mismas que con los Evangelios canónicos. Sitúan a Jesús en el mismo marco espacial y perteneciente a la misma tradición religiosa. Para el asunto que estamos hablando, nos da igual unos que otros, pese a las variantes doctrinales que presenten. Todos llevan a la mismas fuentes primarias.

      La Iglesia católica -o "doctrina oficial", como la denominas- no ha aceptado el mito del Grial, pero que yo sepa, no la ha aceptado tampoco ninguna otra corriente del Cristianismo (institucionalizada o no) o pensador cristiano (heterodoxo o no). Leí a Evola años ha, y la verdad es que sus palabras no me dijeron mucho. Si se trata de dar mitos por ciertos, cada uno es muy libre de elegir los que quiera, por supuesto; no voy a entrar en discusiones de si la Tierra se sostiene sobre los hombros de un gigante o si hay ovnis en la Antártida. Se trata casi de una cuestión de gustos personales.

      No veo razones para rechazara a priori a Gibbon por ser anglosajón. Como dijo el poeta: "La verdad es la verdad, la diga Agamenón o su porquero". Leelo y podrás sacar tus propias conclusiones de las ideas que propugna.

      Un saludo

      Eliminar
    7. ¡Increíble la de cosas que hay que explicar!

      Vamos a ver, Toño... Claro que la iglesia católica no acepta el Mito del Grial. Por otra parte... igual te equivocas con que "otras corrientes cristianas" no lo acepten o incluyan. Por lo pronto, se me ocurre que los Cátaros sí que lo hacían y son "etiquetados" como cristianos (al menos por esa oficialidad a la que tanto acudes). Pero incluso me daría igual si lo hicieran o no, pues el que dice lo del "fondo griálico" soy YO y no he buscado apoyarme en ningún tipo de oficialidad. Esto es: ha sido fruto de una reflexión MÍA. En fin... arriba pone "Librepensamiento Revolucionario" y quiero recalcar lo de "Librepensamiento". Lo de "Revolucionario" casi que es redudante al lado de "Librepensamiento", pero bueno, esto sería un apunte para Daniel, no para ti.

      La recomendación de la lectura de Evola la hago porque me resulta inspiradora. Pero incluso él mismo desvincula lo Griálico del Cristianismo. O sea, que tampoco lo uso de apoyo. Yo no necesito apoyo porque no busco consenso. Entiendo que Evola no te haya dicho nada, jajajaja...

      Y bueno, tampoco tengo la necesidad -ni el tiempo ni las ganas- de tener que defender mi postura. Eso sería buscar consenso, o sea: "hacer común" el razonamiento que me lleva a tal conclusión. Y ello implicaría que habría aceptado ese "pensamiento moderno" de que "todos somos iguales" (incluyendo las capacidades) y que "lo que Yo pueda comprender lo podrían comprender todos los hombres", jajajaja... Y no lo he hecho, así que si no encuentro signos de coincidencias, no tengo nada que compartir. Si hay coincidencias: bienvenidas sean; si no, pues tampoco pasa nada. Pero si mi argumento ha sido mal entendido o mal explicado, entonces opto por enmendarlo.

      En fin... no te molestaré más.

      ¡Un Saludo!

      Eliminar
    8. Manué, la conexión de los cátaros con el Grial carece de fundamentos. No hay pruebas de que los cátaros creyesen en él (su religión es poco conocida). Otto Rahn buscó por Occitania su rastro y no encontró nada. De todas maneras, la obsesión contemporánea con el santo Grial tiene su origen en una historia bastante rocambolesca. Aquí la explica Ernesto Milá, que es un devoto evoliano

      http://info-krisis.blogspot.com.es/2010/10/nacimiento-auge-y-decadencia-de-una.html

      "el que dice lo del "fondo griálico" soy YO y no he buscado apoyarme en ningún tipo de oficialidad. Esto es: ha sido fruto de una reflexión MÍA". Bueno, Manué, precisamente te he reconocido todo el derecho del mundo a que creas en aquello que más te complazca (puedes verlo en el segundo párrafo de mi anterior comentario). Otros muchos creen en eso del Grial, existen revistas que hablan de ello y de temas semejantes, libros, novelas, etc., y no tengo la más mínima intención de vulnerar el derecho de esas personas a creer en lo que quieran.

      Antes que a Julius Evola, prefiero a estudiosos de la mitología como Joseph Campbell o Mircea Eliade. Sus obras me parecen más serias y rigurosas que las del aristócrata italiano.

      Cuando se exponen una serie de ideas, pienso que uno está abierto al debate por principio. Por ejemplo, tu has creído conveniente expresar lo que opinabas de esta entrada escrita por DAOR. Esto lo comento por todo eso que dices del consenso y hacer común.

      No me molestas en absoluto. Un saludo.

      Eliminar
  5. Anarco-ind, no conocia la pagina https://castillaresiste.wordpress.com/ es muy buena, la visitare regularmente. Si conocia a Benoist.

    Llevas razon en la judaizacion de la poblacion, consistiendo esto en la asuncion de una mentalidad materialista. De hecho el unico valor universal de la derecha liberal es el "tanto tienes, tanto vales". Tambien llevas razon en lo que dices acerca del esfuerzo y sacrificio. Y la verdad es que en esta sociedad cada vez valen menos. El merito personal esta devaluado ya en el sistema educativo; que es mediocre y no valora la excelencia en absoluto. Al contrario.

    No estoy de acuerdo en que superhumanizarse sea embrutecerse (puede que haya entendido mal). Si es cierto que la sociedad va perdiendo su identidad y su arraigo, y va triunfando el individualismo. Pero es que el cristianismo lleva al individualismo, pues la relacion con Dios es individual, y lo unico realmente importante es la propia salvacion. Y es que el individualismo es universalista en cuanto anula la superhumanizacion que otorga la pertenencia a una estirpe y a una cultura. Si solo importa Dios, todo lo demas es superfluo. El pensamiento judeocristiano es una huida del mundo real, que es duro y provoca sufrimiento y desesperacion. Siempre, a lo largo de la historia, cualquier empresa colectiva, por buena desinteresada y honorable que fuera, si se hacia al margen de la casta clerical, era tachada de anatema, herejia, etc. El clero, como Dios (ellos son los que se creen Dios), quiere el poder absoluto.

    No hay vuelta atras. Ya no hay paraisos perdidos de nobles identidades. Todo lo bueno se consigue manchando el filo de una espada. Hay que ir hacia adelante y dejar que la realidad, dura, dolorosa y desesperante, entre por nuestros ojos.

    "Mientras que aquellos que conciben la vida (el ser) para pulirse en la virtud y vivir con espíritu de servicio la acaban ganando." Grande.

    Por cierto, creo que el origen del cristianismo es bastante antijudio.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.