26 de abril de 2018

ADIÓS ESCLAVOS


De entre todos los animales sólo el ser humano no está por encima del bien y del mal.


Ni la felicidad ni la libertad son lo más importante en esta vida, y eso es algo que nadie está dispuesto a admitir.


Hay dos tipos de personas humildes: quienes lo son de verdad y se ganan la vida duramente por cuatro duros o incluso menos; luego están aquellos otros “humildes”, los vagos pidiendo ayudas a las administraciones públicas dando pena.


La honradez es una virtud por escasa y por sus presumibles beneficios espirituales, que no materiales. Sería grandioso que se tratara de un vicio.


¿Que entienden algunos por solidaridad? Pues que alguien perjudique su espacio individual y personal en beneficio del interés egoísta de otros.


Todo el mundo quiere ser lo que le da la gana: elegir el ser que uno quiere ser. Los hombres del siglo XXI quieren ser ellos mismos poniéndose encima miles de máscaras, jajaja... En el mundo moderno, en el mundo de la gente sofisticada, en el mundo de la gente que se cree del futuro, decir “ser uno mismo” significa el “create un a ti mismo”, que es lo mismo que dejar de ser lo que se es realmente. El futuro significa, al parecer, la derrota de la autenticidad: todo debe ser construido, sintético, imaginado, nada orgánico debe perdurar.


Leer no te convierte en un disidente o en una persona despierta y consciente. Leer te convertirá en otra cosa, pero no en un iluminado. En disidente o en alguien consciente te conviertes por un chispazo de consciencia que no todo el mundo consigue o si por alguna razón al sistema no le gustas: ¿es un drogadicto un disidente? No lo creo, y el sistema no lo quiere. Mucha gente lee muchos libros al año que son basura, libros hechos de lo mismo que ponen en la televisión, llevando el mismo mensaje de la prensa manipuladora. Sin duda leer está sobrevalorado, se ha perdido la excelencia: el arte casi no existe.


Gente que va por la vida queriendo hacer despertar a las demás. ¡Pero qué barbaridad! ¡Como si despertar fuera como darle un palo en la cabeza a alguien mientras duerme! No, señores, no, la gente necesita yugos… ¡los pide! Hay gente que siempre estará dormida, porque hay gente que sólo sirve como rebaño y nada más. ¿Y acaso sería conveniente que todo el mundo fuera gente consciente y despierta? ¿Tan difícil es asumir que hay gente que nace para nada? ¡Quizá todos nazcamos para nada! Yo digo que no todo el mundo puede ser alguien consciente y despierto. Y lo digo aún a riesgo de ser tildado de mil cosas terribles. Es que aun deseándolo de verdad sería tarea imposible, una fantasía irrealizable. Lo que importa es imponer las ideas, el rebaño sólo ama lo que se impone; y así es feliz.


El carisma de una persona es más importante que las ideas que defiende. Y eso es un gran problema. O no. Personas más grandes que las ideas que defiende contra hombres con ideas más grandes que ellos mismos.


Lo peor que le puede pasar a un esclavo no es tener un amo, sino la propia libertad. La libertad la identifican con algo que es propio del amo, pero el esclavo no sabe ser amo, nunca lo ha sido. ¿Puede aprender a serlo? Todo indica que la libertad es un peso mayor que la esclavitud porque ¿tanta libertad para nada? Tener libertad y no saber qué hacer con ella. Eso es lo trágico.


Decir adiós por fin al mundo de los hombres. Poder alejarme de la civilización, de las personas sofisticadas y moralmente superiores (ironía). Un sueño... un sueño...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.