5 de septiembre de 2015

LA MUERTE FÍSICA Y ESPIRITUAL DE EUROPA

El dolor y el sufrimiento han hecho más cosas buenas por el hombre que los placeres, que devienen en vicio.



Las ideologías son para algunos hombres sólo una herramienta cuya construcción está diseñada con ideas mediante las cuales llegar sólo al poder. Es por ello que alguien que se diga Nacionalsocialista o Comunista o Socialista Marxista o Liberal… Debemos preguntarnos: ¿es realmente lo que dice ser o busca simplemente un medio para el poder? Y aunque sea para nosotros mismos, bien deberíamos preguntarnos: ¿las ideologías se conforman para dominar y/o ser dominados o simplemente son modos diferentes de dominación, configuración y estratificación del poder?


Los medios de comunicación no deberían tener derecho a la libertad de expresión. En realidad nadie debería tenerla. Lo que debería haber es una obligación para decir la verdad, para ser objetivo. Libertad de expresión significa también que puedo mentir libremente. ¿De verdad queremos entonces libertad de expresión?



Al final el tolerante es el más intolerante. Pero se cree tolerante.
Al final el luchador por la libertad es el que menos lucha por ella. Pero dice que lucha por la libertad.
Al final el que lucha por la verdad es el que más la oculta. Pero dice que lucha por la verdad.
Al final es quien lucha contra la guerra el dispuesto a ir a la guerra contra la guerra. Pero dice que está contra la guerra, que es pacifista.
Al final…
Este es el mundo moderno. Contradictorio porque sí. Sin lógica ni razón ni sentido consecuente. Sea ésta demostración suficiente para delatar la escenificación de locura y esquizofrenia de la Humanidad.


El europeo de a pie vive como si no tuviera identidad propia, como si sus fronteras debieran ser de papel o inexistentes. Aires de suicidio colectivo. En ese sentido envidio al judío, tiene un país llamado Israel que masacra a otro pueblo, defiende sus fronteras y nadie les dice nada por miedo: conseguir que te teman es poder. “No me critiques, antisemita...”, dirán, que si “los seismillonesdejudíos”... bla bla bla...

A Europa le han perdido el respeto. El europeo debe defenderse: de la propaganda, de la prensa, de las multinacionales, de nuestros propios gobernantes, de la banca... ¿Pero qué hace? NADA.


En los últimos siglos el islam ha matado más árabes que los malvados occidentales. Fin.



Aludir a los sentimientos más humanos de la persona para conseguir fines perversos supone una de las prácticas más crueles, malvadas y sin escrúpulos de la modernidad. El siglo de los derechos humanos será recordado, paradójicamente, como el más inhumano de todos, como obra de un asesino en serie que hace que la gente se mate entre sí y/o que sufra lentamente, ya sea en sus propias carnes y/o en la de otros, recibiendo pena: martirio espiritual, flagelos emocionales.


Europa vive en el martirio, en la más ruinosa abnegación, como si le debiera algo al mundo, como si tuviera una deuda impagable, una culpa de la que no sabe ni puede desprenderse. El cuadro psicológico de Europa y del hombre europeo es el de la depresión. Su espíritu de sacrificio actual le dicta que debe consagrar todo en pos de la Humanidad, es decir, que debe inmolarse por entera, muriendo en pos de una idea abstracta. Al final Humanidad significa un mundo sin el ímpetu europeo, y será a pesar de todo un mundo gracias al mismo; un mundo sin europeos donde sobrevivirán todos los demás pueblos o, seguramente, ninguna identidad, ningún pueblo, sólo la Humanidad y la cultura con testigo universal que consiga dominar todo.

La consecución de la Humanidad, la consecución de un mundo Humano, con sólo un tipo humano, significa reducir todo a una cosa. El UNO es ajeno a la diversidad, ajeno a la multiculturalidad, ajeno a la interculturalidad, ajeno al respecto y a la tolerancia. Sin embargo esa convergencia mundial al UNO nos la venden como tal, y como algo positivo además.

¿Alguien entiende lo que digo? ¿Alguien más lo ve o simplemente estoy loco?



