25 de febrero de 2015

AFORISMOS A LA DECADENCIA

Si dejáis de odiar ya vais camino de vencer al enemigo.


El verdadero islam es el del Corán. Los del Estado Islámico lo llevan a raja tabla, por eso son tan buenos musulmanes: ellos son el verdadero Islam. (Ver Imagen a máxima resolución.)



El mensaje del Corán es de odio al infiel, de amor al creyente y de temor a Dios.



Ser un librepensador me obliga a pensar sin miedo, sin mis miedos y sin los miedos que me pudieran provocar otros.

Voy a atacar al monoteísmo allí donde esté, como elemento de retraso civilizacional, como rémora esclavizante, como elemento de aborregamiento y sometimiento mediante una idea abstracta que se impone mediante el miedo.

A quien no le guste que me exprese clara y libremente que se vaya de Europa, Europa debe ser la tierra de hombres libres, de hombres soberanos, de hombres que se enfrenten a quien sea y donde sea.

Tras siglos en Europa se libró una batalla contra el judeocristianismo, ahora la libraremos contra el islam, o contra ambos: como Hércules lucharemos contra la Hydra, de muchas cabezas.


La palabra islamofobia en su sentido literal solamente define el temor que sentimos ante la amenaza del islamismo y todo lo que trae consigo toda manifestación del islam. Sólo eso. No obstante, aunque el islam nace de una palabra que se denomina paz, para nosotros define el odio que unos sienten por los denominados infieles. Y denominados así lo son paradójicamente muchos musulmanes también, por lo que la dimensión del islam hay que abordarla con cuidado.


Me dicen muchas palabras policía que hoy tienen un significado incorrecto, como islamófobo, racista, homófobo, machista… ¿sirve de algo retractarse? Hoy en día no se trata de que lo seas o no. Porque aunque no lo seas para los demás lo serás. 

Se trata más de actuar. Los demás sólo chillan y/o ladran.


Somos los indentitarios, por derecho propio, los auténticos defensores del multiculturalismo. Es por ello que hemos de denunciar que existen unos usurpadores de ideales que abanderados como antirracistas y como multiculturalistas quieren destruir la pluralidad y diversidad del mundo.


Si empezamos por Podemos llegamos a Venezuela y si empezamos por ETA llegamos también a Venezuela... Lo he dicho todo.



Los pueblos europeos vivimos en una encrucijada. Una vez más estamos ante el precipicio. Nuestra supervivencia dependerá de una buena o una mala decisión; aunque ya quedan pocas decisiones que tomar.

DOS MUJERES DANESAS CON EL VESTIDO TRADICIONAL DEL PAÍS



Si Europa desaparece en cuanto que en ella ya no queden europeos será por muchas cosas, pero la primera por culpa de los propios europeos, que se rindieron, que se dejaron engañar, que dijeron sí a su extinción. Vivimos la gran sustitución demográfica. Muchos no lo ven, pero es evidente.



Europa no fue liberada después de 1945. Sino subyugada por USA y la URSS. Lo de la URSS se solucionó en 1989. Lo de USA aún continúa.


El islam no es una simple religión, es más que eso. El islam lo es todo. El cristianismo al menos siempre ha sabido que “a Dios lo que es de Dios y al César lo que es del César”.

La tolerancia es una quimera, y con el islam es una ilusión pensar en tolerancia: es como querer dormir con una hiena hambrienta en una jaula. Todo lo que es es porque se impone, incluida la democracia y sus leyes, sus normas, sus conceptos, ¡su libertad!, etc. Lo que pasa es que se piensa que democracia es libertad sin más, como si ambos conceptos fueran indivisibles, sinónimos. Y no, es una forma de poder.

La tolerancia que hoy se defiende es el primer paso para perderla. La libertad es concepto, una forma dada por cada persona o pueblo o nación, y por tal forma es por la que se lucha.

Luego es cierto que el Islam tiene muchas ramas, algunas más moderadas al no ser tan rigoristas. En cierto modo no hay que tener nada contra un musulmán sirio o jordano, por ejemplo, porque buenas y malas personas las hay en todas partes. Pero ese islam no vendría a imponerse en Europa. Lo mismo que un cristiano europeo, una persona de calle, no impone su cristianismo en Marruecos. Pero seamos claros, el Islam no viene con buenas intenciones a Europa. Tenemos una bomba de relojería, una guerra total en ciernes, que inevitablemente tendremos que combatir.

Y para esa guerra hay muchos patrocinadores: la izquierda, la derecha, las ONGs, multinacionales, los propios europeos, ciertos lobbys, etc.

2 comentarios:

  1. El Islam es para las civilizaciones como una plaga de langostas. Donde llega arrasa. Extermino la cultura Persa Zoroastrista (reveladoramente los judios persas sobrevivieron). Todo el Norte de Africa, con la grandeza de Alejandria. El imperio romano de oriente. No se puede dialogar con ellos, hay que combatirlos hasta su erradicacion. Esto cada vez lo tiene claro mas gente. Ellos solos se han puesto la soga. Como mucho existiran hasta que se acabe el petroleo, despues solo sera una antigua supersticion propia de camelleros folla-cabras.

    El coran es simplemente un codigo de conducta para saqueadores sicopatas, escrito por un personaje despreciable, asesino y pedofilo como Mahoma. Donde los mahometanos alcanzan un porcentaje de poblacion critico, es imposible la convivencia. Te sometes o mueres. Hay que ser mas bestia que ellos, infundirles terror, y que sepan ellos y sus complces multicultis, que no va a haber perdon, solo un baño de sangre. Matamoros: apellido español como el mejor.

    ResponderEliminar
  2. En mi opinión, los grupos como Al Qaeda e ISIS responder a USA al cien por cien. Se los ha dejado crecer peligrosamente y se los ha financiado desde Occidente. El Islam tendría que volver a ser una religión limitada al Oriente. Su expansión inmigración mediante se ha vuelto preocupante para Europa. Saludos.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.