10 de diciembre de 2015

A MARTILLAZOS


El liderazgo mejor que el sufragio universal. El líder mejor que el electo.
La fidelidad a una lucha mejor que la libertad. El guerrero mejor que el votante.
Hay que servir de pie, no arrodillado. Hay que mandar mirando a los ojos, no dictando.
Nunca me siento mejor que nadie. Ni peor. Simplemente no me comparo con los demás.
Yo soy mi único enemigo… y rival.
Todos es una palabra igualitaria.
Desprecio mis logros, siempre es demasiado poco.
No soy especial. Pero soy único.
Lo que los demás digan no es sobre nosotros, sino sólo lo que ellos creen ver. Lo mismo ocurre con nuestros pensamientos, en realidad presienten una sombra de nuestro interior.
Nadie debe conocerse mejor que tú mismo sobre ti mismo.
Sólo yo puedo amarme en la justa medida. Si me desprecio demasiado o me amo demasiado simplemente no me conozco, ni me quiero lo suficiente, o me amo como lo haría cualquiera.
Si eres capaz de amarte en la justa medida ama del mismo modo a quienes te rodean.
Ayudar siempre a quien lo necesita, por deber; y no por pena, no para sentirte bien para luego presumir de solidario.
La lástima es una enfermedad de la conciencia. Por un lado es como los gusanos si se permite que las desgracias de otros te consuman; por otro es puro egoísmo por lo que he dicho anteriormente de presumir...
El sufrimiento mejor que el placer. Porque lo uno endurece y lo otro te debilita.
El cuerpo es un arma, hay que cultivarlo y tratarlo como tal.
El deporte es un medio de preparación para la guerra. Si es un negocio el deporte pierde valor y sentido.
Un instinto agresivo ha salvado más vidas que el diálogo. Por lo tanto hay que saber cuándo se ha acabado de dialogar.
Quien cree en la igualdad ama cualquier cosa. No merece respeto.
La esperanza es el cáncer de la humanidad. Querer esperanza es una demostración de que la gente en el fondo no desea ser libre.
La familia propia antes que la de los demás; primero tu sangre.
Que los amigos sean tan favorables para ti que puedan ser tu propia familia.
Ama lo diferente para que lo diferente perviva. La mezcla destruye; al principio de dos se crea uno distinto y de ese uno con otro uno diferente se crea otro uno, pero al final todo converge en un mismo punto, hasta que un uno acaba siendo igual que todos los uno y ya no existe algo que se pueda mezclar.
Los perdedores siempre serán maldecidos por quienes vencen. Si así no sucediera quien vence es honorable.
Queramos al enemigo capaz de darnos una derrota digna.
La gloria es el camino de aquellos que quieren morir con algo de sentido… ¡y de euforia!
El orden natural de las cosas es la única Ley Universal.
La piedad es la enfermedad de aquellos que no saben ni cumplir su destino… ni el de su víctima.
El ansia de dinero es el culto a la muerte.
No se vive bien con mucho ni se vive mal con poco, se vive correctamente con lo necesario.
La economía financiera son cuatro mafiosos en un casino. Debe ser destruida. Que trabajen.
Los productos financieros deben desaparecer, son sólo para gente que quiere vivir sin trabajar. Quien es estafado por algo así en el fondo ha recibido su merecido.
La soberbia del liberal en asuntos económicos es tan despreciable como la falsa modestia moral del progresista.
Los liberales son muy maleducados.
Los progresistas son muy sacerdotales.
Los ateos sólo hablan de Dios.
Los musulmanes no conocen su religión si dicen que es una religión de paz.
El nacionalsocialismo es sionismo a la germana en un plano completamente étnico y territorial.
El nacionalsocialismo debe ser superado.
El fascismo no es la extrema derecha.
Los comunistas están a un paso del socialismo nacional, sólo deben renunciar al internacionalismo, a la lucha de clases y defender al pueblo del que son parte. 
Los marxistas culturales no son comunistas. El marxismo cultural es un arma contra las sociedades que no formaban parte de la URSS para destruirlas mediante la subversión.
No existe sistema de aplicable perfección porque las personas son imperfectas/incompatibles para un sistema racional. Las ideologías son sólo perfectas formuladas con la Razón, que trabaja de forma abstracta, porque para ello han imaginado/creado al hombre perfecto para dicha formulación ideológica, de forma que todo encaje. La realidad objetiva va por un camino distinto a la realidad racional.
En el fondo las personas reciben lo que se merecen, pero cuando no reciben lo que se merecen es porque están destinadas a ver una realidad mayor. Una realidad que te acerca a la injusticia y por ende a abastecerse de cierta conciencia social. Inconsciente vive quien a todo le va bien.
Los pensionistas son estómagos agradecidos que viven y votan con/por miedo a perder la pensión a su amo. Por ello tenemos muchos males que afectarán a las generaciones siguientes, como la inmigración masiva, sueldos a la baja... Esos pensionistas le dijeron sí a todo ello para no perder su paguita. Está mal generalizar, lo sé. 
La democracia no es para el pueblo, sino para gastarse el dinero en muchos políticos que servirán a sus propios intereses. 
El político honrado suele acabar con su boca en el suelo.
La banca siempre gana en unas elecciones. Excepto en 1933, aquel año y algunos más no fueron muy buenos para sus intereses.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.