Lo único bueno de la guerra es que limpia la humanidad. Ya lo dijeron los futuristas. Y es así. En un hombre, en una tribu, en un pueblo… sólo debería haber dos estados, o luchar o prepararse para luchar. Nada grande se ha hecho sin escudos, lanzas, arcabuces, fusiles… Las armas son condición indispensable para toda cultura. Pero Europa es el ejemplo de una cultura que se muere, física y espiritualmente. Pero siempre queda alguna posibilidad. Dejemos ahí esa esperanza… que no es tal, es que siempre queda alguna posibilidad.


La muerte física de Europa


A 5 de septiembre de 2015.

Europa convulsionada, muriéndose de pena viendo a “pobres refugiados” que emigran a Europa huyendo de guerras de las cuales los ciudadanos europeos se sienten culpables. Rendición espiritual de Europa, nada de resistencia, gobernantes inútiles que no enseñan los dientes ni se hacen respetar. Europa es una ramera facilona, tonta y barata.

El mundo empieza a configurarse para una Tercera Guerra Mundial, Estados Unidos, Israel y sus grandes aliados nos convertirán en su campo de batalla. El Estado Islámico toma posiciones en Europa en forma de refugiados, que se sumarán a los millones de musulmanes ya colados en Europa, y a sus células. Tiempo al tiempo. Ya hay disturbios, lo siguiente es la guerra.

Y sin embargo la guerra será una oportunidad. Una oportunidad con dos posibilidades, una buena y otra mala: o la definitiva destrucción física y espiritual del hombre europeo o el regreso de una Europa victoriosa y soberana, brújula que marque el rumbo de los hombres.

1 comentario:

  1. Me parece bien, pero la libertad de expresión no es la "libertad para mentir". La libertad de expresión es la libertad para expresar una idea, u opinión, no para hacer un relato falso de los hechos.
    La verdad, como dijo Nietzsche, no existe... es sólo un punto de vista, una perspectiva. Nos lo demuestran los ilusionistas a diario.
    Evidentemente, la política (en democracia) es una feria, donde el que más vocea, o más promete... se lleva el gato al agua. Y cuanto más inculto sea el votante... más éxito tiene el orador.
    Por eso la democracia NO ES EL MEJOR SISTEMA DE ORGANIZACIÓN Y ADMINISTRACIÓN DE MASAS, sino el menos malo.
    NO ENCONTRARÁ USTED RELIGIÓN ALGUNA, y mira que hay religiones, que le prometa un paraíso democrático. Al contrario... TODOS SON PARAÍSOS DONDE UN DICTADOR ORDENA Y MANDA, y además exige completa sumisión. No existe un paraíso con urnas para votar.
    Pero mientras vivamos en democracia (aunque eso, en España es casi un chiste) no nos queda otra que aguantar los estupideces de los partidos políticos, sus conspiraciones, sus mentiras, y su promulgación de cientos de miles de leyes para ahogar todo tipo de libertad entre los ciudadanos.
    Si observa... hoy todo está prohibido, excepto si sacas un permiso que te autorice. Hemos hecho una sociedad de esclavos, donde para hacer cualquier cosa (hasta coger setas) necesitas una "autorización superior".
    Ni siquiera puedes ya mear en el campo, o pasear al perro en la playa... somos esclavos de un gobierno que se autoelige, pero eso sí... de forma "democrática".
    En mi blog https://religionyconocimiento.wordpress.com/ (y perdón por la intromisión) reflexiono algo sobre eso. últimamente lo tengo algo abandonado, pero lo hice más como recordatorio reflexivo que como herramienta para difundir nada. La política, los acontecimientos internacionales, la ignorancia de los verdaderos problemas del planeta (la superpoblación humana sin control alguno), y en estos días... los movimientos de masas humanas en estampidas, son deprimentes. Y lo son, porque son provocados. En Europa hubo dos guerras mundiales, y sin embargo muy poca gente emigró. Hoy, en Siria, de donde en varios años de guerra no se movió nadie... ahora salen todos corriendo. ¿porqué?
    Sinceramente... no me atrevo a averiguarlo.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.